POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

lunes, 26 de abril de 2010

Canalización por Isabel de la Fuente, martes 30 de marzo de 2010, Madrid (España). ¡IMPORTANTE MENSAJE!

UN PUNTO DE INFLEXIÓN es darte tiempo para reconocerte como eres, para aceptarte sin juzgar. Y eso te llevará un tiempo, puesto que ya hemos dicho que el tiempo se manifiesta cuando uno tarda en reconocerse. Elimina los miedos simplemente actuando, dejando que las cosas sean, fluyan, pasen. Deja que todo sea, para que todo sea en tu corazón con conciencia integrada y en paz.

Reunión con Axaal (Representante de la Humanidad al servicio de la Confederación) y los 7 Maestros Guías. CIERRE DEL HOLOGRAMA el 13-04-2010.

LA NECESIDAD DE HACER UNA PREGUNTA ESTÁ RELACIONADA CON EL NO QUERER CENTRARSE EN EL PROPIO CORAZÓN.

Cuando nos centramos en nuestro corazón y simplemente nos enfocamos y dejamos que la luz que somos se manifieste van desapareciendo todas las dudas, van desapareciendo todas las inquietudes, y es cuando simplemente nos vamos uniendo al Universo, nos vamos fundiendo en él y vamos integrando todo.

Una pregunta es sólo una cualidad, una faceta, un aspecto de la creación que, al final, genera otra pregunta y otra pregunta y otra pregunta; y así hasta el infinito. Por lo tanto, debemos pensar QUÉ es exactamente lo que estamos reflejando y si estamos enfocando exactamente la totalidad de lo que representamos; porque cuando tú representas a la totalidad y te has dado cuenta de ello va desapareciendo la necesidad de preguntar sobre uno de los aspectos que se ha manifestado en ese paisaje.

Si tú quieres saber lo que es un árbol en realidad no necesitas preguntarlo, simplemente integras el paisaje completo de la creación en tu corazón, aceptas el paisaje absoluto de la Naturaleza y, cuando ya estás dentro de esa naturaleza, no necesitas preguntar QUÉ ES (ni qué es la hierba, ni qué es un pájaro, ni qué es un árbol, ni qué es la flor, ni qué es la tierra, ni qué es el viento, ni qué es el agua, ni qué es el fuego) puesto que ya lo has visto. Ese es el verdadero significado del fluir, de permitir que todo sea a través de mi interior.

ENFOCAR implica hacer este enfoque en todos los ámbitos, en todas las dimensiones, y AMAR eso que tú estás permitiendo ser observado con tus ojos inferiores y se lo estas permitiendo a tu visión superior, a tu amada presencia YO SOY, a tu divinidad.

NO ES PREGUNTAR LO QUE HAY QUE HACER, SINO AMAR LO QUE YA SE HA VISTO.

AMAR. Cuando se ama lo que uno ya ha visto es cuando se trasciende a otra dimensión, es cuando aparecen nuevos escenarios con mayor comprensión, con mayor amplitud de comprensión, mayor conciencia y mayor recuperación de la propia memoria celular, que es donde está albergada toda la información cósmica, incluso la que aún no hemos reconocido porque no la hemos enfocado dentro de nosotros mismos. Y eso implica un NO HACER. Simplemente SER, que es FLUIR.

LA RENDICIÓN, a la que vosotros hacíais mención hace algunos días, significa simplemente permitir que se despliegue lo que ES dentro de ti. La rendición es ponerse al servicio de lo que ya está creado, de lo que ya está visto por ti , de lo que ya está manifestado delante de ti con conciencia; es rendirse ante lo que es infinitamente superior a tu capacidad de visión. Éste es el objetivo fundamental del SER en este momento.

Cuando uno está integrado en sí mismo sin esfuerzo, sin acción, simplemente permitiendo que todo sea dentro de sí mismo, dilatándose interiormente, es cuando hay una posibilidad de trascendencia de aquello que ha sido limitante y opresor por ignorancia y porque no ha sido visto por nuestros ojos del alma ni por nuestros ojos físicos.

Por eso, en este momento somos responsables de todo aquello que estamos creando. En realidad NO ES UNA CREACIÓN SINO UNA ELECCIÓN, por la cual me permito que la existencia sea sin más dentro de mí: sin esfuerzo, sin inquietud, simplemente permitiendo que toda esa creación ya creada surja, se proyecte y se expanda desde lo más profundo de mi ser.

Lo que produce desequilibrio, inarmonía e infelicidad no es que NO PUEDO VER sino que NO QUIERO VER, y ése es el gran mal contra el que ni siquiera el Ser puede. Cada uno de vosotros está luchando por no querer proyectar su luz al
exterior para no tener que responsabilizarse de ese estado en la materia: porque aún dudáis de cuál es el verdadero estado del Universo, la esencia verdadera del Universo, y porque aún tenéis miedo de revelarla a través de vosotros y eso solamente lo provoca la ignorancia.

Hubo un tiempo de HACER y un tiempo de RECONOCER que ahora está llegando a la conciencia, a la mente y corazón de los seres humanos: sólo aquellos que son capaces de reconocer, es decir, de ver, podrán ingresar a nuevos planos de conciencia desde donde tendrán la posibilidad ayudar a sus hermanos. Esa franja de conciencia no la engrosan aquellos que no son capaces de ver, sino aquellos que han sido capaces por sí mismos, desde su propia voluntad, de reconocer la luz que son. Es por este acto volitivo donde nadie es inducido -sino que simplemente el Ser se ha manifestado por que tú has estado atento- que se puede estar engrosando esa franja de conciencia que las propias almas conscientes han creado, ya que nadie la ha creado para vosotros.

Cuando tú eres capaz de reconocer el Dios que tú eres, el Dios que tú mismo supones, ya estás creando la frecuencia en la que te mueves y esa frecuencia es creada por todas aquellas almas que se reconocieron y activaron la presencia de Dios a través de sus corazones, mentes y cuerpos; esa frecuencia es ya un arquetipo en sí, un espacio y un estado en el que se pueden enfocar aquellos hermanos que aún no saben cómo enfocarse en sí mismos. Por eso sois ejemplo, unos a otros, de vosotros mismos, de vuestros talentos y también de vuestras capacidades. Nadie puede
decidir ni elegir ni crear por vosotros; vosotros sois capaces de crear aquello que os permitís reconocer en vuestros corazones y mentes. Este reconocimiento lleva implícito no solamente la imaginación sino el acto volitivo de decidir que eso es lo que se manifiesta a través de vuestras células. Y sólo desde el corazón y desde el amor a la propia creación manifestada a través de vosotros se convierte en trascendencia y en ejemplo para los demás.

¿Cómo podemos acceder a esa frecuencia?

¿Cómo podemos crearla?

SÓLO HAY UNA MANERA, Y ES LA PAZ INTERIOR. La paz es un estado que se encuentra tras el reconocimiento de la divinidad en vosotros mismos. Buscar la paz en el exterior es un error tan grande que, lejos de generar paz, genera violencia. Y todo aquello que es aberrante o funciona en contra de tus propias leyes fundamentales se convierte en fuerzas contrapuestas a lo que en esencia tú deseabas. Por eso si quiero paz debo reconocer simplemente lo que soy dentro de mí. Cuando he reconocido lo que soy y lo manifiesto se alcanza la paz en el exterior. Por eso la paz sólo puede generarse desde adentro, sólo la belleza puede generarse desde adentro, sólo la sabiduría puede generarse desde adentro y sólo la inteligencia puede ser reconocida desde adentro. Si quieres alcanzar un estado reconoce ese estado en ti, simplemente aceptando quien eres.

Haces bien en reconocer tu nombre pues ese es el primer estadio al que hay que subir antes de reconocer la divinidad en uno mismo, es el punto de referencia exacto en donde tú te posicionas para empezar a ascender en tu propia escala evolutiva, que no es más que la recuperación de toda tu memoria dentro de ti mismo. LA SUBIDA ES NECESARIA, no hay más respuestas si tú no eres capaz de ver tu propia respuesta.

El conflicto está en el no reconocimiento de uno mismo por miedo, por rechazo, por desprecio; es decir, por desconocimiento absoluto de quien tú eres. Cuando el ser empieza a reconocerse como tal y sin juzgar, cuando empiezas a ver directamente quién eres, es cuando vas atrayendo la paz a tu existencia, puesto que el mero hecho de enfocar y reconocer quién eres alinea, equilibra y, automáticamente, se transmuta en aquello que es paz y serenidad para el ser, es decir, entra en la frecuencia natural del universo.

Las experiencias son necesarias para poder catalogar el máximo de Dios que tú eres capaz de reconocer, ver y reflejar en el exterior; por eso no deben ser juzgadas sino simplemente integradas desde la aceptación y visión de las mismas. Y cuando sientes con certeza que todas esas experiencias forman parte de la existencia es cuando aflora el amor. El amor, que es la unificación de todas las experiencias en tu corazón como un TODO MANIFESTADO, como un holograma con todas las causas y con todas las consecuencias que se derivan de dicha aceptación de la propia información.

LA TRASCENDENCIA ES SIMPLEMENTE ACEPTACIÓN desde el corazón. SÓLO SE AMA CUANDO SE INTEGRA, SÓLO SE DES-AMA CUANDO SE DESINTEGRA.

La muerte es la negación del yo y la negación del Todo en mí, por eso cuando se integra la plena conciencia de quien tú eres a través del reconocimiento de quien tú eres no hay muerte sino simplemente la activación de nuevos planos de conciencia en ti que luego habrán de ser integrados de nuevo. Quedarse en la limitación del ser que ya ha muerto es no haber entendido que todo en sí es vida eterna y que siempre será manifestada desde el propio reconocimiento de quien tú eres a través de tu talento.

Las guerras no son más que bucles en el tiempo, la no aceptación de hechos anteriores a la actual creación que tú mismo supones. Las guerras son la recreación de la negación del yo, pero también las guerras, aún estando operativas en este momento, ya son pasado y están muertas. El tiempo no existe. Existen las secuencias y las experiencias, y es tu foco o enfoque personal el que decide si son creadas en el tiempo o simplemente integradas para dar paso a un nuevo plano de conciencia donde tú habrás de obtener nueva información sobre el cosmos para volverlo a reconocer en ti e integrarlo, y así sucesivamente hasta que integres el Todo en su momento.

UN PUNTO DE INFLEXIÓN es darte tiempo para reconocerte como eres, para aceptarte sin juzgar. Y eso te llevará un tiempo, puesto que ya hemos dicho que el tiempo se manifiesta cuando uno tarda en reconocerse. Elimina los miedos simplemente actuando, dejando que las cosas sean, fluyan, pasen. Deja que todo sea, para que todo sea en tu corazón con conciencia integrada y en paz. Tus miedos no son más que impedimentos voluntarios por parte del ser inconsciente que no ha sabido salir de su bucle existencial -ya creado y muerto- por miedo a la expansión de su propia conciencia y a no tener control sobre la misma. Pero ¿quién puede tener control sobre la existencia? Nadie debe controlar, sino simplemente ser y fluir, que es la garantía exacta y perfecta de conciencia y trascendencia del ser humano.

Simplemente siendo tú alcanzas a comprender nuestras palabras. No hace falta que acudas a diccionarios ni a programas, no busques en el exterior. Si quieres entendernos entiéndete a ti AHORA, y esa compresión siempre surge de la iluminación o enfoque de ti mismo, lo que haces tú mismo en este preciso instante, sin esfuerzo. OBSERVA… Observación sin juicio, fluyendo toda la información que se deriva de aquello que tú estás observando; FLUYE…, mantén en movimiento todo lo que es y deja que sea atravesado por todos tus cuerpos, entonces sí adquirirás la comprensión mayor necesaria para entrar en otro plano de conciencia, ya siendo y reconociendo lo que tú eres. Todo el universo es integración, expansión, auto-regeneración y de nuevo creación.

EL PERDÓN es la aceptación e integración de datos relacionados con una situación enfocada en un momento dado que no han sido aceptados e integrados. Observa la realidad tal cual es o tal cual fue y desaparecerá el dolor.

Y ni siquiera el perdón, porque nadie puede perdonar más que a sí mismo el mero hecho de no querer reconocer la realidad tal cual es: ACEPTACIÓN Y RENDICIÓN.

Nada podrá ayudarte a conseguir reconocerte, ni siquiera los desplazamientos geográficos. Da lo mismo estar en América, en España o en Australia. La conciencia del ser te perseguirá independientemente del lugar en que te encuentres. Es aquello que tú te permites ser, lo que se manifiesta en cada instante, y la verdad del ser es intemporal y aespacial; por eso no depende del lugar donde te encuentres: depende del estado en que tú te permitas ser, depende del hecho de desplegar todo el potencial de Dios que tú mismo representas. Ese es el gran triunfo de la humanidad consciente, que no necesita espacio ni tiempo, simplemente SER, PARA TRASCENDER el espacio y el tiempo. El miedo y el dolor surgen siempre de la ignorancia de esto que te estamos explicando: no hay un lugar concreto, no hay un espacio que pueda generar lo que tú eres, sino que tú eres y generas automáticamente el espacio transmutándolo y trascendiéndolo. ¿Es tan difícil que seáis capaces de entender esta gran verdad?

Con que simplemente fueseis capaces de amaros ya habríais trascendido este espacio y este plano. Sólo el hecho de amar, automáticamente transmuta la realidad sin esfuerzos. Habéis convertido en complejo un proceso que vuestro hermano Jesucristo os indicó como lo más sencillo y automático que jamás haya dispuesto la Divinidad al servicio de los hombres del planeta Tierra. Él sólo dijo dos palabras y dos conceptos universales conscientes que llevan a la trascendencia y divinidad automática: AMARSE Y AMAR.

Que el hermano Jesucristo sea reconocido también en vuestros corazones y vuestras mentes para el beneficio de la expansión de la conciencia universal a través de los hermanos de Tierra, del planeta y de todos aquellos planetas que le circundan. Sea la energía crística representada y reconocida a través de Jesucristo la energía que redima todo el Sistema Solar y también a la galaxia; sea el hermano Jesucristo quien al final haga trascender al planeta Tierra, a sus semejantes y también a toda la creación inmediata. Y ese es el verdadero proceso.

EL GRUPO DE LOS SIETE se manifiesta para haceros entender que las consecuencias de vuestros actos, pensamientos y sentimientos son ya automáticas; y que, también, la posibilidad de vernos y reconocernos es un gran triunfo personal de reconocimiento del Sol y del Dios que vosotros mismos representáis y manifestáis. También debemos admiraros, reconoceros y engrandecer vuestra alma con este reconocimiento, que también es de ley que sea recibido por vosotros, para que vosotros mismos sepáis que la trascendencia es un hecho en vosotros mismos al que tenéis derecho. Por eso os reconocemos y podemos dialogar con vosotros. Y en ese diálogo cósmico interdimensional están reflejados todos vuestros talentos y vuestro potencial ya al servicio de la creación, pues ya están manifestados; y ese sí es un talento esencial que debe prevalecer sobre los talentos inmediatos o del ego, pues el talento, una vez trascendido, se convierte en servicio a los demás, en conexión mayor y en mayor capacidad de visión. Y esto ya lo habíamos explicado: debéis contarlo a vuestros hermanos, pues esto es la clave de vuestra salvación y también de la redención de vuestros hermanos mayores; redención que debe ser siempre proveniente, procedente, de la semilla, del germen que debe ser modificado, estructurado, limpiado y purificado para la regeneración de vosotros mismos, con vuestra misma autoestima y vuestro acto volitivo al servicio también de la regeneración y estructuración de nuevo de todos nosotros. Puesto que vosotros lleváis la simiente y el potencial de la semilla divina que a la vez llevamos todos y cada uno de nosotros, y que ahora vosotros al florecer podréis ofrecer al resto del universo para el beneficio de todos nosotros y para vuestra propia elevación de conciencia y reencuentro con la Divinidad Superior.

Nada es controlado ni siquiera por vuestros hermanos mayores, ni por aquellos que facilitaron la creación vuestra en este planeta. Ni siquiera nosotros tenemos el control de lo que vosotros mismos estáis creando, porque si tuviésemos control estaríamos destruyéndonos nosotros a nosotros mismos, puesto que vosotros sois nosotros.

Ahora es el momento de que todos colaboréis reconociendo el Sol que sois y vuestro poder, porque ahora ya nada más puede hacerse, mas que trascender lo que ya por creado ha muerto y esta es la realidad. Por eso la llamada es mundial para todos los hermanos que son capaces de reconocer en sí mismos la semilla del Dios Crístico y naciente que ahora mismo vosotros, con vuestras manos y vuestros cuerpos y vuestros talentos, vais a ser capaces de generar y crear en un espacio paralelo; dimensión que fue creada por vosotros, no por quienes están a vuestro alrededor, puesto que ya no es el tiempo del poder exterior sino del reconocimiento de la voluntad interior que vosotros mismos, al menos ante nosotros, ya habéis manifestado. Y ese reconocimiento es mutuo y nos permite alcanzar una nueva dimensión, tanto a vosotros como a nosotros, y eso es un ACTO DE AMOR sin precedentes en el
planeta Tierra, en el Sistema Solar, en la Vía Láctea y en la estructura fotónica de Alción, en donde todos nosotros estamos integrados y vosotros tenéis la capacidad de integrar el Ser de Luz que sois, incluso a través de las sombras que os precedieron. Eso es un trabajo que sólo vosotros podéis realizar desde el reconocimiento de vuestra semilla completa divina que habéis recibido no sólo de nosotros, sino del Dios Creador que vosotros mismos suponéis en el
momento que fuisteis creados; porque vosotros sois mucho más que la suma de nuestras partes, porque la conciencia divina se genera cuando sois capaces de daros cuenta de que cada vez que algo es creado toma conciencia y alma por sí mismo y supera lo anterior y aquello que lo creó.

DAD ESTE MENSAJE AL MUNDO: “SI QUERÉIS REALMENTE TRASCENDER, TRASCENDEOS E INTEGRAD LA LUZ EN ESTA REALIDAD, QUE YA OS ASEGURO QUE HA MUERTO”.

Vosotros sabréis decidir con exactitud los pasos que ahora mismo -en este instante y ahora mismo- vais a dar; no como individualidades sino como conciencia UNO al servicio del Dios que sois, representáis y ante nosotros habéis manifestado. Así que hacéis bien en reconocer al Dios interior porque esa es la única verdad en el firmamento y en la creación en la que está integrado vuestro firmamento y nosotros mismos, porque a partir de ahora os haréis conscientes de que nosotros también somos vuestra creación y que de vuestras decisiones depende también nuestra trascendencia y la vuestra, en una sola unidad. Ya queda poco para que seáis conscientes y podáis ver lo que habéis sido capaces de crear como una sola entidad.

Ya todo fue, todo se destruyó y todo fue regenerado, sólo lo estabais recordando, manifestando e incluso superando. Estáis reviviendo el pasado incluso en un holograma inventado por aquellos que necesitaban una regeneración y un perdón superior. Cuando sois capaces de daros cuenta de esta realidad, como en este momento, ya estáis saliendo de aquel holograma de enredo, miseria y negación. Veis ahora que ese holograma es una luz en el camino que os ha empujado a reconocer vuestra íntegra divinidad como CONCIENCIA UNA.

Gracias también a tus hermanos conscientes que han sido capaces de reconocer esa luz, porque si vosotros veis es porque millones de almas te están ayudando a ver aportando también su visión. Ni siquiera es vuestro talento, sino la consecuencia de la aportación de luz de vuestros hermanos; ni siquiera sois capaces de crear por vosotros mismos, pues nada hay que se pueda crear en el universo, puesto que ya todo está creado. Cada vez que un alma ama está aumentando tu nivel de amor aunque no le conozcas; cada vez que un hermano ve, tu visión aumenta; cada vez que eres capaz de generar abundancia en el universo es porque millones de almas lo hicieron antes que tú; cada vez que eres capaz de acariciar a tu hermano es porque millones de hermanos te acariciaron a ti, incluso en tu inconsciencia. Nada hay que sea tuyo, ni siquiera que provenga de ti, sino que es reflejado a través de ti. Cada vez que entregas tu verdadera existencia a la propia creación ESO ES RENUNCIA, PERO ES TAMBIÉN LA MISMA LIBERACIÓN.

Si alguien te ama es porque tú has amado; si alguien te ama es porque millones de almas han estado aumentando tu nivel de amor; reconócelo y recógelo en tu corazón. Nada hay siquiera que podáis hacer por vosotros mismos, porque eso también es ilusión; porque si algo habéis hecho es porque la conciencia global universal lo hizo antes que vosotros y vosotros únicamente lo reflejasteis. Ni siquiera podéis alargar vuestras manos para tomar lo que aún no ha sido reconocido por vosotros, porque antes tenéis que esperar a que el Ser extienda las manos sobre vosotros para que tengáis conciencia de lo que son unas manos que abrazan o se extienden sobre vosotros: UN GRAN ESPEJO QUE REFLEJA LA LUZ UNIVERSAL UNA.

POR ESO LA ACTITUD NATURAL DE TU SER DEBERÍA SER LA DE INTEGRAR EN TI LO QUE SIEMPRE HA SIDO , ES Y SERÁ, PARA QUE SE MANIFIESTE CON EXACTITUD A TRAVÉS DE TI Y, COMO puedas comprender, aún mas allá.

El autoabastecimiento, la superación del miedo, la muerte, la procreación, la regeneración, incluso la integración del amor en vuestras vidas a través de vuestras parejas, amigos o familia, depende exclusivamente de tu capacidad para recibir la energía universal con conciencia UNA en ti mismo, sin que renuncies conscientemente a ese propio reflejo.

Millones de almas conscientes que renunciaron a su yo inferior fueron capaces de crear, aun en su inconsciencia, el nuevo plano que disfrutaréis a partir de ahora, cuando seáis capaces de abrir los ojos y verlo por vosotros mismos. Y no será por ti, sino por la suma de todas las conciencias que hicieron lo mismo que tú y aumentaron y multiplicaron tus capacidades. Por eso, el RECONOCIMIENTO primero y el AGRADECIMIENTO después deben ser las claves esenciales en este momento, hoy, aquí y ahora, ante cualquier determinación que haya de tomarse según los acontecimientos que se están sucediendo actualmente, y ante los que vosotros no tenéis que reaccionar sino recordar que ya están muertos.

Hasta el amor conciencia que recibís del exterior a vosotros mismos ha sido generado por vuestra actitud y atraído hacia vosotros porque fuisteis capaces de creer en vosotros, creer en vuestra divinidad.

Pedir ayuda es atraer hacia uno mismo las propias capacidades para desvelarse a sí mismo lo que siempre ha sido en uno.

Todo ha sido integrado en ti en la forma en que vosotros entendéis como ayuda, pero… simplemente es y forma parte de ti y de ahí surge el estado de felicidad, la satisfacción interior que lleva a la paz, al equilibrio.

La Conciencia Una siempre ha estado en cada uno de vosotros, y estará hasta el final de los tiempos determinado por el Gran Dios. La Gran Esencia Una, que ni siquiera nosotros conocemos…

Bienvenidos a vuestro espacio de luz personal, que no es más que la creación de vuestro dios para todos y en el que todos estamos integrados.

A partir de ahora integraréis todo a vuestro ser, sin miedo, e incluso renunciando a lo que vosotros creáis que no es amor. Eso será la medida de vuestra salvación y trascendencia: amar sin más lo que vosotros mismos habéis encontrado en vuestro interior y que ahora se ve reflejado en el exterior. Amadlo sin más, para que pueda ser trascendido sin necesidad de actuar, simplemente desde el reconocimiento de la luz que sois.

Ahora ya todo ha cambiado, os movéis en otro plano de conciencia donde todo, necesariamente, ha sido integrado y reconocido; ahora son nuevas leyes y nuevas disposiciones de tu propia alma reconocida al servicio de una creación mayor. Y éste es el mensaje para todos y cada uno de tus hermanos de creación vivos y muertos e incluso trascendidos, porque nadie acaba nunca de trascender en el camino hacia el reconocimiento del verdadero Dios, su esencia, incluso hasta el final de su no manifestación.

AXAAL, al servicio de la sabiduría de todos y cada uno de los miembros que conforman los pueblos unidos y concienciados de sí mismos y de la creación de la que forman parte, que es lo que tú llamas liberación.

Es hora de que aceptéis esta sabiduría en vuestros corazones y mentes y, como sabemos que podéis recibirla, hoy ha llegado el día en que se ha manifestado: Sea la luz de Dios reconocida en tu corazón y en tu mente, reconocida en ti como yo la reconozco en mí; porque tú ahora ya has sido capaz de ver y por eso nos hemos manifestado. La Conciencia Una, la Conciencia Tres, planetaria y solar, se unifica para que pueda darse este mensaje en vosotros y a través de vosotros, para que a partir de ahora también lo trasmitáis a vuestro hermanos. Esa será vuestra opción si es que en verdad sois capaces de integrar vuestra verdad, pero eso es un acto individual y personal de cada uno de vosotros: SED LUZ, no olvidéis este mensaje, el reconocimiento de Dios y el amor absoluto que vosotros mismos representáis.

No hay otro mensaje, Isabel, ese es el mensaje y sabemos que lo vas a recibir con exactitud. Proyéctalo a los demás tal cual es y así tú misma lo has reconocido e integrado.

AXAAL, representante del Dios poderoso que tú misma eres y tú misma representas por medio del reconocimiento del amor a través de tus hermanos de la Confederación.

El día 13 habrá una nueva reunión bajo la luna y también en la luna física. Esperan tiempos de aceptación consciente y ese es el mensaje que debes dar.

El miedo lleva al miedo y éste no es el tiempo del miedo sino de la aceptación consciente de la divinidad que sois. El
experimento ha comenzado y activaréis todo vuestro potencial a la vez. De acuerdo a que tenéis que convocar esa reunión mundial de Luz, al servicio de la Luz, simplemente amor, para que pueda ser activado todo vuestro potencial desde vosotros y en libertad.

Velaremos para que así sea.

Queremos que sepáis que hay dispuestas 30 millones de naves, no solamente en el sistema solar sino en el universo que vosotros estáis co-creando con nosotros desde vuestro reconocimiento y al servicio, efectivamente, del espacio
circundante del sol central de Alción. Han cambiado los órdenes y los ejes, no solamente de vuestro planeta sino también de esa parte del cosmos. Todos tenemos que hacer nuestro trabajo. El vuestro es reconocer lo que sois para
ayudarnos también en nuestra misión de seguir reconociendo la Luz de Dios en toda la creación. Ese ha sido vuestro triunfo y lo que os ha permitido llegar hasta aquí. Vosotros Siempre habéis estado con nosotros y habéis sido formados por nosotros. Seguís estando en misión, pero sabéis muy bien cuál es vuestro hogar. Vuestro hogar es el que seáis capaces de generar en este estado en el que estáis en este momento, la Nueva Tierra.

Sea la paz en ti y en todas las personas que resuenan con tu holograma, y en todos aquellos seres que lo han reconocido antes que tú, que son quienes te han dado la vida y te han regenerado.

Gracias. Seguiremos.

Canalización por Isabel de la Fuente, martes 30 de marzo de 2010, Madrid (España).

http://isabeldelafuente.ning.com

CONSCIENCIAENACCIÓN

Transcrita por Nancy Patricia.

Martes 30 de marzo de 2010, Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario