POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

miércoles, 11 de agosto de 2010

El Arte de Informar Formando - 2a Parte - "Destierre la Duda"...

Con la duda, usted es incapaz de recorrer con éxito el camino de su búsqueda sagrada y alcanzar su Yo Espiritual. Tiene que reconocer éste obstáculo para alcanzar su conciencia superior. Necesitará trabajar en el destierro de la duda de su mundo interior.


"DESTIERRE LA DUDA":

“Cuando los cinco sentidos están paralizados, cuando la mente está paralizada, cuando el intelecto está paralizado... éso es lo que el sabio denomina Estado Superior” -Katha UPANISHAD.

Me libré de mis dudas, recordando que hay una razón válida para todo lo que sucede.

He descrito las ideas y opiniones que le han transmitido y que han influido en su vida. Muchas de éstas ideas podrían ser ahora su realidad cotidiana, podrían definir lo que es posible y lo que es imposible en su existencia.

Le he instado a abandonar muchas de éstas creencias y establecer una nueva relación con la realidad que se base en lo que usted sabe que es verdad. Una vez conozca su verdad personal, su realidad quedará libre de dudas.

Puede que no crea que la duda tenga mucho efecto sobre su vida. Pero parte del daño que crea, radica en que se encuentra tan por completo integrada en su sistema de creencias, que le resulta imposible pensar de ninguna otra forma. Al dudar de nuestros logros potenciales, proclamamos con certeza lo que es y lo que no es posible. Pero cuando se destierra la duda, llegamos a un conocimiento que conduce a soluciones creativas e inspiradas, que van muchísimo más allá de lo que creíamos posible.

Con la duda, usted es incapaz de recorrer con éxito el camino de su búsqueda sagrada y alcanzar su Yo Espiritual. Tiene que reconocer éste obstáculo para alcanzar su conciencia superior. Necesitará trabajar en el destierro de la duda de su mundo interior. Cuando sea extirpada de sus pensamientos, desaparecerá de su mundo exterior, y se hallará en un viaje interno y externo mucho más satisfactorio.

Andrew Cohen, en su delicioso y sencillo libro “La iluminación es un secreto; enseñanzas de liberación”, explica una manera de librarse de la duda:

P: No tengo claro cómo librarme de la duda.

R: Arrojándola de ti. Si vieras a tu hija jugando en la cocina, y advirtieras que ha encontrado un frasco de veneno para ratas y que está a punto de bebérselo, ¿qué harías?

P: Se lo arrebataría de la mano.

R: Sí. Porque sabes lo peligroso que es. Cuando sepas lo peligrosa que es la duda, harás lo mismo. Una persona ignorante no se da cuenta de lo peligrosa que es la duda; por lo que se permite abandonarse a la duda, y al hacerlo destruye la posibilidad de despertar de verdad.

Cuando comience a desterrar la duda de su vida con ésta primera clave de acceso a la conciencia superior, recuerde éste diálogo y lo sencillo que resulta.

La presencia de la duda puede impedirle despertar. Cuatro sencillas palabras describen por qué es así: "Como Pienses, Así Serás". En efecto, nos convertimos en lo que pensamos durante todo el día. No permita que sus pensamientos y actos los dicte la duda.

Permitirse dudar, es igual a tener un traidor a cargo del timón de su vida. La duda es un traidor, porque usa las limitaciones y los defectos para influir en el curso de su existencia. Recorrer el camino de su búsqueda sagrada, guiado por su yo superior, implica que debe desterrar la duda.

“Las dudas son nuestros traidores” –SHAKESPEARE.

¿Puede imaginar su realidad, si le hubiesen criado en un ambiente libre de dudas? ¿En qué sería diferente su vida si nunca hubiese oído “eso no puede hacerse”, “eso es imposible”, “acepta tus limitaciones”? ¿Y si le hubiesen alentado a usar la energía de su mente? Podría haber usado esa energía para explorar la capacidad de influir en otros seres, cosas, el tiempo atmosférico, su creatividad.

Puede que eso le suene un poco fantástico. Pero recuerde que está valorando lo posible y lo imposible con dudas, que de forma automática se deslizan hasta su mente cuando alguien sugiere algo que usted cree absurdo. Si hubiera sido lo bastante afortunado como para ser criado sin dudas, poseería un increíble sentido interior de su capacidad.

Nunca pronunciaría frases que reflejaran duda, como: “No tengo el talento suficiente”, “eso no puede hacerse, sé realista”, y “¿no sabes que existen límites para todo?”. Libre de dudas, habría comprendido mucho más temprano que es una criatura divina. Habría conocido su capacidad interior para crear el mundo y abordar los males de la sociedad sin ninguna duda sobre su capacidad para crear utopías.

Sabría que la humanidad es fundamentalmente buena. De los defectos humanos no culparía a una incapacidad inherente o al diablo. Sabría que la satisfacción de las exigencias del ego es la actividad que crea esos defectos.

El Yo Sagrado no conoce la duda. No tiene límites ni fronteras. ¿Cómo sería nuestro mundo si hubiésemos aprendido ésto en la infancia? Es hora de que sepamos que tenemos la responsabilidad de incorporar la búsqueda espiritual a nuestra vida y de introducir a nuestros hijos en éste aspecto de la vida.

Ofrece a tus hijos, oportunidades de aprender sobre su ilimitado interior mediante varios métodos. Los niños comienzan por crear la imagen interior de una forma que quieren ver en las nubes. Luego concentran su energía en una nube en particular, e intentan que adopte esa imagen interior. Puede que muchos niños del vecindario piensen: “Están locos, ¿de verdad creen que pueden hacer que las nubes adquieran una forma?”. Pero, ¿por qué no deberían aprender los niños que por dentro de ellos fluye la misma inteligencia divina que mueve las nubes? Si está en todas las cosas, lo cual sabemos que es verdad, entonces está tanto en nuestros hijos como en las nubes. ¿Por qué no sentirse tan conectados con ella como para hacer sus propias formas de nubes? Estos niños tendrán muy pocas dudas, y éste conocimiento interno les permite crear el mundo que quieren para sí mismos.

Usted hace lo mismo cuando se va a dormir. Entra en la experiencia de los sueños con una absoluta carencia de duda. De hecho, es incapaz de llevar la duda a ese ámbito. Es como si Dios tuviera una señal de “No se admiten dudas” a la entrada de los sueños.

En sueños, usted es capaz de hacer cualquier cosa que su mente pueda crear. Puede volar, visitar el pasado, proyectarse al futuro, conversar con quienes se marcharon hace mucho tiempo, ver a quienes han muerto y saber que están ahí con usted, saltar por encima de enormes árboles, respirar debajo del agua, crear docenas de personajes y llevar a cabo una interminable lista de otras actividades. Durante éste tercio de su vida que pasa durmiendo, no tiene dudas... y por tanto carece de limitaciones.

Luego, cuando despierta, introduce instantáneamente al compañero: la duda, de vuelta en su conciencia de vigilia. Despierto, cree que esas cosas no son posibles en la vida diurna. La diferencia radica en que durante el sueño usted sabe qué puede hacer y lo hace; en sus momentos de vigilia cree que no puede, y no lo hace

.
En la luz de Cristo,


Centro Escuela Claridad

WebSite: www.escuelaclaridad.com.ar

¡Que las Energías de la Síntesis y la Paz, se derramen en la humanidad!


*****************************************

Solicitud: ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas. Se autoriza la copia y redistribución de esta información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto y sus enlaces. Cualquier otro propósito de uso debe ser previamente autorizado por el autor. Centro Escuela Claridad (www.escuelaclaridad.com.ar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada