POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

jueves, 6 de mayo de 2010

Mensaje de la Virgen del 30 de abril de 2010. El Señor de la Vida nos espera en su casa.

Queridos hijos, Dios me envía a vosotros para que podáis arrepentiros de vuestros pecados y entregaros a Él. El Señor de la Vida nos espera en su casa, a los pies del Santo Tabernáculo.

La Madre de Dios llega luego de una explosión de luz muy blanca, vistiendo un largo hábito rosado y en la cabeza un velo azul y doce estrellas a su alrededor, brillantes como la luz del sol.

Después de hacerse la señal de la cruz, con muchísimo amor dijo:

“Alabado sea el santísimo nombre de Mi Hijo Jesús Cristo. Hola hijos míos, hoy deseo exhortaros a todos a la oración y que la oración sea verdaderamente el fruto de vuestra coherente conversión. Hijos míos, la plegaria os dona la paz, la alegría, la vida en Dios. Queridos hijos, Dios me envía a vosotros para que podáis arrepentiros de vuestros pecados y entregaros a Él. El Señor de la Vida nos espera en su casa, a los pies del Santo Tabernáculo.

El Tabernáculo tiene que ser vuestra fuerza y vuestra protección. Jesús es eucaristía y la verdadera vida. Adorad y refugiaros en la Santa Eucaristía y de frente a ella sentiréis y gozaréis de su presencia viva. Hijos míos ¿cuánto más tendré que aparecer sobre la tierra de modo tal que comprendáis que Dios es el verdadero Salvador? Vosotros tenéis la necesidad de mi materna ayuda, porque solos no llegaréis a Cristo. Yo intercederé por todos vosotros y os presentaré a aquel que es eterno.

Queridos hijos, hoy os bendigo a todos vosotros, a los piés de mi olivo de paz y de bendición. Yo os custodiaré en mi corazón inmaculado y como dentro de un cofre, así el mal jamás podrá dañaros.

Hijos míos abrid los corazones hacia mi venida salvadora ya que yo os conduciré a Cristo, un unigénito del Padre. Ofreceros a Dios incluso en las humillaciones más duras y veréis que toda dificultad será superada en la fe, en la esperanza y en la caridad.

Hijitos, es la madre de las madres que os dice: reconciliaos con mi Hijo.

Hijos, Él os llenará de su gracia y el espíritu os transformará en nuevas criaturas.

Ahora deseo bendecir las velas depositadas bajo mi olivo y colmarlas de mi paz maternal: en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Orad, amad y remediad.

Queridos hijos os ofrezco una oportunidad, no la rechacéis y no insultéis lo que estoy cumpliendo en este lugar Santo y bendito de la Santísima Trinidad. Yo moro aquí para la consolación de mis hijos necesitados de confortación y consuelo.

Hijitos escuchadme y yo atenderé vuestras súplicas. Os amo y os bendigo a todos, especialmente a los que sufren en el cuerpo y en el espíritu. Hasta pronto pequeño mío.”

La Señora se aleja en su purísima luz y me invita a hacer tres pequeñas señales de la cruz sobre la frente, como símbolo de pertenencia a Cristo. Luego todo desaparece de improviso, como una luz que se apaga.

Alabado sea Jesús Cristo.

Associazione Culturale “Giordano Bruno” via Molino I°, 1824 -63019 Sant’Elpidio a Mare AP P.IVA 01460030446 Tel.0734/810526 E-mail mariajose@giorgiobongiovanni.it - elisabetta@giorgiobongiovanni.it

WebSite: http://maestrosascendidos.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario