POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

jueves, 29 de abril de 2010

6 - Enseñanzas del Padre Celestial - 1/1/2010. STARR

No pronuncies jamás la palabra imposible, no existen imposibles para mí que soy tu Padre y tampoco para ti que eres mi hijo, mi elegido, mi ungido, junto a Cristo tu hermano y todo será posible dentro de ti, si vas junto a mí y yo me he de encargar que así sea. Eres portador de una esperanza, como tal compórtate hijo mío, la esperanza de que aún confío en los hombres, aún espero en mis hijos, aún amo a la humanidad toda.

LA VOLUNTAD DIVINA DEL PADRE CELESTIAL. DE JESÚS

¡Que sea haga tu voluntad y no la mía! cuántas veces habéis repetido esas palabras, pero no es verdad, no tenéis idea de lo que es Mi Voluntad.

Si en realidad en alguna medida hubierais sido capaces de conocer mi voluntad, entonces hijos míos no necesitarían hacer nada más, para alcanzar la iluminación. Ya estarías en las esferas superiores, ya el proceso habría terminado, no habría nada más por conocer, todo el conocimiento viviría en vosotros. Tan sólo un día de vuestras vidas terrenales en la que hicierais nada más que Mi Voluntad, os llevaría a la iluminación.

Está claro hijos míos que no han cumplido Mi Voluntad siempre, ni siquiera conocen Mi Voluntad, y es necesario que la conozcan, es necesario que corran el velo y se abran a la iluminación.

Tal vez te sorprendas, hijo mío cuando te diga que tu voluntad es la mía, conozco, acepto, valoro, alabo y amo vuestra voluntad, yo la poseo y la llamo mi propia voluntad, pues estáis en libertad de hacer lo que deseéis, que yo haré mía tu voluntad por medio de un amor incondicional.

Entonces hijos míos para que Mí Voluntad fuera la vuestra, deberíais hacer lo mismo, tendrías que conocerla, aceptarla, alabarla, y amarla, para finalmente poder referirte a ella como la tuya propia.

En toda la historia del mundo, solo unos cuantos hicieron esto siempre, otros o hicieron durante un tiempo y abandonaron, otros lo intentan mucho, otras en raras ocasiones y los más son aquellos que nunca lo han hecho.

Lo que tú deseas es mi mandato, mi voluntad es tu voluntad. Y así vais completando la obras de la creación, vuestra vida, vuestras elecciones, acertadas o no son un proceso constante de creación.

Por lo tanto hijo mío, cuando dicen Dios quiso, solo están diciendo yo quise, el hombre quiso, sabe Dios que lo hago por tu bien, es la voluntad de Dios.

Qué saben sobre mi voluntad, me hacen responsable de cuanta atrocidad reina en vuestro mundo, que hacen a otros por su bien y me invocan?

Yo solo sé, lo que tú deseas que haga, lo que tú deseas obtener.

Es momento de que encontréis ya el verdadero sentido de vuestra vida, el verdadero sentido de mi voluntad, que no es otra que la que entendáis que deben ayudarse unos a otros, mi voluntad es veros poneros de pie frente a las adversidades y caminar con la frente en alto y vuestros ojos inmersos en mi mirada.

Veros descubrir que no estáis solos a pesar de estar en el desierto, verlos contemplar el firmamento, las estrellas, la creación toda y gozarme al descubrir en vuestros ojos, que vuestra vida es mucho más que un simple palpitar del corazón.

Tu vida comenzó realmente hijo mío, hace muy poco tiempo, cuando caminaste evolucionando en la felicidad del amor y del servicio, dejando tras de ti, la amargura. Aún dejando hermanos, amigos, familia, solo para encontrar la auténtica felicidad, aquella que solo se logra cuando os descubrís hijos de un Padre que os ama con locura.

Si en tu caminar dejas tras de ti, odio, esas serán las raíces que darán en el futuro, frutos amargos, si la planta hijo mío, que has plantado lo has hecho con amor, crecerá con amor, los frutos serán tan dulces como la miel, pues tendrán el sabor de la miel celestial que es el amor, y serán tu alimento en el andar de cada día.

Apoya tu mano sobre el hombro de aquellos que anden contigo, porque si te sientes débil, ellos te cogerán, y si te sientes fuerte andarás más deprisa, sobretodo no dejes de apoyarte en quién es tu esposa, tu compañera para todo el viaje, para toda tu vida.

Ten cuidado, jamás te ates a las alabanzas como lo hicieron muchos maestros, sé humilde, el que te quiere verdaderamente no te alaba, te apoya con palabras y con hechos concretos, desconfía hijo mío de aquellos que un día te rechazan y al día siguiente desean comprar tu beneplácito con dulces palabras o con regalos. Échalos lejos, déjalos fuera de tu vida, pues solo te retrasarán en el camino, siempre encontrarán el modo, de detener tu marcha. Sabrás quién es el que te ama verdaderamente cuando te veas reflejado en él.

En tu caminar busca siempre tu gloria, en la gloria de los demás, y los demás buscarán su gloria en ti. Si hablas a los demás que tu palabra sea limpia, pero jamás hables con orgullo, aquél que habla como si estuviera hablando a un esclavo y no a un hermano, aquél que habla desde un trono que se erigió a si mismo, cuando habla, habla con falsedad.

Cuando vayas a anunciarme, anúnciame con todo lo que la naturaleza y mis manos han puesto al alcance, cuando hice la creación la hice con ese fin para que me encuentren en medio de ella, como muchos hermanos vuestros lo han hecho, y sobre todo hijo mío no malgastes tu tiempo en nada ni en nadie que no lo merezca, pues tienes poco tiempo, utiliza el que tienes para conocerte más a ti mismo.

Úsate para tu bien, has pasado mucho tiempo pensando en todos menos en ti, no te mal utilices. Recupera tus fuerzas, recupérate a ti mismo, deja atrás lo que ya debes dejar, para hacer tu tarea la que te ha sido encomendada desde el principio del tiempo.

Busca dentro de ti, donde yo tu Padre moro, la solución de cada uno de tus problemas, te di la capacidad de escucharme en lo más profundo de tu corazón, la misma capacidad que te he dado de conocer tus errores, y cuando cometas errores, sé tu propio juez, pero un juez justo, no permitas que otros te señalen y menos te juzguen, pues nadie pude levantar el dedo acusador sobre ti, si antes no lo hace sobre si mismo.

Si caminas por el bosque, ten cuidado hijo mío pues en un bosque siempre hay ramas bajas, que te pueden golpear, más no será necesario que las cortes, simplemente agáchate esquívalas y luego levántate nuevamente. Esa es la forma de crecer y avanzar, agacharse, evitar los golpes, levantarse y reanudar la marcha. Inmediatamente la rama quedará frustrada en su intento de dañarte. No pronuncies jamás la palabra imposible, no existen imposibles para mí que soy tu Padre y tampoco para ti que eres mi hijo, mi elegido, mi ungido, junto a Cristo tu hermano y todo será posible dentro de ti, si vas junto a mí y yo me he de encargar que así sea.

Si alguna vez de tus labios se escapara la palabra imposible, entonces irás caminando negativamente y poco a poco te iras hundiendo, conseguirás si, algunos logros parciales, pero te estarás hundiendo en el mar de la desesperación y de las dudas, sé que no lo has hecho aun, eso lo sé hijo mío, pero el camino aún es largo, hay mucho para recorrer ten precaución.

Cuando vas caminando en mi amor, los logros se verán, no en los tiempos que tal vez tu esperas, pero si a mayor plazo pero te estarás elevando hacia mi a cada paso. Solo pasa hambre y miseria aquél que no sabe que tiene dos manos para trabajar y dos manos extras que les han sido dadas desde un comienzo, las mías, las que desde siempre os han mostrado el camino y os han guiado.

Si alimentas tu cuerpo en tu caminar no dejes jamás de alimentar el alma, es mas importante hijo mío que el alimento que lleves a tu boca, pues sin alimento material, el cuerpo puede vivir un tiempo, sin alimento espiritual el cuerpo muere muy rápidamente, en un solo día se puede aniquilar un cuerpo cuyo espíritu esta débil, un alma bien cuidada y alimentada es un alma que genera energía y hace vivir a otras almas que están muertas en vida aparentan vivir pero están muertas en realidad.

Tantos maestros están muertos y lo que es peor están muertos para mi, murieron el día que se sintieron superiores y contribuyen a que el mal tenga más fuerzas, sea mas destructivo aún, destruyen a muchas almas que desean servir, pero son presa de sus malos deseos y las aniquilan, los desprecio, no tienen cabida junto a mi.

No hables jamás con temor habla mirando a los ojos directamente, de frente con las seguridad de saberte mi hijo, el hijo de un padre soberano justo y recto.

El temor es contagioso y lo sabes, has sido instruido en eso, pero el temor de aquel que se enfrenta a un ser que alguna vez fue superior es destructivo, se firme y se valiente, hablas con la verdad en el corazón no temas jamás, eres mi hijo tan amado en el cual me complazco. así sea

Mi espíritu esta sobre ti, dentro de ti, y mora en ti, que el espíritu de amor que es el lazo de unión entre Dios y su hijo, Jesús, sea el mismo lazo que une a las tres voluntades, ahora ya una sola para sembrar el amor en el nuevo reino.

Eres portador de una esperanza, como tal compórtate hijo mío, la esperanza de que aún confío en los hombres, aún espero en mis hijos, aún amo a la humanidad toda.

Amén.

Canal: Starr
e-mail: igashu.starr@gmail.com
blog. Http://igashu-starr.blogspot.com
http://escritores-canalizadores.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario