POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

viernes, 25 de febrero de 2011

AA. ANAËL - Autres dimensions


19 de febrero del 2011


Soy Anael, Arcángel. Amados Niños de la Luz, Amadísimas Semillas de Estrellas, vengo a vosotros esta tarde, en este instante, en Amor y Paz. Vengo, primero de todo, a dar una aclaración nueva y suplementaria sobre la acción de la Luz en vuestra Consciencia y en una segunda fase, responder a vuestras preguntas, a vuestros cuestionamientos concernientes, exactamente a lo que voy a desarrollar en esta primera etapa.

La Luz Adamantina o Luz Verdadera, os lo hemos dicho, se derrama en este mundo, en esta Tierra, en vuestros cielos y también, en vuestras estructuras físicas y en las sutiles. La Luz propicia entonces un proceso de desvelamiento, en lo íntimo de vuestra Consciencia y en el seno de la sociedad. Este desvelamiento es una iluminación que viene a poner fin a las zonas de Sombra. Existe pues una iluminación cada vez más evidente y fuerte, que da Luz, aclara, desvela y revela lo que hasta el momento, no aparecía como evidente o como visible al ojo de vuestra conciencia. Ese desvelamiento de las zonas de Sombra existentes en vosotros y en este mundo, mediante la Luz, ya había comenzado hace cierto tiempo, con la acción de las Bodas Celestes. Pero hoy y desde hace poco tiempo, este proceso toma un giro nuevo, giro nuevo que impide que la Sombra se vuelva a enmascarar de nuevo, aun más profundamente. Así, podría decir que la Sombra sube a la superficie de vuestra conciencia y de este mundo, para ser iluminada, ser reabsorbida y ser disuelta y transmutada por la acción de la Luz. Esto se produce en vosotros y en todas partes. Conviene pues, acoger esas zonas de Sombra no como un castigo, no como una culpabilidad y todavía menos como errores sino, más bien, como la capacidad de la Luz de redimir, reorientar lo que la conciencia percibe. A través de este trabajo es como se realiza el pasaje de la dualidad, el pasaje de la 3ª Dimensión disociada a la 5ª Dimensión, para vosotros como para la Tierra. Es pues, un trabajo de iluminación, de salida a la Luz, en todos los sentidos de esta expresión.

Esta salida a la Luz permite exactamente, la toma de conciencia lúcida, el desenmascaramiento y en fin, la transcendencia de esas zonas de Sombra. Ya esté en vosotros o fuera de vosotros, no hay que juzgar, no hay que condenar, no hay que actuar porque la acción de la Luz se realiza por sí misma a partir del momento en que el hombre o la sociedad, o el sistema, sea el que sea acepta ver las cosas tal como son y no como se creía que eran. No hay pues, que manifestarse con diferentes reacciones a causa de esto, sino solamente dejar que se establezca la Luz, acompañándola con la no acción, en el estar pero probablemente también, en el hacer. Un hacer que no está inscrito como reacción sino como pro-acción activa y que propicia el desvelamiento y la instalación de la Luz de manera todavía más evidente y todavía más grande. La Luz llama a la Luz. La Luz transciende la Sombra y es exactamente de ese juego Sombra/Luz, nuevo para vosotros, del que deriva la realidad de la toma de posesión de la Unidad, la realidad de la toma de posesión de la Verdad. Dejad a la Luz actuar y aclarar, haceros vosotros mismos esa Luz, aceptando en Unidad y Verdad, no estar más en la punta de lanza de vuestras propias Sombras, aceptar mirarlas porque, mirándolas con el ojo y con el Corazón, os hacéis cada vez más transparentes, cada vez más Luminosos, no dejando ninguna oportunidad a la Sombra de perdurar o de existir. La Sombra no requiere un trabajo, en el sentido de la liquidación, en el sentido de la reacción sino más bien, un trabajo de transcendencia, realizado por la Luz misma, realizado por vuestra mirada Luminosa, realizado por vuestro Corazón Luminoso, aceptando ver la Verdad de frente, sin ningún sentimiento de culpabilidad, sin ningún remordimiento, simplemente como un estado de hecho, simplemente como la toma de poder de un nuevo mundo, de vuestra nueva Verdad en la que no hay nada que ocultar, no hay ya nada que esconder, solo volveros cada vez más esta Luz que recibís, haceros cada vez más transparentes, más y más verdaderos y cada vez más auténticos.

Así, la Luz viene a aclarar, viene a desvelar y revelar y sobre todo a modificar los mecanismos íntimos de vuestra Consciencia de seres Vibrantes para devolverla a lo que es, para restituiros la Verdad que sois. Este es el proceso que protagoniza en este momento la Tierra, como los sistemas y como la propia conciencia de Hombre. Cierto que, a través de esta acción de la Luz, muchos seres humanos no verán más que Sombra y no la acción de la Luz que permite a la Sombra manifestarse, no para reinar sino, más bien para desaparecer. Así, según la cualidad de la mirada humana, según vuestra capacidad de ver en Verdad, podréis haceros esta Luz o si no dar más peso a estas Sombras. Vosotros tenéis que definirlo, tenéis que posicionaros, saber verdaderamente lo que queréis ser, lo que queréis llegar a ser y cuál es vuestro camino. El juego de la Luz será siempre, en este mundo como en otros mundos, reunir, Unificar y liberar, permitir la relación, la comunicación, el Amor y la Verdad, reinar totalmente. Solo la Sombra tiene necesidad de ser ocultada y enmascarada para poder ejercer una influencia contraria a la Luz.

Hoy, la Sombra no puede actuar más así, porque la Sombra es desvelada, porque la Sombra aparece ante el ojo de la Consciencia humana, ante el ojo del Hombre, ante el ojo de la Tierra. Este proceso es una forma de parto, un proceso de liberación total de lo que mantenía a la Tierra, como a sus habitantes, en un cierto encierro, limitando la expresión de la Consciencia, la expresión de la Alegría y el acceso a la multidimensionalidad, el acceso a la Verdad. Hoy más que nunca, vais a ser llamados por la Luz, a dejar salir esas Sombras. No podréis mantenerlas encerradas, enmascaradas, a los otros como a vosotros, porque se eliminan desvelándose, iluminadas por la Luz. Solo hay que acompañar al movimiento. No hay que desear nada. No hay que tener miedo. Solo hay que tener confianza en la inteligencia de la Luz, ahora y siempre que está aquí para desvelaros, para revelaros a vosotros mismos; que no está aquí para hacer sufrir, no para llevaros a un mundo de creencias sino, más bien, para restablecer la Verdad original de la Consciencia de Libertad y Eternidad. Esto se cumple ante vuestros ojos. Esto se cumple en vosotros como en lo que observáis en este mundo.

Entonces, cada día un poco más debéis estar lúcidos en cuanto a este proceso de desvelamiento y de revelación. Se trata de salir a la luz. Se trata del establecimiento del Reino de la Luz y de la Realeza de la Luz. En todos estos procesos que aparecen, en vosotros y fuera de vosotros, existe únicamente un proceso Unificador, un proceso Unitario. Ciertamente, el que adopte una visión no Unitaria, una visión privada de Luz, verá una vez más, el juego de la dualidad y de la Sombra que se ampara en lo que no existe. La Luz toma su posición y haciéndolo sólo puede expulsar, solo puede eliminar con su presencia, todo lo que permanecía oculto, escondido, encerrado y no revelado a vuestra propia Consciencia. Vosotros tenéis que aceptar que se ha revelado. Vosotros tenéis que aceptar este desvelamiento porque, en los Mundos Unificados en lo que vais a penetrar, no hay nada que ocultar, no hay nada que permanezca oculto porque todo es evidencia, todo es Verdad, todo es Alegría.

Entonces efectivamente, la Consciencia del Hombre en camino hacia la Luz puede a veces, hoy estar marcada con dudas, tergiversaciones, o mismamente miedos. La Luz es vuestro apoyo. La Luz es vuestra fuerza. Es de lo que estáis constituidos, en Verdad, y es gracias a ella que se manifiesta la Verdad de lo que sois porque es gracias a ella que vosotros penetráis vuestra Estancia de eternidad. Este trabajo se realiza en vosotros y a lo largo de la superficie de este mundo, como en vuestros cielos. Os concierne permanecer abiertos a lo que se produce y recibir la revelación de la Luz como una gracia, como una revelación total de la Verdad. La Sombra no puede ya ocultarse porque la Verdad está aquí. Vuestras Sombras se evacúan de esta manera.

Habéis franqueado una etapa. La última Inversión ha tenido lugar. El ritual de la boca ha permitido hoy, a la Luz iluminar los rincones todavía inexplorados, los juegos que habíais jugado en este mundo, obligados y forzados. No hay que juzgar tampoco, porque el pasado es letra muerta. No hay que condenar. Solo hay que ser autor y espectador de lo que se juega, en vosotros y a vuestro alrededor. Vosotros sois la Luz del mundo. Vosotros sois la revelación de la Luz. Es en este sentido en el que, al haber permitido el anclaje de la Luz, al haber permitido a la Luz pulular, hoy, la Luz viene a vosotros y al exterior de vosotros a finalizar su obra de revelación y a que os establezcáis en una Consciencia nueva, donde ninguna Sombra puede persistir, existir o manifestarse, donde no será más que un recuerdo muy lejano, algo que se destaca de vosotros para dejar resplandecer la Verdad que sois. Sólo tenéis que aceptar. Yo he explicado ampliamente el abandono a la Luz. Yo expreso hoy esta aceptación a la voluntad de la Luz, a la voluntad de la Unidad, para que el Reino de los Cielos establezca su reino en esta Tierra, en su nueva Dimensión.

Tenéis todo un camino y un porvenir particular que os es propio. Vuestro camino no es el camino de vuestro Hermano, aunque estéis constituidos de la misma Esencia, de la misma Vibración. Los caminos que emprendéis no serán nunca los mismos porque os pertenecen en exclusiva, incluso en el seno de la Unidad. No hay pues que juzgar, ni medir ni pesar el camino de un Hermano o Hermana sino permitirse vivir vuestro camino, con toda Libertad, con toda serenidad y Alegría. En este sentido, vosotros participaréis, unos y otros mediante vuestra resonancia común de Luz, en hacer que el Reino de los Cielos se establezca en la Tierra. Habéis entrado en estos últimos tiempos que no son el fin sino el principio de una nueva era, de un nuevo estado y de una nueva Consciencia. Esto se realiza ante vuestros ojos, en vuestra carne, en vuestra Consciencia y en vuestras estructuras sutiles. Existe pues, en vosotros mismos, un fenómeno de nuevo nacimiento, debería decir renacimiento, mucho más allá de las muertes y renacimientos de este mundo.

Vosotros penetráis las esferas de la eternidad, con toda lucidez. Vosotros simplemente tenéis que estableceros, dejando de lado lo que no pertenece a estos mundos de Libertad y de Unidad. Para esto, debéis despojaros de lo que no es la Luz, no por un acto de voluntad no por un acto consciente de querer, sino más bien, acogiendo la Luz, dejándola fugarse a través de vosotros, dejándola difundirse, dejándola que os revista, dejándola que os adorne con lo que sois en Verdad, es decir un cuerpo de Eternidad, una Consciencia Libre, un cuerpo de Etreté, una Consciencia Unificada. Esto lo estáis viviendo en este mismo momento, cada uno a su ritmo, a su propia frecuencia y a su propia cadencia. Cada uno de vosotros lo vive. Podéis observarlo en el mundo. Podéis observarlo en vosotros. Lo observáis, con más o menos resistencias en vuestros allegados. Es en este sentido en el que, no hay que juzgar. Es en este sentido en el que, es necesario aportar vuestra propia radiación, sin desear, sin decidir por el otro, sin influenciar de ninguna forma, más que por la Presencia de vuestra propia Luz. Así, el Reino de los Cielos se establece en esta Tierra, propiciando el reencuentro tan esperado y anunciado ya, por el Arcángel Miguel el 29 de septiembre del año anterior. Esto se realiza bajo vuestros cielos, en vuestra Consciencia, en el Interior como en el exterior.

Tenéis que tomar parte activa en este reencuentro nuevo, que os permite estableceros con cada vez más seguridad y facilidad en vuestra Eternidad. Lo viejo se muere. Lo que habéis sido ya no lo sois más. Vosotros sois el Hombre y la Mujer nuevos. Vosotros sois el Hombre y la Mujer regenerados por la Luz que debe nacer, totalmente a esta regeneración, a su nueva Presencia, a su nueva Verdad. Esto se produce ahora. El ahora es el único tiempo que cuenta. Ahora es el único tiempo que existe, permitiéndoos liberaros del peso de vuestro propio pasado como del peso del pasado de la Tierra, para penetrar libres, la Luz que os penetra. Que se abre en vosotros a cada minuto. Lo que vosotros percibís como puntos de Vibración, como estados de Consciencia, como Consciencia nueva en vosotros como entorno a vosotros, prueba la realidad de lo que vivís. Ciertamente, muchos de vuestros Hermanos y Hermanas que todavía no viven estas transformaciones no se sentirán interesados ni implicados por lo que se produce y por lo tanto, os garantizo que a causa de vuestra cualidad de radiación, servís más allá de las apariencias, sean las que sean las reacciones contrarias a la Luz que puedan existir en vuestro entorno o en este mundo. Esto no participa en definitiva, sino de un solo y mismo objetivo que es la revelación de la Luz y la disolución de la Sombra. La Sombra ya no puede seguir más encerrada. Está obligada a ser iluminada, en vosotros como en torno a vosotros. Entonces, en este caso tampoco juzguéis. Tampoco condenéis. Contentaros con irradiar, contentaros con ser, con adquirir la Luz y dejar que las Sombras sean disueltas por vuestra Luz, como por la Luz que se extiende sobre los cielos en esta Tierra.

A cada revelación de Luz, a cada evaporación de Sombra, os haréis más y más ligeros, más y más Conscientes, más y más lúcidos y, sobre todo, cada vez más felices. A medida que vayáis penetrando los mundos de Luz, los mundos de la densidad y de la Sombra no podrán de ninguna forma, afectar lo que estáis a punto de convertiros. Aquí también, hay una noción fundamental de confianza y de aceptación de la Luz, mucho más allá de soltar presa, evocando una etapa nueva del Abandono a la Luz que, es más un mecanismo de Realización de la Luz que la propia revelación en curso. Así, al realizar vuestra propia Luz, os convertís en lo que nunca habéis dejado de ser desde la eternidad. El paréntesis llamado falsificación se extinguirá por sí mismo con la revelación de lo que sois. No hay nada que hacer, que disolver, sea lo que sea. La Luz lo hace por vosotros. Es en este sentido que, bajo la influencia de la Ola Galáctica de Luz, bajo la influencia de la radiación solar y las múltiples radiaciones que vienen de diferentes partes de lo que vosotros llamáis cosmos, solo hay que dejarse penetrar, solo hay que dejarse transformar, solo hay que aceptar, solo hay que transformaros en lo que siempre habéis sido.

Este despertar, porque lo es, se acompaña de una gran Alegría desde el instante en que aceptáis dejar este despertar realizarse sin luchar, sin oponeros, sin buscar comprender, simplemente aceptando vivir lo que hay que vivir como un proceso, con todo lo que tiene de natural porque es lo que es. Y es así como en poco tiempo lo percibiréis, desde el instante en que hayáis aceptado vivirlo totalmente. Así, nunca ningún miedo podrá interferir con ese desvelamiento de quienes sois. Nunca ninguna Sombra podrá imponer cualquier punto de vista. Solo la Luz regentará y ordenará lo que sois, por la cualidad del Amor y de la Vibración. Os estableceréis en vuestra nueva Dimensión de vida, sin ninguna dificultad. Por esto, conviene también dejar morir lo que debe morir: las ilusiones de vuestras vidas pasadas, las ilusiones del instante antes, las ilusiones de lo que ha hecho que en el presente, luchéis en este mundo, como personalidad. Esto también debe ser transcendido e irradiado por el Amor y por la Verdad de la Luz. Sólo vosotros podéis realizar ese estado de Realización, de revelación, con facilidad. Esta facilidad saldrá de la simplicidad, de la humildad, también seréis capaces de recibir y de manifestar, en vosotros y fuera de vosotros, en cada respiración, en cada reencuentro y cada día que viváis en este mundo.

Una marcha suplementaria (si lo puedo llamar así) se va a realizar desde el fin de este mes. Ella os permitirá entrar plenamente en un mes rico: rico de revelaciones, rico de Luz, rico de transformaciones y rico si lo deseáis, de Realización porque casi nada se opone al establecimiento de la Luz. Solo algunas Sombras residuales ligadas a egrégores (llamados colectivos o de creencias colectivas) están todavía activos en este mundo. El velo de la Ilusión no se sostiene más que por algunos hilos. Estos hilos, os corresponde dejarlos consumirse por sí mismos, estableciéndoos cada vez más en vuestra propia Verdad, en vuestra Realización y en vuestra revelación. A esto es a lo que, el Conclave Arcangélico y Yo mismo, os convidamos. Os convidamos a ser realmente lo que sois. Nosotros os invitamos a que dejéis instalarse lo nuevo, que no es otra cosa que el retorno de lo que habéis sido siempre y que todavía algunos de vosotros, habéis olvidado. Cierto que, la mente gritará que no es verdad. Cierto, los restos de ataduras gritarán que vosotros no podéis vivir sin estas ataduras. Pero esto no es verdad. La Luz es mucho más fuerte que todas las ataduras que puedan existir en este mundo falsificado, como en lo que habéis creado. Nada puede oponerse a la Verdad de la belleza, a la belleza de la Verdad. Es a esto a lo que estáis prometidos, es a esto a lo que estáis llamados y es a esto que a lo que responderéis, nosotros estamos seguros, porque conocemos la belleza de lo que viene, porque conocemos la belleza de lo que se ha establecido ya, en los Planos más etéreos en los que vosotros todavía no estáis establecidos. Queda simplemente, concretar sobre vuestra Dimensión, la instalación de la Luz ya realizada en los mundos más etéreos, en los mundos ya Unificados. No es ya una cuestión de tiempo, una cuestión de distancia moderada entre la Vibración final y la Vibración que se consuma hoy. He aquí, Amadísimos Niños de la Luz y Semillas de Estrellas, algunas propuestas concernientes a lo que vosotros vivís actualmente. Si existe en vosotros alguna duda en relación a esto, vamos pues, juntos a intentar avanzar en esta Realización de Luz.

Pregunta: ¿podría extenderse sobre el término de pro-acción activa?

La pro-acción es una acción que no deriva de cualquier reacción haciéndoos salir de la dualidad. La pro-acción es de alguna forma, lo que precede a la Luz, mediante vuestra propia creación de Luz. No hay pues reacción, hablando propiamente sino, más bien, una acción concomitante o que precede la acción de la Luz. Consiste, no en proyectar vuestros deseos sino en estableceros más y más en vuestra propia Luz para crear por vosotros mismos, vuestra propia realidad de Luz, no como reacción a cualquier cosa que se apaga, no como reacción a las Sombras iluminadas sino, más bien, manifestando con ello, vuestra propia Unidad que yo llamo pro-acción activa. Ésta no está condicionada por cualquier reacción. No está condicionada por la dualidad, no está condicionada por la Sombra sino únicamente una acción liberada y Libre, de la Luz, ayudando a vuestra propia Realización.

Pregunta: ¿cómo va a revelarse nuestra parte de Sombra para ser transcendida por la Luz?

Amadísima, las partes de Sombra, son lo que puede salir de vosotros. Es lo que veis con una mirada nueva que no está ya separada de la Fuente. Son vuestras propias actuaciones, vuestros propios comportamientos, os aparecen de pronto, como disonantes y no claros. Es por lo tanto, sacarlos a la Luz. Es también una aceptación de vuestras propias Sombras, no para dejarlas vivir sino para transcenderlas con la propia Luz. Quizá sea una actuación que era para vosotros una cosa corriente y que de un día para otro, os aparece como ineficaz, inadaptada. Es sacar a la Luz esos comportamientos, esas acciones que no estaban justamente, bajo la influencia de la Luz sino bajo la influencia de vuestras propias Sombras, permitiendo así dar Luz a lo que la necesita. Así, algunos comportamientos, algunos mecanismos de defensa presentes en la personalidad, os aparecerán de pronto, como caducos o como no operantes. Esto os librará de un gran peso y contribuirá a vuestra Realización. No hay que buscar esas Sombras, no hay que trabajarlas, en el sentido en que vosotros lo entendéis, porque ellas solas ascienden. Solamente hay que acogerlas, de igual forma que la Luz. Considerad esto como una evacuación porque es lo que es. No hay que buscarlas. Ellas ascienden solas, actuando como por un proceso de decantación haciendo que lo ligero ascienda y lo pesado se evacúe.

Pregunta: ¿estar lúcida sobre la Luz y después perder esta lucidez, forma parte de este proceso?

Eso puede formar parte, querida. Pero hay otro proceso que está en marcha: no olvidéis que vuestro consciente fragmentado se extingue y que la Consciencia de la Unidad se establece. Esto pasa también por momentos en que podéis sentiros como desconectados de vuestra realidad ordinaria habitual. Hay momentos en los que estáis plenamente lúcidos de esta desconexión y momentos en los que estáis literalmente, entre 2 mundos. Esto forma parte del proceso de establecimiento de la Luz en este mundo. Entonces, sí, por el proceso y por el sesgo a veces, hay subidas y eliminaciones de Sombras pero también, pasaje de un estado de conciencia a otro.

Pregunta: ¿el abandono de nuestras Sombras conlleva el abandono de nuestra personalidad?

Amadísimo, el principio mismo de la individualidad o de la personalidad es una condición sine qua non de vuestra presencia en este mundo falsificado. Lo que desaparece es ante todo, los mecanismos de funcionamiento. Lo que desaparece es, ante todo, los mecanismos mentales de regulación que no tienen su espacio en la Unificación en vías de establecerse. La personalidad se transmuta. No se puede decir que desaparece totalmente hasta el momento en que no tengáis más consciencia de esta personalidad, de vuestra vida encarnada pero, en ese momento, estaréis en un estado de Consciencia profundamente diferente y habréis pasado totalmente a vuestra nueva Consciencia. Pero, no obstante, estos procesos intermitentes que vivís, corresponden a la instauración real de este proceso. Mientras que tengáis un pié en este mundo, la personalidad está presente, incluso transformada. Lo que es diferente, son los mecanismos de funcionamiento de esta personalidad o incluso a su nivel, la Sombra no puede manifestarse ya tranquilamente por el hecho mismo de la presencia de la Luz.

Pregunta: ¿es útil amar esas partes de sombra para que desaparezcan?

Amado, no hay ninguna diferencia entre amar vuestras Sombras y dejar que la Luz actúe sobre vuestras Sombras porque se trata del mismo proceso. El Amor es Luz. La palabra perdón es la muestra de la noción de dualidad, de la acción/reacción. Nosotros estamos aquí, más allá de la noción de perdón porque alcanzamos lo que se llama la Gracia, en tu lenguaje el Amor, en el mío la Luz, porque se trata exactamente del mismo proceso y de los mismos mecanismos: Luz, Amor y Gracia.

Pregunta: ¿sentirse recorrido por escalofríos helados, está asociado a una presencia o a la Luz?

Amadísima, las proposiciones que tú has hecho pueden ser todas posibles. Puede haber presencia, puede haber interacción entre el cuerpo de Êtreté y el cuerpo de personalidad manifestándose, para ti, con ese escalofrío. El escalofrío no es siempre una presencia. Obedece a un mecanismo de reacción energética, llamada emocional, ante todo, la traducción de ese emocional que puede ser también el pasaje de la personalidad al Êtreté, o la manifestación de una presencia. El escalofrío en sí mismo, corresponde a un proceso activo de escucha Vibratoria. Este proceso de escucha Vibratoria puede ser la traducción de un número importante de cosas. En lo que te concierne, este proceso de escalofrío corresponde a un cambio de estado de consciencia y es propio de ti. Hace algún tiempo, Sri Aurobindo habló del fenómeno y del mecanismo de switch de la Consciencia. Ese mecanismo de switch de la Consciencia puede manifestarse, y este es el caso para ti, de esa forma. Pero no es una regla.

Pregunta: ¿nuestras emociones inconscientes forman parte de nuestra parte de Sombra?

Amadísimo, la mayoría de las emociones son conscientes porque son una reacción a alguna cosa. Pero existe, tal como lo señalas, las emociones memoriales ligadas a vivencias pasadas. Algunas de ellas, como los fenómenos de aversión o de miedo, no encuentran explicación satisfactoria en la consciencia de la persona. En ese caso, la acción de la Luz será también, hacer desaparecer lo que puede ser llamado, como cualquier otra emoción, las partes de Sombra.

Pregunta: ¿sentir el despertar de emociones muy fuertes, dolores en el corazón, emociones ligadas a vivencias pasadas o un sentimiento de abandono, forma parte de los mismos procesos?

Sí, se trata también, de ascensos calificados de emocionales memoriales. Evidentemente, la acción de la Luz será tanto más rápida si no hay lucha consciente contra el proceso de manifestación. Ese es el matiz adecuado para vosotros que estáis en camino de Luz, se trata del modo de funcionamiento de la personalidad, cuando una emoción de ese tipo se manifiesta, la personalidad va a buscar literalmente, desembarazarse, por las técnicas de acompañamiento, sean las que sean, y por lo tanto va a luchar en contra. El proceso que yo evoco es profundamente diferente porque se trata de una iluminación de las zonas de Sombra y esta iluminación, en sí misma, por la acción de la Luz, es suficiente para hacer desaparecer esas partes de Sombra. Esta acción de la Luz no tiene nada que ver con la acción de la personalidad misma. En un caso hay voluntad, en el otro caso hay Abandono. La dificultad hoy, yo diría, a través de lo que explico, es que el ser humano, en su personalidad, tiene tendencia a reaccionar a un sufrimiento, a una emoción, a un problema, con la mente, con la razón, con la lógica. Es pues, una acción personal de la personalidad en sí misma en su marco de referencia habitual y ordinaria. Lo que proponen hoy, la Luz y la revelación de la Luz es totalmente diferente porque este proceso de Realización de la Luz sugiere e impone finalmente, que no hay más necesidad de reaccionar a una Sombra, sea la que sea sino, más bien, dejar que la Luz actúe para disolverla totalmente. El principio de acción no tiene en absoluto nada que ver con la acción de la personalidad en sí misma en su marco de referencia habitual.

Pregunta: ¿la necesidad de verbalizar las manifestaciones de esas zonas de Sombra es correcto?

Querida, para algunos sí, para otros no. La verbalización no es la Luz pero, al menos, puede ser calificada de Luz en algunos casos. Repito, cualquiera que sea el mecanismo que ponéis en funcionamiento, lo más importante es el que deja actuar la Luz en vosotros, incluso si tenéis necesidad de visualizar, de hablar, de verbalizar o de expresar la mencionada emoción.

Pregunta: ¿qué preconiza usted cuando se está en un sufrimiento intenso y se tiene la impresión de tener necesidad de una muleta?

Hay entonces la capacidad, para los seres cuyos Fuegos de Luz están abiertos (uno al menos, de esos Fuegos) y, esta vez sí, por la voluntad consciente, de dirigir la Luz hacia esa zona de sufrimiento. Este acto de voluntad personal no es opuesto a la Luz, en ese caso concreto, pero comprende también que la acción de la Inteligencia de la propia Luz será, de todas formas, siempre más poderosa, si es que se puede hablar en términos de poder, para tu propia voluntad personal. Pero nosotros concebimos totalmente que algunos humanos en ciertos momentos, incluso en su camino de Luz, tengan necesidad de actuar, por la voluntad de la Luz, en las zonas de Sombra.

Pregunta: ¿cuál es el equilibrio entre el Abandono, el soltar presa y el hecho de guardar el sentido de responsabilidad?

Querido, el Abandono a la Luz no será nunca un abandono de vuestras responsabilidades sino, más bien, una transcendencia de vuestras responsabilidades. Desde el instante en que hay Abandono a la Luz, real y total, la Luz toma a su cargo vuestra vida totalmente. Lo que no quiere decir que no tengáis nada que hacer sino que, vuestras acciones serán en sí mismas transcendidas por la acción de la Luz. Iréis hacia las líneas de menor resistencia y hacia las soluciones más eficaces. Existe siempre un cierto número de situaciones en que el Abandono a la Luz va a crear impulsos del alma y del Espíritu para modificar ciertas cosas. En este caso, tendréis que decidir lo que hacéis. De una forma general, y en la dirección de una vida que no necesita reajuste importante o mayor, el hecho de Abandonarse a la Luz creará en vuestra vida, las circunstancias más fáciles, las más fluidas que podáis imaginar. Evidentemente, si sois capaces de abandonaros a la Luz, ésta actuará siempre en el sentido de mejoraros muy frecuentemente, sea una separación, sea una partida o un cambio cualquiera. Incluso si en los primeros momentos no percibís la utilidad o la finalidad, sabed que cuanto más os abandonéis a la Luz, más habrá para vosotros una facilidad, mucho más allá de la apariencia y de lo que podría apareceros como contrario a la Luz. Pero esto, no podéis percibirlo más que después de un cierto lapso de tiempo.

No tenemos más preguntas, os damos las gracias.


Original en francés.

http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan

http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada