POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

miércoles, 4 de mayo de 2011

NO EYES - La Visión del Corazón


29 abril 2011


Soy SIN OJOS. Hermanos y Hermanas en mi corazón, que la gracia nos colme. Vengo a vosotros para expresar y completar como Estrella de la Visión, ciertos elementos complementarios de lo que dije hace algunas semanas. Voy a hablaros hoy, de la visión exterior, de la visión Interior y de la visión del Corazón. Así como UN AMIGO os ha dicho, hace algunas semanas, el eje falsificado está asociado a Visión y Atracción. Nosotros vamos juntos, a intentar avanzar en este camino para comprender en qué, la sustitución del eje AL/OD, por el eje VISIÓN Y ATRACCIÓN, ha podido entrañar una trampa, un encarcelamiento y una ilusión.

Conviene sin embargo, en un primer momento entender que el encierro simplemente ha consistido en privar al ser humano del acceso a sus otros cuerpos, a sus otras Dimensiones, de alguna forma a su filiación al Gran Espíritu o a la Fuente. Esta privación, de alguna forma, ha creado al cabo de cierto tiempo, una situación en que el ser humano se ha encontrado desprovisto de ciertos sentidos y donde otros sentidos han sido privilegiados, permitiendo evolucionar en este mundo, privado de lo esencial. Eso esencial, ha sido reemplazado por un aumento de los sentidos comunes, llamados vista, tacto, gusto, oído y olor, que han permitido en este encierro, encontrar los medios de atravesar esta etapa, limitando precisamente, a lo que caía por encima los sentidos.

Como quizá sabéis, el ojo humano es ciertamente uno de los órganos más perfeccionados. El ojo está en toma directa, en conexión con el cerebro. Todo lo que impresiona al ser humano, todo lo que está grabado en el ser humano, se hace a través de los cinco sentidos. El primero de estos sentidos, por supuesto, es la vista que permite definir y sobre todo memorizar lo que veis. Lo que veis (yo no tuve la oportunidad de ver en mi última vida) fue siempre algo necesario para establecer la Visión del Corazón y mi capacidad de ver, esa visión Interior es también, mucho más precisa que la visión externa o la visión ordinaria.

En las Dimensiones Unificadas, las percepciones en su totalidad se realizan por la propia Vibración. En esos mundos Unificados, donde la creación es instantánea, la visión no está limitada a un órgano, aunque sea sutil. La visión está directamente asociada a una percepción Vibratoria global, que recuerda a otra cosa que a un órgano como el ojo, sino a una capacidad que yo llamaría si os parece bien, a falta de otra palabra, resonancia, entendiendo por esto, no ya los sentidos que no existen, sino la Vibración o la percepción, de crear en su vida lo que es necesario a la Conciencia, para desplazarse, para recorrer los mundos, los universos, los multiversos, las Dimensiones, mucho más allá de los límites de una forma, sea la que sea.

El ojo es el sentido de la orientación, mucho más que el gusto, el olfato o el oído. El ojo es lo que de alguna forma, va a ser el espejo que deforma las ondas densificadas (llamadas tercera Dimensión) que aparecen como fijas en una forma, un color, con un desplazamiento. La imagen que aparece, no es la realidad. La mayoría de enseñanzas antiquísimas, han puesto el acento sobre esto. La característica del ojo es que define precisamente, un cierto sentido. En primer lugar, un sentido de estética. Ese sentido de estética en sí mismo, va a ser responsable de la atracción. Esta atracción hace que el ser humano, sirviéndose de su ojo sea atraído por tal forma, tal color, tal movimiento sea a través del sexo opuesto para encontrarlo, sea un lugar, un elemento de la naturaleza o de lo que se que exista en la superficie de este mundo. El ojo permite pues, dirigirse exteriormente, definir las imágenes y los conceptos, facilitar la orientación, definir un sentido de la estética que es íntimo y propio de la persona. El ojo es de alguna forma (y esto corresponde totalmente a su constitución), impresionable. Esta noción de impresionable viene a través de señales eléctricas y químicas localizadas en el cerebro, en zonas que son las áreas de proyección de la visión. Así, lo que ve el ojo no es la verdad, sino una gama de frecuencias bien conocidas, en las que van los colores bajos del espectro del arco iris, hasta el color más alto. Así, la definición de las formas, los colores, los desplazamientos, permite una identificación de la imagen que se crea que se llama visión, pero que de hecho no es más que una representación de una longitud de onda en el cerebro. El inconveniente de esta imagen es doble, porque es un problema. El primero de los problemas es precisamente, jugar con una noción de atracción que se fía a la imagen y en absoluto a la realidad o a la verdad de la Vibración en sí misma, ya que la gama de vibraciones a las que es sensible el ojo, es extremadamente limitada. Así, es mucho más fácil enamorarse de un cuerpo que uno ve, que de un cuerpo por ejemplo, que se pudiera sentir con la nariz o con un sentido más sutil. El ojo es condicionante y limitante. Está directamente relacionado con una representación que en sí misma, procede de vuestra propia experiencia de vida. Así una forma, un color, será agradable o desagradable, sin por ello poder definir la causa.

El eje VISIÓN y ATRACCIÓN funciona estrictamente con este principio. Así el ser humano encerrado, no es guiado por su ATENCIÓN y su INTENCIÓN sino por la sugestión propia de la imagen que desencadena acciones, reacciones, por impresión agradable o desagradable. El ojo es pues, lo que contribuye al encierro, porque si no hubiera imagen e impresión, no podría existir ninguna creencia, absolutamente ninguna. Voy a poner un ejemplo preciso para vosotros los occidentales. Para nosotros, el Gran Espíritu Indio es el Todo, la Fuente. No está representado por una forma. En la religión occidental que prevalece, el cristianismo, el salvador exterior es representado clavado, en una cruz. La cruz es primero, y antes que la propia presencia de Cristo en esta cruz, el símbolo del cristianismo, ya que es un símbolo llevado de manera común, por aquellos que son católicos o cristianos. Hay pues, una identificación a una imagen. Esta imagen ciertamente, no corresponde a ninguna realidad ni a ninguna verdad, si no es la inducción por impresión, de una creencia. Lo que vosotros llamáis, en vuestro mundo, la publicidad, funciona exactamente de la misma forma, que es desencadenar, por el sesgo de una imagen (a veces también por sonidos, claro, pero en este nivel la imagen es mucho más poderosa que el sonido), generar una atracción, una adhesión por la publicidad y una compra. Pero en el caso de las creencias religiosas, la adhesión ciega, es el caso decirlo, la consiguen utilizando ciertos elementos que se llaman dogmas, que atraen la fe, sin que se pueda verificar la verdad o la realidad.

El ojo está basado directamente, en la seducción de esta impresión. Además en muchas tradiciones, el ojo está maquillado, adornado con ciertos atuendos para atraer en torno suyo la mirada y seducir. El ojo es el instrumento perfecto de la falsificación del Éter, ya que el ojo se basa en la transparencia del aire para apreciar, ser atraído, ser impresionado y seducido por una imagen, independientemente de cualquier soporte Vibratorio, porque la Vibración del árbol evidentemente, no es la imagen del árbol.

Estos mecanismos de visión exterior dirigen la vida de toda la humanidad, como la del individuo humano, sin ninguna excepción. Ese ojo será muy condicionante, a través de las memorias de lo que se vivió, ya que todo lo que se ha vivido y visto, sobre todo visto, se imprime en el cerebro y sirve al cerebro de base, como referencia para cualquier acción o reacción. Entonces, algunos elementos pueden ser decorticados, analizados y comprendidos. Pero en el nivel de la visión, hay mecanismos en la visión exterior que están más allá de la capacidad consciente del ser humano. Y de esto proviene efectivamente, toda la Ilusión. Ya que el ojo al ser impresionable, será capaz de vehicular, por encima de la Conciencia, informaciones sin relación con la Vibración original pero destinadas a orientar, lo habéis comprendido, el comportamiento y la acción del ser humano en un sentido concreto. Ese sentido está ligado siempre, a una acción/reacción. El mejor ejemplo que podéis encontrar está en las imágenes creadas por el cine, la televisión, las publicidades que buscan atraer la mirada, para que lo es mostrado pueda imprimir el cerebro y desencadenar una reacción inconsciente de compra, de adhesión o de seducción.

El ojo llamado el sentido esencial en este mundo, también es el elemento esencial de puesta en función de los planes de falsificación. No volveré sobre el símbolo de ciertas sociedades, que precisamente, controlan el mundo y que utilizan por supuesto el ojo. La visión exterior no es entonces, el reflejo de la verdad. No es más que una imagen disfrazada dirigida a desencadenar una adhesión, una creencia, una conquista, una seducción. Todos habéis conocido esto a través de la seducción de un ser cercano, el reconocimiento de un niño, basándose únicamente en lo que se ve.

Este mecanismo de la imagen es evidentemente, lo que aleja más del misterio de la Vibración, ya que como sabéis, vuestra lengua en este país francés, corresponde a lo que se ha llamado el lenguaje de los pájaros, es decir que, en el sonido de un carácter, tenéis varios sentidos. Una imagen por ejemplo, corresponde a IM, el misterio, transformado por el mago, y por lo tanto invirtiéndolo y provoca una acción de adhesión o de seducción o de atracción, muy diferente de la Verdad.

La visión exterior funcionará siempre y continuamente así. En los recuerdos del ser humano, en los fenómenos de la memoria, hay emociones. Esas emociones están siempre asociadas a olores, sabores pero sobre todo y ante todo, a imágenes. Son las imágenes las que ante todo, son responsables de heridas en el ser humano. No es el sentimiento, no es el afecto, es la imagen la que induce la emoción, el sentimiento y no a la inversa. Así, la imagen concurre a encerraros en una cadena lógica de acciones y de reacciones, muy a menudo emocionales. A veces se tratará de una imaginería mental que, en cualquier caso, es una representación alterada de la Verdad, construida por el cerebro y que frena, de alguna forma el acceso a la Visión del Corazón.

Yo hablé hace algunas semanas, de la diferencia entre la visión de los ojos y la Visión del Corazón. Hoy introduciré si os parece bien, un tercer término, llamado visión Interior, porque se han dicho muchas cosas, de manera también inversa, concernientes a esta visión Interior. Se llame Clarividencia, se llame visualización, esta visión Interior no es en absoluto la Verdad. Es también una imagen travestida de la Verdad. Por supuesto, el ser humano en su vida de sueño, tiene visiones. En esos procesos de despertar espiritual, existen también fenómenos llamados visión, percepción visual con imágenes construidas de igual forma que lo que se ve con los ojos. A veces, estas imágenes no tienen soporte de una imagen vivida y vista con la visión exterior, pero representan una forma de originalidad, o de las nociones de transparencia, de colores diferentes, de formas diferentes que pueden aparecer. La visión Interior está directamente vinculada al tercer ojo. Se trata de una visión llamada también reptiliana, porque está inscrita en el principio mismo de la seducción y de la Ilusión.

La visión Interior aparece siempre en el camino de aquél que busca la Verdad. Aparece muy a menudo, al principio, como la visión de lo que se llama el tercer ojo que cuando se abre, proporciona la visión de colores, ordenados de formas particulares y además, perfectamente descritos por los antiguos textos, en todas las tradiciones. Esta visión Interior va primero a subyugar a aquél del que es objeto. ¿Por qué? Porque se construye, con los ojos cerrados, en el ojo del medio llamado el tercer ojo, son imágenes que van más allá de la simple memorización de lo vivido pero que, precisamente, traducen el acceso al mundo astral y a sus diferentes planos, manifestándose según reglas absolutamente precisas que evolucionan primero, como formas de puntos luminosos violetas, amarillos. Y después movimientos rotatorios, en que el amarillo está en el centro y el violeta gira en torno. A continuación, es al revés: el violeta en el centro y el amarillo gira en torno. Desde el momento en que aparece esta visión hay el riesgo de ser subyugado por esta visión Interior y a crear entonces una realidad que, ya no es más real que la Ilusión que veis con los ojos, pero que corresponde a un proceso perfectamente identificable. Y después, dependiendo del camino espiritual, van a comenzar a aparecer formas mucho más estructuradas y, en primer lugar, rostros que se suceden, después escenas, que no tienen nada que ver con lo vivido o la memoria de lo que se ha vivido en esta vida, que puede pertenecer a vuestras vidas pasadas o a universos mucho más bellos, dónde los colores son etéreos, correspondiendo también a visiones totalmente ilusorias de creación astral, llamadas Shamballa, por ejemplo, aparecen mundos astrales, mundos de Luz o de símbolos, en los que la transparencia y la luz es irradiante, además muy a menudo ha sido representado por vuestros artistas, representando por ejemplo, un objeto físico con un aura o una radiación exterior. La luz no está pues en el interior del objeto, sino en el exterior del objeto. En este nivel, la capacidad del ser humano que vive esto (llamado apertura del tercer ojo) hay un riesgo de quedarse subyugado por la Ilusión, porque por supuesto, en ese momento, (por el hecho de percibir imágenes tan diferentes de aquellas percibidas con la visión exterior) hay una seducción todavía más grande, originada por la belleza y la estética de estas imágenes. La mayoría de los humanos se quedan aquí. Algunas de esas imágenes tienen la propiedad además, de proporcionar representaciones que se relacionan con la trama del futuro. Entonces, en ese momento tenéis a un médium, capaz de ver la trama astral y el futuro, el suyo y el vuestro o el de la Tierra.

Esta ilusión va a ser aceptada e integrada como un proceso de despertar o de iluminación. Ahora, esto no es verdad. No es más que el reflejo en un modo más sutil de Ilusión de este mundo. Lo primero que hay que comprender, es que la luz en los mundos unificados, no está nunca en el exterior de un objeto, sino en el interior de un objeto. Mientras que la mayoría, la totalidad de las visiones, incluso de mundos etéreos, ilusorios y quiméricos como Shamballa, no son más que imágenes en que la luz está en el exterior, presentada en forma de aura, de irradiación o de radiación. Una multitud de seres humanos han sido llevados por esas vías llamadas Ilusión Luciferina y han permanecido, subyugados por las visiones, los poderes, las capacidades de ese tercer ojo para penetrar los espacios desconocidos de la visión exterior, llamada visión Interior.

De esta falsificación de la visión interior han surgido los conceptos llamados discernimiento, visión del bien y del mal pero que no son tampoco, más que ilusiones, a las que han sido conducidos una cantidad enorme de seres humanos, desde hace más de un siglo. La verdadera Visión no es esta. Es la del Corazón. La Visión del Corazón no tiene nada que ver con la visión astral o visión clarividente, porque desborda ampliamente el marco de la imagen. La Visión del Corazón es una visión en que la Luz está en el interior de lo que se ve. La Visión del Corazón es la verdadera Visión. Es esa que no se mantiene subyugada por cualquier atracción o cualquier sentido de estética o de belleza, sino por la Verdad de la Vibración misma. Entonces, el ser humano a causa de sus creencias, a causa de su constitución, muy a menudo, se fija a esa visión interior que para él, es el sumun de la evolución espiritual. De ahí han nacido los nombres clarividencia, discernimiento, que no son más que falsificaciones aportadas a la pantalla interior del humano, de nuevo una imagen, reflejo de una verdad, pero amputada de su dimensión de Verdad.

La Visión del Corazón es la Visión de la Vibración. Puede dar la visión de formas, puede proporcionar una visión estética, pero no se ve mediante el tercer ojo, se ve por el ojo del Corazón. La visión del Corazón es la visión de lo que llamaré y lo que se ha llamado, me parece, el mundo imaginario, el mundo de los arquetipos, hecha de estructuras geométricas, pero sobre todo es un objeto o una conciencia en forma Luminosa. No hay luz en el exterior, porque todo es Luz en el exterior y solo la especificidad o la tonalidad de la Conciencia o del objeto aparece como diferente de la tonalidad de la Luz global. Mientras que este mundo, los objetos que veis (sea en visión interior o en visión exterior) son literalmente iluminados desde el exterior. Tratad de ver con la visión exterior, cualquier cosa que esté en la oscuridad. No veréis nada. Mientras que con la Visión del Corazón, todo es blanco, todo es Luz y, en esta Luz existen otras Luces. Es exactamente el negativo y el positivo. La visión interior ha sido utilizada a partir de un buen número de elementos, perfectamente estratégicos y ordenados y pensados para alejaros del Corazón. Así, hay realmente una ilusión, que os lleva (partiendo del hecho de ver esta luz sobre la pantalla de la visión interior y de concebir esta luz como la verdad absoluta), a alejaros todavía más de la Visión del Corazón.

Los conceptos que han sido asociados a esta visión interior, los nombres como clarividencia, discernimiento, si se va más allá de mi propia civilización india y si nos inclinamos hacia escritos todavía más antiguos, en particular en la India, era una condición por supuesto, de esta posibilidad del tercer ojo, de esta posibilidad de visión interior que pertenecía a los poderes del alma y por lo tanto se dijo en muchísimos textos que, hacía falta salvarse muy rápido cuando esos procesos aparecían. Esto corresponde punto por punto a lo que, Sri Aurobindo que fue el amado Juan, ha descrito como los llamados que serán marcados en la frente. La frente, no es el Corazón. La frente, no es la Corona Radiante de la cabeza. Es la amputación de la Corona Radiante de la cabeza, a través del encierro en el Fuego del ego, Fuego Luciferino, Prometeico, que os aleja del Fuego del Corazón. Muchos seres humanos han sido por tanto, subyugados por lo que les han presentado, diversas escuelas iniciáticas, hablando precisamente de la clarividencia, de la intuición.

La intuición forma parte de la Ilusión Luciferina. El Corazón no tiene que ser intuitivo. El Corazón ve la Vibración. No está en el discernimiento ya que el discernimiento discrimina entre el bien y el mal. La Visión del Corazón se sitúa más allá del bien y del mal. Los engloba a los dos. No puede discriminar ya que no hay, por un lado, Sombra y por otro lado, Luz. Hay Luz por todas partes, en estados diferentes de revelación. La Visión del Corazón es esto. Ella no puede juzgar, no puede discriminar, no puede por tanto, manifestar cualquier intuición porque es la visión de la Unidad y de la Luz, donde todo, repito, no es más que una Luz más o menos desvelada pero la sombra no puede existir en la Luz y en la Unidad. Así, ver la sombra, especificidad del ojo humano, en su visión exterior y en su visión interior, no existe simplemente en la Visión del Corazón.

He sido precisamente SIN OJOS, porque la ausencia de ojos me ha privado de esta visión exterior y de esta visión interior. Yo no he tenido acceso más que a la Visión del Corazón, lo que me ha permitido pasearme de mundo en mundo, incluso en el plano físico, y ver la realidad más allá de la apariencia de la imagen, porque yo no podía fiarme de una imagen, sino de una Vibración y no ya, de una representación construida en función de los afectos, de las emociones y de la mente.

La clarividencia o la falsa visión, la visión interior, pone en marcha también los procesos vinculados al sonido. Ese sonido no es el sonido del alma, sino un poder del alma llamado telepatía. La telepatía recuerda a la Ilusión llamada Prometeica o Luciferina. Escuchar en el Corazón, no es escuchar por telepatía. La telepatía pasa por el cerebro y no pasará jamás por el Corazón. A partir de esto, comprenderéis cómo aquellos que manipulan la Ilusión, en vuestro encarcelamiento (que ha sido el mío también), a través de las imágenes proyectadas en forma de hologramas, a través de ondas telepáticas, van a intentar manipular totalmente, la evolución espiritual de la humanidad a fin de que el hombre dé la espalda a su Corazón, donde se sitúa la verdadera Visión.

Hoy, en el momento en que los Hermanos y Hermanas se abren a nivel del Corazón, algunos son atraídos todavía por los mecanismos que acabo de describir, de visión interior. La visión exterior es siempre bastante evidente para comprenderla. Ella juega a la seducción, a la exaltación, a la necesidad de sentidos o de sensualidad, que no tiene nada que ver con cualquier Corazón. Para la visión interior, la seducción es todavía más fuerte porque en efecto, aquél que por la apertura del tercer ojo, es capaz de tener la visión astral, quedará subyugado por la capacidad de ver el pasado o el futuro, el suyo como aquél de los seres con los que está en contacto. Pero esto no permitirá jamás, jamás, la apertura del Corazón. Sino al contrario.

Hay una derivación de la Conciencia, hacia esta visión interior, que os priva de la Visión del Corazón. mientras que pasar de la visión interior a la Visión del Corazón se ha hecho de ahora en adelante posible por la activación de la Cruz de la Redención (la Cruz fija y las Cruces mutables) a condición siempre, de rechazar todos los mecanismos de visión interior que todavía se puedan manifestar, tanto en vuestros espacios de alineamiento como por vuestra propia actividad de personalidad, que os hace ver cosas que no tienen nada que ver con el Corazón (ndr: desarrollado en la rúbrica “protocolos/Yoga Integrador” de nuestro sitio). La Visión del Corazón, repito, es muy fácil de diferenciar de la visión interior. La visión interior es discriminativa, en bien y en mal, en atracción y repulsión. La visión interior da una imagen iluminada del exterior y no del interior, o el objeto, o la Conciencia, o las personas que se ven, apareciendo en una luz exterior y no interior. La Visión del Corazón es exactamente a la inversa: no existe ni bien ni mal, ni atracción ni repulsión, en la Visión del Corazón, ya que la Visión del Corazón es la visión de la Luz y de la Unidad. Por supuesto, hay mecanismos Vibratorios asociados a esto.

La visión interior se manifestará de ahora en adelante, no únicamente por la percepción del 3erojo sino también, en cierta medida, por la visión y la percepción de la Corona Radiante de la cabeza. La única forma de penetrar la Visión del Corazón es también, dejar que se establezca la Corona Radiante del Corazón, dejando salir la discriminación de la Ilusión de la intuición, de la Ilusión del discernimiento, para penetrar en la Visión de la Unidad. Es así, por ese sentido mayor llamado la visión que llega a la Visión del Corazón y por lo tanto a la Unidad. Las estrellas situadas en la parte posterior de la cabeza, por detrás de IM e IS, reclaman el corazón, reclaman la UNIDAD, a KI-RIS-TI. La UNIDAD está en el Corazón. KI-RIS-TI, es el Hijo ardiente del Sol que está en el Corazón. OD es la Nueva Fundación, llevada por ANA, que es la puerta estrecha de pasaje al Corazón, la Visión del Corazón y no ya, la visión de la atracción. Y en fin PROFUNDIDAD, la capacidad de penetrar el espacio Interior sagrado, el Templo Interior, llamado Corazón. Estos son los elementos de reflexión que tenía y que me fue demandado llevar a vuestra atención y a vuestra Conciencia. Os concierne a vosotros impregnaros y ver si esto corresponde a vuestra visión. Si en relación a lo que acabo de deciros tenéis preguntas, porque me parece que para muchos de vosotros, aquí como allí, mis palabras pueden parecer abruptas pero no os pido que las creáis, os pido simplemente que las verifiquéis por vosotros mismos, si la Visión del Corazón os hace salir de la dualidad, contrariamente a la visión de la Ilusión interior, que os mantendrá siempre en esos estados emocionales exacerbados, impidiéndoos penetrar el santuario de vuestro Corazón. La visión es realmente, cuando se hace del Corazón, la puerta de acceso al Corazón y la salida de la cabeza, en todos los sentidos del término. Hermanos y Hermanas, os escucho ahora.


Pregunta: ¿la visión de la naturaleza reemplaza de una Visión del Corazón chamánica?

En absoluto. La visión exterior de la naturaleza no dará nunca la Visión del Corazón. Ella aleja de la Visión del Corazón. Esto no quiere decir que no haya que mirar la naturaleza. Quiere decir que hay que trascender, superar esta visión, para penetrar la Visión del Corazón. No puede haber visión exterior y visión del Corazón. No puede haber visión interior y Visión del Corazón. Es lo uno o lo otro, de igual forma que no puede haber visión exterior y visión interior. Para pasar de la visión exterior de vuestros ojos a la visión interior, cerráis los ojos. Para pasar de la visión interior, a la Visión del Corazón, hace falta cerrar la cabeza. No son más que representaciones vinculadas a una creencia, vinculadas a un aprendizaje (llamado chamanismo u otro) pero que no será nunca la Verdad, nunca. Porque a partir de ese momento no hay ningún medio de encontrar la Paz y el Alma se aferrará siempre a sus emociones y no será capaz de superarlas. Será literalmente, subyugada por lo que ven sus ojos.


Pregunta: ¿y si abrazando un árbol se siente calor en el corazón?

Eso prueba que tu corazón es trasladado al árbol, pero me parece que si tú abrazas un árbol los ojos no están abiertos, y los ojos no pueden ver ya el árbol. Ahora, si tú eres capaz, Hermano mío, de sentir el calor del Corazón, abrazando con el corazón al árbol, sin tocarle, en ese momento estarás en la Visión del Corazón, y sin verlo.


Pregunta: « escuchar con el corazón » ¿está cerca de lo que llamáis la Visión del Corazón?

A condición, Hermano mío, de que tú te pongas también en « escuchar con tu corazón » lo mismo que, lo que yo pongo. Escuchar con el corazón, puede ser el corazón emocional, es decir, discriminar en función de lo que sientes o percibes. Escuchar con el Corazón, es ante todo, no estar en el juicio y por lo tanto no estar en el discernimiento ni en la discriminación. El sentido de oír, es diferente del sentido de la visión porque la visión está todavía más ligada a la imagen. El sonido está ligado a otra forma de representación que está mucho más coloreada, no por una memoria, sino por la emoción del momento. ¿Sabéis, por ejemplo, por qué os gusta tal música y por qué detestáis tal otra música? ¿Por qué tal música va a haceros escuchar con el Corazón, como tú dices, y por qué tal otra música os es insoportable? Se trata simplemente de frecuencias que están de acuerdo o desacuerdo con tus propias frecuencias emocionales. La única escucha del Corazón, en el Corazón, se explicaría mucho más, por el acorde del canto del Alma y del canto del Espíritu o aun del canto del Cielo y el canto de la Tierra, no hay otra frecuencia. En las dimensiones Unificadas (incluso si no es el marco de mi intervención), oír se hace sin oreja, oír no pasa por los sentidos sino por la percepción de la Vibración.


Pregunta: ¿qué hay de los cantos de Hildegard de Bingen?

Se trata exactamente de armónicos que remiten a lo que ella misma oyó en su Corazón.


Pregunta: ¿meditar con los cantos de Hildegar de Bingen facilita el acceso al Corazón? Totalmente, a condición que no haya superposición con las visiones ligadas al 3er ojo, o cualquier imagen. Penetrar en el sonido y en la Vibración real del sonido, se debe hacer sin ninguna imagen.


Pregunta: ¿qué es de la visión etérica?

La nueva visión que está a punto de aparecer, está en resonancia, os lo recuerdo con el fin de la falsificación del triángulo de Fuego o el punto AL, en resonancia con la Estrella MA ANANDA MOYI, se ha vuelto y permite desarrollar, por la activación de los dos últimos cuerpos (11º y 12º cuerpos), la visión etérica, no la visión pránica (la que aparece en torno a un árbol) sino la verdadera visión etérica en que percibiréis que el conjunto está coloreado de azul, ya que el éter es de color azul.


Pregunta: ¿el olfato puede proceder de una atracción, como el sentido de la vista?

Sí pero de manera mucho más bruta. El olfato, cualquiera que sea la intensidad de las percepciones, se manifestará de una manera mucho más brutal, como una atracción y una repulsión instintiva, y no construida sobre la representación como la visión, incluso si algunos olores pueden remitir, también a imágenes.


Pregunta: ¿y qué es de lo que se llama lo « olores de santidad »?

Los olores llamados místicos, son intrusiones de los mundos de la Unidad, en el ámbito de la dualidad. Es además el sentido sutil más difícil de obtener, contrariamente a la clarividencia que se manifiesta cada vez más fácilmente en la humanidad, actualmente.


Pregunta: ¿qué es de la relación entre el canto de un pájaro y nuestra percepción del Corazón?

Toda música puede emocionaros, sea la que sea. Algunos seres son capaces incluso de sentir una forma de calor en la zona torácica cuando hay atracción por una música, de igual forma que tenéis el corazón que se calienta cuando hay una atracción de los sentidos en relación al sexo opuesto. Pero esto no es el Amor, esto es la seducción.


Pregunta: ¿si la visión por los ojos lleva a aspectos falsificados, conviene desarrollar primero espacios donde pudiéramos evolucionar con los ojos cerrados?

Sobre todo porque la visión con los ojos cerrados, conduce ciertamente, a la visión interior y no a la visión del Corazón. Es por eso que hoy se sustituye, por la activación de los 2 últimos Cuerpos, la visión Etérica real, que se hace con los ojos abiertos.


Pregunta: ¿qué hay de los sueños premonitorios?

Pertenecen sin excepción, a la matriz astral. Todo lo que es visión de un futuro, responde necesariamente a una percepción astral. Incluso un profeta que tiene una visión que es real, en el sentido de su concreción, toma esta visión, imperativamente en el mundo astral. En el mundo de la Unidad, salís del tiempo. ¿Cómo saliendo del tiempo podríais percibir cualquier cosa que se sitúa en un futuro que no existe?


Pregunta: ¿sentir la Corona de la cabeza expandirse, reemplaza la nueva visión etérica?

Sí. A partir del momento en que la Corona Radiante de la cabeza no está ya solamente presente en su parte anterior, sino en la parte exterior de he explicado, entonces, en ese momento, efectivamente la visión etérica nueva aparece, por el hecho mismo de la activación del triángulo KI-RIS-TI, VISIÓN y OD, que da la visión de las nuevas fundaciones pero también de la nueva Tierra, en la 5ª dimensión.


Pregunta: ¿cuál es la diferencia entre calor del Corazón y Vibración del Corazón?

El calor del Corazón se puede sentir en los estados emocionales. No está centrado en la zona central del chakra del Corazón. La Vibración del Corazón o el Fuego del Corazón o la Corona radiante Radiante del Corazón, desborda ampliamente el chakra del Corazón para extenderse hasta los pezones, garganta y plexo. Es un incendio del pecho. Este incendio o esta percepción, tienden a hacerse permanente a medida que construís vuestro Templo Interior, dicho de otra forma vuestro cuerpo de Êtreté.


Pregunta: ¿entonces significa que este calor no es sistemáticamente sinónimo de vibración?

Todo depende de la zona de proyección de este calor. Tenéis personas que tienen angustia y que sienten también calor en el pecho. Tenéis personas en que las emociones se manifiestan por una percepción de calor en el pecho. El Fuego del Corazón no es calor del pecho mientras que no se ha vivido, es muy difícil de poner nombre a esto. La diferencia es esencial. Cuando penetráis el Fuego del Corazón, no puede existir la más mínima visión interior.


Pregunta: ¿para desarrollar esta visión del Corazón, hay otra cosa que hacer que trabajar en el desarrollo de los nuevos cuerpos?

En total, sí, la respuesta es: abandonarse a la Luz. Es decir Ser y no Hacer. La mayoría de los Seres que han vivido el acceso a la Unidad, sea entre mi pueblo o entre las tradiciones orientales, occidentales o extremo-orientales, no han podido acceder a ese estado del Corazón más que cuando han logrado extraerse de toda actividad de la personalidad. Ha habido, de alguna forma, el pasaje por esta puerta estrella, llamado la muerte de la personalidad. No podéis nacer a la Visión del Corazón mientras que lo que es visión exterior e interior, no esté muerta. Por supuesto, contrariamente a mí, la visión exterior volverá. Esta visión exterior se hará una visión etérica y no una visión astral.


Pregunta: ¿la visión del color de las auras procede de la Visión del Corazón?

No, de la visión exterior Astral y no etérica. Está coloreada por el bien y el mal y está inscrita en la dualidad. La luz del Aura es pues percibida en el exterior del cuerpo, me parece, no en el interior.


Pregunta: ¿sentir temblores en presencia de un Ser de Luz como usted, por ejemplo, revela una sensibilidad etérica u otra cosa?

Ni lo uno ni lo otro, una percepción vibratoria.


Pregunta: ¿cómo es posible sentir la Corona de la cabeza, de manera muy fuerte, sin casi sentir la corona del Corazón?

Este es el caso de muchos seres humanos en proceso de realización del despertar total. Tienen la percepción de lo que se llama la Corona en la Corona, representación real del chakra del Corazón en el Chakra de la cabeza. El Fuego del Corazón (o Corona Radiante del Corazón) es la puerta de salida. Algunos Seres despiertos a la verdadera Luz no pueden manifestar todavía esta Corona Radiante del Corazón pero manifiestan las 2 Coronas (la Corona en la Corona) porque si no, ya no estarían presentes en este mundo.


Pregunta: ¿es posible que una persona pudiera hacernos sentir el calor del Corazón?

Sí.


Pregunta: ¿es posible que una persona pudiera hacernos sentir la Vibración del Corazón?

No. Nadie más que vosotros y solo vosotros (si habláis de una persona encarnada), no hay más que vosotros que podáis abrirlo. Si tomáis (en vuestra tradición, incluso falsificada) al Cristo: recibieron el Espíritu Santo en lo que fue llamado Pentecostés. Este Espíritu Santo ha sido representado por una llama encima de la cabeza. El Cristo les ha dado la dimensión Crística mediante la activación de las dos Coronas de la cabeza, por lo tanto la Corona en la Corona, imagen de la Corona del Corazón. Pero la Corona del Corazón no la podéis abrir más que vosotros mismos. Esto es conforme a todo lo que los Ancianos, las Estrellas o los Arcángeles os han dicho: el Corazón no se abre más que desde el Interior.


Pregunta: ¿hablar en lenguas es la confirmación de la apertura del Corazón?

No. La confirmación de la apertura del Corazón es el Fuego del Corazón y nada más. Los Espíritus malignos pueden hablar muy bien en lenguas.


Pregunta: ¿lo hacen con el 3er ojo?

Con otros centros energéticos, muy a menudo, el chakra de la garganta.


Pregunta: ¿podría explicar lo que significa hablar en lenguas?

Hablar en lenguas, es expresarse en una lengua que no es conocida por el cerebro. Esto puede ser Latín, quizá Griego, quizá una lengua que no existe en los lenguajes conocidos en la Tierra. Hablar en lenguas, puede ser, en el caso del Fuego del Corazón, hablar en Vibración. Es encontrar (después de la apertura de la boca, constituyendo el canal del Éter) el Verbo creador.


Pregunta: ¿haber abierto el Corazón es haber encontrado la Fuente?

Es estar reconectados, sí. Más allá de la percepción de la que habláis: Fuego del Corazón, calor del Corazón, Corona Radiante del Corazón, recordad que el Fuego del Corazón confiere la Alegría, el Ramadi. Si no estáis en Paz, no estáis en vuestro Corazón.


Pregunta: ¿la Madre divina, la Shkati, la Fuente Madre, puede dar la segunda Corona de la que habláis?

A condición de que el ego no exista ya, si no, el ego va a apropiarse de la Luz. En ese momento, no habrá más Fuego del Corazón sino Fuego del ego y encierro en el ámbito del fuego Prometeico, hecho de deseos y proyecciones. El Fuego del Corazón no tiene ningún deseo. El Fuego del Corazón no tiene ninguna proyección.


Pregunta: ¿la Madre divina puede activar la 2ª Corona en el Interior de la cabeza?

No estoy segura de haber entendido el sentido profundo de esta cuestión. Solo el propio ser puede abrir el Corazón. Ninguna autoridad exterior puede abrir vuestro Corazón, ni el Cristo, ni Miguel, ni María.


Pregunta: ¿alguien que pretendiera esto estaría en la falsificación?

Totalmente. El Cristo, en persona, no podría abrir vuestro Corazón. Sois vosotros los que abrís vuestro corazón e Él.


Pregunta: ¿el abandono a la Luz es sinónimo de apertura del Corazón?

El abandono a la Luz, cuando se ha realizado, abre instantáneamente el Corazón. Es el instante, el momento, referencia entre todas, en que la personalidad se disuelve, en que no hay ninguna reivindicación, en que incluso no hay sentido de la existencia de cualquier identidad.


Pregunta: ¿sabiendo que el eje Atracción/Visión forma parte de la falsificación y que la activación de las cruces mutables ha reequilibrado este eje, tiene a pesar de todo una razón de ser?

De ahora en adelante sí, desde la activación de las Cruces mutables.


Pregunta: ¿y cómo evoluciona hoy, la expresión de este eje?

Por la auténtica clarividencia (no siendo más la visión encerrada en Lucifer), por la Visión del Corazón y la visión etérica restituidas.


Pregunta: ¿ver con el Corazón un planta al punto que uno se hace esta planta, corresponde a la realidad de la Visión del Corazón?

Sí, esto se llama: todo es Uno. Es justamente la pérdida de la identificación a este cuerpo o a esta personalidad que permite a la Conciencia o Supra Conciencia penetrar cualquier cosa. En otros términos, esto se llama pasar de la distancia a la coincidencia. No hay más separación. Debido al peligro de lo que ha sido desarrollado, de adoración a una entidad exterior a vosotros mismos, ya que la adoración, frecuentemente no es una fusión sino una distancia.


Pregunta: ¿hay que trabajar la Visión del Corazón o viene espontáneamente, en ese momento?

Esto es diferente para cada uno. Algunos son capaces de abandonarse directamente a la Luz, otros no lo serán nunca.


Pregunta: ¿entregarse a la Visión del Corazón, no sustituye un proceso egóico?

No me lo parece ya que es lo que había demandado en mi última o ante última intervención (ndr: ver la rúbrica « protocolos/visión del corazón » de nuestro sitio).


Pregunta: ¿si se vive una vez la Visión del Corazón, está instalada definitivamente?

Repito una vez más, la respuesta es diferente para cada uno. El mejor marcador de la corona Radiante del Corazón, más allá de la percepción en sí misma, es la Paz y la Alegría. Vuestro Cristo decía: « se reconocerá al árbol por sus frutos ».


Pregunta: ¿llevar un sentimiento de Amor hacia la Fuente ayuda a alcanzar esta Unidad?

No, el sentimiento es una emoción. El sentimiento no será nunca la Alegría. El sentimiento de Amor no es la Vibración del Amor.


No tenemos más preguntas, os damos las gracias.

Hermanos y Hermanas en Corazón, SIN OJOS os ama y os lo Vibra. Hasta la próxima vez.


... Efusión Vibratoria ...




Original en Francés.
http:www.autresdimensions.com
Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada