POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

jueves, 14 de octubre de 2010

SHAUD 3: "Ahmyo" SEGUNDA PARTE .Imaginen solamente por un momento.

Imaginen solamente por un momento, imaginen, cierren sus ojos si eligen, pero imaginen cómo es tener absoluta incondicional confianza en ti mismo.

La pregunta es: ¿puedes tener ese nivel de confianza? Esa es una grande. ¿Puedes tener ese nivel de confianza cuando una ola de ansiedad llega a ti, como lo ha hecho últimamente, y decir: “Todo está en perfecto orden en mi vida” – en tu vida? Si pierdes un aeroplano, si te resbalas en el hielo y te caes y haces papilla tu espalda, ¿puedes tener ese nivel de confianza? ¿Puedes?

Ahora bien, una cosa interesante sucede. Les daré el final de la historia. Cuando lo haces, cuando eliges eso, entonces no necesitas tener todas estas cosas sucediendo, puesto que ya te has desatascado. Así que parte de ti está temiendo: “Oh dios mío, si entro en la confianza, voy a perder mi empleo y mi compañero me va a abandonar y mi perro se va a morir, y oh dios mío, mira todas las cosas”. Ello es solamente porque no estás en un 10, porque eres un dos o un ocho o un siete.

Los números no importan. Si hay algún nivel de desconfianza, ya sea que estés en un uno o un 9.9, todo es igual. Todo es igual. Así que no importa si alguien dijo: “Yo estoy en dos”. Es lo mismo que un 9.999. No estás confiando. No estás confiando.

Punto muy importante: Oh, tomen una respiración profunda. Puedo… oh, todos se están poniendo tan impetuosos sobre mí. ¡Oh! Están como, “Bueno, ¿cómo llego a la confianza conmigo mismo?”. Hagan una elección y tomen una respiración profunda. Eso es todo. Y cada vez… oh, aquí va el factor decisivo. En la próxima semana o algo así – 10 días, una semana a 10 días – tendrán una experiencia relacionada atrás a este mismo momento de confiar en ti mismo.

Algo va a suceder – y no dije qué, solamente dije algo – y va a recordarles, precipitarlos a nuestra discusión que estamos teniendo aquí. Y les dará la oportunidad de hacer una elección muy consciente. “¿Confío en mí mismo? O “¿Me meto al drama, me meto al cuestionamiento, me meto a sentir que realmente no soy merecedor?”. Tendrán una experiencia. Escríbanla después. Sencillamente escriban una historia corta acerca de ella. Les ayuda a conectar esa energía a tierra, y también podría ser bueno para otro próximo libro que haremos juntos.

Ahmyo

Ahmyo

Al parecer el día de hoy va a ser un día Zen, así que, y gracias Robert por vestirte así. ¿Te importaría ponerte de pie con el mantón? Una apariencia muy Zen el día de hoy. (Robert se pone de pie). Sí, la apariencia del monje Zen, sí (algunos aplausos).

Hay una palabra – tipo de palabra Zen-ica – para la absoluta confianza en sí mismo. Ahmyo. Ahmyo. ¿Pueden decirla? (La audiencia y Adamus la dicen juntos, “Ahmyo”). En los otros reinos, en realidad no es una palabra. Es como una vibración. Ahhh-mmmm-y-oooo. Como que rueda. Hagámoslo. Ahhhhh-mmmm-y-oooo.

Confianza absoluta – no en el mundo, no en el mundo exterior, no en otra gente, no en deidades, entidades o cualquier otra cosa, no en alienígenas – sino en ti mismo. Ahmyo. “Ahmyo, Yo Soy el que Yo Soy. Sé que lo que sea que esté sucediendo en mi vida, absolutamente lo estoy creando para el mayor bien de mí mismo. No por castigo, no para alguno” - no puedo decir palabrotas, pero – “no por alguna lección, no porque soy malo. De hecho lo estoy creando por el mayor bien”.

En el momento en que ustedes llegan a ese punto, revelan potenciales que previamente les eran desconocidos. En el momento en que pueden estar en este sitio de Ahmyo, confianza absoluta – “Estoy creando mi propia vida, no me importa lo que puedan parecer las circunstancias externas, todavía la estoy creando yo” – eso es ahmyo. Esa absoluta incondicional, no-mental confianza en sí mismo. Ahmyo. Cuando están en ese punto – lo cual están, solamente tienen que reconocerlo – entonces las cosas pueden empezar a moverse de verdad. Entonces podemos empezar a tener algo de diversión, lo cual haremos precisamente en un momento. Ahmyo.

Ahmyo es puro, absolutamente puro, el sí mismo puro, de hecho, como la realización del Yo Soy. Ahmyo, donde ustedes dejan de dudar de todo lo que sucede, dejan de intentar analizarlo. “Todo es creado por mí por…” como quiera que lo quieran llamar – “un bien más elevado, por mi propia expansión o por mi alegría vital. Cada pequeña cosa”. Ese nivel de confianza en sí mismo es a lo que todos los Maestros Ascendidos aspiraban, o experimentaron, debiera yo decir, en sus vidas finales en la Tierra. Ese – ahmyo – es, lo que ustedes podrían decir, que fue el paso final y quizá el más jubiloso.

Imaginen solamente por un momento, imaginen, cierren sus ojos si eligen, pero imaginen cómo es tener absoluta incondicional confianza en ti mismo. Ahmyo. Eso incluye confiar en su cuerpo. Sí, incluso si se enferma o si tiene dolor, ¿pueden confiar en él? Ahmyo. No importa lo que suceda, ustedes lo crearon por el amor de sí mismo.

Lo que sucede es que cuando verdaderamente empiezan a tener el entendimiento consciente de ahmyo, dejan de preocuparse por los rollitos. Dejan de preocuparse por lo que va a suceder a continuación, vean, porque se dan cuenta de que lo que sucede a continuación es absolutamente perfecto. Pero en el momento en que están en el estado de ahmyo, ello abre todos los potenciales de una enfermedad – la cual en realidad no es una enfermedad, solamente es una señal clara. Abre el potencial de cosas como la carencia de abundancia sobre la que se han estado enfocando – la carencia – por tanto tiempo. De buenas a primeras, cuando dicen: “Yo creé eso”, ello se expande, abre el verdadero potencial más elevado. Entonces ya no tienen que experimentar toda la chatarra en su vida; entonces no introducen, lo que ustedes llaman, malos escenarios, puesto que ya no hay necesidad de ellos. Su, lo que ustedes llamarían, su alma ahora recibió su atención, y solamente estaba pidiendo que confiaran en ustedes, que confiaras en ti mismo.

¿Entonces cuál sería la antítesis de ahmyo? ¡Makyo! (Risas). Absolutamente. Makyo.

Ahora bien, para algunos de ustedes que no saben lo que es eso, yo diría que la palabra para makyo es… significa falso, ilusorio, distractor, y también lo que yo - ¿puedo decir la palabra? Tendré que escribir la palabra, porque se me ha pedido que no diga mierda frente a un grupo. (Risas, escribe “bullsheet”). Ahí vamos, la palabra en la versión del español, bulshít, sí (risas). No hablo inglés (N. del T. esta frase dicha en español).

Entonces lo opuesto de ahmyo, que es pureza, confianza, ya ninguna inhibición y verdad, podrían decir de alguna manera, el opuesto es makyo. Pues makyo entra, yo generalmente asocio la palabra con distracción espiritual o E.C. (Estado de Cuentas) espiritual, y sucede. Le sucede a todo el que yo alguna vez haya conocido que esté en el sendero espiritual, incluyendo a Buda – mucho makyo ahí – incluyendo a algunos de los grandes líderes espirituales de las épocas, incluyendo a cada Maestro Ascendido que alguna vez haya yo conocido. Ellos llegan a este punto de makyo en el viaje. Al parecer sucede cerca del final de la auto-realización, y empiezan a contaminarse a sí mismos con un montón de basura – mierda espiritual, retórica, dogmática, rollos organizacionales y estructurales. Y por eso – irrito a la gente a veces – pero les digo quítense de la astrología. Ahora bien, me encanta la astrología, pero no cuando es una adicción. Me encantan los cristales cuando están adornando mis manos y mi cuerpo...

LINDA: Bienvenido a mi club.

ADAMUS: … como en la joyería. Saben, me encanta el Tarot, cuando es bien hecho, cuando es facultado. Pero todas estas cosas, incluyendo – tierra sagrada aquí – incluyendo Shaumbra puede ser makyo.

Todas estas cosas se convierten en distracciones. Son falsas. Son puestas en el sitio por un par de razones. Una, para llenar un vacío, porque cuando ustedes llegan a esta parte del proceso del despertar, de pronto perciben que hacia adelante está un gran vacío, una gran nada. En otras palabras, no pueden ver más allá de la liberación de todos los juegos humanos, así que se siente vacío hacia adelante. Tan a menudo entonces ponen makyo en el sendero, ponen un montón de distracciones en el sendero para llenar un vacío.

Ahora bien, que se sepa que no hay vació en toda la creación. No puede haber. En esta dimensión, no hay vacío. No hay vacío. Desháganse de esa creencia de que hay vacíos - no puede haber, puesto que es la creación, no puede haber - pues están cargando su futuro o este próximo vacío con un montón de basura, un juego.

Frecuentemente makyo es puesto ahí, porque hay una resistencia a terminar el juego, así que hay más chips del juego o juguetes del juego que son puestos ahí.

Makyo también es puesto ahí – toda esta distracción y todo lo demás – porque no quieren encarar el asunto real que está frente a ustedes ahora mismo, y ese es ahmyo. La confianza.

He visto seres humanos espirituales muy sabios, sorprendentes, radiantes que están muy, muy evolucionados en su sendero, como ustedes dirían, que están listos para dar ese último paso a lo que ustedes llamarían status de la ascensión y de buenas a primeras se me ponen makyo. De repente, se meten a la falsedad en el último momento. Lo tienen que llenar con algo. Literalmente tienen miedo de dar este paso – 100 por ciento confianza en sí mismo. Pueden llegar a 99.9, pero esa ha sido una línea temible que cruzar. Siempre hay una resistencia. “Puedo confiar en todo respecto a mí aparte de…” y ustedes llenarán el vacío. “Aparte de la manera en que me veo, aparte de mi inteligencia, cómo les parezco a otros”. Es una gran trampa para trabajadores espirituales, líderes espirituales. De pronto, ellos piensan que tienen que salir de cierta manera frente a otros – sabios, inteligentes, rezumando luz blanca y bendiciones y afirmaciones sabias. ¡Para nada! De hecho, el verdadero maestro y trabajador espiritual se pone bien humano, porque no tienen miedo de ello. No tienen miedo de ello. Por lo tanto, confianza absoluta.

Así que ahora vayamos a la parte práctica de nuestra disertación. No quiero restar del tiempo para las diapositivas (risas).

LINDA: Estamos más preocupados por la comida.

ADAMUS: Continuaremos hablando de ahmyo – confianza completa – pero mientras tanto, hoy en la noche, mañana, cuando salgamos en nuestra salida grupal hacia el caos, traición y desastre potencial, ustedes tendrán una oportunidad para considerar su propio ahmyo. ¿Confías en ti mismo, (a) en que es real, que nuestra experiencia grupal va a ser real? ¿O solamente estamos inventándolo?

Vean, ¿ven ese nivel que dispara esa confianza? “¿Y si solamente estamos inventándolo?” (Alguien dice: “No importa”). Bueno, no importa. Absolutamente. Absolutamente, si tuviera otros cien… pero tú recibes un premio Adamus no más por eso. No importa.

LINDA: ¿Quién?

ADAMUS: La hermosa dama al fondo.

LINDA: ¿Cuál?

ADAMUS: Ella levantará su mano.

LINDA: Okey.

ADAMUS: Saben, y algunos de ustedes forcejearían conmigo en ese, decir que no importa. “¿Y si solamente estamos inventando todo esto? ¿Y si esto es solamente una distracción brillante?”. Y yo digo que en realidad no importa. Realmente no importa. Exactamente.

Así que tomemos una respiración profunda con eso.

De manera que tendrán una oportunidad de experimentar makyo, ahmyo, los dos, hoy en la noche y en los próximos 10 días. Y esto no es ninguna clase de castigo o lección. Esto es una experiencia que te estás dando a ti mismo para que realmente puedas empezar a sentir en vez de pensar en ello; en que, Paul, en que de hecho puedes llegar al corazón de ello – aquí, aquí… (Adamus toma el teléfono celular de Paul). No, no quiero tus nueces, solamente quiero tu teléfono (risas), okey, gracias – en que de hecho puedes entrar en el sentimiento real de ello (más risas cuando Paul aboga por su teléfono y Adamus ríe burlonamente). Tan pillado. Tan pillado.

Así que… (Adamus sostiene en alto el teléfono). ¡Está sonando! ¿Hola? ¿Tobías? ¿Eres tú? (Risas). Oh, Kuthumi, te hablaré más tarde. Sé que es importante, pero ahorita tengo un grupo, estamos platicando. Todos estaremos allá más tarde. Okey, gracias. Uh, namaste. (Muchas risas)

Infusión

Así que, okey, pues entremos a la aplicación práctica. Aquí es donde se pone divertido. Entonces todos tengan un objeto. Paul, los cien dólares serán tu objeto. Todos saquen un objeto de su bolsa. Podría ser joyería, podría ser dinero, podría ser uno de esos malditamente-instituidos teléfonos celulares, podría ser cualquier cosa. Una pluma, sí. Sí, sí. Algo que sea suyo, no algo que pertenezca a alguien más. Pueden ser llaves, pudiera ser dinero.

(A Linda) ¿Y qué es lo tuyo?

LINDA: Tu joyería.

ADAMUS: No, pero es mi joyería. Tiene que ser tuyo.

LINDA: Oh.

ADAMUS: Tiene que ser algo que sea tuyo.

LINDA: ¿No puedo reclamarlo?

ADAMUS: Algo. Hoy tienes un lindo anillo.

LINDA: Okey.

ADAMUS: Un hermoso anillo. ¿Quieres más joyas?

LINDA: ¡Sí!

ADAMUS: Aquí vamos (risas).

Ahora bien, vamos a iniciar y continuaremos haciendo un proceso de lo que voy a llamar infusión. Aquí estoy tomando prestado un poquito de Aandrah y On. Ellos hacen un curso en fusión del alma. Fusión del alma.

Lo que está sucediendo ahora mismo es que – y yo me frustro con la falta… las palabras no siempre pueden definirlo – meramente que su alma y su humanidad y sus aspectos están todos integrándose. Se están fusionando. De hecho, en realidad nunca han estado separados. Es una ilusión, pero ustedes han creado una ilusión de separación muy fuerte del Dios en el interior. Ya está ahí, no allá afuera en alguna parte. Han creado una creencia muy fuerte y una ilusión fuerte de los aspectos – partes fragmentadas de ustedes – a veces regresando en una base regular para la integración, pero frecuentemente muy fragmentados.

De manera que esta es una gran ilusión. Y lo que está sucediendo ahora mismo es que – tengan paciencia conmigo un momento – lo que está sucediendo ahora mismo es que se está fusionando de vuelta. (Pausa cuando se sirve algo de café y toma una galleta). Okey. Antes de que ustedes lleguen a ellas yo tenía que tener algunas. Nunca sobra ninguna.

Ahora bien, mientras el alma y el sí mismo se vuelven a fusionan, conforme todo regresa a su unicidad natural, pues también es hora de que ustedes empiecen a tomar esa tremenda, hermosa energía de su Dios-sí mismo y comiencen a infundirla a los objetos en su vida. Infundirla.

Un par de recordatorios aquí. No lo hagan con otra gente. Háganlo solo en objetos que poseen, que son suyos. Que son suyos. No usen objetos prestado. No usen a sus hijos. Preferiblemente no usen a sus perros para esto. Háganlo con objetos. Vamos a empezar a infundir energía. Vamos a empezar a ponerla en artículos tales como dinero, teléfonos celulares, su coche, su computadora, cualquier cosa que sea suya.

Hay una barrera no natural entre tú y la realidad a todo tu alrededor. Encontraste esta manera – esta manera realmente ingeniosa – de separarte a ti misma de todo lo demás y de ti misma al mismo tiempo. Te separas a ti misma de este planeta como que es el planeta y tú estás por acá, y hoy tenemos a la Madre Tierra - Gaia - aquí. Si no te importara ponerte de pie y… sí, sí. Gracias. Gracias. (La audiencia aplaude cuando una mujer vestida como Gaia se pone de pie).

De modo que, y a causa de este algo así de – podrías decir – como un enojo o resistencia a estar totalmente encarnada en la Tierra, te has separado a ti misma de tus artículos en tu vida. Y existe esta creencia de que las cosas materiales van a mantenerte atrapada aquí. No lo hacen. De hecho, van a ayudar a liberarte.

Así que vamos a empezar a infundir… van a infundir su energía en cosas en su vida, y lo hacen muy simplemente (se voltea hacia Linda).

LINDA: ¿Qué?

ADAMUS: Estoy buscando…

LINDA: ¿Qué?

ADAMUS: …un objeto para Cauldre. Tomaré tu anillo, solo con propósitos de demostración. Es muy fácil.

Ahora bien, entiendan que ustedes son un ser radiante, lo sepan o no. Siempre están emitiendo energías. Algunas tienen características eléctricas o magnéticas en ellas, algunas tienen, lo que ustedes llamarían, más una característica de luz, saben, como en luz (gesticula hacia las luces del techo), y algunas de ellas son más dentro de este espectro de energía espiritual pura. Ustedes constantemente están irradiando, pero al parecer lo están haciendo inconscientemente sin mucha concentración.

Podrían comenzar a infundir energía sin ninguna agenda a los objetos. No estás intentado convertir el objeto en otra cosa; literalmente te estás compartiendo a ti mismo. Y cuando lo haces, cuando te infundes a ti mismo en este anillo, no renuncias a nada de tu interior. No estás tomando una parte de tu energía medular y poniéndola afuera en alguna otra parte, porque pues en la Nueva Energía, nunca hay una pérdida. Siempre hay ganancia. Ve, la Nueva Energía funciona diferente. Nunca es restada. El valor medular de la energía siempre permanece el mismo o mayor. Así que no te preocupes por renunciar a parte de ti mismo.

Vamos a iniciar la infusión aquí, o lo que algunos de ustedes llamarían mezclar – una mezcla y una combinación. ¿La palabra francesa para mezclar, mélange? (Alguien en la audiencia confirma “Mélange”). Mélange. Au ¿no suena eso mejor que infundir?

Entonces digamos que lo llaman como sea que ustedes… digámoslo juntos, mélange. Digámoslo con una… ¿te importaría? (Alan lo dice con la pronunciación francesa, “mélange”). Micrófono por favor.

LINDA: Ningún problema.

ADAMUS: Realmente tienen que escuchar los matices en esto, esta belleza del idioma francés.

ALAIN: Mélange.

ADAMUS: Mélange (lo dice con la boca llena de galleta). Mélange (muchas risas). Cauldre puede hablar mejor el francés con su boca llena. Mélange. (Más risas).

Así que vamos a empezar a infundir. Y no se confundan respecto a la infusión. Es un proceso muy simple. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué haríamos esto? Porque este anillo, o cualquiera que sea el objeto que estén sosteniendo, contiene tantos más potenciales de lo obvio que ven aquí. Lo obvio, unas cuantas piedritas – verdaderamente desearía que Cauldre comprara piedras más grandes – y algo de oro. A propósito, el oro – y vamos a ver esto cuando nos… vamos a empezar a entrar a gemas y joyas.

LINDA: Oh bebé (risas).

ADAMUS: El oro es hermoso, porque el oro es probablemente la mejor sustancia humana para equilibrar las energías durante la alquimia. Los alquimistas no estaban tratando de cambiar las cosas a oro, estaban usando oro real o las dinámicas energéticas del oro para equilibrar un proceso. Cada vez que ustedes hacen alquimia, cada vez que transmutan, cada vez que des-encierran la energía que está dentro de algo, hay un enorme intercambio y transmutación de energía. De hecho puede ser abrumador. Los alquimistas trabajaban con oro, porque tiene una manera de equilibrar ese proceso para que no los abrume. Solamente un poquito de oro va un largo camino en realmente equilibrar la alquimia.

¿Entonces por qué vamos a infundir? Bueno, porque este anillo es tanto más que un anillo. Este anillo tiene potenciales que ustedes ni siquiera han empezado a comprender. Ese billete de cien dólares que ahora posees – es tuyo, ya no es de Cauldre – ése tiene potenciales en él. Es un trozo de papel, pero tiene tremendos potenciales a través de la infusión. En otras palabras, siendo tan confiado en sí mismo que puedes poner parte de ti mismo en él sin preocuparte de que algún otro humano te vaya a hacer algo vil o algún espíritu maligno te vaya poseer. Ellos no quieren poseerlos. Confíen en mí. No en donde están en su evolución. Ustedes son demasiado iluminados para ellos. Andan tras otros humanos. Hablaré de ello más tarde.

¿Entonces cómo infunden?

(Adamus toma una respiración profunda y sopla gentilmente hacia el anillo).

Acabo de hacerlo. Tomé una respiración profunda. Me relajé. Ninguna agenda. No tratando de forzar el cambio. No hay ningún empujón, no hay ninguna resistencia. Soy tan confiado de mí mismo que no tengo que preocuparme por ello. Y a través del aliento compartí. Infundí. Me expandí hacia este objeto sin ningunas peticiones, sin decir: “Okey, ahora te tienes que convertir en cinco anillos de mayor tamaño”. Sin nada de eso, sólo sintiéndome tan jubiloso de mi vida que puedo compartirla con los artículos físicos en torno mío.

Ahora, tomen una respiración profunda.

Tomen su objeto. Liberen todas las expectativas. Confía en ti mismo. Ahmyo. Ahmyo. Y sencillamente respírate a ti mismo hacia dentro de ese objeto.

(Pausa mientras la audiencia infunde sus objetos).

Si les llega ese golpecito de la mente que dice: “¿Qué demonios estás haciendo?” O “¡No debí haber comido ajo con mi almuerzo, guau!” déjenlo ir.

Ahora bien, ustedes acaban de compartir o expandir o respirar su – por cierto, respirar es la cosa más fácil de hacer; hay muchas otras cosas, pero respirando es fácil – acaban de compartir su sí mismo, su Yo Soy, su ahmyo con este objeto.

Esto no es prana. No es chi. Esto no es algún campo de energía universal. Esto es ustedes. ¿Entienden? No está viniendo de ninguna otra parte. No entran en un estanque de energía localizado en algún otro planeta. Esto no es esa típica fuerza vital que fluye a través de las cosas. Esto es ustedes. El ustedes puro.

Ahora bien, lo que sucede es que de buenas a primeras ello los asume. Ahora están aquí adentro. No atrapados, sino que se han convertido en una parte de esto. Con este profundo nivel de confianza, de ahmyo, no tienen miedo de ello. No tienen miedo de: “oh dios mío, acabo de poner todo mi karma malo aquí adentro”. Es su pureza. Es su ahmyo. Incluso podrían cantar Ahmyo. Ahhhhhhhhmmmmyooooooooo.

Mi pureza, mi amor, metiéndose en esto. Gracias. (Le devuelve el anillo a Linda). Vigila, observa cómo des-encierra potenciales.

Ahora bien, déjenme preguntar. ¿Qué sucede si de pronto - ¿me lo puedes devolver? (a Linda) - ¿qué sucede… bueno, respiras hacia dentro de esto, hacia dentro de este hermoso anillo, y de pronto lo pierdes? (Hace el movimiento de tirarlo por la puerta trasera y Linda se queda boquiabierta).

LINDA: ¡Ni siquiera pienses en ello!

ADAMUS: Lo pondré aquí con los otros artefactos capturados hoy. Entonces de buenas a primeras lo pierdes “¡Oh no, lo hice mal! Y esto está teniendo efecto retroactivo como un tipo de brujería”. No. Absolutamente se pretendía que así fuera. Regresen a ahmyo. Hay algo ocurriendo ahí. Ese anillo no está perdido. Ese anillo se ha expandido hacia otra dimensión, una dimensión no física.

LINDA: ¿Eso es lo que le sucedió a mi regalo de cumpleaños de este año?

ADAMUS: Eso es exactamente lo que sucedió. Eso es exactamente lo que sucedió. Puedes contar la historia.

LINDA: Estábamos en Turquía en el bazar, y estábamos mirando todas las cosas hermosas en el bazar, y de pronto Geoff, creo que con alguna influencia, vio este hermoso brazalete de oro y ofreció comprarlo para mí. Y era sorprendentemente primoroso. Era muy valioso. Y me encantó y lo acepté y lo puse en mi muñeca, y desapareció en el avión a Egipto. Bu, u, u, u, u. (Risas cuando finge llorar).

ADAMUS: ¿O lo hizo? ¿O lo hizo? ¿O sucedió otra cosa? ¿Sencillamente se deslizó a otra dimensión? ¿O se deslizó a la muñeca de un turco o egipcio local? No importa. No importa, porque había mucha energía hermosa en eso. No solamente el oro y no solamente la belleza del objeto, sino la energía amorosa de Cauldre y el cumpleaños de Linda.

Ahora bien, makyo dice: “Hice algo mal. No soy cuidadosa. Debería cuidar mejor mis cosas”. O, aquí está otro ejemplo de makyo usado por Linda misma: “No soy merecedora del amor”.

LINDA: Eso fue en carne viva. Gracias.

ADAMUS: Muy en carne viva (risas). “No lo merezco. No soy una esposa suficientemente buena. Necesito… no puedo aceptar este hermoso regalo”. (Ella lo golpea con un cojín). Sólo yo llego a golpear (risas).

Así que eso es makyo. Eso es un montón de porquerías. Ahmyo es: “Ese regalo seguirá dando. Ese regalo ha salido y se ha expandido. No necesita estar en mi muñeca, aunque sería lindo. Ese regalo está allá afuera trayendo de regreso muchos otros regalos”.

Todo depende de tu conciencia – de tu conciencia. Si estás en makyo, estás bien. Perdiste esa cosa “estrafalaria”, y nunca va a regresar. Si estás en ahmyo, has des-encerrado los potenciales que había dentro de ella, y había muchos. ¿Puedes ser así de confiada? (Alguien dice “¡Caramba!”). Caramba está bien. ¡Caramba! Esa es la vida en la Nueva Energía, y eso es lo que estamos haciendo.

Entonces volviendo a… (besa a Linda). Eso fue de Cauldre. Entonces pues, infusión, regresemos a eso. Combinando, mezclando, mez… mez…

Entonces, ahora, voy a pedirles que hagan esto con los objetos y lo pueden hacer en cualquier momento, en cualquier lugar. Incluso si otros están por ahí… Si pudiera tener tu… ahora usaré esto (coge el teléfono celular de Paul).

LINDA: Uh oh.

ADAMUS: Incluso si otros están por ahí y ustedes quieren hacer un poco de infusión… (risas cuando sostiene el teléfono y respira hacia él `a hurtadillas´), ellos ni siquiera tienen que notarlo. O podrían sencillamente fingir que están hablando… (lo sostiene junto a su oído y respira “de lado” hacia él, provocando más risas). Vean, pueden infundir su energía en todo.

Aplicaciones Prácticas

Entonces cuáles son algunas aplicaciones prac… bueno, ante todo, recuerden el motivo por el que lo están haciendo; están compartiendo su Yo Soy. Ahora son tan valientes y tan confiados que pueden ir allá afuera y fertilizar con ello todo lo que poseen. Espárzanlo afuera. Hará que los objetos cobren vida. Los hará cobrar vida.

Intenten esto si quieren. Si tienen una figurita, una estatuita en casa – sé que todos la tienen incluso si la están escondiendo y no me contarán acerca de ella – una estatua de Quan Yin, una estatua de Jesús. Pero por favor, no usen a Jesús en la cruz, sino, ustedes saben, a Jesús ahí parado. O sencillamente alguna pequeña chuchería que hayan conseguido a lo largo del camino. No creo que haya una estatua de Adamus allá afuera todavía, pero sería increíble. O vayan a comprar algo al mercado. Ni siquiera tiene que tener una descripción definida. Podría ser un animal desecado, una muñequita o algo.

Empiecen a infundir (lo demuestra exhalando dentro de una taza). Harán que ese objeto cobre vida. Un objeto inanimado, una estatuita – empezarán a hacer que cobre vida.

Empezará a contener, conllevar y expresar la energía de ustedes. Es una extensión natural de ustedes. De improviso, ese objeto va a estar situado en su mesita de noche o lo que sea, y después de unos cuantos meses de infusión gentil – es una palabra clave, gentil – inesperadamente, ustedes van a mirar y él va a estar cantando y bailando. ¿Eso significa que otros tienen que verlo cantar y bailar? No. ¿Ellos lo harán? Posiblemente. Posiblemente. O puede que solamente noten un rollo extraño ocurriendo en el cuarto. Pero comenzará a cantar y bailar o hablar, y es ustedes. Nunca olviden eso. Es ustedes. Es ustedes. Es el amor y la alegría de ustedes en estos otros objetos. Y al mismo tiempo que está haciendo eso, va a abrir potenciales. No se trata de adorar estas cosas. Se trata ahora de ser tan confiado de ti mismo, que puedes abrirte y compartir – ah, ahmyo – con todo.

Pensemos en una aplicación práctica en nuestros últimos nueve minutos que tenemos restantes. Así que Linda con el micrófono por favor.

LINDA: Con todo gusto.

ADAMUS: Y por favor, un recordatorio – sólo sus objetos ahorita. Y sé que algunos de ustedes van a salir e intentar respirar sobre su cónyuge. No lo hagan (risas). Es una falta de compasión. Sólo sus objetos o posesiones o como sea que quieran llamarlos. De verdad recomendaría que ninguna mascota en este punto. Entraremos en ello en algún momento. Sí, ustedes los “poseen”. Pero no, en realidad no lo hacen. A ellas les va a encantar responder a esto. Ellas – sí, uno de ustedes acaba de comprenderlo – ellas ya están respondiendo a ello. Ya lo están. Esa mascota eres tú, pero no lo estás haciendo conscientemente. Refrénate de ello solo por un ratito.

Cosas como los árboles. Sencillamente caminen afuera, los árboles, aléjense de eso ahorita. Objetos que ustedes posean, que sean suyos. Joyería. Pensemos en algunos otros. Aplicaciones prácticas. Van a hacer que el objeto material en su vida cobre vida y abra los potenciales.

LINDA: Mi pluma.

ADAMUS: Tu pluma. Esa es una buena. ¿Y por qué una pluma?

LINDA: Para crear el flujo hacia la pluma para que yo exprese.

ADAMUS: Y solamente son sus objetos. Ninguna mascota. Ninguna persona. Nada más mantengan esto simple, particularmente este próximo mes o dos.

Entonces, okey, una pluma. Ahora respiras sobre una pluma. Haces el ahmyo. Te abres. Infundes – recuerda esta palabra, infundir – tu energía. No el prana, ninguna de esas otras – tu energía, tu sí mismo alma. .

Entonces, tu pluma. Okey.

CAROL: ¿Qué tal tu coche?

ADAMUS: Coche. Una excelente. Dale un premio. Un premio, sí.

LINDA: ¿Quién fue? ¿Quién fue? Carol.

ADAMUS: Coche. Ahora bien, lo estás haciendo – tú sabes esto – lo estás haciendo de todos modos, pero no lo estás haciendo conscientemente. Ese coche se convierte en tú, días después de que lo adquieres. Y tus rollos se acumulan en el coche. ¿Estás teniendo problemas con el coche? Toma una respiración profunda. De hecho el coche puede moverse a otro potencial de sí mismo y servirte de una manera mucho más espléndida, lo cual quiere hacer, pero no ha podido.

Utiliza el ahmyo, la respiración hacia dentro del coche, mientras estás manejando. Jah, jah, jah, jah, jah, jah (Adamus finge estar manejando mientras respira muy rápido; risas). Ahora estás haciendo una elección consciente para infundirte a ti misma en el coche. Ello destapa nuevos potenciales. Te servirá, te llevará por ahí más segura y más confiadamente y con menos gasolina que nunca antes. Absolutamente.

Siguiente.

KATHLEEN: ¡Computadora!

ADAMUS: Una obvia. Traigamos acá el micrófono.

JOSHUA: Mi tarjeta de crédito.

ADAMUS: ¡Tu tarjeta de crédito! ¡Me encanta! ¡Me encanta! (Aplauso de la audiencia).

Ahora bien, recuerda, sin agenda, sin agenda. No estás diciendo: “Oh, liquida todo ese saldo”, porque repentinamente has involucrado algún tipo de polaridad o dualidad. Y tú no quieres meterte en eso. Solamente estás respirándote a ti mismo hacia dentro de eso. Esa tarjeta de crédito llega a estar viva. Destapa nuevos potenciales. Estás en la confianza contigo mismo, así que no tienes miedo a los potenciales. Puedes con ellos, puedes manejarlos, y respiras hacia dentro de ello. Excelente. Excelente. ¿Recibiste un premio Adamus?

LINDA: Ya me hice cargo de ello.

ADAMUS: Creo que deberías recibir dos. ¿Ves? Esa tarjeta de crédito ya está funcionando (risas). Bueno, esperaremos por el micrófono. Entonces el siguiente.

LINDA: Aquí mismo.

KATHLYN: Tu licencia del negocio.

ADAMUS: Licencia del negocio. Esa es una buena. ¿Qué clase de negocio?

LINDA: ¿Qué clase de negocio?

KATHLYN: Tengo un negocio de adiestramiento en jardinería.

ADAMUS: Adiestramiento en jardinería. Buena. Excelente. Respiras sin agenda hacia dentro de ella, mas estás respirando tu alma hacia dentro de ella. Y, tú sabes, Para tantos de ustedes, su alma no está en su vida ahora mismo, y quiere estar. Su humanidad está en su vida, y no está segura de querer estar. Ya se pueden reír (risas).

Así que están respirando al divino hacia dentro de su vida. ¿Ven cómo funciona esto? Tan simple. El divino ha estado separado. Ha estado allá afuera o por allá en alguna parte. Ahora están respirando a su alma hacia dentro de su vida. ¡Sí! ¡Sí! Estoy emocionado. ¿Qué más? ¿Qué más?

INGE: ¿Qué tal tus anteojos?

ADAMUS: Anteojos. Bueno, claro. Claro. Anteojos, pero ninguna agenda. Ninguna agenda de que tus ojos van a mejorar. Confianza absoluta. Solamente estás respirando porque eso está en tu cara y es algo que está ahí para ti. No estás diciendo: (respirando rápido) “jah, jah, jah, claridad, jah, jah, jah, mejores ojos.”. Solamente estás respirando a tu alma hacia dentro de ellos. Mejor que tener una separación entre tú y tu mundo material, ahora estamos fusionándolos, ¿correcto Aandrah? Absolutamente. Entonces anteojos. ¿Qué más? ¿Cuál es una realmente importante?

LINDA: Un minuto. Un minuto. Por acá.

ADAMUS: Solo el micrófono.

VINCE: La llave de la casa. La llave de la casa.

ADAMUS: La llave de la casa. ¿Qué tal toda la condenada casa? Solamente párate ahí afuera - ¡jah! (Risas cuando sopla realmente “grande”). Sí.

VINCE: Bueno, ¡yo no pienso tan en grande como tú!

ADAMUS: Casa o llave. Pero sí, la llave representa tu casa, así que podrías hacerlo nada más con tu llave. Absolutamente, tu casa. Tu casa contiene más de tu energía que prácticamente cualquier otra cosa. De veras. Porque es… bueno, pasas tanto tiempo ahí, que es tu refugio. Entonces respiras hacia dentro de tu casa. Tu alma ahora entra a tu casa, a tu casa física. Tu alma ha estado fuera en alguna otra casa, y ahora puede entrar a tu hogar. ¿Ves cómo funciona esto? Estás trayendo, estás infundiendo, te estás infundiendo a ti mismo en tu vida, y ello des-encierra potenciales que previamente eran desconocidos. Siguiente.

ALAYA: Hola Lara, Marty. Sé que ahorita están en casa chicos. Nuestra comida. La comida.

ADAMUS: Comida. Todo lo que comes. ¡Absolutamente! Y por favor no, tú sabes, no estás tratando de hacer magia en la comida. Estás tratando de Reiki-zar la comida. . Ni siquiera la estás bendiciendo. No tienes que bendecirla. Solamente estás permitiéndole a tu alma estar en esa comida, y ello des-encierra potenciales, ya sea piza o frijoles orgánicos, si es un filete o un pescado, si son papas fritas o alfalfa. No importa. Superas todo este asunto respecto a tus dietas porque no importa. Tu alma ya está en esa comida. Ya no dependes de esa comida para la energía o la proteína o cualquier otra cosa. Lo que en realidad estás haciendo es decir: “Ya lo tengo adentro, y ahora voy a comer porque me gusta”. Larry.

LARRY: Toda mi cartera.

ADAMUS: Toda tu cartera. Okey, sí. Esa es una buena, porque tu cartera es muy simbólica. ¿Cómo está tu cartera?

LARRY: Vacía (risas).

ADAMUS: ¿Cómo?

LARRY: Vacía. Está vacía. ¿Tienes uno de a cien? (Risas).

ADAMUS: Sí. ¿Está pesada o ligera?

LARRY: Pesada.

ADAMUS: No te mires a ti mismo. (Larry mira hacia la cámara con la que está trabajando).

LARRY: Te estoy mirando a ti para asegurarme de tomarte con la cámara.

ADAMUS: Tu cartera. Tienes toda la razón. Ahora bien, pero yo te reto – a ti – te reto a hacerlo en la confianza. Hacerlo no desde tu estado de makyo, no desde un estado de necesidad o lo que tú sientes que es vacío, sino un estado de ahmyo. Confianza total. ¿Puedes, mi querido amigo…? no mires hacia esa cámara.

LARRY: Ella está hablando conmigo. (La directora estaba hablando en sus auriculares).

ADAMUS: Dile a él que no mire a la cámara.

LARRY: ¡Basta!

ADAMUS: ¿Puedes, de una vez por todas, respirar tu alma hacia dentro de tu vida y recibir la abundancia y no preocuparte de que ello te distraiga en tu viaje espiritual?

LARRY: Sí.

ADAMUS: Gracias. Bien. Okey. Siguiente. ¿Hacia dentro de qué otra cosa te respirarías a ti mismo?

DAVE: Instrumentos musicales.

ADAMUS: Absolutamente. Esa es una buena. Instrumentos musicales, incluso si – y especialmente si – no tocas uno. Ve a comprar uno. Respira hacia dentro de él. Obsérvalo cobrar vida. De veras.

Okey unos cuantos más, y sí tengo una cita. Kuthumi se va a molestar si llego tarde.

OSO RISUEÑO: Mi cama.

ADAMUS: Tu cama. Esa es una buena. Esa es realmente una buena. ¿Qué sucede en tu cama? No, no quiero… (Risas).

LINDA: Por favor.

OSO RISUEÑO: Sí, mi altar. Sí.

ADAMUS: Tu cama, porque esa es tu plataforma para la liberación de los sueños.

OSO RISUEÑO: Sí.

ADAMUS: Y no solamente es dormir, sino que ¿puedes imaginar des-encerrar los potenciales asociados con tu cama? Excelente. Y una más. Y quizá, Jean, tú iniciarás un foro en línea o un tablero de mensajes donde los Shaumbra puedan escribir algunas de las cosas hacia dentro de las que van a respirar su alma y las dejen cobrar vida, y luego corregirlos cuando vayan a respirar sobre otras personas. Sí.

JEAN: Mi cuerpo.

ADAMUS: Tu cuerpo - ¡excelente! Excelente. Tu – jah, jah (respira) - ¡tu cuerpo! ¡Tu cuerpo! Absolutamente. Tú has tenido esta ilusión de que estás atrapada en este cuerpo y que él te traiciona. O si no lo hace, lo va a hacer. Tienes esta creencia en la muerte por enfermedad, muerte por ancianidad, muerte por agotamiento. Así que tienes todo eso ocurriendo en tu cuerpo. ¿Y si – jah – te respiraras a ti misma hacia dentro de tu cuerpo? Algunos de ustedes piensan que su cuerpo es la casa de su alma. Hmm, hmm, hmm, hmm, hmm. No han dejado que su alma entre ahí, porque en realidad no les gusta ese cuerpo o su salud o los que sean los asuntos afiliados o asociados con la biología. Respiren hacia dentro de su cuerpo. Absolutamente. Una excelente. Espero que todos estén recibiendo un premio Adamus.

LINDA: Sí señor. Sí.

ADAMUS: Bien. Es hora de finalizar esto. Continuaremos el próximo mes. Mientras tanto, por favor, encuentren unos cuantos objetos. Oh, no tienen que exigirse demasiado, pero encuentren algunos objetos que realmente tengan algún significado para ustedes, las cosas que vieron aquí en el pizarrón. Y puede ser solamente una pieza de joyería. Puede ser una piedra que encontraron hace mucho tiempo y la trajeron a casa y es mantenida en su… espero que no tengan un altar. ¿Tú tienes, Oso Risueño? (Él asiente con la cabeza). Desmóntalo. Desmóntalo. Hoy, no más tarde de mañana. Ningunos altares. Lo único sobre un altar debiera ser tu trasero (risas). Esa es una afirmación a plomo. No quiero ver ninguna otra cosa en un altar. Tú no deberías estar adorando ninguna otra cosa más que a ti mismo, o una fotografía tuya, si tienes miedo de poner tu trasero ahí arriba. Te reto. Desmonta todo y pon una fotografía de ti mismo ahí arriba. Te reto.

Okey entonces. Altar, shmaltar. ¡¿Qué?! ¿Ustedes creen que Jesús quiere estar en su altar? ¡No! ¿Creen que Buda quiere estar en su altar? ¡No! Él quiere que tú estés en tu altar. No hay un Maestro Ascendido que se respete a sí mismo que quiera ser adorado. ¡Para nada! Todos tienen historias realmente cagadas. He contado algunas de ellas en nuestras reuniones. Todos tuvieron la porción makyo de su viaje – colgar de una cruz, morir de hambre, lo que fuera. Ellos no quieren que ustedes los adoren, porque, ¿saben por qué? No quieren que ustedes vayan por el mismo sendero que ellos siguieron, no más de lo que ustedes quieren que los recién despertando sigan el mismo exacto sendero que ustedes siguieron. ¿Los quieren a ellos adorándolos por lo que ustedes pasaron en su vida? Absolutamente – quizá - ¡no!

No, y no que era malo, pero ustedes están pavimentando el camino. Hay más – oh, Kuthumi, acabaré en un minuto – hay una manera más eficiente de hacer esto, una manera más grácil, y eso es lo que ahmyo es. Es absoluta gracia en acción. Absoluta gracia. Ellos no quieren estar en su altar. Bájenlos. Y Gaia no quiere estar en su altar. Ella se está marchando, como saben. Ellos no quieren estar ahí. ¿Los cristales? Hace mucho tiempo que perdieron su energía. No necesitan adorar cristales ni ninguna otra cosa. Su fotografía, su fotografía en ese altar.

Así que tomemos una respiración profunda. Hemos pasado por mucho en día de hoy, otra maravillosa reunión. Repasemos muy rápidamente.

Confianza, ahmyo. Es importante. Si van a estar haciendo esta infusión, quieren estar haciéndolo desde un lugar de confianza. Así quieres confiar en ti mismo sin reservas y sin dudar. “Yo Soy el que Yo Soy”. ¿Qué más hay ahí? Entonces pueden hacer la infusión.

Vamos a entrar en… esto será aproximadamente tres o cuatro series que vamos a estar hablando de infusión y qué diferencia hace en su propia vida. Hace una enorme diferencia, con hacer esto, con los seres angelicales que están viniendo acá por primera vez. Va a hacer una enorme diferencia en lo que nosotros hacemos juntos. Va a hacer una diferencia en el potencial del mundo. Hará una diferencia hoy más tarde, mañana, cuando sea que tengamos nuestro evento en conjunto. Enorme diferencia.

Así que tomemos una respiración profunda, por la confianza, por ahmyo. Tomen una respiración profunda y entiendan que cuando conscientemente comparten su alma, comparten su sí mismo y lo respiran hacia dentro de los objetos en su vida, ya no están creando una separación entre ustedes y su mundo material. Ya no están creando separación entre ustedes y su espíritu en este mundo. Cuando respiran vida hacia dentro de esos objetos, ellos verdaderamente cobran vida y los sirven de una manera completamente nueva.

Así que, Shaumbra, tomemos una respiración profunda, y los veremos más tarde hoy en la noche.

Mientras tanto, tengo que recordarle a todos, a cada uno, que todo está bien en toda la creación, y por lo tanto, nosotros somos todo lo que nosotros somos. Guten Abend (N. de T: Buenas noches dicho en alemán).

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento de Dios en su interior.

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.

Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada