POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

domingo, 17 de abril de 2011

RAM - Autres Dimensions



10 abril 2011


Yo soy Ram. Vengo a hablaros por las palabras, por la Vibración y por el Silencio. Que la Paz y el Amor sean en nosotros. Vengo a informaros sobre el nuevo Aliento. Veamos primero qué es el Aliento. Habitualmente, el Aliento, ligado al aire, es algo que se considera como animación. El Aliento es pues lo que anima, lo que pone en movimiento. El aliento comúnmente es la respiración. La nueva Respiración es pues un Aliento que se diferencia de la antigua respiración. Será también animación y movimiento pero no estará ya ligado exclusivamente al aire, sino que mezclará en él, la Luz. La Luz se hará pues la Respiración. La manifestación será el Fuego, llamado el Fuego del Espíritu. La Respiración del Aire y la Respiración del Espíritu no se manifiestan de la misma forma. La respiración habitual del humano en encarnación, es la respiración. Esta respiración, teniendo lugar en los pulmones, pone en movimiento, por ciertas formas de respiración, el diafragma, el vientre y los orificios respiratorios.

Muchas almas, al experimentar el despertar, han constatado y vivido el pasaje de esta respiración pulmonar y ventral, manifestándose de forma diferente en el Corazón y para algunos, esta respiración afecta a la totalidad del cuerpo. Ciertamente, la anatomía y la fisiología muestran que la respiración está presente en todas las partes del cuerpo y en cada célula, ya que existe una respiración celular que era hasta el momento, no consciente más allá del umbral de la percepción. Y después, esta respiración celular se ha hecho consciente y percibida, sea en el Corazón, sea en el cuerpo, porque esta Respiración, esta respiración, este aire se mezcla además de con el aire, con partículas de Luz llamadas Adamantinas o partículas Supramentales. El aire de hace de alguna forma más Vibrante y más consciente y por lo tanto, percibido en lugares donde no era percibido hasta el presente.

Esa Respiración al modificarse, es también un sonido perceptible. La Tierra, como el humano, respira. Esta respiración que se amplifica, pasa a otra etapa, que no es todavía la Respiración nueva sino una Respiración amplificada, manifestándose, como para el Hombre por una Vibración más intensa de este Aliento percibido por un sonido. El sonido es Respiración, en tanto que animación, es también Verbo. El Verbo es un Aliento pero ese Aliento no es lo mismo que el de la respiración. El Verbo es un Aliento magnificado y transcendido, constituido de otra cosa que de aire. El Verbo está constituido de Fuego, como algunos lo han podido constatar. Esta respiración se difunde a escala del cuerpo, poco a poco, de un sentimiento y una percepción de respiración, está a punto de hacerse el Aliento nuevo, Aliento del Espíritu, respiración de Fuego, revelando la integración de la Luz y de las partículas Adamantina en la célula misma, percibida en forma de picaduras, de calos y de Fuego, desbordando ampliamente el marco de los chakras, de los nuevos cuerpos, para establecerse en el cuerpo entero.

Esta animación por el nuevo Aliento, Aliento del Espíritu, permite pues una nueva arquitectura. Nueva arquitectura que se despliega en la Luz y por la Luz. Existe entonces, una alquimia de la vieja Respiración hacia el nuevo Aliento por unión de un nuevo elemento. Ese nuevo elemento, Fuego del Espíritu, ese nuevo Aliento, está destinado a construir una nueva forma una nueva Vibración, que se acompaña al mismo tiempo, o sucediéndola, por la desaparición de la vieja Respiración y la vieja estructura. La nueva Respiración, percibid y Vibrada, es el reflejo fiel del Fuego del Espíritu y por lo tanto, de la nueva estructura de Luz sintetizándose. Esta Respiración nueva llega también a modificar la Conciencia, en la propia Conciencia, a transformarla y a abrirla a otras conciencias y a otro estado, a otra Vibración. Lo que pasa, con el pasaje de la Respiración vieja a la Respiración nueva, se traduce en la Conciencia, por un Fuego y un Amor que viene a abrazar y disolver lo viejo, lo viejo que lleva el nombre de mente, de cuerpo o incluso de identidad.

La Apertura de la boca al Verbo ha revelado para vosotros, la transformación de la Respiración donde el Fuego se sustituye, después de haberse aglomerado al Aire. Así al respirar normalmente la Respiración antigua, se establece una respiración nueva por la boca, absorbiendo y difundiendo por una estructura nueva: Tubo de Cristal, Canal del Éter, Lemniscata sagrada. Esta animación por el Espíritu y por la Respiración del Espíritu viene pues, a transmutar lo que debe serlo, haciendo desaparecer lo viejo y dejando aparecer lo nuevo. El Fuego del Espíritu quema lo que no sea él mismo, haciendo que el cuerpo de Êtreté o cuerpo inmortal se vuelva a apropiar de sí mismo. Esta apropiación confiere la libertad de Fuego, la libertad de Espíritu, la autonomía de Fuego del Espíritu. El Fuego del Espíritu no tiene necesidad de aire para arder. No tiene necesidad de lo él es en sí mismo, es decir, Luz. Así el humano, Hermanos y Hermanas en devenir, pasad por esta etapa en que el Fuego del Espíritu se hace el Aliento animador, más allá de la personalidad limitada, vuestra identidad reencontrada, identidad no limitada, identidad de Fuego.

Las partículas que constituyen vuestra nueva animación, Agni Deva, partículas Adamantinas, partículas Ultravioletas, partículas del Espíritu Santo, son los ladrillos y los constituyentes de la identidad, más allá de la identidad. El testimonio de ese devenir es una Vibración extremadamente rápida, Fuego del Espíritu, respiración por el Espíritu, revelando la irrupción y la constitución del Supramental. Nueva identidad traduciendo la muerte y una desidentificación a lo efímero y de lo efímero. La Respiración de el Aire anima una forma efímera. La Respiración del Espíritu anima una forma eterna, no limitada, no identificada, no fragmentada. Una identidad Unitaria en que el nombre no es más que accesorio, simple reflejo y testimonio de la Vibración porque la identidad vehiculada por el Aliento del Espíritu es la misma que todas las Respiraciones, que todos los Espíritus y que todo lo que está animado por el mismo Espíritu. Lo que se produce, para aquellos de los Hermanos y Hermanas que van hacia la nueva Respiración, es vivido y percibido en el interior y en el exterior mismo de la identidad limitada. Lo Ilimitado se construye pues en el soporte de lo limitado, que ese limitado sea un cuerpo de carne o un cuerpo astral, para aquél que haya dejado el aspecto visible de esta densidad. Un proceso llamado Liberación, ha visto hace muy poco tiempo, la desaparición de las trabas al Fuego del Espíritu, necesaria hasta este tiempo.

Ciertas condiciones previas eran necesarias (y lo son todavía, para aquellos que no lo viven) para vivir el Fuego del Espíritu: Humildad, Simplicidad, Amor y los cuatro Pilares. Mediando que, la instalación en esas condiciones se traduce por la alquimia de esa Respiración nueva. Ese pasaje a la Respiración del Espíritu se produce de manera concomitante al pasaje de la Tierra y de este universo, de este sistema solar, de la Respiración del Aire a la Respiración de Fuego. Con el pasaje de la Respiración del Aire a la Respiración de Fuego, la Conciencia pasa del Aire al Fuego, Fuego que es Luz y Amor.

Todo Pasaje y toda transformación, todo ciclo, se inician siempre por la instalación de Fuego, Fuego impulsado a nivel individual como a nivel de la Conciencia colectiva, humana y otra, y desencadenada por uno de los Hayot Ha Kodesh, sirviendo y manifestando Metatron, que es el Ángel Vehuiah. Vehuiah está instalado en el periodo anual que es el suyo pero esta vez, para la Eternidad. Vehuiah renace en esta Dimensión de la Tierra entre el 23 y el 27 de marzo. Él extiende su reino de Fuego del Espíritu, nueva Respiración, nueva Vida, nuevo Mundo. La aceleración de la Respiración que os anima, traduce su transformación en Fuego, prefigurando y anticipando el Fuego del Cielo. El Fuego del Cielo y de la Tierra, en fusión, llamado Fusión de los Éteres, se traduce y se traducirá por un mecanismo de disolución de la Conciencia haciéndose ese Fuego, esa Vibración, que se inclinará en el Todo, para hacerse el Todo, lo que es ya pero sin reconocimiento posible. Así, la nueva Respiración va más allá del Aliento de la respiración, va mucho más allá de la animación de un nueva forma, porque la nueva Respiración es Unificación, retorno a la Unidad, al Uno, aboliendo toda distancia y toda discriminación, mecanismo de alquimia pudiendo ser llamada Fusión. Esta alquimia, esta Fusión, es un acto de Amor, estableciendo el estado de Paz absoluto, Sat Chit Ananda. El Fuego del Espíritu es autónomo. Es Inteligencia de la Luz. Es Espíritu de Verdad. Es el Alfa y el Omega, el Camino, la Verdad y la Vida. El Fuego del Espíritu elevado al Fuego del Corazón. El nuevo Aliento traduce la Nueva Alianza, es una Conciencia Unificada. El nuevo Aliento es revelación de la Luz Una. Nueva Respiración, Fuego. Despliegue y Ascensión resultan de este Fuego.

La Fusión de los Éteres, Fuego del Cielo, Fuego del Corazón y Fuego de la Tierra, no permitirá ya distinguir el Cielo de la Tierra, manifestándose en la Conciencia, todavía vehiculada por la viaja Respiración, en parte, por un nuevo estado. Ese estado, que es la Paz y la Alegría, conduce a vivir Sat Chit Ananda, de manera más y más evidente. El Fuego llama al Fuego. Ahí está el sentido de lo colectivo en vuestra individualidad, ahí está el sentido del Amor y la inteligencia del Amor, por la Vibración común del Fuego del Espíritu en la célula, en la Conciencia y, sobre todo en el Corazón. Ese retorno al Fuego del Espíritu, ese nuevo Aliento, que no ha hecho más que un justo retorno a la Unidad.

No resistir, no oponerse, asentir e integrar es de alguna forma vital, para dejar que el Fuego del Espíritu se establezca sin trabas. Si no, el Fuego se insinuará en la personalidad, manifestando entonces el Fuego del ego, inflación de lo que es limitado, manifestándose entonces, no ya bajo forma de Alegría, de Paz, Sat Chit Ananda, sino bajo la forma de las emociones más bárbaras y las más impulsivas de la humanidad. Es esto lo que vuestra mirada exterior contempla hoy en la Tierra. Esto tiene un tiempo porque en un momento dado, el Fuego del Espíritu disolverá también el Fuego del ego porque el ego se consume con el Fuego de la Luz del Espíritu. Incluso si cree, en un primer momento, poderse beneficiar. Vivir el Nuevo Aliento, es ya percibir los efectos pero es también, aceptar volverse ese Fuego, lo que es vuestra naturaleza, más allá de esta Dimensión. Acojamos todo esto ahora, en la Vibración.

... Efusión Vibratoria...

Acojamos todo esto ahora, en Silencio.

... Efusión Vibratoria...

El Nuevo Aliento es pues, una Nueva Alianza, una Alianza de resonancia, de Libertad, de lo ilimitado y de autonomía. Cada uno y cada una, está llamado al bautismo del Espíritu, al bautismo de Fuego. Esta llamada es en forma conminación o de un impulso vehiculado de manera tangible y visible por el Sol, por el Corazón, el vuestro como el del Universo, como el de las galaxias, como el del átomo. Recordad siempre que estáis en el exterior de la Vida, de este lado del velo en que estáis y desde dónde yo os hablo, y que todo lo que vuestros ojos van a ver, ocurre exactamente igual en vosotros. Esto se ha dicho en otros términos, y yo lo reitero, porque vuestro Fuego del Espíritu va a coincidir con el Fuego del Cielo y el Fuego de la Tierra. Porque la Fusión de los Éteres, del Cielo y de la Tierra, realiza vuestra propia Fusión. Vuestra última inversión se vive ahora, permitiendo al Nuevo Aliento establecerse totalmente en vuestra Conciencia y en este vehículo efímero. El Eterno bautizándose en lo efímero, permitiendo justamente, poner fin a lo efímero.

Escuchemos esto por la Vibración.

... Efusión Vibratoria...

Y escuchemos esto por el Silencio.

... Efusión Vibratoria...

El Fuego del Sol, el Fuego del Átomo, el Fuego de la Célula, es exactamente el mismo. Es pues indispensable (y es lo que se realiza) que el Nuevo Aliento se estabiliza, de todas las formas posibles y en todas las correspondencias, Interiores y exteriores, microscópicas y macroscópicas, astrofísicas y fisiológicas. Es esto lo que estáis asistiendo. Es a esto a lo que dais vuestra vida. Es esto lo que vivís. Vibración, la misma palabra.

... Efusión Vibratoria...

En silencio, la misma palabra.

... Efusión Vibratoria...

El proceso en marcha, estabilizando el Nuevo Aliento, se manifiesta muy exactamente por lo que vivís, que es consciente. Esta llamada del Fuego del Espíritu, que vivís es, repito, un proceso inteligente, creado y anticipado en tiempos inmemoriales, restableciendo la Inteligencia Suprema, la del Conocimiento, que va más allá del simple reconocimiento porque es un proceso de alquimia íntima, de fusión total, si lo preferís. El pasaje al Nuevo Aliento induce de manera lógica, la desaparición de todo lo que había sido construido con la vieja Respiración y bajo la influencia de fuerzas llamadas gravitacionales. Esto concierne a este cuerpo, como a todos los demás, sean los que sean. Yo entiendo por esto: cuerpo social, cuerpo político, cuerpo afectivo, cuerpo mental y cuerpo emocional, individual y colectivo. La Nueva Respiración es pues, un Aliento devorador, Alianza de Fuego, que se establece ahora, por la Vibración y por el Silencio.

... Efusión Vibratoria ...

Hermanos y Hermanas, esperando que estas palabras y estas Vibraciones vayan en el sentido de la no-resistencia a la muerte de lo viejo, que solo es el auténtico Nacimiento. Si tenéis preguntas sobre lo que acabo de enunciar, os responderé ahora.


Pregunta: ¿conviene entonces respirar únicamente con la boca abierta?

En muy poco tiempo, la activación final del Yoga Integral (ndr: rúbrica “protocolos/Yoga Integral – las Cruces mutables de las Estrellas” de nuestro sitio), sellado por la intervención de Miguel Arcángel, os permitirá comprender que la respiración es vivir, que la respiración se realizará independientemente de vuestra Conciencia, de vuestra apertura o oclusión de la boca, fuera de los espacios de vuestros alineamientos, ya que el Aliento del Espíritu (o Nueva Respiración) os recorrerá en el cuerpo y en la Conciencia. Esto corresponde en vosotros, para algunos, al hecho de vivir los instantes, fuera de la linealidad del tiempo, de la Dimensión en que estáis. Esto se hace de forma natural.


Pregunta: ¿sentir la respiración como una expansión-contracción Interior, percibiendo el sonido de la Tierra, participa de este proceso?

Totalmente. Corresponde al pasaje de la vieja Respiración a la Nueva Respiración.


Pregunta: ¿cómo superar el miedo cuando vivimos estos fenómenos?

Te responderé que esto es imposible. Porque el miedo es también el que se manifiesta en el último Aliento, en el pasaje de lo que vosotros llamáis “vida más allá”. Esto pasa por la comprensión y la vivencia de lo que fue llamado en un primer momento, antes de la etapa colectiva, el “switch de la conciencia” y, ahora, “el choque de la humanidad”. La vieja Respiración y la vieja animación de Vida debe ceder el lugar a lo nuevo. Es una Resurrección. El miedo no es más que la resistencia de la personalidad que no quiere desaparecer. No existe ningún medio, en la llamada personalidad, para hacer que se afilie a esta Respiración Nueva. Es la amplificación de la Respiración Nueva y su aparición en el Éter de la Tierra, por la fusión de los Éteres, la que realizará para la mayoría de vosotros, este proceso. Con o sin resistencia.


Pregunta: ¿este pasaje de la vieja a la Nueva Respiración explica los puntos dolorosos que recorren el cuerpo sin dejar trazas?

Totalmente.


Pregunta: ¿esta Nueva Respiración reemplazará a la antigua, o habrá cohabitación entre las dos ?

Esta cohabitación se produce en este momento mismo, pero se acaba.


Pregunta: ¿el establecimiento del Fuego del Espíritu es progresivo y consciente para cada uno?

Es progresivo y totalmente inconsciente para la mayor parte de la humanidad que no está despierta, que no Vibra en sus coronas, y ese Fuego del Espíritu está desviado por la antigua Respiración, para impedir que se establezca la Nueva Respiración. Esto se llama resistencia, dolor y Fuego del ego, manifestándose por la aparición o el desarrollo de una voluntad personal de mantener, cueste lo que cueste y valga lo que valga, la Ilusión. El estado actual es la irrupción de la Luz, de manera consciente en la Conciencia de la Tierra, incluso en aquellos que son inconscientes y que rechazan mirarlo. Esto se manifiesta por todos los mecanismos a los que habéis asistido y que ya están en camino.

Esta es la respuesta de la Vibración.

... Efusión Vibratoria ...

No tenemos más preguntas. Os damos las gracias.

Hermanos y Hermanas en humanidad, que el Aliento del Espíritu os llene de gracias y os anime de Alegría. Saludos y bendiciones.



www.autresdimensions.com

Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot
Traducción: Susana Milan
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada