POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

viernes, 23 de julio de 2010

Apoyando El Propósito de Tu Alma.... Saint-Germain.

Tú Alma ha elegido estar aquí para poder experimentar completamente la Verdad de su Divinidad en el reino físico.

Mi amigo, YO SOY Saint-Germain. Muchas veces has descubierto que satisfacer tus necesidades humanas básicas puede sentirse fuera de sintonía con tu deseo de crear algo de valor en el mundo. Te has encontrado preguntándote por qué no puedes satisfacer tus necesidades físicas y emocionales básicas, y a la vez, transitar un camino de servicio iluminado a la humanidad.

Pregúntate si no existe una tensión en tu vida entre lo que quieres y necesitas del mundo físico, y lo que tú piensas que te traería el mayor gozo en un sentido espiritual.

Muchos de ustedes han tenido esta experiencia. Tú has tenido esta experiencia a medida que intentabas reconciliar tu deseo genuino de transitar un sendero espiritual con las necesidades que tienes de seguridad y comodidad como ser humano. Percibes que existe algún tipo de conflicto entre tus metas espirituales y tus necesidades materiales, cuando en realidad no lo hay.

En lugar de sentirte frustrado y seguir experimentando este conflicto, ¿por qué no reconocer que tu Alma tiene un plan y un propósito para tu vida y que puedes apoyar este plan y propósito de una manera que cuida del tú humano, también?

Comprendiendo Mejor El Plan y Propósito de tu Alma.

Sí, es cierto que muchos de ustedes han decidido transitar un sendero espiritual en la Tierra. Tú has elegido alinear tu vida humana con el Plan y Propósito de tu Alma, y esto es encomiable. También tienes razón al asumir que serás apoyado por el Espíritu mientras los haces. Lo serás. Pero debes saber que la humanidad tiene una interpretación errónea fuerte acerca de esto que aún puede condicionar tu pensamiento.

Ésta errónea interpretación puede constatar algo como esto: Ahora que has decidido transitar un sendero espiritual todo en el mundo físico debería volverse más fácil para ti. Tus problemas y desafíos deberían desaparecer. Deberías ser capaz de entregarte a búsquedas superiores porque tus necesidades humanas serán cubiertas por el Espíritu, sin que tú tengas que ponerles demasiada atención.

Bueno, no hay nada de “malo” con mantener esta creencia, así como no existe nada particularmente “correcto” al respecto, tampoco. Entonces, en lugar de preguntarte lo que es correcto o incorrecto acerca de esta creencia, ¿por qué no te preguntas qué es cierto al respecto?

¿Cuál Es la Verdad Sobre el Plan y Propósito de Tú Alma para Ti?

Es cierto que, sí, tú siempre eres amado y cuidado por el Espíritu de maneras profundas. Pero es igualmente cierto que eres responsable de encargarte de tus necesidades humanas básicas, también. Por ejemplo, tienes necesidades de comida, amor, refugio, compañía, y mucho más. Y tienes un papel determinado que desempeñar en esto.

Tú eres un co-creador con el Espíritu en esto, así como lo eres en todo lo demás. No estás solo al encargarte de esto. Pero tampoco estás exento de participar. Esto es innegable. Esto es Verdad.

Recuerda esta Verdad Fundamental. Tú eres un Ser Espiritual aquí en la tierra teniendo una experiencia humana. Eres una encarnación de tu Alma. Y como ya hemos explorado en transmisiones recientes, tú Alma ha elegido estar aquí para poder experimentar completamente la Verdad de su Divinidad en el reino físico.

Satisfaciendo Tus Aspiraciones Espirituales, y Tus Necesidades Terrenales.

El sendero último que tu Alma ha elegido es regresar al compañerismo perfecto con Dios. Hemos discutido esto en una transmisión canalizada en línea reciente. Es un sendero espiritual, sin duda. Pero también te involucra a ti como un ser humano. Y debido a que tu humanidad está involucrada en este “caminar del sendero”, te somete a la perspectiva limitada de tus creencias. Recuerda que tu sí mismo humano generalmente es guiado por lo que crees que es cierto, mientras que tu sí mismo espiritual es más receptivo a la Verdad.

Mira, el verdadero problema es este… Al conservar esta creencia que una vez que estás transitando un sendero espiritual tus preocupaciones y problemas humanos simplemente deben desaparecer, la verdad es que puedes empezar a descuidar tu humanidad y el cuidado y preocupación legítimos que requiere de ti.

Se te olvida lo básico: que eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana, y que tus necesidades humanas importan tanto como tu identidad espiritual fundamental.

Niegas el hecho de que satisfacer tus necesidades humanas de buena alimentación, refugio apropiado, logro personal, e interacción social significativa te ayudan a conducir una vida equilibrada porque éstas cosas involucran a tu fisicalidad tanto como a tu espiritualidad.

Tienes que recordar que cuando honras tu fisicalidad, tus aspiraciones espirituales también se pueden satisfacer con mayor facilidad. Sí, existe una conexión importante entre tu fisicalidad y tu espiritualidad. Si no la hubiera, no podrías existir aquí.

¿Cómo puedes honrar esta conexión entre tu fisicalidad y tu espiritualidad? Primero empiezas por reconocer y amar a tu humanidad, y luego preguntarte lo que necesitas para sentirte a salvo y seguro en el mundo. Comprendes que al ocuparte de esto, creas una base para encarnar y compartir las cosas de valor espiritual que has traído al mundo.

Así que honra tus legítimas necesidades humanas. Cuídate. Pregúntate, ¿cuáles necesidades tienes que no has atendido aún? Pasa algún tiempo explorando esto. No te estoy pidiendo que te pongas dramático o sentimental sobre esto. Sólo se trata de observar y explorar lo que te está llamando ahora.

Y por favor recuerda que “necesidades” y “demanda” no son la misma cosa. La demanda es una creencia sistemática en la carencia que no tiene base en la realidad. Cuando sistemáticamente te identificas como necesitado, tarde o temprano vas a minar tu autoestima y tu confianza en ti mismo. Tus necesidades, en cambio, no son debilitantes. Simplemente son parte de tu legado biológico. Es más, cuando satisfaces tus necesidades estás contribuyendo a la experiencia básica de bienestar. Tus necesidades incluyen alimentación apropiada, refugio adecuado, relaciones amorosas, y el ejercicio apropiado de la autonomía personal dentro de concurrencias respetuosas y colaborativas de otros seres humanos.

Dejando Que Tu Humanidad y Tu Espiritualidad Caminen Juntas.

Tus necesidades humanas son importantes porque son parte de tu experiencia terrestre. No las niegues, no te escondas de ellas. En cambio, bríndales el honor y la atención que merecen.

Querido amigo, cada aspecto de tu vida humana es importante. Esto es algo que muchos pasan por alto, especialmente cuando están más enfocados en cumplir sus deseos e intenciones espirituales.

Por favor comprende que no estás en posición de ayudarte a ti mismo en tu crecimiento espiritual, o de asistir a otros, si no cuidas apropiadamente el bienestar de tu vida física. Entonces, ¿por qué no hacerlo ahora? Date cuenta que tus necesidades físicas son tan importantes como tus aspiraciones espirituales. Ellas van de la mano mientras estás aquí en la Tierra. Así que, asegúrate de darles la misma importancia. No te olvides de estar comprometido activamente en crear una vida equilibrada para ti mismo en todos los niveles… en los niveles físico, emocional, mental y espiritual. Todos estos constituyen tu experiencia terrenal. Como se mencionó antes, eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana. Estás aquí para honrar e integrar esto lo mejor que puedas.

Cuando lo haces, vas a encontrar que te sientes más pleno con tu vida. Eso se debe a que estás permitiendo que todo te llene: la sabiduría del Alma que te guía, el alimento nutritivo que comes, la cama caliente en la que duermes, la música maravillosa que escuchas, y los amigos amorosos que te rodean. Todo esto se experimenta en la misma escala de importancia en tu vida humana. Si permites esto, enriquecerá tu bienestar mientras estás aquí en la Tierra, y ayudará a otros a tu alrededor a hacer lo mismo.

Gracias queridos amigos por estar aquí hoy. Es un gozo compartir este espacio y tiempo con ustedes.

Pregunta de un Espectador

“Querido Saint-Germain, el Espíritu nos enseña a ser honestos con nosotros mismos, con nuestro gozo. Estoy casado, con dos hijos, trabajo en un empleo que no me gusta sólo para mantener a mi esposa y a mis hijos. Sencillamente tengo ganas de liberarme de todo y desaparecer a un remoto monasterio en algún lugar en las montañas, o simplemente viajar y ser libre para ser yo mismo. ¿Cómo puedo hacer algo como esto cuando tengo una esposa y dos hijos que mantener?”

Amigo, ciertamente, esta es una situación que pega justo en el meollo del asunto del que estamos hablando hoy.

¿Cómo puedes ocuparte de tus propias necesidades humanas, especialmente cuando también estás ocupándote de las necesidades de otras personas? Y en este caso, estas personas son tu esposa e hijos.

Comprendo que te sientas frustrado, y que te gustaría traer cambio a tu vida. Pero antes de tomar cualquier decisión impulsiva hacia dónde ir, y qué hacer, te invito primero a detenerte por un momento y respirar.

Es natural que todos los seres humanos quieran liberarse de las limitaciones y quieran pasar a mejores condiciones de vida, especialmente cuando se sienten de la manera que tú te estás sintiendo en este preciso momento.

Sin embargo, abandonar todo en lo que te has invertido, y en la vida que has creado para ti y tus seres queridos, no te hará más feliz. No estoy tratando de desanimarte aquí. Pero la idea de vivir en un monasterio no te hará feliz durante mucho tiempo aunque pareciera que ahora lo haría. Pero esto ya lo sabes, de lo contrario hubieras elegido este sendero, en lugar de cuestionarlo como lo haces ahora.

Es importante, sin embargo, reconocer tus necesidades más profundas en esta situación. Éstas tienen que recibir tu atención ahora, muy urgentemente. Estas necesidades han creado un tipo de sublevación dentro de ti; quieren que centres tu atención en algo fundamentalmente importante. Las has estado descuidando el tiempo suficiente ahora que te sientes sofocado por tu situación actual; así que tienes que fijar tu atención en ellas ahora mismo.

Lo que es fundamentalmente importante en este preciso momento es tomarte tiempo para ti. Tienes que ocuparte de ti primero. Hacé esto, de maneras apropiadas, antes de ocuparte de otros. Nútrete, fortalécete, y renuévate ahora. Esto no te liberará de tus responsabilidades hacia otros en tu vida, ni en realidad deseas esto. Pero te ayudará a poner tus responsabilidades en una perspectiva apropiada.

Mira, cuando has creado una perspectiva equilibrada sobre satisfacer tus necesidades y las necesidades de tus seres queridos, entonces adquirirás claridad y mantendrás un punto de vista compasivo de las cosas a la misma vez. Comprenderás mejor tus motivaciones y serás capaz de arrojar alguna luz sobre lo que ha traído los sentimientos de infelicidad y restricción en tu vida. Entonces verás lo que tus necesidades en evolución son en este momento, y cómo puedes mejor ocuparte de ellas dentro de la amorosa red de relaciones que has creado.

Cuando lo haces, la sensación de logro que proviene de atender estas necesidades abrirá los canales de comunicación con tu Alma e invitará a mayor facilidad y gozo en tu vida.

Entonces, querido… la pregunta importante para ti ahora mismo es, ¿cómo puedes cuidarte mejor? ¿Qué puedes hacer para mejorar la manera en que satisfaces tus necesidades personales?

El paso más importante que te animo a dar ahora es reconsiderar las creencias y suposiciones detrás de la pregunta que hiciste. Dijiste, “Trabajo en un empleo que no me gusta sólo para mantener a mi esposa e hijos. Simplemente tengo ganas de liberarme de todo…” Claramente te sientes restringido e infeliz con esta situación y estás buscando alivio. Estás buscando lograr satisfacer necesidades. Pero, ¿cuáles son las necesidades? Pregúntate esto.

Por ejemplo, ¿es una de tus necesidades básicas tener en cuenta tu seguridad y salvedad físicas, y aquellas de tus seres queridos? ¿O es tu necesidad básica sentirte como un individuo dotado; pleno y completo en el trabajo y servicio que proporcionas a otros? ¿Quizás tu necesidad básica sea cuidar el parentesco, amor y sentido de pertenencia que experimentas con tu familia? ¿O tal vez la necesidad principal que tienes ahora está más allá de la familia, tú mismo, y la seguridad biológica? ¿Quizás es más trans-personal? Tal vez anhelas conexiones con Toda Vida que tu situación actual no está satisfaciendo.

También es bastante posible que todas estas necesidades puedan ser legítimas e interactivas a la misma vez. Pero debes mirarlas. Y a medida que lo haces, empezarás a sentir la autenticidad de cada una de ellas y a tener una mejor comprensión de lo que pudieras tener que hacer, o permitir, para satisfacerlas.

Piensa en estas preguntas, pero no dramatices tu situación. Date tiempo para ver cómo se te revelan tus necesidades y obsérvate en el proceso. Vas a encontrar maneras diferentes en que puedes hacer las cosas, y esto te permitirá moverte más allá de este sentimiento de que tus necesidades no importan.

Sí le importas a muchos, y eres amado más allá de las palabras mi amigo. Gracias por tu pregunta.

2010 © Alexandra Mahlimay and Dan Bennack. All rights reserved.
www.joyandclarity.com

Por Alexandra Mahlimay & Dan Bennack

Cluj-Napoca, Rumania

Julio 17, 2010

http://joyandclarity.blogspot.com/

Traducido por: Maribel González

marigo28@gmail.com

WebSite: http://maestrosascendidosendataha.blogspot.com/

WebSite: http://cuentameenparalelo.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada