POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

martes, 24 de agosto de 2010

ARCÁNGEL MIGUEL - "SUS ORÍGENES"...

Miguel es, en otra lectura, la conciencia y la razón venciendo a las tinieblas, pues una vez que la mente humana lucha con sus miedos, enciende la verdad que puede mantenerse, gracias a un constante equilibrio entre potentes fuerzas que toman formas diversas en los planos sutiles del espíritu.



Al principio de los tiempos siderales todos los ángeles estaban reunidos en torno al Señor, esperando la señal que de El viniera para ir hacia los mundos y co-ayudar en la Creación, pero una disensión entre los ángeles, desató la polémica primero y la guerra de los cielos después.

Sucedió que llegaba el instante de la creación del hombre. Hubo ángeles que querían al hombre perfecto, superior, a la misma altura de ellos, por eso no escatimarían esfuerzos en lograrlo y estaban dispuestos a hacer sus mejores obras. Otros ángeles en cambio, querían que el hombre y su conciencia fuera ascendiendo en el plano universal a través de escalas hasta llegar a Dios y su perfección, a través del trabajo diario y por los siglos de los siglos. Esto era para asegurarse que el hombre, a pesar de su lentitud en lograr la perfección, algún día llegaría a Dios totalmente conciente y con sus capacidades acrecentadas.

Según las historias más antiguas de la tierra, que se encuentran en libros de miles de años y que se conservan en India, hubo otras humanidades en la tierra, aquellos primeros seres humanos no fueron perfectos y fueron destruidos.

Este fue el motivo principal de la polémica. Unos querían que el hombre fuera perfecto desde el principio, y si se equivocaban destruirían la creación del mismo hasta lograr un ser superior, y los otros querían la vía de la ascensión. Con tal de no hacerlo, en su negativa, decidieron continuar durmiendo en el seno de Dios, pero esto ya no era posible porque el universo comenzaba a expandirse irremediablemente.

De los ángeles rebeldes, hubo uno que logró ponerse a la cabeza de todos, su nombre era Shaitan, el adversario, el que desafió al resto de los ángeles y a Dios mismo. El pecado de este ángel fue el de la soberbia, porque dijo que lograría hacer al hombre tan superior o más que a los mismos arcángeles. Este ángel expresó aquello de ¿quien como yo? y que fue inmediatamente respondido por el siguiente ángel en el orden jerárquico llamado Miguel ¿Quién como Dios?

Miguel era el primer arcángel en la jerarquía de los cuatro, acompañado por Gabriel, Rafael y Uriel. Se encontraba a la cabeza de los cuatro puntos de luz por ser el que mas cerca del centro del universo estaba. El dominio de Miguel era el fuego, el que fuera encendido por un ángel anterior de nombre Luzbel, solo que éste tenía la misión de encender la chispa primigenia en todos, mientras que Miguel conserva y cuida que el fuego del universo no se extinga. Por esto Miguel es de una jerarquía superior, pues por él el universo se mantiene encendido.

El Arcángel Miguel enfrentó directamente a Shaitan y le respondió ¿Quien como Dios?, con esas palabras demostró su fidelidad, olvidándose de sí mismo y asumiendo la responsabilidad como defensor de un mandato superior. A partir de ese momento se desató la guerra, pues se abalanzaron todos los ángeles a las órdenes de Miguel sobre los de Shaitan. Esta guerra duró miles de millones de años, hasta que las dos terceras partes de los ángeles lograron vencer a la tercera rebelde y desordenada que fue arrojada a los abismos, esto es, fuera del universo posible de conocer. En la correspondencia física del relato, las dos terceras partes tienen relación directa con cierta cantidad de astros que fueron abortados del firmamento, pues eran estrellas que no lograban establecer sus órbitas ordenadamente provocando caos y destrucción al resto de los astros, los que ya estaban preparados para recibir el germen de la vida.

Fue en ese momento que la maldición se pronunció, pero esto no significa que alguien haya dicho algo, significa que en el universo se quebró la paz que existía hasta entonces, y lo que se creara ya no tendría jamás el acuerdo beneplácito de todos los ángeles, de toda la Creación del Señor. De allí hacia adelante en la evolución, los ángeles caídos o arrojados al abismo, han tratado de malograr toda creación sobre el hombre con el fin de demostrar que el hombre no sirve para nada, y sean reconocidos, estos ángeles como que tenían razón. Por esto aquel ángel rebelde, lleno de soberbia, quiere destruir al ser humano, pues no es de su agrado y lo considera un ser totalmente inútil.

Los astros abortados del firmamento, fueron a los abismos y se convierten a veces en errantes cometas o bólidos de masa informe que surcan los espacios, para la visión terrestre; cuando toman contacto con el oxígeno, se encienden dejando una estela luminosa, tal como vemos en muchas noches, pero en su correspondiente lectura mística, tienen que ver con los ángeles arrojados fuera del sistema sideral. Como en toda guerra, también hay arrepentidos y esta no es una excepción. Muchas veces, aquellos astros que pasan como estrellas fugaces, cumplen con una función benéfica hacia los humanos, es como si aquellos rebeldes buscaran una reconciliación con Dios y sus criaturas. Hubo muchas de esas almas que llegaron a los mundos para trabajar y cumplir con el mandato de Dios ya que si no lo hacían eran inmediatamente separados y arrojados hacia planos que no se pueden conocer, llamados genéricamente abismos. Aún así, esas almas rebeldes desarrollan una conciencia orientada hacia fines no evolutivos terrenales, pues piensan que lo mejor no está en la tierra sino en los cielos y a toda costa intentan llevarse almas para rearmar su grupo derrotado al comienzo.

San Miguel es el príncipe de la milicia celeste, está vestido con ropas que recuerdan el rojo del fuego y el azul de la justicia, un cinturón de oro ciñe su cintura, significando el beneplácito y sostén que Dios le da. Porta en su mano derecha la espada de doble filo, la que separa lo verdadero de lo falso, venciendo a los soberbios que disfrazan sus argumentos siempre en favor de razones egoístas. En su mano izquierda lleva la balanza de los platillos dorados. Esto alude a la justicia divina que Dios le concedió por haber vencido y logrado la paz en el universo.

No es a los seres humanos a quienes les corresponde juzgar o maldecir a aquellos ángeles rebeldes, no están bajo la supervisión humana ni son sojuzgados por esta, sino que es a Dios a quien le corresponde ejercer su voluntad, tanto sobre ellos como sobre cualquier mortal. La única defensa que tiene el ser humano es Dios y su escudo llamado Miguel.

Miguel es, en otra lectura, la conciencia y la razón venciendo a las tinieblas, pues una vez que la mente humana lucha con sus miedos, enciende la verdad que puede mantenerse, gracias a un constante equilibrio entre potentes fuerzas que toman formas diversas en los planos sutiles del espíritu. La razón es la primera llave que el ser humano tiene para abrir los canales del conocimiento, una vez que lo logra debe actualizar su saber dejando atrás antiguas creencias, tomando otras llaves nuevas que enriquezcan al espíritu. No están al alcance de quien no hace un esfuerzo para elevar su conciencia a planos más elevados donde reina el amor, pues conforma una realidad que está fuera de toda lógica conocida en el cotidiano mundo actual y no alcanzable por medio de ficticias razones, sino transitando el difícil camino de la verdad, la cual no siempre es realidad que creemos percibir.


¿QUIÉN ES EL ARCÁNGEL MIGUEL?

Su nombre es una pregunta, "¿Quién como Dios?" Miguel es un ángel súper lumínico o arcángel encargado de custodiar la paz en el planeta Tierra. Es el guardián de la casa del espíritu y los sueños; trabaja por la cooperación y la reconciliación. Miguel dice que es hora de que aprendamos a vivir en paz y armonía con otros, a derribar las barreras que han separado a naciones, partidos políticos, sectas religiosas, familias e individuos, debido a diferencias de opiniones, miedos y egoísmos. Todos somos ciudadanos de la Tierra, pese a nuestra diversidad. En el avance hacia ese plano de cooperación, Miguel es el Ser que hay que invocar. Tiene una enorme hueste de ángeles que colaboran con él en su trabajo. Cuando lo invocamos, alguno de ellos acude a auxiliarnos.

Es el Primer Ángel de todo el Cielo; el que sostiene y defiende el Universo Manifiesto, dentro de su "Anillo-no-pase", para que las tinieblas de la inmanifestación no se inmiscuyan en él.

El Arcángel Miguel, energiza su Poder Defensor del Primer Rayo, en una Flamígera Espada de Luz Azul que sostiene a todos los niveles de constitución atómica, ya que la Espada es su Patrón Electrónico.

Al llegar a la Tierra, estableció su foco en un lugar de las Montañas Rocallosas ( Rocky Mountains) que hoy día es un lago llamado Louise, cerca del pueblo de Banff, a pocas horas de Calgary, capital del estado de Alberta-Canadá . Su Templo tenía una hermosa cúpula de luz que parecía enjoyada, y en su cenit resplandecía una efigie del propio Arcángel Miguel con su Flamígera Espada.

Actualmente este Templo se encuentra ascendido en la misma zona.

Una réplica de la Espada de Luz Azul, sostienen todos los Ángeles de la Legión que el Arcángel Miguel dirige a través del Comandante Conrad.

La Espada de Luz Azul puede ser invocada por todo ser humano, para defenderse de las fuerzas de la oscuridad y de toda condición que no sea igual a la Verdad.

El Arcángel Miguel es el único Arcángel reconocido como tal en varias religiones, entre las que se encuentran:

El Cristianismo: Católico Romano, Protestante, Ortodoxo, Copto.

El Judaísmo

El Islam.

El Complemento Divino (o la Shakti) del Arcángel Miguel es la Señora Fe, que es de por sí, la manifestación como una entidad de toda Fe contenida en Dios.

La Señora Fe junto con otras dos entidades, la Señora Esperanza y la Señora Caridad, conforman un núcleo de Trabajo Cósmico para el servicio de toda la Humanidad. Para el Catolicismo, estas tres Entidades constituyen las bien llamadas "Tres Virtudes Teologales".

La palabra "FE" proviene del latín "Fidere", que quiere decir confiar; y este hecho es el que debemos realizar. Fe es confiar en el Bien.


MIGUEL...

Su Llave Tonal se halla en "Die Moldau" (El Moldava) del famoso músico checo Bedrich Smetana.

Complemento divino: Señora Fe

Patrón electrónico: Espada de Luz Azul.

Llave tonal: Coro De Los Soldados (Ópera Fausto) por Charles Gounod.

Templo Etérico: Sobre El Lago Louisebanff (Canada)

Representa: la justicia bien hecha, los cambios importantes, la comprensión de las cosas, la alineación con el cosmos, la lucha por causas justas, valor, llamado a causas nobles y espirituales.

Es el Príncipe de las Huestes Celestiales.

Vibra con el color azul.

Día que le corresponde: Domingo y Miércoles. El primer Domingo de cada mes, a las 10:00 de la mañana, el Arcángel Miguel está más cercano a nosotros.

Estación del año: Fin del Invierno.

Gobierna el Este y protege el Norte, la noche y los sueños.

Virtudes: La voluntad de Dios, el bien, la bondad, la fe, el poder, la fuerza, la protección y el equilibrio.

La presencia de este Arcángel se puede invocar en un momento de decisión importante, falta de iniciativa para comenzar algo nuevo, necesidad de protección en cualquier orden.


INTRODUCCIÓN

La cristiandad, los hebreos y las Tradiciones iniciáticas, tienen reservado al arcángel Miguel, ( cuyo nombre quiere decir Mi-Kha-El: ¿"Quién como Dios"?) desde los tiempos antiquísimos, un papel y un eterno detalle, siempre considerándolo presente en la lucha que se combate y se combatirá, como individuos y como colectivo, hasta al final de los tiempos, contra las fuerzas del mal. Sobre el origen del nombre el cap. XI del El trabajo alquímico o la búsqueda de la perfección.

San Miguel es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia, el arcángel por excelencia.

Su culto es muy difuso a nivel popular: muchísimas son las localidades en Europa que han elegido a Miguel como patrón; innumerables son las representaciones artísticas, a menudo en las iglesias, El Arcángel es representado sobre las agujas de los campanarios, cuál guarda de las Iglesias contra el mal; dedican a él las oraciones oficiales y populares que lo invocan.

Son muy numerosos los santuarios y ermitas dedicados al santo ángel en todo el mundo cristiano.

En Constantinopla, tenía un templo dedicado a su nombre, y era también muy famoso el Mikaelion de Sostenión, imponente santuario...según tradición, Miguel había curado milagrosamente al emperador Constantino.

El emperador Constantino, a partir del 313 le tributó un culto intenso. Carlomagno le dedicó el Sagrado Imperio Romano, imitado luego por los soberanos franceses que, hasta Luigi XIII, le dedicaron su reino.

Rara y misteriosa la línea recta, con la que están teniendo enlace entre ellos los principales lugares de culto dedicados a Miguel; todos erguidos sobre los restos de antiguos templos paganos, en lugares dónde de algún modo se ha manifestado su presencia. Tal línea, trazada partiendo del Monte Carmelo, Palestina, para acabar sobre el Monte de San Miguel en Inglaterra sur oriental, pasa sobre Delos, Delphi, Monte Sant'Angelo (Gargano), Sagrada de San Miguel, Valsusa y Mont Saint Michel, Francia Norte oriental, imponiéndose a la atención de los estudiosos de esoterismo. Su interpretación. cuáles vuelvo a llamar a la rectitud y al respeto absoluto de las Leyes de Dios, no está seguro de excluirse, "Los Ángeles entre nosotros" (G. Dembech, Ediz. El Aries, 1993).

En la tradición hebrea está como defensor del pueblo electo, símbolo de la protección divina sobre el pueblo de Israel (ángel protector de Israel"-Daniel 10, 13 y 21; y 12, 1)

En el Kabbalah, o Cábala (Los frutos del árbol de la vida de Aivanhov), San Miguel es asociado desde hace mucho con el fuego solar, el arcángel MiKhael sostenedor del sephira Tiphereth que es el séfira central del árbol de la Vida (Árbol sefirótico o Árbol cabalístico).

Tiphereth es la esfera del Idealismo, de la Conciencia Superior. Yace en el corazón del Árbol de la Vida: el Sol, oro, el plexo solar...Tiphereth significa Belleza. Orden del Ángel: Malachim; Arcángel: Miguel. ("Los Resplandores de Tipheret" de O. M. Aivanhov)


EL ÁRBOL SEFIRÓTICO, EL ÁRBOL CABALÍSTICO DE LA VIDA...

Es una imagen del universo que Dios habita e impregna con su esencia; una representación simbólica de la vida divina, que circula a través de toda la creación. Ahí tenéis un sistema que os impedirá dispersaros en vuestra actividad espiritual. Si trabajáis durante años sobre este Árbol sefirótico, sobre el Árbol cabalístico, si lo estudiáis, saborearéis sus frutos, introduciréis en vosotros el equilibrio y la armonía de la vida cósmica. » « El Árbol de la Vida, es un esquema simbólico que resume toda la ciencia iniciática, las doctrinas de todos los Iniciados. Puede ser comparado con un grano, con una semilla: plantadla, y aparecerá ante vosotros toda la creación con una multitud de criaturas. Este esquema puede convertirse en un instrumento mágico, un pentáculo de los más poderosos. Todo está ahí, todos los principios, todos los elementos, todos los factores con los cuales el Señor ha creado el mundo.

Tenéis aquí un sistema que os ayudará a no dispersaros en vuestro trabajo espiritual. Si lo trabajáis durante años, introduciréis en vosotros mismos un orden, un equilibrio; que os reforzará y armonizará. Cuando dispongáis de un poco de tiempo, reflexionad sobre el Árbol de la Vida, elegid una sefira, concentraos en él e intentad desarrollar las cualidades y las energías que contiene. Tanto si tenéis necesidad de luz, de amor, como de fuerza, de protección, de generosidad, de justicia o de vida... recurrid al Árbol de la Vida: está ahí a disposición de los hijos e hijas de Dios que necesitan alimentarse de la vida divina. » Omraam Mikhael Aivanhov

En las iconografías orientales y occidentales, Miguel es representado en dos papeles particulares:

Como un Arcángel combatiente, con la espada o la lanza en la mano, revestida por coraza, guapísimo y fúlgido de luz, vencedor contra el Mal, frotador a sus pies en los semblantes de serpiente o dragón. Papel evidenciado en el Libro de Daniel y en el Apocalipsis, en el volumen Comentarios del Apocalipsis;

*como un Arcángel que lleva en mano una balanza, ves el volumen "La balanza cósmica - el número 2", para pesar las almas, cuál Guía de las almas al momento del tránsito, en cuánto Él es a nuestra cadera en el día del Juicio, y en efecto a él la Iglesia, en la Misa de los difuntos, encomienda las almas encaminadas hacia la luz santa”. Para tal razón muchos cementerios y osarios le son dedicados a Miguel defensor de los moribundos.

Recita la oración en la misa de los difuntos: "Señor Jesús Cristo, libera las almas de los fieles difuntos de las penas del infierno; San Miguel, que lleva tus santas señales, las conduzca a la luz santa que prometiste a Abraham y a su descendencia." Su fiesta, junto con los arcángeles Gabriel y Rafael, se celebra el 29 de septiembre

Su figura les aparece en las primeras páginas de la Biblia, como guarda de la puerta del Paraíso terrenal.

En el antiguo Testamento es mencionado en particular en el libro de Daniel, 10,13.21; 12,1; es indicado como el jefe o cabeza de la milicia celestial que defiende el orden. Este papel recuerda la tarea de los avatares, les indicada en los Purana, los que periódicamente descienden sobre la tierra para restablecer el dharma, el orden cósmico puesto en crisis por las fuerzas disgregantes.

En el Nuevo Testamento, S. Miguel Arcángel es representado como adversario del Dragón; vencedor de la última batalla contra el dragón y sus partidarios. La descripción de la batalla y su victoria es contenida en el apocalipsis. También en éste, la imagen del caballero recuerda la descripción del avatar esperado en esta época (kalki) según la tradición hindú.

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran Príncipe que Está del lado de los hijos de tu pueblo. Será tiempo de angustia, como nunca fue desde que existen las naciones hasta entonces. Pero en aquel tiempo tu pueblo Será librado; todos aquellos que se encuentren inscritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra Serán despertados, unos para vida eterna y otros para vergüenza y eterno horror. Los entendidos Resplandecerán con el resplandor del firmamento; y los que enseñan justicia a la multitud, como las estrellas, por toda la eternidad. Pero Tú, oh Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos Correrán de un lado para otro, y se Incrementará el conocimiento. (Daniel Cap.12)

Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el Dragón. Y el Dragón y sus ángeles pelearon, 8, pero no prevalecieron, ni fue hallado Más el lugar de ellos en el cielo.

Y fue arrojado el gran Dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él. (Apocalipsis)

Vi luego un ángel que bajó del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en mano. Agarró el dragón, la serpiente antigua - es decir el diablo - y lo encadenó por mil años; lo echó en el abismo, le dejó cerrado y selló la puerta sobre él, para que ya no sedujera las naciones, hasta el cumplimiento de los mil años"(Apocalipsis).

La acción del arcángel Miguel aparece, extraordinario, en los textos sagrados.

En esta época, en efecto, un cortés y grandioso detalle es desarrollado por el arcángel Miguel según Deunov y Aïvanhov.

"Las fuerzas presididas por el arcángel Miguel, son fuerzas de equilibrio, de justicia; por lo tanto de discernimiento entre lo bueno y lo malo, en vista de liberar lo que es bien y de transformar lo que es mal. Pero el bien y el mal están tan estrechamente unidos que ellos no se pueden separar prematuramente sin provocar laceraciones.

Es conocido como el ángel de la plegaria y de la adoración y, finalmente, presentador de las almas de los difuntos a la luz del Paraíso, “la luz santa prometida a Abraham y a su descendencia”.

En la liturgia, la Iglesia nos enseña que este arcángel está puesto a custodiar el paraíso y llevar a él a aquéllos que podrán ser recibidos allí. A la hora de la muerte, se libra una gran batalla, ya que el demonio tiene muy poco tiempo para hacernos caer en tentación, o desesperación, o en falta de reconciliación con Dios. En este momento, San Miguel, está al lado del moribundo defendiéndolo.

San Miguel es nuestro protector y para cumplir la misión de protector es necesaria, además del poder, otra cualidad: la bondad. Su bondad, es tan grande como su poder. Bajo sus órdenes, todos los ángeles trabajan por la protección de los hombres. Ahora cabría preguntarnos: ¿nosotros nos empeñamos tanto como ellos en nuestra propia salvación?

Por otro lado, San Miguel es nuestro modelo. Modelo de recogimiento y de unión con Dios. Es modelo de inocencia y de pureza, no tiene sino pensamientos y deseos santos, modelo de humildad, confiesa que Dios lo es todo y que toda persona debe quitar de sí el orgullo, la ambición y la vanidad. Es también modelo de celo. Sólo aspira a hacer amar a Dios y a Jesucristo, su hijo. San Miguel es modelo de dulzura.

El procede en todas sus acciones con perfecta calma y nos muestra claramente que la modestia, la dulzura y la paciencia son las mejores armas contra nuestros enemigos.

En San Miguel encontramos el modelo de todas las virtudes.

El arte de separar los contrarios es lo más difícil que hay; y está en la naturaleza, que los Iniciados se han instruido en este arte.

No es fácil separar la nuez de su ruezno, pero la naturaleza sabe cómo hacerlo: ella deja madurar el fruto, el ruezno se abre solo y la nuez se libra. Esta separación es el símbolo de la madurez. ¿Os acordáis de la parábola del Evangelio sobre la cizaña y sobre el buen trigo? El tiempo de la siega es aquel en que los frutos están maduros.

Necesita por lo tanto esperar aquel momento para separar el mal del bien, y tal separación será obrada por el arcángel Miguel. Solo el arcángel Miguel será capaz de vencer este egregor. Con la ayuda de su ejército, realizará lo que por siglos las multitudes suplican del Creador. He aquí porqué tenemos que conectarnos al arcángel Miguel, pedirle su protección y la posibilidad de obrar con él para aumentar su victoria.

La luz triunfará sobre las tinieblas: ha sido predicho y así será. ¿Por qué no ser partícipes en aquel acontecimiento? Los hijos de Dios, que serán inscritos en el número de los que habrán participado en el combate del arcángel Miguel, el Genio del Sol, esta potencia de Dios entre las más luminosas, recibirá el beso del ángel del fuego. Tal beso, a ellos no quemará, pero los iluminará "(Aivanhov)

Es interesante notar que también Rudolf Steiner en numerosas conferencias (en Máximos antroposofiche - ed. antroposofica, pagg.53) se detiene sobre el nuevo ciclo espiritual, sobre la nueva fe micaélica, es decir sobre la misión de Miguel, afirmando que en este ciclo le corresponde a Miguel enseñarle concretamente al hombre el camino para alcanzar el Cristo: "Los verdaderos pensadores son los que sirven a Miguel, a quien ellos consideran como el regidor del pensamiento cósmico. Miguel en efecto libera los pensamientos del yugo del cerebro y le abre el mundo del corazón... En él la imagen del mundo se vuelve revelación llena de sabiduría que desvela el intelecto del mundo cuál divina acción universal. En esta acción universal, vive la rapidez del Cristo por la humanidad; a través de la revelación universal de Miguel, tal rapidez puede revelarse así al corazón de los hombres."

También la última conferencia tenida por R. Steiner en el 28/9/1924, ha sido dedicada al arcángel Miguel. En este orden de ideas además ha sido observado que, El poder comunicar conocimientos espirituales hasta ahora guardados en el misterio de varias comunidades esotéricas, se ha hecho posible con la llegada, cuál Espíritu del Tiempo, de la entidad del arcángel Miguel, al final del siglo 19, el que por su misma naturaleza, entrega al hombre el impulso de querer conocer tales misterios. El Espíritu quiere que el hombre lo reconozca en plena conciencia y libertad.

También los textos sagrados de la India, contienen indicaciones significativas sobre la época en la que vivimos, denominándola "Kali yuga" o bien ‘’edad de hierro’’, para evidenciar que en esta época la humanidad ha alcanzado un punto peligroso de alejamiento del Cielo, de la espiritualidad, del su Real Ser. Según estos textos sagrados, después de la edad del hierro, se habría realizado una nueva edad de oro gracias a la intervención de un gran ser (Kalki avatar) que tendrá que descender sobre la tierra para ayudarla con sus discípulos. Por una visión total del papel de los Arcángeles y el sentido de las fiestas cardenales (el cap.XVII en Los frutos del árbol de la vida).


LA ESPADA DE SAN MIGUEL - OTRA VISIÓN...

En el mundo judeocristiano todos conocemos la imagen de San Miguel; uno de los siete arcángeles que están delante del trono de Dios, derrotando a Satanás con una tremenda espada.

Esta imagen que se repite en la iconografía pictórica de todos los tiempos, no se da por casualidad. El símbolo de la espada, tampoco es un instrumento bélico elegido por casualidad. Se podría haber elegido una cachiporra, una lanza o como en el caso de Sansón, una simple quijada de un burro.

La espada tiene un significado no solo mitológico relacionado con la guerra o la victoria, sino que está fundamentado en un conocimiento esotérico trasmitido por los iniciados de diversas órdenes esotéricas.

San Miguel alado, está representando la figura de un ser de alto nivel espiritual proveniente de las Pléyades. Las alas le dan esa connotación no solo angélica, sino que viene del espacio o del “cielo”.

La espada ciertamente fue traída por este ser; que sin duda no se llama San Miguel; sino que se lo puso la Iglesia (Católica). Se trataba de un metal que se da en varios planetas de dicho sistema Solar. No existe en nuestro planeta. Tiene unas propiedades especiales generadores de altos niveles de prana o energía vital.

En los primeros tiempos del primate humano, varias civilizaciones de extraterrestres se acercaron a la Tierra. Se ensayaron en diversas maneras y formas, varias inseminaciones genéticas. De estas uniones nacieron las diversas razas que ahora mismo pueblan el planeta. Todas las teogonías de los pueblos, hablan de “dioses” que raptaban doncellas y a las que fecundaban. Genes de la raza negra, de la amarilla, de la blanca, de la roja, de la cobriza, de la azul (como los tuareg) fueron implantados en diversas etapas del primate o del hombre primitivo.

Una de estas razas, que en varios escritos hemos llamado Setianos, utilizando la raíz de Set, como uno de los dioses egipcios, que mató a Osiris. Al parecer este Dios no seguía un patrón precisamente aceptable por la Confederación de Mundos.

Los seres que fueron inseminados por él tenían una serie de características de resistencia, agresividad y astucia, que no tenían el resto de los humanos. Esta práctica dio a su vez origen a las leyendas de cómo Satán (Set-Setán-Seitán-Satán) poseía a diversas doncellas. El fruto de estas uniones (Que tened la seguridad de que se han dado y aún se dan) las llamadas “Semillas del diablo” daba superhombres, dominadores, triunfadores en el mundo de la materia. Seres a los que la muerte, las enfermedades y los carroñeros obedecen ciegamente, puesto que son hijos de su Señor, del Señor de todo el mundo del bajo astral.

En los primeros tiempos, los seres inseminados por la civilización setíana, eran invencibles, las heridas hechas en su cuerpo se regeneraban casi al instante. Podríamos decir, como en el caso de las películas, que eran inmortales. Además tenían una talla tremenda y eran corpulentos. Se dice que personajes como Goliat; a quien venció el rey David, era uno de los últimos de esa raza.

Los seres de las Pléyades trajeron este metal a la tierra, que tenía la característica de herir a los hijos de Set sin que las heridas pudieran curarse, puesto que el prana que contenía la espada, no podía ser neutralizado con las energías elementales de la naturaleza. Fue de esta manera, que aquellas primeras inseminaciones genéticas, fueron estabilizándose, ganando finalmente el más fuerte y el mejor dotado. San Miguel; a quien por la licencia alusiva, vamos a llamar Osiris, venció finalmente a Set, con la ayuda de su esposa Isis y de su hijo Horus, quien finalmente le venció.

Una de estas espadas, fue portada por Melquisedek y también por el Mago Merlín, quien la dejó en manos del Rey Arturo.

Sería bueno que repasarais la leyenda del Rey Arturo y de la espada que fue sacada de la roca, solo por el Rey de Camelot. También, la leyenda de la espada “excálibur” con la que Arturo venció a sus enemigos y unificó su reino.

Esta leyenda habla también de Morgana (setiana) una bruja que a su vez dio a luz al hijo de Arturo, quien finalmente diera muerte a su padre. Y cómo Excálibur terminó por ser arrojada al lago, donde la Dama del Lago la guardó en sus entrañas.

Yo creo que una de esas espadas fue traída por los Templarios a España, y ahora mismo duerme en el subsuelo del Reino de Castilla. Pero esta suposición no deja de ser una intuición.

Tal es la tradición que en los protocolos de nuestra Orden fue trasmitida por los adeptos. Se han roto los sellos y se nos ha autorizado a contarla en estos tiempos.


Canalización del Maestro: Omraam Mikhael Aivanhov


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada