POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

miércoles, 14 de julio de 2010

La Gran Invocación..."La Reaparición de Cristo" y "Día Mundial de la Invocación"...

El empleo de La Gran Invocación es una de las herramientas más poderosas en la preparación de la conciencia humana para la reaparición de este Instructor Mundial.
El empleo de La Gran Invocación constituye un servicio mundial, ya que responde directamente a la necesidad planetaria actual.


La Reaparición de Cristo

La maravillosa vida que vivió hace dos mil años, permanece todavía con nosotros y no ha perdido nada de su frescura, pues es inspiración, esperanza, estímulo y ejemplo eternos.

El amor que Él expresó todavía influencia el mundo cautivo del pensamiento, aunque relativamente pocos han intentado realmente demostrar la misma cualidad de Su amor, un amor que lleva infaliblemente al servicio mundial, al completo olvido de sí mismo y a una vida radiante y magnética.

Las palabras que Él pronunció fueron pocas y sencillas, y todos los hombres pueden comprenderlas, pero su significado en gran parte se ha perdido en las tortuosas legitimaciones y discusiones de San Pablo, y en las extensas disputas de los comentaristas teológicos, desde que Cristo vivió y nos dejó o lo hizo aparentemente.

No obstante, Cristo se halla hoy más cerca de la humanidad que en cualquier otro período de la historia humana; está más cerca de lo que sospecha el más anhelante y esperanzado discípulo, y puede estarlo aún más si lo escrito aquí es comprendido y llevado a la atención de todos los hombres, porque Cristo pertenece a la humanidad, al mundo de los hombres y no sólo a las iglesias y a las creencias religiosas de todo el mundo.

A Su alrededor -en ese Elevado Lugar de la Tierra donde Él tiene Su morada- se hallan reunidos hoy todos Sus grandes Discípulos, los Maestros de Sabiduría, y todos esos Liberados Hijos de Dios que en el transcurso de las épocas han pasado de la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo Real y de la muerte a la Inmortalidad. Están dispuestos a cumplir Su mandato y a obedecerlo como Maestro de Maestros e Instructor de Ángeles y hombres.

Los Exponentes y Representantes de todos los credos del mundo que están bajo Su guía, esperan que llegue el momento de revelar que no están solos aquellos que hoy luchan en el caos de los asuntos mundiales y tratan de resolver la crisis mundial. Dios Trascendente está trabajando por medio del Cristo y de la Jerarquía espiritual para traer alivio; Dios Inmanente en todos los hombres esta a las puertas de ser Reconocido en forma estupenda.

Oportunidad singular de Cristo

Permaneciendo en Su Propio Lugar, en un punto central de Asia, alejado de las multitudes y del contacto de la humanidad, el Cristo bendecirá al mundo, en el preciso momento del plenilunio de junio.

Luego repetirá las últimas palabras o el Sermón del Buda, así como las Bienaventuranzas que pronunció en la Tierra, de errónea e inadecuada traducción, basada en el recuerdo de lo que dijo, y no dictadas directamente por Él. A estos dos Mensajes, el Cristo agregará uno nuevo, imbuido de poder para el futuro. Se empleará la parte de lo que Él ha dicho, en la cual pueden participar los hombres durante muchos años, en vez de las dos estrofas de la Gran Invocación, utilizadas durante nueve años.

Respaldando al Cristo Se halla hoy, intensamente enfocada, la Jerarquía, la Cual Se prepara para un gran acto de colaboración espiritual, en el momento del plenilunio de Géminis. Junto con Él, los miembros de la Jerarquía invocarán a un grupo de Fuerzas espirituales, a las que (a falta de nombre más adecuado) llamaremos Fuerzas de Reconstrucción.

Les pido que mantengan presente con claridad los tres grupos de energías espirituales que entran en actividad en los tres plenilunios de Aries, Tauro y Géminis, los cuales ayudarán a la humanidad en su tarea principal de reconstruir un mundo nuevo y mejor.

La oportunidad excepcional que enfrenta el Cristo, al acercarse Su gran Hora, es unificar, sintetizar e integrar todas estas Fuerzas, en una enorme y potente afluencia de energía espiritual. Estas energías abarcan las actividades del Espíritu de Resurrección, la inspiración del Buda, cuando este año imparta la fortaleza de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; fuerza que Cristo mismo pondrá en movimiento, en respuesta al llamado invocador del nuevo grupo de servidores del mundo, de los hombres de buena voluntad y de la “intención masiva” de las masas inarticuladas.

Es esencial que tratemos de comprender la unidad de este esfuerzo jerárquico.
La energía que traerá la restauración de la aspiración humana, el correcto idealismo y la fija intención humanitaria, procede de las Fuerzas de Restauración, puestas en acción este año, en el momento del plenilunio de Pascua, bajo la dirección de los Maestros de Sabiduría y bajo la supervisión del Cristo. Se ocuparán de reorientar la psiquis humana y las inevitables consecuencias de esa reorientación y la adquisición de la visión que traerá el establecimiento de rectas relaciones humanas.

Cuando en la iniciación de la Ascensión dijo, “He aquí que estoy con vosotros siempre hasta el fin de las edades”, no quiso dar una idea vaga y general de que ayudaría a la humanidad desde algún lugar distante, llamado “el Trono de Dios en el Cielo”. Lo que dijo... quiso decir exactamente que permanece con nosotros. La realidad de Su presencia en la Tierra, en forma física, es conocida hoy por muchos cientos de miles de personas y, con el tiempo, será aceptada por millones.

Crean en la realidad del trabajo que deben realizar estas Grandes Potestades espirituales, invocadas durante estos plenilunios de Aries, Tauro y Géminis. Continúen la tarea de ayudar a la humanidad, difundir buena voluntad, establecer rectas relaciones humanas y restablecer con valor indomable, fe inquebrantable y firme convicción, la perspectiva, realmente espiritual, de que la humanidad no está sola.

Día Mundial de Invocación...

Cada año, desde 1952, personas de todas partes del mundo han celebrado el Día Mundial de Invocación, en el día de la luna llena de Géminis. Es un día global de plegaria y meditación en el que personas de diferentes senderos espirituales se unen en una súplica universal a la divinidad entonando La Gran Invocación.

El Día Mundial de Invocación es un día de plegaria en el que, mediante el empleo de La Gran Invocación, se unen los hombres y mujeres de cualquier sendero espiritual en un llamamiento universal a la divinidad. Juntos actúan como un foco unido para la demanda invocativa de la humanidad por luz, amor y la dirección espiritual necesarias para la construcción de un mundo de justicia, unidad y paz.

Al comenzar el nuevo milenio, nos hemos enfrentado con la realidad de que los valores materialistas han conducido a la raza humana a un estado de profunda crisis. Nuestra misma supervivencia se encuentra amenazada, no sólo por la carrera armamentista, sino por nuestra propia falta de sabiduría y voluntad para alimentar al hambriento, compartir nuestros abundantes recursos, y resolver una multitud de otros problemas críticos que confrontan hoy a la familia humana.

Y sin embargo la solución existe. Una de las grandes ideas intuidas en nuestro tiempo es la de la interdependencia e interrelación de toda vida que tiene su existencia sobre la Tierra. Millones de personas comparten hoy la convicción de la unidad espiritual interna de la familia humana, la cual trasciende cualquier diferencia externa de raza, nación o credo. Al manifestar esta convicción en sus vidas, los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo se convierten en actores sociales de un proceso de transformación planetaria. Emerge una nueva civilización que engloba a todos, y se funda en el reconocimiento de nuestra compartida humanidad, y en las correctas relaciones humanas.

Los problemas mundiales son creación de la humanidad, y a la humanidad le corresponde solucionarlos. Pero la esencia de la vida espiritual reside en saber que no estamos solos. Las energías de la divinidad están abundantemente disponibles, y es en el Día Mundial de Invocación que surge el llamado para la liberación de esas energías que le darán a la humanidad los instrumentos para crear la nueva civilización.

La reaparición del Instructor del Mundo es hoy esperada por millones de personas, quienes perteneciendo a diferentes credos esperan al Avatar bajo nombres tales como el Cristo, el Señor Maitreya, el Kalki Avatar, el Mesías, el Imam Mahdi y el Bodisatva.

El empleo de La Gran Invocación es una de las herramientas más poderosas en la preparación de la conciencia humana para la reaparición de este Instructor Mundial.

El empleo de La Gran Invocación constituye un servicio mundial, ya que responde directamente a la necesidad planetaria actual. Necesitamos luz para iluminar el camino que se extiende hacia delante, y para revelar la visión de una nueva civilización; necesitamos amor para gobernar las relaciones entre los pueblos y poner fin al reinado del odio y del separatismo; necesitamos el poder de la voluntad al bien para que esté presente en las elecciones y toma de decisiones humanas.

La utilización masiva de La Gran Invocación en el Día Mundial de Invocación reúne en sí una profunda significación espiritual, ya que construye un canal a través del cual la luz, el amor y el poder pueden alcanzar e irradiar los corazones y las mentes de las personas de todo el planeta.

La mayoría de los festivales de las principales religiones del mundo se celebran en consonancia con el calendario lunar. La fecha del Día Mundial de Invocación se determina de la misma manera. Se observa dos meses después del Festival Cristiano de Pascua y un mes después del festival Budista de Wesak.

El Día Mundial de Invocación es construido cada año con el aporte de muchos grupos y organizaciones esparcidos por todo el mundo: Buena Voluntad Mundial, Unidades de Servicio, Grupos Universalistas y de Buena Voluntad, Grupos de Servicio Social y ONG’s, Grupos filosóficos, éticos y religiosos, esoteristas, meditadores, metafísicos, reikistas, practicantes de yoga, etc, etc, etc.


WebSite: http://www.lagraninvocacion.org/

WebSite: http://hermandadblanca.org/biblioteca/la-gran-invocacion-del-maestro-tibetano/

1 comentario:

  1. Solo agregar que La Gran Invocación en formato de tarjeta color se puede solicitar en forma gratuita en esta página:

    http://www.gidgi-argentina.org/pedidos-lgi.htm

    Felicitaciones por el blog, muy buen contenido, y amplio.

    Abrazo fraterno, Daniel

    ResponderEliminar