POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

jueves, 25 de noviembre de 2010

El Afortunado Sri Ratnakaram Pedavenkamaraju (padre de Sai Baba)

Sri Ratnakaram Pedavenkamaraju, quien ocupa un sitial prominente como el Padre para el descenso de Swami, ocupó su lugar en Vaikuntha, la morada de Vishnu, el lunes 4 de noviembre de 1963, a las 10.15 de la mañana. El Señor Sai ya había arreglado una tumba para él.

Entonando los nombres de Dios, miles de devotos acompañaron el cuerpo hasta el sitio del entierro y llevaron a cabo los sacramentos. 

Swa­mi lo despidió del cuarto en el piso superior y le dio Sus bendiciones. 

Una persona piadosa que ya no tendrá más nacimientos, era de temperamento tranquilo y reservado. 

Lo habíamos visto durante los últimos cuarenta y ocho años. 

No mostraba ni un ápice de audacia o arrogancia por el hecho de ser el padre de un Avatar como Swami. 

Solíamos llamarlo "Abuelo". Visitaba sólo ocasionalmente el Mandiram.

Pregun­taba acerca de nuestras necesidades y nos brindaba la ayuda requerida. 

A su muerte, un gran número de devotos le hicieron llegar mensajes de condolencia a Swami. A todos ellos, Swami les respondió así:

"Muchos enviaron sus condolencias, para desear que su alma descanse en paz.

Ése es el estilo del mundo. No obstante, a Mí me pareció antinatural, ya que es natural abandonar el cuerpo al completar el período de vida. 

El nacimiento y la muerte son asuntos de rutina. El morir es por el hecho de no morir de nuevo. 

El cuerpo es, para el alma encarnada, lo mismo que la vestimenta para el cuerpo. 

La conexión con el cuerpo es transitoria. La relación con el alma es eterna y verdadera. 

Sin embargo, por otra parte, lamentarse y dejar de reconocer la realidad es frustrante y deprimente. 

Desear que su alma encuentre la paz es aún más sorprendente.

Si la paz es la naturaleza misma del alma, ¿cómo podría, entonces, serle concedida? 

¡Cuán meritorio en este mundo es fallecer sin tener que ser servido por nadie! 

El día en el que él fue llamado el padre de Esta Persona, el día en que Esta Persona fue llamada su hijo, ese mismo día su vida se hizo bendita. 

Por lo tanto, dejen de sentir pesar por el upadhi (el vehículo para vivir) ya abandonado y aprendan a pensar en el Umapathi (consorte de Parvathi) en el momento de abandonar el upadhi".

De esta ­manera, le enseñó una lección a la multitud de devotos.

Pasaron meses, semanas y días. El Año Nuevo de 1964 llegó a los saltos y a los brincos. 

Habíamos estado esperando por largo tiempo las bendiciones del Parandhama del Señor Sai. 

Esa querida carta de Swami, que traía el venturoso mensaje, llegó a nuestras manos. 

Mi pequeño corazón se quedó extático, mientras ráfagas de felicidad y de amor interpretaban el estribillo.

¡Amanecer! Amanecer! ¡Venturoso Amanecer!

¡Tu corazón es, en verdad, el compasivo Amanecer!

¡Ése es el Amanecer de Brahma!

¡Éste es el virtuoso Amanecer!

¡Festival! ¡Para ti, hoy un festival!

El festival de repetir Mi nombre, ¡Sathya!

En verdad, ¡es el festival de la alabanza!

¡El carro de Brahma!

¡Esto mismo es el festival del Año Nuevo!

¡La verdad es siempre sólo verdad!

¡Sólo la verdad es Mi forma!

¡El Omkara sin forma es Mi verdad!

¡La dulzura de lo dulce es Mi corazón!

¡Contemplar a Brahma Mismo es tu dulzura!

¡El 'bindu' dentro de uno mismo es Brahma!

Sólo la Verdad veo, sólo la Verdad diré, oiré y veré.

¡Siempre estaré en ti!

¡Siempre estaré allí, cómodamente sentado en ti!

¡Llamando, saludando y esparciendo Mi gracia!

¡Lo que te digo es la Verdad misma!

Expresadas agradablemente para crear Dicha,

Mis palabras te harán sentir el éxtasis.

Sri Sri Sri Baba

Aceptando dichosa este saludo que hizo revolotear mi corazón, ofreciendo con sinceridad ríos de nectarina felicidad a los lotos azu­les de Sus Pies, nos sentimos agradecidos por Su ilimitada bondad. 

Más tarde, viajamos hasta Parti para el Shivarathri.

El Señor Sai nos bendijo, diciendo: "Este Shivarathri no tiene nacimiento". 

Por la noche, cuando los bhajans estaban a pleno, agitando las cavidades del corazón, se produjo el nacimiento del Lin­gam desde la boca de Swami, a las nueve de la noche. 

El Lingam era más grande que un huevo. Swami tuvo que estirar un poco Sus labios a ambos lados y extraerlo. 

En una comisura salió algo de sangre. Después de secarla con un pañuelo, Él les mostró el Lingam a todos. 

Era de color rosado. "Los cinco elementos se encuentran presentes dentro de esto. 

Observen los movimientos del sistema planetario. Las estrellas, el sol y la luna, y el movimiento de la tierra. 

Esto es una evidencia de que los catorce mundos están en Su vientre", dijo Swami.

El aplauso de los devotos se elevó como el rugido del mar. Swami agregó: "Dentro del Lingam está todo: Fuego, Viento, Agua, Tierra... 

No se precipiten para verlo. También el Tercer Ojo está dentro de esto. 

En verdad, son afortunados, y sus vidas tienen mucho significado. 

Esta buena fortuna ha recaído en ustedes como resultado de sus buenas obras en vidas pasadas, no en este naci­miento.

Durante el último nacimiento, el yoga de ustedes sufrió un revés.

Haber sido elegidos entre los veintidós mil millones de con­juntos vivientes es la fortuna de ustedes. 

Sin desperdiciar más tiem­po, entonen el nombre de Dios y purifíquense.

Éste es un Lingam estupendo, un extraordinario Lingam". Tan pronto como Swami expresó: "Todos ustedes que han recibido el Darshan de este Lingam no nacerán de nuevo", nuestra felicidad llegó a su cima. 

Los gritos de ''¡Jai!'' resonaron en todas direcciones.

Existe una razón para que los Lingams emerjan únicamente en el día del Shivarathri. 

Cuando se excavó el terreno para sentar los ci­mientos del Prashanti Nilayam, se descubrieron panavattams (partes de abajo de lingams). 

Cuando se le preguntó a Swami por qué fal­taban los Lingams mismos, respondió que ellos estaban en Su estó­mago y que emergerían el día de Shivarathri para agraciar a los Pa­navattams. 

El Señor Sai nos concedió la buena suerte de tener el Darshan del Marakata Lingam (de esmeralda), del Akasa Lingam (etérico), del Neli Lingam (azul), del Pancha Lingam (quíntuple), del Swarna Lingam (de oro), del Panchaloha Lingam (aleación de cinco metales), del Rajata Lingam (de plata), del Trisula Lingam (del tridente) y de muchos otros.

Descaragar:

El afortunado Sri Ratnakaram Pedavenkamaraju (Padre de Sai Baba).doc

Página Principal
http://sbavatar.blogspot.com/



Extraído del libro: “Fuera de ti no hay refugio”

Por Smt. Vijayakumari

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada