POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

miércoles, 27 de abril de 2011

Reporte del último darshan del cuerpo físico de Sri Sai Baba

El cuerpo que utilizó Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, durante su encarnación con forma humana, permaneció en el Sai Kulwant hasta este pasado miércoles 27 de abril a media mañana de India, donde su cuerpo físico dió su último Darshan.

Su Divino Cuerpo fué colocado en un Mausoleo que está ubicado en el sitio donde Sai nos daba su Darshan.

Las ceremonias religiosas (fúnebres) concluyeron este miércoles 02.30 AM hora argentina; y se pudo seguir en vivo por internet, accediendo a canales locales de TV India.

Miles de personas estuvieron presente en cuerpo y alma, para despedir a su cuerpo físico. 

Se celebraron ritos funerarios prescriptos por las distintas religiones del mundo. 

Hablaron y rezaron exponentes y representantes de ellas (rabinos, lamas, pandit, brahmines, etc, etc). 

El estado Indio (fuerzas militares) también rindió su homenaje, con la bandera India, indumentaria de honor y disparando balas de salva en la entrada del asrham.

Su sobrino nieto (Ratnakar) fue parte de los rituales védicos, donde el sonido de los mantras específicos y el Sai Gayatri resonaban sin cesar.

Su cuerpo físico nos dejó, Sai nunca nos dejó, y nunca nos dejará !!!!!!!!!!!!!

Nos viene a la memoria los sucesos bíblicos cuando personas iban al sepulcro donde estaba el cuerpo de Jesús y se les respondía:
- ¿porqué buscan entre los muertos a quien está vivo?
Después de ver el sepulcro vacío dijeron:
- Todo ha terminado!!!
No, no, no se les contestó. Es aquí cuando todo comienza.

Sai Ram
Radio Sai Baba Rosario

--------------------------------------------------------------------
Página Principal

Facebook

Comunidad

Twitter

Biblioteca

Picasa - Fotos

Videos

El anuncio de Swami a través de Isaac Tigrett

Esta es la última parte de la charla que dio Isaac Tigrett en Dallas, Texas, USA, el 25 de febrero de 2009.

(Habla Scott) "¿Puedo hacer una pregunta?"

Tigrett : Bueno, acércate al micrófono...

Pregunta: Aceptando que Swami está envejeciendo en Su Forma física y que probablemente nos va a abandonar a todos más temprano que tarde, y que has hablado de los tiempos oscuros que están por venir... 

Me pregunto, ¿vamos a necesitar algo o alguien a que o a quien aferrarnos? ¿En qué exactamente debiéramos tratar de enfocarnos una vez que Swami haya partido?

Tigrett: Muy buena pregunta. Swami va a partir. Como lo anunciara ya desde que era muy joven, ahora se está retirando. 

Ha habido todo tipo de rumores respecto a muchas cosas de lo que Él ha hecho o no ha hecho. Mas yo sé que Él tiene el control de todo.

Me dijo hace ya muchos años, “Miles y miles de devotos partirán; están sentados en la cerca... no son devotos verdaderos, son devotos a tiempo parcial. 

Lo son, porque la tradición hindú habla de tener un Gurú (maestro espiritual); lo son, porque está en boga; lo son por los Leelas, los diamantes y las cosas que Yo creo... 

No son genuinos devotos. Voy a hacer que todos ellos se vayan” y lo ha hecho.

No hay que preocuparse por los rumores. Todo no es más que de Su propia hechura.

Sabe exactamente lo que está haciendo, porque Él quiere que actúen Sus verdaderos devotos, y necesita la verdadera energía positiva.

Él ya no da entrevistas, y casi no da Darshans. Sólo sale cuando se cantan los Bhajans y, usualmente, cuando ya han comenzado o cuando están casi por finalizar. 

Ya no habla con ninguna de las personas que Le rodean...

Uno no podía trabajar para el Hospital, o la Universidad, o la Escuela, sin obtener Su permiso. 

Daba indicaciones hasta sobre los más nimios detalles... Yo construí el Hospital. 

Él me indicó no sólo que tipo de cerámicas que debía usar, sino hasta el color de la lechada... Ahora Él no habla con ninguno de ellos.

Observen por sí mismos. Ellos se sientan en la veranda.

Le preguntan, Swami ¿qué debemos hacer con esto? 

Él murmura algo y sigue de largo. Nos ama. No quiere herirnos. 

Va a partir... Se ha vuelto muy sentimental. Llora muy a menudo... muchas veces he llorado con Él.

Se ha vuelto muy sensible Sabe que va a partir. Está muy sentimental.

Deben recordar que es un Hombre-Dios: tiene todo el derecho a ser sentimental; tiene todo el derecho a amarnos.

Y créanme, en el fondo de Su corazón humano, Le es muy difícil cumplir con Su tarea que es la de salir lentamente de la escena.

¡Va a morir - sólo Su cuerpo! ¿Están preparados? ¿Qué van a hacer - cortarse las muñecas y seguirlo? ¿Qué van a hacer? El se irá. 

¿Perderán la energía? ¿Se habrá ido su fe en Dios?

Como sea... pensemos que Él nos ama. Está retirándose de la escena. 

Se está preparando para que ocurra el más grande momento de la historia. 

¡Esta es Su Gracia, señores! ¡Este es el momento! Y todos ustedes debieran estar haciendo sólo una cosa: pensar positivamente y plantearse una sola pregunta, “Swami, ¿qué puedo hacer por Ti?”.

¡Sai Ram!

Traducción rehecha en base al video de la Conferencia

Herta Pfeifer, Santiago, marzo 2010.

--------------------------------------------------------------------------
"El Amor da y perdona, el egoismo recibe y olvida."

Sathya Sai Baba.
--------------------------------------------------------------------------
Página Principal

Facebook

Comunidad

Twitter

Biblioteca

Picasa - Fotos

Videos


SANTA TERESA DE LISIEUX - Pequeñez y Grandeza



11 de abril 2011

Mi nombre es Teresa. Vengo a ustedes con el fin de hablarles de dos cosas que pueden ayudarlos a concretizar eso hacia lo que van. Dos palabras: Pequeñez y Grandeza, son seguramente la ilustración de lo que me fue dado a vivir, al comienzo del siglo pasado, en esta Tierra, y que he descrito como mi deseo más íntimo, cuando estuve encarnada. Ese deseo no era un deseo que buscaba una promoción cualquiera de mi misma sino más hacia una convicción que yo tenía, siendo una niña, que para encontrar el Amor indescriptible, yo debía pasar por la Pequeñez, es decir hacerme tan pequeña hasta ya no existir. Pequeña, yo no quería dejar de existir aquí, en este mundo que yo recorría, ya que yo pensaba permanentemente en el otro mundo, al que yo llamaba la verdadera Vida, en mi infancia, con lo que yo llamaba el Cristo, los Santos, el Paraíso. Entonces yo, durante mi corta encarnación, busqué, en todo momento, esta noción de Pequeñez. Eso no era con un sentimiento de castigo cualquiera, sino que respondía verdaderamente al llamado de mi alma, a ser nada de este lado, esperando y pensando, en esa época, que yo sería muy grande y muy cerca del Cristo allá arriba, según las palabras de mi época.

Entonces, por supuesto, en la sociedad occidental, de todos los tiempos, se enseña, muy pequeño, a ser algo o alguien, a través de un reconocimiento, el que sea, de su esposo, de su esposa, de sus hijos, de sus padres, a nivel de la vida, simplemente todo, con el fin de no ser inexistente y de tener un rol, una función, un lugar. Eso nunca me pasó cuando era una niña ya que tenía esta íntima convicción de que sí yo era pequeña aquí, entonces, necesariamente, seria recibida en el Cielo, según las palabras de la época.

Así que hice todo lo posible para poner en práctica esta convicción. Efectivamente puse en obra esta noción de Pequeñez a través, por supuesto, de cosas que hoy pueden parecer, en este mundo, muy anticuadas y obsoletas: la obediencia, la obediencia a una autoridad superior, el Servicio, el don del alma, de mi misma, sin quejarme a todo aquello que me era pedido. Muy pronto, me di cuenta de que comportandome y viviendo de esta manera, yo ya vivía interiormente un sentimiento de plenitud muy particular. No tenía palabras, entonces, para expresar lo que yo vivía, si no era a través de mi comunión con Jesús, con María, en el lenguaje de la época y que deben colocarse en el contexto de hace 100 años.

Entonces, hoy, voy a expresarme más bien con las palabras de hoy y adaptadas a la época a la cual ustedes están encarnados. Por supuesto, otras Hermanas y otros Ancianos les han expresado esta noción. Ya sea el Maestro Philippe o mi Hermana Hildegarde. Hay, en ese misterio de Pequeñez, verdaderamente, un misterio esencial. Es un misterio en tanto se quede a nivel de la personalidad, de la vida común y ordinaria ya que, efectivamente, quien puede imaginar, pensar o incluso soñar, que borrándose, eh bien, se penetra en un espacio de sí mismo muy particular.

Borrarse no quiere decir desaparecerse o ser humillado o humillarse uno mismo, sino que es una invitación a penetrar en la profundidad de uno mismo ya que, por supuesto, cuando ya no hay intención de ser algo en el exterior, eh bien algo, en el interior, aparece en ese momento.

Teniendo en cuenta esas palabras de mi época hoy, es a ese paso que ustedes están invitados. Ese paso representa, de alguna manera, un principio de vasos comunicantes. No pueden acceder a la Verdad de vuestro ser, en tanto interpreten, en el exterior de ustedes mismos, un rol. Incluso si ese rol puede hacer de ustedes, algunas veces, alguien que se sacrifica por otro o por una causa. Incluso si, efectivamente, el aspecto puede ser el mismo, hay una gran diferencia entre el que esta en una noción de sacrificio, esperando una recompensa y aquel que vive realmente esa Pequeñez. Entonces, si la palabra Pequeñez los molesta, hoy, es de una manera diferente que yo hablaría. Imaginen que esta Pequeñez, de hecho, sea una atenuación, una disminución del ego, de la personalidad, del "yo", y sobre todo, hoy, para ustedes, entonces, comienza a aparecer otra cosa: el Sí, la Grandeza. Pero esta Grandeza, ella no puede expresarse en el exterior, ella se expresa en el Interior.

De acuerdo con el principio de vasos comunicantes, si ustedes ya no son nada afuera, ustedes se convierten en todo adentro. No ser nada afuera, no quiere decir retirarse del todo. Sino remplazar ese todo con algo que no es la finalidad, es ya, de alguna manera, cambiar de objetivo, cambiar de prioridad y crear las circunstancias propicias para otra cosa. Esta otra cosa, que es invisible, intangible, que puede parecer una Creencia, una fe ciega, está mucho más allá de eso. Ya que cuando aceptan, sin contrariedad y sin sacrificio, de no dejar que se manifieste todo lo que hace que existan los juegos en la sociedad, en las relaciones entre los seres, entonces, nacerá, en ustedes, otra cosa. Entonces, por supuesto, las palabras que emplean hoy, de Luz, de Êtreté, no tendrían cabida de ser, en mi época. Entonces yo llamaría eso: el Cristo, María.

Muy joven, tuve la oportunidad de vivir un momento de éxtasis y ese momento único de éxtasis me llevo en mi corta encarnación ya que yo sabía que este pequeño éxtasis, que yo experimenté muy joven, era verdaderamente la solución. Entonces, todos ustedes, hoy, aquí, que viven hoy en este mundo, ustedes tienen una oportunidad extraordinaria, es que esos momento que para mí, no duraban sino el espacio de una mañana, un domingo, algunos minutos, ustedes tienen la posibilidad de reproducirlos en ustedes, cuando oran, cuando meditan, cuando se alinean y es exactamente eso que es necesario buscar, es exactamente a eso que es necesario abandonarse. Entonces, por supuesto, esos momentos, ustedes los viven en circunstancias particulares, en vuestras oraciones, vuestras meditaciones, vuestros alineamientos y lo que es importante entender, es que incluso en la acción y en el juego de la personalidad, esos instantes deben quedar grabados en ustedes. Ya que si ustedes graban vuestra Conciencia que se mantiene en lo que han vivido en ese espacio particular de ustedes mismos, ustedes van a recrear ese estado, en otro momento. Ya que ese espacio que ustedes han experimentado, en un momento preciso, puede completamente manifestarse en los momentos cuando ustedes efectúen otra cosa que ese momento de alineación.

Al recordar y al revivir, de algún modo, lo que han vislumbrado o experimentado más o menos intensamente en vuestros momentos Interiores, ustedes van a poder manifestar en el exterior eso y, en ese momento, sucederá un proceso particular: cuanto más lleven a cabo eso que tienen todavía que concluir, por vuestras obligaciones, vuestros roles que para algunos persisten, ustedes pensarán más en ese momento, este será capaz de aparecer en vuestras actividades exteriores con mucha más facilidad que en mi tiempo. Si ustedes adoptan esta conducta, ustedes van a percibir, muy rápidamente, que vuestros momentos exteriores podrán ser vividos de manera idéntica a lo que habían vivido, en otro momento, cuando ustedes estaban dirigidos hacia ustedes mismos.

La otra consecuencia, innegable, es que cuando están en una actividad, la que sea, exterior, ustedes rememoran tener el recuerdo de la Luz, de la Vibración que recorrían, entonces ustedes podrán manifestar de nuevo esta Vibración y sobre todo, hagan lo que hagan, la personalidad no podrá hacerse invasora. Es así que se instala la Pequeñez. Ella no se instala con la humildad que ustedes decidirán, así, de un día para el otro, de convertirse en humilde. Ya que hay un riesgo, es que el mismo ego se apodere de esta humildad para hacer, de alguna manera, un hacer valer, más que un estado Interior. Al contrario, si ustedes toman como hábito, incluso en los gestos o en las acciones más simples de la vida ordinaria, como mirar a otro, como intercambiar algunas palabras, si ustedes rememoran esta Luz, este estado, esta Vibración, según lo que ustedes han vivido, esta Alegría, entonces ese momento se llenará de ese estado. Eso se llama, yo creo, en diferentes enseñanzas, el principio de la Atención ya que, allá adonde los lleve vuestra Atención, vuestra Conciencia se manifiesta.

Entonces, ustedes ven, no es cuestión de pasar 24 horas sobre 24 pensando en el alineamiento sino en vivir en ese estado particular, incluso cuando están en una acción exterior, en un quehacer ordinario. Ya que es realmente esta Atención que llevará la vivencia real de la Humildad, de la Simplicidad y de la Pequeñez. En este caso, no son ustedes quienes deciden ser humilde y sencillo, eso se establece, de alguna manera, en sí mismo. Desde que hay, la comprehensión de ese mecanismo de la Conciencia en el que ustedes están, incluso en una actividad exterior, conscientes de esos momentos que han vivido antes y constatarán rápidamente que ese momento o esos momentos se instalarán, primero cuando lo piensen y luego, rápidamente, en un segundo tiempo, percibirán los momentos en que saldrán de ese estado de Pequeñez y de Alegría. Ya que paradójicamente, es la Pequeñez que confiere Alegría, ya que la Alegría existe en el Interior, ante todo, cuando contactan vuestro Corazón. Y entonces, incluso si ustedes hacen una tarea que no les satisface a nivel de vuestra personalidad, algo que les parece inútil o frívolo, es sobre todo en esos momentos que deben pensar a lo que han vivido en los momentos Interiores, con el fin de que eso que les aparece frívolo e inútil pueda llenarse de eso que ustedes habían vivido en un estado de plenitud. Y por otro lado, cuando viven vuestro alineamiento, ya sea en la tarde o en otros momentos, ustedes ya no están en le exterior, ustedes renuncian, de alguna manera, de manera efímera, a vuestros roles, a vuestras actividades, para penetrar en el Interior de ustedes mismos. Es en esos momentos de alineamiento que descubrirán , de alguna manera la grandeza que hay en ustedes: ese aliento, ese calor, esa fusión, esa comunión, poco importan las palabras que empleen sino un estado diferente de lo que constituye, en general, el cotidiano del ser humano en todas sus actividades cotidianas. Si ustedes fuesen capaces de rememorar esos instantes lavando un piso, planchando, realizando algo que los molesta, entonces, rápidamente, se darán cuenta de que la contrariedad misma desaparece y que ustedes efectúan esa tarea poco a poco con una Alegría y finalmente, rápidamente, podrían darse cuenta que cada tarea puede ser llenada de la misma gracia y de la misma Alegría. Ya que no están identificados, incluso haciéndolo, a esa tarea, a esa acción, ustedes están plenamente conscientes que ustedes efectúan algo que antes no les gustaba, que ahora se lleva a cabos de manera diferente, ya que ustedes han reconectando, en ustedes, un momento de gracia que se puede manifestar en algo que, antes, podía parecer odioso. Es así que se pasa de la Pequeñez a la Grandeza.

La Humildad, la Simplicidad, del cual ya he hablado, hace poco tiempo, es una vigilancia, pero no es necesario que sea una vigilancia del ego, en esos momentos que ustedes viven, donde la intensidad de la Luz, de la Verdad son muy fuertes. Es necesario, de alguna manera, verdaderamente pasar de ese estado de Pequeñez a ese estado de Grandeza. Entonces, en ese momento, independientemente de la Pequeñez de la tarea que deben efectuar, independientemente de la Pequeñez de la acción adoptada, ustedes descubrirán la Grandeza que, ella, es Interior y no exterior. Eso podrá también evitar un engrandecimiento y un aumento de la personalidad que se cree y que cree que si ella lleva a cabo tal acción, ella podrá encontrar tal recompensa. Como yo espero que ustedes lo han comprendido, hoy, la única recompensa viene de la Luz y de ustedes mismos, pero de ustedes mismos más allá de la simple apariencia de vuestro rol o de vuestra función.

Los mecanismos que se ponen en marcha ahora y ya presentes desde hace algún tiempo en la Tierra, les permitirán rápidamente realizar eso. Es la característica del momento que viven, es que todo es muy rápido, en un sentido como en el otro. Entonces yo les afirmo que es suficiente aprovechar la calidad y la rapidez de lo que está allí para manifestar ese paso. Cristo había dicho: "Aquellos que quieran elevarse serán descendidos y los que se desciendan serán elevados". Eso no tenía nada que ver con ninguna historia moral, es exactamente de ese proceso del cual Él hablaba, que está ilustrado hoy, a través de lo que les han enseñado algunas de mis Hermanas y algunos de los Ancianos, con la última Inversión y la última inversión del Triángulo situado en vuestra frente, que le permite a ese ego, a ese fuego del ego, a esa personalidad, de transmutarse, de invertirse y de dejar aparecer, entonces, el Fuego del Corazón o del Espíritu, Don del Sí a sí mismo, esa Pequeñez que, de hecho, es una Grandeza. Esa Pequeñez en esa Dimensión, en la que ustedes están, cuando ella es vivida, confiere la más grande de las recompensas, que no fue sin embargo buscada como tal pero que se instala desde que ese cambio, esa inversión de la Energía situada a ese nivel de esa Conciencia es efectuada. Recuerden que no es necesario pensar en la humildad o en la simplicidad únicamente en esos términos y en su definición. Sino que es recordándose de vuestros estados de alineación, vuestros estados de Paz, incluso si ellos fueron lo más fugaces que han vivido en esos momentos de alineación, que ya hayan recorrido los caminos de la Gracia y de la Alegría Interior o que ustedes simplemente se hayan rozado, o acercado a ciertos estados, eso no confiere ninguna diferencia a la Conciencia. Ya que si ustedes son capaces de rememorar ese instante, y sobre todo en las cosas más simples y yo diría las menos agradables de vuestras actividades cotidianas, entonces ustedes constatarán rápidamente que ustedes encontrarán, de manera amplificada, ese estado Interior ya que probarán a ustedes mismos y a vuestra propia Conciencia que ustedes han hecho la Inversión ilustrada en las palabras del Cristo. Es exactamente de eso que Él hablaba, es exactamente eso de lo cual hablaba también el Maestro Philippe de Lyon y eso corresponde a la completa Verdad.

En efecto, la tendencia, como ustedes lo saben, de la personalidad, es siempre esa fragmentación, esa apropiación, esa necesidad de tomar permanentemente, ya eso sea del conocimiento, que eso sea de la ciencia. Entonces, eso permitirá invertir vuestra propia personalidad y de poner, en un primer tiempo, al servicio de algo mucho más grande. Entonces, poco a poco, esa pequeñez se instalará ella misma, ya que una vez más, no es la negación de lo que ustedes son, sino que consiste, simplemente, en colocar la personalidad y las acciones exteriores, cualquiera ellas sean, en su lugar adecuado, acercándolos entonces, poco a poco de lo que los orientales les gusta llamar la Ilusión o el Maya de esta Dimensión. Entonces por supuesto, la época que ustedes viven es muy particular, ya que ella ve, de una manera general y colectiva, el final de este Maya, de esta Ilusión. Pero recuerden lo que les han dicho los Ancianos y los Arcángeles: "Ustedes irán exclusivamente adonde vuestra Vibración los lleve" y no vuestras Creencias sobre ustedes mismos y no un éxito material, afectivo, o el que sea. Todo dependerá exclusivamente de vuestra Vibración, todo dependerá exclusivamente de lo que ustedes hayan alcanzado y tocado en este mismo mundo.

Entonces, por supuesto, algunos seres viven estados muy cercanos de la Luz en el momento de sus alineamientos y luego, desde que salen de esos estados, entonces ellos realizan su trabajo y la personalidad se hace cargo, para realizar, como si nada hubiese pasado, las actividades ordinarias y usuales, dejando entonces a la personalidad, la posibilidad de retomar su lugar, de alejarlos de la Pequeñez. Allí está una de las trampas de lo que es llamada la personalidad o el ego, que debe ser superado y que es completamente superable por lo que yo acabo de decirles. Es muy sencillo. No hay necesidad de, incluso si eso corresponde a puntos de energía particular, de ocuparse de eso. Debido a lo que se realiza actualmente en la Tierra, en vuestra Dimensión, ustedes se darán cuenta, muchos de ustedes, que todo sucede muy rápido, que vuestros pensamientos de materializan rápidamente, que crear algo en vuestras vidas se vuelve cada vez más rápido, como si ustedes se hubiesen convertido efectivamente en creadores de vuestra propia realidad, en cada instante, y es exactamente eso. Es precisamente esa aceleración que les permite realizar rápidamente lo que yo acabo de mencionar.

Así que recuerden que hacer un trabajo de Servicio por la Tierra, es extraordinario, es por otro lado esencial pero ustedes, ¿cuando ustedes darán servicio? Ustedes dan servicio, por supuesto, trabajando al servicio del colectivo pero es necesario también ser capaz de servirse uno mismo, más allá de la personalidad y lo que yo les mencioné es sin duda, hoy, por el hecho de esa rapidez, el medio más directo para llegar al Sí e instalar en ustedes la permanencia de un estado de Alegría, de Paz, de Serenidad, donde podrá manifestarse, en el seno de vuestra Pequeñez, vuestra Grandeza. Eso era lo que yo tenía que decirles, era muy sencillo. Entonces, si con relación a eso, y exclusivamente con relación a eso, ustedes tienen necesidad de otros elementos, y si yo puedo darselos, yo se los doy con placer.

No tenemos preguntas. le agradecemos.

Entonces, mis Hermanos y Hermanas, mis amigos, yo les transmito todo mi Amor. Lo que ustedes viven, lo que vivirán, es algo maravilloso. Muchas almas desearían vivir eso que ustedes viven, en un cuerpo. Esa revolución, esa revelación extraordinaria de la Luz es un momento de gran Gracia, es único. Por supuesto, más allá de lo que fue anunciado, de la liberación del encierro de esta Ilusión, la experiencia de vuestro Espíritu, en este momento, es única. Entonces, aprovechen esta oportunidad única con todo el Corazón, de frente. Vayan hacia lo que son, en completa serenidad, no tienen nada que perder ya que, de todas maneras, en este mundo y en esta Ilusión, todo está perdido. Tienen todo para ganar. Yo les digo, hasta ahora, ya que yo acompañaré, con ustedes y en ustedes, vuestro alineamiento y yo espero simplemente que ustedes se recuerden de estas frases de quien fue llamada la pequeña Teresa, ya que ustedes tienen una palanca extraordinaria, para acelerar lo que se acelera ya. Yo les digo, hasta ahora.


www.autresdimensions.com

Canalización: Jean Luc Ayoun

Transcripción: Veronique Loriot

Traducción: Milagros Gómez

http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

LOS HATHORS- Estados de Transición de Consciencia



" Los Hathors llaman Estados de Transición de Consciencia a posiciones intermedias después de haber sufrido pérdidas importantes, cuando nos encontramos temporalmente colocados entre una vieja realidad que ya ha terminado y una realidad nueva que todavía no ha tomado plenamente su forma..."



Definiciones



Los nodos caóticos son grupos de sucesos caóticos. De acuerdo a los Hathors, la Tierra ha entrado en un Nodo Caótico, y como resultado, podemos esperar niveles de caos siempre en aumento – incluyendo terremotos, actividad volcánica, pautas climáticas aberrantes, desastres ecológicos, así como agitación económica, social y política, pero no se limitará a éstos.



Los Hathors llaman Estados de Transición de Consciencia a posiciones intermedias después de haber sufrido pérdidas importantes, cuando nos encontramos temporalmente colocados entre una vieja realidad que ya ha terminado y una realidad nueva que todavía no ha tomado plenamente su forma.



Los Hathors usan el término Marcadores Perceptuales para describir cómo le damos sentido a nuestro mundo y manejamos nuestras vidas usando nuestros cinco sentidos.



El Mensaje



Por su propia naturaleza, los Nodos Caóticos tienden a generar estados de transición de la consciencia. Los estados de transición de consciencia surgen cuando desaparecen los marcadores perceptuales y, cuando esto ocurre, entras en una zona nula en la que tu vieja realidad ya no existe o ha cambiado radicalmente, en tanto que tu nueva realidad todavía no ha llegado a existir.



Por cuanto ustedes han entrado en una fase aún más intensa del Nodo Caótico, deseamos compartir con ustedes nuestra perspectiva sobre los estados de transición, con la esperanza de que puedan utilizar este conocimiento para su propio beneficio.



Para este propósito podemos clasificar los estados de transición en tres categorías principales: 1) estados de transición personal, 2) estados de transición colectivos, y 3) muerte física.



Estados de Transición Personal



Primero enfoquémonos en los estados de transición personal, ya que tu percepción personal es el punto central alrededor del cual opera tu realidad percibida.



Tu percepción de la realidad es, fundamentalmente, una creación personal. Está influida por la percepción colectiva de tu cultura, tu época, tu lugar y tu circunstancia, pero fundamentalmente tu percepción de lo que es real y lo que no lo es, es una creación – tu creación.



Tu percepción de la realidad depende de tus hábitos de percepción, si es que tú eres como la mayoría de las personas. Estás acostumbrado a experimentar ciertas realidades en tu vida y éstas te dicen dónde estás, por así decirlo. Te despiertas por la mañana y miras el reloj y se te presenta inmediatamente la percepción colectiva del tiempo. Tu decisión de aceptar esta ilusión o no es una opción personal. De hecho, una de las señales de maestría espiritual es la capacidad de moverse por las ilusiones culturales exitosamente comprendiendo claramente su naturaleza.



Cuando una situación de tu vida personal cambia dramáticamente, hay una tendencia a que los marcadores perceptuales desaparezcan o se reorganicen.



Veamos un escenario posible. Si has trabajado en el mismo lugar durante muchos años, has construido tu vida de acuerdo a las demandas de tu puesto. Tomas tu almuerzo a determinada hora. Vuelves a casa a determinada hora. Interactúas con otros en formas específicas, adecuadas para responder a los requisitos de tu puesto.



Si ese puesto de trabajo fuera eliminado de repente, en forma inesperada, esos marcadores perceptuales desaparecerían. No sería necesario levantarse a cierta hora, comer a cierta hora, volver a casa a cierta hora, y la gente con la que interactuaste durante la mayoría de las horas de tu día ya no estaría disponible para ti.



Lógicamente, esta situación desorienta a la mayoría de las personas. Otra vez, los marcadores perceptuales han desaparecido.



El mismo fenómeno tiene lugar cuando hay un cambio radical en tu vida personal. Si de repente se termina una relación que es importante para ti, los marcadores perceptuales de esa relación desaparecen y entras en el estado de transición de consciencia.



Si tienes una crisis en tu salud que afecta tu vida física en formas importantes, los marcadores perceptuales desaparecen y esto puede ser desorientador. Has entrado en un estado de transición de consciencia.



A medida que aumenta la intensidad del Nodo Caótico, más y más personas experimentarán las ondas de shock de su vieja realidad desmoronándose ante ellos. Lo que era seguro en sus vidas, ahora es incierto. Lo que era suelo firme, parece ya no ser firme. Decimos esto tanto figurativa como literalmente.



Hay otra onda de estados de transición que está surgiendo de este Nodo Caótico. Ya está afectando a muchas personas, pero sus efectos se distribuirán en la consciencia de una forma muy parecida a un tsunami.



Este estado de transición en particular tiene que ver con el colapso de las mentiras colectivas de tu cultura. Cada vez más y más, vas a ver lo que hay detrás del juego de sombras; vas intuir a los titiriteros, y aunque se te oculten sus identidades, verás de modo cada vez más real que hay aspectos de tu cultura que son una manipulación, una limitación y, en muchos casos, mentiras totales.



La mentira de la que hablamos aquí no es la mentira de la economía, la de las guerras, o la de las religiones que te limitan, sino la mentira de tu identidad – una mentira que asegura tu confinamiento. Esta mentira es la creencia y la afirmación cultural de que no eres más que un ser humano físico y que no hay, en realidad, ningún otro reino del ser más allá de tu experiencia terrestre.



El reconocimiento de esta mentira es precursor de la libertad personal, pero en sus etapas iniciales puede ser bastante desorientador. La causa de esto es que las experiencias multidimensionales son muy diferentes de tus experiencias cotidianas terrestres. Si te encuentras varado entre tu vida terrestre y la multidimensional, has entrado en un estado de transición de consciencia.



Nuestro propósito al compartir esta información es sugerir un curso de acción práctico durante los estados de transición de consciencia.



Cuando entras personalmente en un estado de transición potente, podrías, como muchos seres humanos, estancarte en el anonadamiento. Muchos individuos se sienten profundamente perturbados al descubrir con asombro que sus marcadores perceptuales han desaparecido junto con la realidad que habían asumido como real.



Como el tiempo se está acelerando – y con esto queremos decir que más sucesos ocurren en menos tiempo – permanecer en estado de shock o anonadamiento es una indulgencia psicológica que no te puedes permitir. El punto esencial que deseamos transmitir aquí, es que, no importa la naturaleza del estado de transición, ya sea de orden personal relacionado con cambios en tu vida personal, o debido a reconocer la manipulación cultural, tú eres el creador de tu realidad.



Puedes tener historias que expliquen porqué tu vida está de repente en crisis, pero sólo son historias. Puedes culpar a otras personas, situaciones o instituciones por tu problema, pero esto es responsabilidad mal asignada. Tus historias pueden ser verdaderas y puede haber otras personas, situaciones o instituciones que culpar, pero cuando has entrado en un estado de transición de consciencia, tú eres el vórtice central de un potente proceso creativo. No hay razón ni necesidad de llorar sobre “leche derramada” como dice el refrán. Lo que se perdió, se perdió. Lo que se fue, se fue.



Ahora la pregunta central es: ¿Qué harás?



¿Vas a quedarte atontado, en shock, abrumado, enojado y triste? ¿O vas a asumir tu identidad como creador de tu vida?



Para los que elijan permanecer en estados inferiores de consciencia, no tenemos comentarios.



Nuestros comentarios son para aquellos con suficiente coraje y audacia como para asumir su identidad como creadores. Si eres uno de éstos, aquí está lo que sugerimos.



Cuando todo desaparece, y nos referimos a los marcadores perceptuales de tu realidad anterior, comprende que has ingresado a un punto de vacío.



Un punto de vacío es una transición crítica entre una realidad vieja y una nueva. Aquello que era, se terminó. En lugar de lamentar la pérdida, acepta el vacío. Esto es, para muchas personas, una empresa difícil, porque en el punto de vacío no hay nada que se pueda hacer. Simplemente debes ser testigo de ello, y de ti mismo, porque en esta tierra de nadie no hay marcadores perceptuales.



Ten cuidado con los nuevos marcadores que coloques, porque estas ideas y creencias serán las estrellas en los nuevos cielos de tu mente, y navegarás tus rumbos en estos nuevos tiempos por las estrellas (pensamientos y creencias) que tú hayas puesto en los cielos de tu propia consciencia. De modo que sé sabio al crear estrellas nuevas, compañero navegante del Misterio.



Estados de Transición de Consciencia Colectivos



El colectivo humano, desde nuestra perspectiva, parece actualmente una inmensa serpiente cósmica cambiando su viejo pellejo, retorciéndose y restregándose, tratando de liberarse de sus viejos estorbos. Algunos de ellos toman la forma de agitación económica. Otros son de naturaleza política. Algunos son el colapso y transformación de instituciones culturales. Y algunas de estas contorsiones y retorcijones se relacionan con los terremotos y la actividad volcánica, así como con el comportamiento aberrante del clima.



A medida que aumenten los desastres naturales y los ocasionados por el hombre, van a encontrarse cada vez más entrando en estados de transición de consciencia. Obviamente los que sufren un terremoto, una erupción volcánica o un clima destructivo en forma directa son los más proclives a ingresar en estados de transición, pero los que son de naturaleza empática pueden experimentar el peso de un desastre natural o causado por el hombre como si estuvieran físicamente presentes.



Ciertamente, a medida que el velo que separa una consciencia humana de otra se disuelve, ustedes van a experimentar los cambios que ocurran en el mundo cada vez más a nivel visceral.



Ahora queremos tratar la cuestión de una creación nueva, para aquellos que se puedan encontrar con las secuelas de un desastre natural o causado por el hombre, sean terremotos, erupciones volcánicas o manifestaciones climáticas destructivas.



Si la fuerza destructiva es suficiente, puede que los marcadores perceptuales de tu realidad anterior ya no existan. Puede que tu hogar o tu comercio ya no estén. Puedes encontrarte con escasez de alimento y agua, y hay un número de otras variables que pueden juntarse para crear un estado de shock o anonadamiento.



Queremos ser muy claros en lo que vamos a decir. El shock y el anonadamiento ante los desastres es una respuesta natural de los mamíferos, y si vas a trascender y transformar ese momento, debes ascender a dimensiones más elevadas de tu propia existencia, de tu propio ser, a esos reinos de la consciencia que están más allá de tiempo y espacio.



En la medida en que puedas incorporar los aspectos trascendentes de tu ser como partes de la ecuación para tu supervivencia, podrás aliviar el shock y el anonadamiento.



El rasgo central que debe identificarse en medio del caos, de cualquier forma de caos, es el portal de la oportunidad.



Esta oportunidad de supervivencia o de una nueva vida puede presentarse en formas inesperadas. Esto sucede porque los marcadores perceptuales ya no están en su lugar, y tu consciencia puede no reconocer una oportunidad cuando se presenta.



Hay un hábito humano muy arraigado, una tendencia, que quiere adecuar las nuevas realidades a las otras del pasado. Este sería un desdichado hábito para practicar en tales situaciones.



Podríamos decir muchas cosas sobre las realidades hiper-dimensionales involucradas en la toma de decisiones durante los eventos caóticos, pero queremos “ir al grano” y mencionar las que resultarán más prácticas. Tal vez en otra ocasión podamos compartir con ustedes nuestras reflexiones filosóficas sobre su naturaleza infinita y las posibilidades infinitas que residen en ustedes. Sin embargo, por ahora seremos un poco elementales y daremos una fórmula para reconocer y crear oportunidades para una nueva vida y un nuevo destino cuando se les presenten.



Suponiendo que han entrado en un estado de transición de consciencia y que se han reconciliado con el punto de vacío y están más o menos cómodos con la enorme incertidumbre de la situación, esto es lo que sugerimos.



Sean curiosos y esperen milagros.



Al entrar a un estado de curiosidad, involucran un aspecto de su mente que está libre para moverse sin los límites de las expectativas. Se parece mucho a la mente de un niño, y es esta inocencia – que no es lo mismo que infantilismo - lo que les permite entrar en un estado vibratorio de consciencia que los beneficia grandemente.



Al sostener una expectativa de milagros, liberan el poder de la creación dentro de ustedes, y en la medida en que logren esto encontrarán cada vez más incidencias fortuitas, coincidencias beneficiosas y tesoros inesperados, ya sean de naturaleza física como mental o emocional.



Esta combinación de curiosidad ante lo que va a ocurrir con la expectativa de milagros, los va a mover rápidamente desde el punto de vacío a una nueva vida, a una nueva creación, no importa qué pueda estar sucediendo a los que están a su alrededor.

Durante los estados de transición de consciencia colectivos es útil recordar que cada persona es creadora de su propia realidad, y en medio del caos las personas harán diferentes elecciones y entrarán en realidades personales diferentes.



No se dejen llevar por quienes entran en ámbitos vibratorios más bajos. Ustedes no pueden salvarlos de sí mismos. Miren hacia arriba, y vivan elevándose con la curiosidad y la expectativa de milagros, y aun en las situaciones más graves los milagros podrán ocurrir – y de hecho lo harán – para ustedes.



Muerte Física



Una de las mayores dificultades para los seres encarnados es el estado de transición de consciencia que llaman muerte. Esto se debe a que todos los marcadores perceptuales, incluyendo los cinco sentidos, desaparecen. Si una persona se identifica solamente con su existencia material, encontrará que este estado de transición es el más difícil. Esto es porque se ha identificado con lo que ya no existe.



Aunque el mundo físico continúa, nada ingresa a la consciencia desde los cinco sentidos. Es como si el mundo se hubiera desvanecido y el cuerpo se hubiera ido con él. El gran Yo Soy, el rasgo central de la consciencia trascendente, ya no recibe información desde el cuerpo, de los cinco sentidos, ni del mundo exterior. Esto puede ser profundamente perturbador y desorientador para alguien que no ha experimentado directamente otros niveles de su ser.



Metafóricamente hablando, son como un enorme árbol, el Árbol de la Vida, con muchas ramas y muchas, muchas hojas y flores, y su existencia física actual es sólo una de estas hojas y una de estas flores.



Cuando una persona atraviesa el estado de transición de consciencia que ustedes llaman muerte hay varias opciones. Si estás en una tradición espiritual, cuya figura central es un gurú, un avatar o un salvador, puedes seguir el sendero de este ser hacia el reino vibratorio de su consciencia. En algunas religiones a esto se lo conoce como el cielo.



Si sigues el camino de un gurú, avatar o salvador, comprende que estás entrando en su cielo, su logro vibratorio, y necesariamente también entras en sus limitaciones de consciencia.



Desde nuestra perspectiva el universo es de naturaleza infinita, y con esto no nos referimos al espacio exterior sino a las realidades interdimensionales de tu universo, y no existe un ser, en nuestra experiencia, que comprenda y abarque todo lo que es.



Sin embargo, si deseas reunirte con tu gurú, avatar, salvador, en los reinos de la muerte, tenemos unas pocas sugerencias. Una es llamar su nombre mentalmente. Esto es un conocimiento muy antiguo encerrado en el término egipcio Ren, que significa nombre. Cuando llamas el nombre de un ser espiritual, un aspecto de ese ser se ve obligado a moverse hacia ti.



Si en ese momento de encuentro tu gurú, avatar o salvador, te encuentra digno, te llevará consigo a su reino celestial.



Para los que están en las tradiciones espirituales orientales hay mantras conectados con deidades específicas. Cantar estos mantras mentalmente durante la muerte, o en los reinos de la muerte, tiene el mismo efecto.



Para aquellos que no sean parte de una tradición espiritual que siga a un gurú, avatar o salvador, el estado de transición de consciencia llamado muerte ofrece otras posibilidades.



Como en los otros dos estados de transición de consciencia, el reino de la muerte tiene un punto de vacío, y sus rasgos dominantes son la quietud (el silencio) y la oscuridad. Todas las posibilidades existen dentro del Vacío, pero no existe ninguna actualidad. Es como la bellota de un roble. El roble, el árbol gigante en sí, está en potencia dentro de la bellota, pero todavía no existe.



De modo que cuando te encuentres en el Vacío, que reconocerás por el hecho de que estás completamente solo en oscuridad y completo silencio, has de saber que estás en el nexo central de tus poderes creativos.



Lo que elijas crear de allí en más determinará el curso de tu destino y los mundos que habitarás o los reinos de la existencia en los que residirás. Esta es una encrucijada crítica.



Muchas personas, asustadas por la oscuridad, se mueven prematuramente hacia la luz. Lo que no entienden es que en su ansiedad, ellos crean la luz. Un portal se abre ante ellos, como un túnel, y pueden moverse por este túnel de luz, encontrando a quienes han conocido antes, y por tanto volviendo a entrar en la corporización o en otros reinos vibratorios de existencia sin haber comprendido plenamente las consecuencias. Esto es ciertamente una opción abierta para ti, y es elegida por muchos.



Otra opción, sin embargo, es permanecer en el punto de vacío, residir en el Vacío mismo, tomar consciencia de tu Ser como consciencia pura, trascendente a todos los fenómenos.



Si resides en este estado de consciencia suficientemente sin la necesidad de crear algo, descubrirás tu identidad como el gran Yo Soy. Y desde esta toma de consciencia puedes elegir las circunstancias de tu corporización. Puedes elegir los mundos que habitarás o los reinos de consciencia donde residirás.



Este último método te da las mayores oportunidades, aunque es el más difícil para la mayoría de las personas. Y la razón de esta dificultad es el hecho de que la mayoría de los humanos se sienten incómodos si no tienen un cuerpo. La nostalgia por el cuerpo y la experiencia del mundo material a menudo empuja a la persona fuera del Vacío prematuramente.



En resumen, debido a las fases de intensificación del Nodo Caótico, muchos de ustedes se encontrarán en estados transicionales de consciencia. No importa en qué nivel los afecte, ya sea su vida personal, la experiencia colectiva, o el estado de transición que ustedes llaman muerte, sepan que ustedes son los creadores de su realidad.



Los Hathors

20 de Abril de 2011



Pensamientos y Observaciones de Tom

Personalmente, considero que este mensaje es impresionantemente elocuente y todo un vasto depósito de información. He leído y releído este mensaje varias veces, y cada vez descubro algo nuevo. Hay ciertamente mucho para leer entre líneas en esta comunicación.



Me gustó especialmente el comentario de los Hathors...



“Ten cuidado con los nuevos marcadores (perceptuales) que coloques, porque estas ideas y creencias serán las estrellas en los nuevos cielos de tu mente, y navegarás tus rumbos en estos nuevos tiempos por las estrellas (pensamientos y creencias) que tú hayas puesto en los cielos de tu propia consciencia. De modo que sé sabio al crear estrellas nuevas, compañero navegante del Misterio.”



A nivel de nuestra mente colectiva, creo que nuestras realidades míticas están cambiando. Las viejas estrellas, esos pensamientos, creencias y presupuestos sobre la realidad que nos han guiado por milenios desde nuestra cultura parecen estar ahora desvaneciéndose, para no mencionar que nos han llevado en direcciones que muchos de nosotros ya no queremos tomar.



La nave colectiva de nuestra cultura parece estar atravesando las aguas del Gran Misterio con poco respeto por lo sagrado de este planeta y de la vida en él. Pero aun cuando nuestro barco colectivo navegue a través del Gran Misterio, en apariencia inconscientemente, nosotros y el barco debemos nuestra existencia misma al Misterio en sí. Esta dualidad tan rara me parece o bien divertida o bien trágica, según el estado de humor en que me encuentre, y cuán conectado o desconectado esté con el Misterio en sí.



Una de las ironías de nuestra situación es que la tripulación de esta nave, los que la hacen navegar, invirtiendo su fuerza de vida, su creatividad y, en algunos casos, sangre, sudor y lágrimas, somos nada menos que tú y yo, y todos los otros casi siete mil millones de humanos vivos sobre este exquisito planeta. Somos – todos nosotros – la tripulación de la nave, cualquiera sea nuestra situación personal, nuestra condición de vida o nuestras creencias.



En la comunidad de la Nueva Era hay quienes dicen, y hace años que lo están diciendo, que estamos cerca de la Unidad, y que esa Edad Dorada está a la vuelta de la esquina. No comparto esta percepción.



Todos estamos juntos en el mismo barco, nos guste o no, y me parece que nuestra tripulación está polarizada. Hay muchos que insisten en que los paradigmas de la codicia, la arrogancia y la usurpación sean los verdaderos puntos de referencia para nuestros sextantes.



Otros, sin embargo, estamos sintiendo que nos encaminamos en la dirección equivocada – que ya no podemos seguir saqueando este planeta y su vida (tanto humana como no humana). Para nosotros hay nuevas estrellas en el cielo de nuestras mentes. Y estamos orientando nuestros sextantes claramente hacia esos faros cósmicos.



Cómo va a resultar todo, quién puede saberlo. Pero veo que tiene lugar a mi alrededor un motín silencioso.



Muchos de los miembros de la tripulación, y sospecho que si has leído hasta aquí tal vez seas uno de ellos, están silenciosamente actuando para cambiar el rumbo de nuestra nave colectiva (o sea, nuestra locura cultural) o al menos hacerlo más lento.



Algunos de nosotros sacamos nuestros sextantes y señalamos nuevas estrellas a los que nos rodean. Lo hacemos al vivir el cambio que ansiamos ver. Hacemos esto al tener el coraje de vivir según una nueva realidad de la Tierra que sentimos que es posible. Lo hacemos al ofrecernos bondad uno a otro.



Y cuando es necesario, lo hacemos manteniéndonos firmes. Esto me hace acordar de un movimiento básico en algunos de los países más pobres del mundo para preservar el uso de semillas no híbridas, semillas que produzcan nuevas semillas cuando se cosechen, en lugar de sucumbir a los intereses económicos internacionales que esclavizarían a los más pobres de la Tierra obligándolos a comprar nueva semilla cada vez que quieren alimentarse ellos y sus familias.



Al escribir esto, casi lloro ante su coraje para oponerse a los Titanes que han marcado el curso de nuestra nave colectiva hacia la codicia y la arrogancia en total desprecio por la santidad de la vida.



Por difícil y desafiante que sea esta época para los individuos y para el colectivo, creo que hay esperanza en medio de la incertidumbre que enfrentamos. Lo digo porque el espíritu humano a veces se ha elevado a las alturas al verse enfrentado con momentos de terrible incertidumbre.



Si los Hathors están en lo cierto, todos enfrentaremos numerosos estados de transición de consciencia antes que termine nuestro tiempo en la Tierra. Los marcadores perceptuales de nuestra vieja realidad están fuera de lugar. Cómo manejemos la pérdida de la realidad que percibimos y del viejo mundo, determinará el próximo ciclo de existencia de la humanidad en la Tierra.



Y para nosotros como individuos, lo que elijamos crear en los estados de transición de nuestras vidas determinará los reinos de consciencia que se abran para nosotros.



Para mis compañeros de tripulación y sus seres queridos, les deseo una travesía segura por estos tiempos turbulentos. No importa qué suceda, no importa dónde o en qué situaciones nos encontremos en este peligroso viaje, recordemos que somos, por encima de todo, creadores de nuestra propia realidad.



Hay nuevas estrellas en el cielo y nuevos mundos para descubrir. Sean audaces. Buen viaje.


A Través de Tom Kenyon
www.tomkenyon.com

Traducción: Cristina Cáffaro