POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

viernes, 19 de noviembre de 2010

SAINT GERMAIN - LA LLAMA ETERNA QUE NUNCA SE CONSUME -


Cuando invocáis la presencia y la protección de la llama violeta no hay nada que temer, todos vosotros quedáis envueltos y protegidos de una forma tal, que ningún tipo de energía puede perturbaros, haceros daño o desequilibraros.

Amado Padre me entrego a ti, protégeme y no permitas que nada me haga daño.

Invoco a los arcángeles Miguel y Metatrón para que me protejan en esta comunicación. 

Si eres de la luz abro mi canal para ti, por favor identifícate como esta establecido.

“Yo soy la llama violeta transmutadora.

Yo os digo y os repito, promoved y extended el uso de la llama violeta.

Yo soy Saint Germain, y vengo a ti, que eres muy amada para mi, para decirte¡¡BRAVO!!...¡tú usas la llama violeta como nadie!... (por supuesto que no dice esto comparándome con nadie sino en un tono de reconocimiento).

Cuando invocáis la presencia y la protección de la llama violeta no hay nada que temer, todos vosotros quedáis envueltos y protegidos de una forma tal, que ningún tipo de energía puede perturbaros, haceros daño o desequilibraros.

… Disfrutemos de esta comunicación…

No son muchas las veces que he venido a ti, pero hoy lo hago con toda Paz, con toda esta calma, esta serenidad y este Amor.

Lo que estas sintiendo ahora es el recuerdo de una vida pasada que debes limpiar, coloca esa petición dentro del lago sagrado de fuego de la llama violeta y todo quedará transmutado, limpio, sanado y purificado, como debe ser.

Se que sientes esta canalización de forma extraña por la manera en que la estas recibiendo, pero eso no quiere decir que no sea real.

Yo soy Saint Germain y os dejo envueltos en mi Amor y en la Luz de esta llama eterna que nunca se consume.”
                            

Invocación a la llama violeta



YO SOY LA LLAMA VIOLETA EN ACCIÓN, EN MI , AHORA

YO SOY LA LLAMA VIOLETA SÓLO ANTE LA LUZ ME INCLINO

YO SOY LA LLAMA VIOLETA EN PODEROSA FUERZA CÓSMICA

YO SOY LA LUZ DE DIOS RESPLANDECIENDO A TODA HORA

YO SOY LA LLAMA VIOLETA BRILLANDO COMO UN SOL

YO SOY LA LLAMA VIOLETA LIBERANDO A CADA UNO

YO SOY LA LEY DEL PERDÓN Y LA LLAMA TRANSMUTADORA DE TODOS LOS ERRORES QUE YO HAYA COMETIDO

YO SOY LALLAMA TRANSMUTADORA DE TODOS LOS ERRORES DE TODA LA HUMANIDAD

ANGELES DE LA LLAMA VIOLETA (x3)

VENID, VENID, VENID

ENCIENDAN LA LLAMA VIOLETA Y ENVUELVAN A LA TIERRA

Y MANTÉNGANLA ENCENDIDA HASTA QUE ESTÉ MANIFESTANDO LA PERFECCIÓN


FASES EN EL CAMBIO DIMENSIONAL. DRUNVALO MELCHIZEDEK...

Los nativos americanos de la tribu en la cual nací por primera vez cuando vine a la Tierra, el pueblo Taos, dicen que te vayas al pueblo, cierres las cortinas, no veas afuera y ores.

La Fase Antes del Vuelco Dimensional

Este periodo puede usualmente durar de tres meses a dos años. 

Se dispara mayormente porque el campo geomagnético hace que la gente se enloquezca. 

Esto es lo que causa el colapso de los sistemas sociales del mundo.

El mercado de valores colapsa, los gobiernos se hacen infuncionales y se invoca la ley marcial, pero no funciona porque los militares están teniendo el mismo problema. 

A esto le sigue la escasez de comida y de otros suministros.

Para rematar, mucha gente se vuelve paranoica y busca sus armas. 

Nadie está seguro sobre la superficie de la Tierra. 

No obstante, debido a la tremenda ayuda que nuestros hermanos espirituales extraterrestres nos han proporcionado y al dramático cambio de conciencia que hemos alcanzado nosotros solos, existe una oportunidad excelente de que no pasemos por este peligroso periodo y de que si lo hacemos, éste sea muy rápido.

De hecho, no me sorprendería que no tuviéramos ninguna alerta, excepto por las cinco o seis horas de las cuales hablaré más adelante. 

Si nos fuéramos a preparar para esta fase en el plano físico, tendríamos que almacenar comida para por lo menos dos años, en un refugio bajo tierra.

Sin embargo, si entráramos en este refugio subterráneo al comienzo del vuelco, no podríamos salir. 

¿Por qué? Porque el vuelco dimensional nos llevará a una nueva dimensión dentro de la conciencia de la Tierra, un lugar donde la tercera dimensión, nuestro mundo normal, no existe.

Una vez que el vuelco comienza, el mundo tridimensional morirá, así que es algo poco factible almacenar comida y suministros en un refugio y esperar emerger después de que todo pase para continuar con la vida de siempre. 

Una gran parte de nuestra población hizo esto anticipándose al problema del Y2K. 

No hay nada malo en hacer esto, pero deben comprender que no los va a salvar. 

Ninguna preparación física te va a ayudar en los niveles dimensionales superiores. 

El éxito allí depende de tu conciencia espiritual y mayormente de tu carácter. Sí, carácter. Lo explicaré pronto.

De Seis a Cinco Horas Antes del Vuelco Esta fase es la más extraña desde el punto de vista humano. 

Los nativos americanos de la tribu en la cual nací por primera vez cuando vine a la Tierra, el pueblo Taos, dicen que te vayas al pueblo, cierres las cortinas, no veas afuera y ores.

Mirar hacia afuera sólo puede producir miedo, lo cual es la última cosa que necesitas. 

Un fenómeno muy extraño comienza en esta fase. Las dos dimensiones empiezan a superponerse. 

Puede que estés sentado en tu cuarto y de pronto algo aparece de la nada, que no tiene explicación en tu mente. 

Habrá objetos cuadridimensionales que no encajarán en tu comprensión de la realidad. 

Verás colores que nunca habías visto antes en tu vida. Los colores serán extremadamente brillantes, pareciendo que poseen su propia fuente de luz. 

Los colores parecerá que se emiten en vez de reflejarse.

 Y tienen una forma que tu mente no es capaz de explicar.

Estos objetos serán las cosas más raras que nunca hayas visto.

Está bien, es un fenómeno natural. Mi firme sugerencia es que no toques esos objetos.

Si lo haces, te empujarán instantáneamente a la cuarta dimensión y acelerarán tu ritmo vibratorio. 

Será más fácil y mejor si evitas moverte tan rápido. Si es inevitable, entonces será la voluntad de Dios.

Seis Horas Antes del Vuelco

Comencemos seis horas antes del vuelco. Te despiertas en una mañana clara y fresca, sintiéndote grandioso. 

Mientras te levantas, te percatas de que te sientes muy liviano y un poco raro.

Decides bañarte. Mientras observas el agua, percibes algo a tu espalda. 

Te das la vuelta y ves un objeto grande y brillante de colores extraños, flotando a un metro sobre el suelo junto a la pared. 

Mientras tratas de descubrir qué es esto, otro objeto más pequeño aparece de la nada a unos cuantos centímetros de distancia.

Estos comienzan a flotar alrededor del baño. Tú saltas y te diriges a la habitación, para encontrarla toda llena de esas cosas extrañas e inimaginables. 

Puede que sientas que estás sufriendo un colapso mental o que tienes un tumor cerebral que está afectando tu percepción, pero ninguno de éstos es el caso. 

De pronto el suelo comienza a caerse en pedazos y toda la casa comienza a distorsionarse.

Tú sales a la naturaleza, donde todo parece estar normal, excepto que hay muchas de esas cosas extrañas por todas partes.

Decides sentarte y no moverte. Recuerdas tu Mer-Ka-Ba y comienzas a respirar con atención.

Te relajas en el fluir del prana que se mueve por tu cuerpo.

El gran Mer-Ka-Ba gira envolviéndote en su calor y seguridad. 

Te centras y esperas, porque lo que está a punto de pasar es la Gracia de Dios. 

No hay realmente ningún lugar a donde ir. Es el paseo más grandioso que te puedas imaginar. 

Es antiguo y también totalmente nuevo. Es hermoso y te sientes fantástico. 

Te sientes más vivo que cuando estabas en la realidad normal de la Tierra. 

Cada respiración parece ser más entusiasta. Tú miras el paisaje, por el cual se desliza una niebla roja y brillante que rodea todo el espacio donde estás. 

Muy pronto te sientes rodeado por la niebla roja, que pareciera tener su propia fuente de luz.

Es niebla, pero de hecho no se parece a ninguna niebla que hayas visto antes.

Está por todas partes ahora y tú estás inclusive respirándola. 

Un sentimiento extraño llega a tu cuerpo. No es algo malo, sino inusual.

Notas que la niebla roja se está transformando lentamente en naranja.

Rápidamente ves que ya no es naranja sino que se está tornando amarilla.

La amarilla cambia muy rápido a verde, luego a azul, luego púrpura, luego violeta, luego ultravioleta. 

Entonces un poderoso destello de luz blanca pura explota en tu conciencia. 

No sólo estás rodeado de esta luz blanca, sino que te da la impresión de que eres la luz blanca. 

Para ti no hay nada más en la existencia. Este último sentimiento parece continuar por largo tiempo. 

Lenta, muy lentamente la luz blanca cambia a una más clara y el lugar donde te encuentras se empieza a hacer visible de nuevo. 

Sólo que parece que todo es metálico y hecho de oro puro: los árboles, los animales, las casas, las otras personas, excepto tu cuerpo, que puede o no parecer como oro. 

En forma casi imperceptible, la realidad de oro metálica comienza a ser transparente. 

Muy lentamente todo comienza a verse como vidrio dorado. 

Puedes ver a través de las paredes, inclusive puedes ver a la gente caminando detrás de ellas.

El Vacío:

Tres Días de Oscuridad Finalmente, la realidad de oro metálica empieza a oscurecerse y desvanecerse. 

El oro brillante se hace opaco y continúa perdiendo su luz mientras todo el mundo se hace oscuro y negro. 

La oscuridad te rodea y el viejo mundo se va para siempre. No puedes ver nada ahora, ni siquiera tu cuerpo.

Te das cuenta de que estás estable pero a la vez sientes como si estuvieras flotando. 

Tu mundo familiar se ha ido. No sientas miedo ahora. No hay nada que temer. 

Esto es completamente natural. Has entrado al Vacío entre la tercera y la cuarta dimensión; el Vacío de donde todas las cosas surgieron y a donde todas las cosas regresan. 

Has entrado a la puerta entre los mundos. No hay sonido ni luz. 

Es privación sensorial total en cualquier forma imaginable. 

No hay nada que hacer sólo esperar y sentir gratitud de tu conexión con Dios. 

Probablemente sueñes en ese momento. Está bien. Si no sueñas, te va a parecer como si mucho, mucho tiempo pasara. 

En verdad, sólo pasarán unos tres días. Para ser conciso, este periodo puede durar entre dos días (el más corto conocido hasta ahora) y unos cuatro días (el más largo alguna vez experimentado). 

Normalmente es de unos tres a tres días y medio. Estos son días terrestres, por supuesto, y es un tiempo experiencial, no real, porque el tiempo como nosotros lo conocemos ya no existe. 

Has llegado al "fin de los tiempos" del cual los mayas y otras religiones y gente espiritual han hablado.

El Nuevo Nacimiento

La nueva experiencia es bastante impactante. Luego de flotar en la nada y en la oscuridad por tres días o los que sean, un nivel de tu ser sentirá como si hubieran pasado miles de años.

Luego, en forma inesperada y en un instante, todo tu mundo explotará en una luz blanca brillante. 

Será enceguecedora. Será la luz más brillante que hayas visto, pasará un largo tiempo antes de que tus ojos se puedan adaptar y manejar la intensidad de esta nueva luz. 

Más que otra cosa, la experiencia será muy nueva y te habrás convertido en un bebé en otra realidad. 

Eres un bebecito. Igual que cuando naciste en la Tierra, viniste de un lugar muy oscuro a uno muy claro. 

te sentías medio ciego y no sabías qué rayos estaba pasando. La experiencia es similar en muchas cosas.

¡Felicidades! ¡Acabas de nacer en un mundo nuevo y brillante! Una vez que te comienzas a adaptar a la intensidad de esa luz, lo cual tardará un tiempo, verás colores desconocidos y que nunca antes habías visto, no sabías siquiera que existieran. 

Todo, la configuración de todo, la completa experiencia de la realidad, será extraña y desconocida para ti, excepto por el corto tiempo que viste los objetos flotantes justo antes del vuelco. 

Lo que puede sonar raro para ti, hasta que lo veas, es que el cuerpo humano adulto sea un bebé en este próximo mundo. 

Exactamente como pasa aquí, tú comienzas a crecer y a ser más alto, hasta que llegas a la adultez en este nuevo mundo.

Los adultos en este nuevo mundo de cuarta dimensión son sorprendentemente más altos que aquí. 

Un adulto masculino mide de 4 a 5 metros de altura y una adulta femenina tiene de 3 a 3 metros y medio. 

Tu cuerpo se sentirá sólido como en la Tierra, pero no lo es comparado con la tercera dimensión de la Tierra. 

De hecho, si regresaras a la Tierra, nadie podría verte. Sigues teniendo una estructura atómica, pero tus átomos en su mayoría se habrán convertido en energía. 

Te habrás convertido en una gran cantidad de energía y en muy poquita materia. 

Puedes atravesar una pared sólida de la Tierra, pero aquí eres sólido. 

Este nuevo nacimiento será la última vida en las estructuras que conoces. 

En la quinta dimensión, que seguirá pronto después de la cuarta, no existen formas de vida. 

Es un estado de conciencia sin forma. No tendrás cuerpo, pero estarás en todos lados a la vez. 

El tiempo es extremadamente diferente en la cuarta dimensión.

Unos cuantos minutos de la Tierra son muchas horas en la cuarta dimensión, así que en lo que pareciera ser unos dos años, llegarás a la adultez. 

Pero crecer no es simplemente de lo que se trata la vida, como es el caso de la Tierra. 

Existen niveles de la existencia y del conocimiento que son difíciles de imaginar desde donde estés cuando entres en la cuarta dimensión por primera vez, así como un bebé aquí en la Tierra no puede comprender la astrofísica. 

Tus Pensamientos y la Supervivencia Y aquí te encuentras, un bebé en un nuevo mundo. 

Ahora en ese nuevo mundo estás muy lejos de ser indefenso. 

Eres un espíritu muy poderoso que puedes controlar la realidad entera con tus pensamientos.
 
¡Todo lo que piensas, pasa instantáneamente!, aunque al principio normalmente no reconozcas esta conexión. 

Mucha gente no relaciona las dos cosas por numerosos días, y esos pocos días son cruciales. 

Alguien puede impedirte sobrevivir en este nuevo mundo, si tú no lo comprendes. 

Y aquí te encuentras, con sólo unos minutos de vida y la primera gran prueba de la vida comienza.

Cuando la ventana de la cuarta dimensión se abre, todo el mundo puede pasar, pero generalmente no todos pueden permanecer.

Lo que yo he encontrado es que hay tres tipos de personas en esta etapa. 

Primero hay personas que pasan, que ya están listas. Se han preparado a sí mismas en esta vida por medio de la vida que han vivido. 

Luego hay personas que no estaban listas, que tienen tanto miedo que no son capaces de dejar la tercera dimensión al pasar el Vacío, e inmediatamente regresan a la Tierra.

Finalmente hay un tercer grupo que pasa, pero que no estaba tan listo para la experiencia. 

Esta gente estaba lista para pasar a la cuarta dimensión, pero no estaba realmente preparada para permanecer allí. 

Jesús habla de esta gente cuando dice: "Muchos serán los llamados y pocos los escogidos".

Cuando la gente no está totalmente lista, significa que se traen todos los miedos y odios con ellos. 

Cuando se encuentran en este extraño mundo, surgen todos los miedos y toda la ira, porque ellos no saben que lo que piensen tomará forma frente a ellos; así, sus miedos comienzan a manifestarse.

Cómo Prepararse. el Secreto de la Vida Cotidiana. Tú preguntas, ¿qué podemos hacer aquí en la Tierra para prepararnos para esta experiencia de los mundos superiores?

Definitivamente no es almacenando comida o haciendo un refugio subterráneo ni nada parecido. 

No es que sea incorrecto, sólo que la preparación física tiene sus límites.

En el cielo, en los mundos superiores, tú eres lo que tú creas.

Esto es verdad también aquí, pero la mayoría de nosotros no lo sabe.

Después de la cuarta dimensión en adelante se hace obvio. 

Ya que somos lo que creamos, entonces se hace importante y necesario que nuestras emisiones estén en armonía con toda la vida en todas partes. 

Estamos por comprender que todo lo que pensamos, sentimos y hacemos, sí crea el mundo en el que debemos vivir. 

Por lo tanto, la vida común aquí en la Tierra puede ser vista como una escuela, como un lugar donde cada momento nos da una lección que puede ser directamente traducida al siguiente mundo. 

No es extraño que Egipto y la mayoría de las civilizaciones antiguas vieran a la muerte con tal reverencia. 

La muerte, no importa cómo llegue, es la puerta de la oscuridad al gran Vacío, que lleva a la luz brillante de los mundos superiores de la vida.

Con maestría, ésta lleva directamente a una conexión consciente con toda la vida en todas partes. ¡Vida eterna!

Fuente: Extracto de "El Antiguo Secreto de la Flor de la Vida", por Drunvalo Melchizedek ... VOLUMEN 2.

NANMURA // LUZ Peña.


Flota Estelar 999 La Conferencia del Consejo Superior

Como siempre, las Grandes Luces se reunían en la gran sala de conferencias de la nave energética de Ashtar Sheran, quien tenía el comando de esta nave.

Ése era un gran día en el Universo para los Altos Consejeros de Luz congregados en una gran reunión; y eso era algo especial incluso en el Universo. 

Siempre tenían que ver con cosas y decisiones muy importantes.

Por causa de eso solamente los más altos y ancianos eran convocados.

Como siempre, las Grandes Luces se reunían en la gran sala de conferencias de la nave energética de Ashtar Sheran, quien tenía el comando de esta nave.

Aproximadamente a medio año luz de distancia, el Maestro Lao Tse se quitó de los ojos el polvo de estrellas y miró su reflejo en los rayos del sol. 

Para hoy se había puesto una apariencia externa muy agradable, porque Lao Tse tenía el don natural de condensarse. 

Como él era un maestro muy sabio y viejo, se manifestó con una bella barba blanca y estaba feliz con lo que veía. 

Pero él no podía negar que estaba un poquito nervioso, porque había recibido de Melek Metatrón una gran tarea y tenía que presentar hoy sus resultados a los Altos Consejeros.

Pero también estaba lleno de alegría, porque en estas reuniones las grandes luces siempre se ponían un cuerpo; y estaba ansioso por ver qué idea había tenido su amigo el Ángel Chamuel.

El Maestro Lao Tse tenía su propia pequeña nave y en ella fue. 

Y por sí mismo, solamente unos pocos pensamientos después, él entró en el gran salón de conferencias.

"¡Oh! ¡Qué alegría veros a todos! ¡OMAR TA SATT mis queridos!" dijo el Maestro Lao Tse. 

"¡Qué bellos cuerpos os habéis puesto!" Y la Señora Nada, no podía negarlo, estaba especialmente bella. 

Con un corto pero intenso ELEXIER saludó a su amigo Chamuel y se sentó junto a él. 

El Ángel Chamuel tenía también considerable belleza. Llevaba un largo cabello ondulado y una túnica rosa sobre el cuerpo.

Repentinamente todo se silenció y esto significaba que Melek Metatrón y Jesús, el Cristo, estaban anunciando su llegada.

Todos los Altos Consejeros se pusieron de pie para rendirles respeto y honor; y un flujo de Luz inundó el salón. 

"OMAR TA SATT", así fueron saludados los Altos Consejeros de Luz por Melek Metatrón y Jesús el Cristo. Ellos les hicieron una rápida venia y volvieron a sentarse.

Melek Metatrón miró lleno de Amor a sus Trabajadores de Luz y dijo: "Mis queridos, hoy el primer punto de nuestra agenda es nuestro bello planeta azul, la Tierra; y los seres humanos. 

Mi querido Maestro Lao Tse ha recibido de mí la tarea de observar a los seres humanos desde la Realidad Divina para descubrir qué tanto han progresado en su desarrollo. 

Porque la Gran Ascensión está cerca. Ha llegado el momento de que los seres humanos recuerden de nuevo quiénes son. 

Durante un largo período de tiempo los seres humanos han olvidado quiénes eran.

Un gran velo denso cubrió su consciencia y entonces ya no pudieron sentir su divinidad".

Todos los ojos se enfocaron en el Maestro Lao Tse. Él había resuelto hacer conocer solamente la parte esencial, porque tenéis que saber que el Maestro Lao Tse era bien conocido por relatar largas historias tan pronto como era su turno de hablar.

Así que se puso de pie, miró a Melek Metatrón y dijo: "Con la excepción de unos muy pocos seres humanos, ellos aún están dormidos". Y volvió a sentarse. 

El Maestro Lao Tse estaba muy feliz consigo mismo porque se las había arreglado realmente para expresar solamente la parte esencial. 

Él no notó que aún todos los ojos lo miraban. Melek Metatrón no pudo ocultar una sonrisa y miró al Maestro Lao Tse lleno de Amor y le dijo: "Mi querido Maestro: ¿Quizá pudieras explicar un poquito más tus observaciones?"

"¡Oh sí, por supuesto!". Y consideró por dónde era mejor comenzar.

"De acuerdo con mis observaciones la mayoría de los seres humanos aún no saben que son grandes luces en cuerpos humanos.

Es verdad que muchos están buscando algo, pero ellos están buscando la verdad mayor fuera de sí mismos. 

Muchos se sienten muy pequeños y buscan a Dios en todas partes excepto donde Dios está: en su Alma; donde Dios reside y donde ellos encontrarían todo lo que necesitan para darse cuenta de su magnificencia. 

Me haría feliz daros unos pocos ejemplos sobre cómo piensan y viven los seres humanos". "Sigue, Maestro Lao Tse, permitidnos oírlos".

Y ya no había cómo detener al Maestro Lao Tse.

"He observado a los seres humanos y ellos han olvidado completamente quiénes son.

Con la excepción de unos pocos seres humanos cuya Alma ha recordado, con unas pocas diferencias, desafortunadamente esto es verdad para todos los seres humanos; pero esto vosotros lo sabéis pues estamos en contacto permanente con aquellos a quienes llamamos los Pioneros de Luz.

Bueno, os contaré ahora sobre una, por favor consideradlo, una sola Alma. 

¿Recordáis al alma Mira que se ofreció como voluntaria para el servicio en la Tierra?"

"¡Pero por supuesto! ¡¿Quién podría olvidar siquiera a un Alma individual?!"

Mira era un Alma de la Simiente Estelar. Y ella había vuelto una y otra vez incansablemente a la Tierra y había experimentado muchísimas cosas. 

La última vez que Mira encarnó en la Tierra, el Dios Sol le dijo: "Mi querida Mira, esta vez, cuando vayas a la Tierra será un poquito diferente de lo usual. 

Porque sabes que irás a la Tierra con una gran tarea. 

Puesto que has podido reunir muchísima experiencia, esta vez tu tarea será preparar a los seres humanos para el gran cambio de las eras.

Nosotros, tu familia, lo haremos todo para ayudarte".

Planeta Tierra

Era el año 1970. El alma Mira, que en la Tierra se llama Fiona, tenía diez años y era una niña más bien tímida. 

Fiona no tenía muchos amigos porque era un poco diferente de la mayoría de los niños de su edad. 

Fiona era una niña muy delgada y frágil. A menudo tenía resfriados y también fiebre. 

También tenía dolores de cabeza frecuentemente. La mayoría de sus compañeros de clase no la determinaban; y a menudo Fiona se sentía solitaria. 
Es verdad que tenía padres muy amorosos, pero ambos tenían que trabajar. Poseían una pequeña tienda de comestibles y tenían poco tiempo para su única hija. 

A Fiona le encantaban los cuentos. A menudo hacia sus realidad los cuentos que había leído. 

Soñaba siendo una gran bailarina, porque la danza, era algo en lo que Fiona era realmente muy buena. 

Todas las noches les rogaba a sus padres permitirle tomar lecciones de danza. 

Ella les hablaba sobre sus sueños de convertirse en bailarina algún día.

Pero a los padres no les simpatizaba este tipo de sueño. La madre le decía Fiona: "Deja de soñar y despierta por fin. 

Nunca te convertirás en bailarina, eres demasiado débil y tampoco eres suficientemente bonita. 

Tú te harás cargo algún día de nuestra tienda. Esto es lo que hemos planeado para ti". 

Su madre le daba un rápido beso y la enviaba a la cama.

Así pasaron los años; y los sueños de Fiona también pasaron.

Después de terminar la escuela Fiona trabajaba en la tienda de sus padres. 

Fiona ya no tenía ningún sueño para su vida; y aunque un anhelo aún ardía en ella, ella difícilmente podría explicarlo.

De alguna manera ella no sentía que encajara con nadie; y aún estaba muy solitaria y aislada.

Fiona caminaba por la calle, se paró enfrente de una vitrina y miró atentamente un libro que la atraía como mágicamente. 

Trataba sobre ángeles y maestros. Fiona difícilmente podía esperar a estar en la cama, porque por la noche tenía la tranquilidad para leer. Fiona no solamente leyó un libro.

Con el tiempo leyó por lo menos diez libros espirituales, pues desde entonces ya no se sentía sola.

Ella comenzó a entender que tenía que haber más. Comenzó su desarrollo espiritual. 

Los fines de semana iba a seminarios y allí conoció a un agradable hombre joven. 

Su nombre era Bob. Se enamoraron; y al fin Fiona pensó que había encontrado lo que necesitaba.

Pero sus padres tenían grandes dudas sobre la felicidad de Fiona: Creían que era más que sospechoso que Fiona se ocupara de cosas tan extrañas como la imposición de manos y prácticas similares, las cuales además costaban dinero. 

También temían que Fiona se hubiera metido en una secta.

En lugar de aceptar a un agradable hombre joven como Carlos el banquero, por ejemplo, entre todas las personas su única hija se enamoró de un bueno-para-nada.

Una noche cuando estaban cenando, Fiona reunió valor y les dijo a sus padres que se iría por un tiempo a la India con Bob. 

Ella tenía otros planes para su vida, diferentes de hacerse cargo de la tienda de comestibles. 

Sus padres se pusieron furiosos. La madre dijo: "Fiona, no nos puedes hacer esto.

Y de cualquier manera: ¿Qué piensas que te puede suceder allá?" 

Cuando nada de eso fue suficiente, la madre dijo: "¿Realmente piensas que Bob es serio respecto a ti? ¡Hay muchísimas niñas lindas y seguramente él te dejará algún día!"

Muchos años después, en el año 2004

En la caja registradora de una tienda de comestibles se sentaba una mujer de mediana edad y recibía el pago de los alimentos con la mirada perdida. 

¿Qué había sucedido? Fiona fue a la India con Bob, donde un gran maestro, a despecho del recelo de sus padres. 

Ella se lo había imaginado muy agradable. Pero todo se desarrolló de otro modo. 

Se puso muy enferma y sin importar lo que hiciera ni cuán a menudo meditara, su cuerpo no se recuperaba completamente.

Cuando ella ya no podía aguantar nada más, Bob la dejó por otra mujer. 

Completamente exhausta y también llena de furia, Fiona retornó al hogar y allí sus padres le dijeron: "Ya lo ves, hija, nosotros sabíamos esto desde el mismo comienzo. ¡Y ahora, crece por fin!"

Poco después Fiona se casó con Carlos el banquero; y para empeorar las cosas, Fiona también descubrió que no podía tener niños. 

Todos sus sueños, todas sus esperanzas y la creencia en Dios, se habían desinflado como una pompa de jabón. 

Fiona ya no tenía sueños. Ella ya no quería ver ni oír nada más. 

Todos los días parecían iguales. Como una marioneta, Fiona vivía su monótona vida, porque: ¿Quién era ella? ¡Había seres humanos cuyo destino era peor que el suyo!

Sin embargo, un día Fiona tuvo un extraño encuentro. Estaba caminando por el bosque y descansaba en una banca. 

Repentinamente una mujer se sentó junto a ella y la miraba tan constantemente que Fiona estaba incómoda y miraba para otra parte. 

Hacía mucho tiempo que nadie realmente la miraba. La mujer comenzó a hablar y dijo: "Todo lo que has experimentado fue para tu más alto bien, porque tú eres una gran luz en un cuerpo humano.

Tú tienes una gran tarea en la Tierra. Tu nombre es Mira y eres hija de las estrellas. 

Escucha la verdad de tu Alma y comienza a entender que eres más que un ser humano. ¡Despierta!"

Fiona quiso responder pero la mujer ya se había ido. Le parecía como si lo hubiera soñado. 

Fiona pensó: "¿Y si esta mujer está en lo correcto y yo tengo una tarea? ¿Quizá tuve esta severa enfermedad en la India solamente para retornar a donde encarné? ¿Y si Bob me dejó solamente para mostrarme que yo podía encontrar el amor solamente en mí misma?"

Fiona tuvo un sentimiento de paz y fortaleza que se apoderó de ella en su Alma. 

Fiona derramó lágrimas que había retenido por demasiado tiempo ya.

Ella sintió una verdad que no podía poner en palabras. Ahora también entendía por qué había sido diferente ya desde niña.

Ella se fue a casa sintiéndose dichosa y le contó todo a Carlos.

Sin embargo, él no se puso feliz por Fiona y amenazó dejarla si no abandonaba inmediatamente semejante demencia: "¿Y quién piensas que eres?" preguntó.

"¿Fiona, realmente crees que entre todas las personas tú has sido escogida para algo? 

¿Una vendedorcita, ni siquiera particularmente bonita; y que ni siquiera puede ser madre? ¿Tú deberías ser la elegida? ¡No me hagas reír!"

Por la noche Fiona tuvo grandes dudas. Carlos tenía razón. ¿Quién era ella de cualquier manera? Probablemente sólo lo había soñado todo.

Fiona decidió olvidarlo todo para crecer por fin.

Lao Tse miró a Melek Metatrón y vio que Melek Metatrón, el Gran Señor, lloraba. 

Él fue con su energía donde el Alma de Mira y le dijo las palabras:

"ESTÁS SIENDO AMADA INCONMENSURABLEMENTE".

Fin.

Tradujo: Jairo Rodríguez R.

http://www.jairorodriguezr.com/