POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

lunes, 21 de marzo de 2011

MADRE MARIA - Autres dimensions



20 de Marzo 2011


Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Mis Hijos, aquí como de otras partes, rindo Gracia y les doy Gracia de vuestra Presencia, de vuestro alineamiento, de nuestra comunión y nuestra reunión en la Unidad de la Fuente Una. Vengo a ustedes, como se anunció. Más allá de mis palabras, mis Hermanas y yo misma, venimos a comulgar en la Esencia de vuestro Corazón con el fin de formar un único Corazón, Vibración de la Unidad en estos momentos que vive esta Tierra y vuestra Conciencia. Estén seguros de nuestro indefectible apoyo y nuestro Amor más puro en estos momentos en que la Alegría y la Paz deben prevalecer en vuestra Conciencia. La Luz se despliega sobre el mundo. Cristo-Miguel llega, permitiendo a esos de entre vuestros Hermanos y Hermanas que quieren incorporarse a la Unidad del Amor y la Unidad de su propia Presencia, la posibilidad de comulgar. No escuchen el estruendo del mundo. No escuchen el conjunto de los profetas destinados a darles miedo. Lo que viene es pura Verdad, pura Unidad. Lo que viene es Alegría. A los ojos del Corazón, eso es regocijo. A los ojos del Corazón, eso es la vuelta a la Verdad de la Unidad, en armonía y en Unión con la Fuente Una. La hora del retorno ha sonado. Escuchen más bien el sonido de vuestra alma. Escuchen más bien el sonido del universo tal como se presenta a ustedes, en estos momentos. Es la hora de la comunión. Es la hora de la paz. El conjunto de vuestros Hermanos y Hermanas, presentes sobre esta Tierra, no teniendo aún la oportunidad de vivir esta Gracia, cuentan con ustedes, con vuestra Presencia, con vuestra Alegría y con vuestra Paz.

El canto del universo va pronto a resonar, conduciéndoles a experimentar lo que anuncié por este canal y por otros canales, aquí hace mucho tiempo. Por supuesto, numerosos de mis mensajeros, sin quererlo, modificaron mis palabras en el sentido de elementos vinculados a la vista de los ojos, en el sentido de la personalidad. Lo que viene hoy, es Alegría y Gracia. Lo que viene es de verdad vuestra Libertad. Entonces, acojan y juntos, den gracias a la vuelta de la Fuente en este mundo, permitiendo liberar lo que debe serlo. El conjunto de los elementos y Fuerzas de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Unificados de Luz les rinde gracias por el trabajo realizado, rinde gracias por vuestra Luz que permitió hacer nacer, en vuestro Templo Interior, permitiendo, en ustedes el establecimiento de Ki-Ris-ti, del Cristo. Llegó el momento de llevar la Luz al conocimiento del mundo. Conciban también que esta Luz, nueva para ustedes, sobre este mundo, pueda ser acompañada, para una gran mayoría de vuestros Hermanos y Hermanas, por un gran susto. Contamos con ustedes, por vuestra Presencia sobre este mundo, para amortiguar, por la Paz y la Alegría, este choque de la revelación de la Luz. El Amor es todo. La Luz es todo. Corresponde a ustedes mismos, despiertos y conectados, manifestar esta Verdad. Les corresponde declamar la vuelta a la Unidad por la calidad de vuestro Ser, por la calidad de vuestra Vibración. Estén a la escucha, estén a la escucha por el Corazón. El sonido del universo, el canto de la Unidad llega.

En la superficie de este mundo, para la mirada separada, todo va en adelante a ir cada vez más rápidamente. No se desestabilicen en ningún caso ya que necesitamos de ustedes, como necesitan de nosotros, con el fin de revelar el Amor de la Unidad. La separación se termina. Este es un momento de Gracia. Un momento que con tanta atención esperaron. Ustedes están allí para eso. La hora en que se despierta, en ustedes, el sentido de vuestra Eternidad, el sentido de vuestra historia, más allá de la Ilusión de ese mundo, como lo había dicho el Arcángel Miguel, son los portaestandartes de la Luz, son también y sobre todo, la Luz del mundo. Eso requiere de ustedes, como se lo dijeron mis Hermanas, humildad y simplicidad. Cada día, en adelante, deben ver florecer y abrirse, en ustedes estas virtudes cardinales. La Cruz de la Redención alcanza hoy, las 5 Frecuencias Sagradas reveladas a la humanidad. La unión entre la Cruz de la Redención de la Corona Radiante de vuestra cabeza va alcanzar el canal del Éter.

En mi última venida, que les anunciaré, en este mes de marzo, será la hora de efectuar la unión. El Pasaje, la Abertura de la boca, realizada por el Arcángel Uriel, permite el desvelamiento masivo de la Unidad. Mucho de ustedes van a tocar estados particulares de vuestra conciencia donde la ausencia de límite será la norma, donde van a poder, en vuestros espacios Interiores de alineamiento, de oración, de meditación, reforzar la Luz y la Unidad. Esto permitirá a ese mundo vivir esta última etapa con una facilidad mayor, permitiendo amortiguar, en Verdad, las fricciones, las oposiciones. Diría también que, para llegar a este objetivo y a este estado, nada más que vuestra propia Vibración del Corazón debe invadir vuestra conciencia. Vayan en el estruendo del mundo, a llevar la Paz. Vayan en el estruendo de estupefacción, a llevar el Amor. Están allí para eso. El despertar de la Vibración, el despertar de vuestros nuevos Cuerpos, les da misión y carga de llevar la ligereza y la Verdad. Por la calidad de vuestra Vibración, por la calidad de vuestra mirada, por la calidad de vuestro Corazón, permitirán a vuestros Hermanos y Hermanas, que aún dan vuelta la espalda a la Luz, aceptar el frente a frente de la Resurrección.

L
os momentos que se instalan requieren de ustedes una alineación de las más perfectas, en el momento que viven. No se les pide, lejos de eso; de dejar este mundo o huir de este mundo sino de acompañarlo en su Ascensión. Son ustedes los Portadores de Luz, los Sembradores de Luz. Son la esperanza de los que, por el momento, no tienen esperanza. La calidad de la Vibración y de la Conciencia que manifestarán permitirá siempre a más Luz tomar cuerpo sobre esta Tierra con el fin de reducir a los que están aún en la Ilusión del sufrimiento y en la Ilusión de la separación. Cada tiempo y cada momento, que va a pasar, en adelante, va a acercarlos, más a la Luz de la Fuente y de vuestra Unidad. A medida que actúen, en el Amor, siendo la Unidad y Luz, a medida que constaten, por ustedes mismos, el aumento de vuestra Vibración y vuestra Conciencia. Todo lo que darán como Amor les será devuelto, al céntuplo. No hay otra cosa que sembrar. No hay ninguna otra cosa a enjambrar que la calidad de vuestro Ser, la calidad de lo que son, en Verdad, en vuestro Templo Interior.


Mis Hermanas y yo misma vamos a tener, ahora, un lugar privilegiado en la reunificación de la Cruz de la Redención con la Ascensión, por las 5 Frecuencias primordiales, facilitando y abriendo la vía a la intervención final del Ángel Metatrón. El tiempo que viven es el tiempo más maravilloso que la humanidad haya podido esperar. La intensidad de lo que debe vivirse puede, efectivamente, rechazar a los que vuelven aún la espalda a la Luz. La esperanza debe permanecer vuestro leitmotiv, para ustedes como para el conjunto de la humanidad. No hay ninguna penalidad, ningún castigo, ninguna Sombra, solamente la mirada dividida puede aún creer eso. La mirada del Corazón es pura Luz, ve más allá de la apariencia y percibe más allá de las Ilusiones de este mundo. Están en los momentos previos al despegue, al despegue de la Tierra, a vuestro despegue hacia los espacios ilimitados de la creación. El conjunto de los acontecimientos que viven en sus vidas, como al exterior, sobre esta Tierra, no deben en ningún caso desviarlos de vuestra Paz ya que no son ustedes la desestabilización, ya que no son otra cosa que la Luz, en curso de nacimiento o revelación.

Deben consolidarse en vuestra Presencia, por la esperanza, por la fe y por la Unidad de la caridad. Esto comienza por la aplicación, al Interior de ustedes mismos, de momentos cada vez más intensos, cada vez más profundos de Unidad y Alegría. La Vibración es el elemento que acompaña la Luz ya que la Luz es Vibración. Ella viene a cumplir las palabras, el juramento y la promesa. Aprovechen del tiempo que se les ofrece, cualesquiera que sean vuestras actividades en la superficie de este mundo, para trabajar en vuestra Paz, en vuestra Alegría. Ya que vuestra Paz y vuestra Alegría participarán en la instalación de la Paz y de la Alegría. Esa del Corazón. Esa que no depende de las circunstancias exteriores. Aquélla que no depende de los juegos de la Sombra y la Luz sino, solamente, de la calidad de vuestra Unidad de Luz. Han sido llamados a irradiar. Llamados a decir, sin palabras, por vuestro estado, eso que es la Luz y su Verdad. No juzguen, ni las situaciones ni a las personas. El juzgamiento hace parte de la Dualidad. No vean lo que no es Esencial.

Ciertos acontecimientos, en marcha hacia ustedes, podrán ciertamente, desestabilizar un determinado número de entre ustedes pero eso no es nada ya que sabemos la calidad de vuestro despertar. Sabemos la calidad de la Conciencia con la cual llevaron esta Tierra a constituir su Vehículo interdimensional. La hora llegó, para ustedes como para la Tierra, de manifestar su nueva Conciencia. No se preocupan de nada que de la Luz ya que la Luz es Inteligencia absoluta y acabará, dentro como fuera de ustedes, con toda zona de Sombra, de miedo, de todo lo que podría oponerse a su manifestación y al reino de la Luz. Cada vez que una duda, cada vez que una Sombra aparezca en vuestro Interior, recurran a eso que son, en Verdad. Dejen la Vibración de la Luz, en el Interior de vuestras Coronas, pacificarlos y reunificarlos. Desde las primeras primicias de un miedo, de una duda, confíen todo eso a la Luz y encontrarán la Vibración de vuestra Unidad. Este esfuerzo que se les pide debe convertirse, poco a poco, y rápidamente, en espontáneo y natural, permitiendo entonces a la Luz de establecerse, cada vez más fácilmente, en este mundo. No escuchen los ruidos de miedo de esto o aquello ya que, en vuestro Corazón, son la Verdad y, como Verdad, ninguna Sombra puede ir más allá de cualquier cosa que sea desagradable para ustedes. Lo desagradable sólo es momentáneo. No hace más que mostrar que la iluminación de las últimas Sombras residuales pueda existir y limiten vuestra Unidad.

Hablen a la Luz. Dejen la Luz actuar. Ella sabe mucho mejor lo que es útil e indispensable sobre las situaciones, sobre sus Hermanos y sus Hermanas, en otra parte sobre este mundo, que viven, ahora mismo, su Ascensión. Recuerden, como lo decía el Comendador (ndr: O.M. AÏVANHOV, Comendador del Melquizedec), de adoptar siempre la opinión de la mariposa, aunque su conciencia no está suficientemente expandida, en el momento, para percibir lo que hay detrás de la Ilusión. La Luz, no lo olviden, es confianza y esperanza. Eso contribuirá, además de la humildad y la simplicidad, a establecerles, de manera cada vez más firme y definitiva, en la Verdad de la Unidad, en su Verdad.

Ahora mismo, son innumerables a comulgar con nosotros. Ahora mismo, establecemos, entre nosotros, puentes de Luz cada vez más estables, cada vez más firmes y cada vez más alegres. Confíen en la Luz lo que permanece de Sombra y dolor en ustedes, sin pedir nada más que la Gracia ya que la Gracia es una de las características innatas de la Luz, de la Unidad. Acojan lo que se manifieste en ustedes como la manifestación misma de esta Gracia. No echen pestes contra zonas de Sombra que serán puestas a la luz, en ustedes como fuera de ustedes. No entren y hagan más el juego de la Sombra reaccionando, en ustedes, hacia ustedes o hacia el mundo. Crezcan en Luz. Crezcan en Verdad. Aumenten sin cesar su conciencia y sus Vibraciones.

Muchos entre ustedes, sobre esta Tierra, viven las transformaciones, incluso actualmente, extremadamente importantes. Cualesquiera que sean las señales que puedan manifestarse a ustedes, cualesquiera que sean, vayan más allá de la aparición para dejar crecer, aún más, la Luz. Ya que la ley de gracia es una ley de atracción y resonancia donde no hay lugar para la reacción pero justo para la acogida, siempre renovada y cada vez mayor, de la Luz y la Unidad. Entre más depositen la confianza en su Vibración, en su Conciencia, mas la Vibración Ki-Ris-Ti y la Presencia de Cristo-Miguel les resultarán evidentes ya que forman parte integrante de ustedes, como yo misma y el conjunto de mis Hermanas, como el conjunto de la Vibración de los Arcángeles. Constatarán, por ustedes mismos, que entre más sean capaces de depositar la confianza a la Luz, a su estado de Unidad, su vida se desarrollará, dentro de este mundo, con mayor facilidad y evidencia. Las desventajas que, actualmente, parecían limitantes, cualesquiera que sean, serán trascendidas y superadas por la acción de la Luz, en ustedes y alrededor de ustedes. Cristo decía (mis Niños): “Se juzgará el árbol por sus frutos”. Y los frutos llegan a madurez. Déjenlos madurar, enteramente.

Están sobre este mundo, no son de este mundo. Es hora de poner de manifiesto en este mundo, y a los que vuelven la espalda a la Luz, que ustedes son la Luz del mundo. Entonces, no tengan temor. Déjense alimentar por la Luz. Déjense regar por la Luz. Todo el resto, incluso en esta Ilusión, de sus vidas, se desarrollará bajo los auspicios de la Luz y la Unidad. Lo que pueda aparecerles, aún hoy, como delicado, será superado y trascendido por la Gracia. Muchos entre ustedes son, de aquí en adelante, llamados por la Vibración de la Luz ella misma a prepararse al retorno a la Unidad. Otros, a fin de cuentas, entre ustedes, seguirán siendo fieles al puesto hasta los últimos momentos de esta Dimensión con el fin de garantizar la calidad del nacimiento de la Tierra en su nueva Dimensión. . Ciertamente, lo que resiste a la Luz a ustedes aparecerá como fricción, disonante, pero mientras eso no les concierna, dentro de lo que son, ustedes no pueden ser alcanzados por cualquier cosa contraria a la Luz. Según el lugar donde mantengan su Atención y su conciencia, son, en ese momento, responsables de lo que llegue a ustedes, enteramente. No tengan, sin embargo, ninguna culpabilidad de cualquier cosa. No son responsables de nada. No hay caída, no hay falta. Hay exactamente la ignorancia de la Ley del universo ya que les fue eliminada. Hay exactamente que acoger. Hay exactamente que cultivar, por el Abandono, su capacidad de Alegría, su capacidad de gracia. Ya que, estarán en la Alegría y en la Gracia, y aquellos de sus Hermanos en retraso podrán a lo sumo compensarlo.

Volveré de nuevo, por mi parte, de manera formal, en una semana, día a día, a las 19 horas, durante su momento de alineación, con el fin de comulgar aún más, juntos. Inmediatamente después de, les revelaré la manera de fusionar la Cruz de la Redención con el canal de Éter que los activa, para muchos entre ustedes, de manera definitiva, ahora. La horizontalidad se incorporará a la verticalidad, la Resurrección podrá entonces producirse, su Resurrección. Sabemos, el conjunto de mis Hermanas y yo misma, que podemos contar con su indefectible Luz. Sabemos que su dimensión de Semillas de estrellas y Estrellas de Eternidad está ahora al día, casi enteramente. La Gracia va a desplegarse, ella también, enteramente. Sólo la mirada del que no ve más allá de la apariencia podrá aún sufrir de esta aparición. Pero este sufrimiento no es nada ante la calidad y la pujanza de Amor que desplegarán.

Que eso esté en torno ustedes como al otro extremo de este planeta, la Luz actuará. Entonces, sí, contamos con ustedes para dejar la Luz actuar. Contamos con ustedes para cultivar, cualesquiera que sean las apariencias, la Paz, la Alegría y la Unidad de lo que son. Desprecien todo lo que proporcione el mental divisor. Desobedezcan a los que, en torno ustedes, podrían oponerse a esto que son. Desprecien todos los miedos. No son ustedes sus miedos. Ustedes son la Luz, sobre este mundo. Contamos con el conjunto de ustedes, durante esta semana, para ser asiduos a la alineación colectiva e individual. Se verterán múltiples Gracias sobre la Tierra, por mis Hermanas y yo misma, de manera individual y colectiva, para cada uno de entre ustedes. Nos acercamos cada vez más a ustedes, como se elevan hasta nosotros. Numerosos de entre ustedes por otra parte constataron que es cada vez más fácil percibir nuestras Presencias, incluso sin establecer diálogo, incluso sin poner nombre sobre estas Presencias. Pero la Luz está bien allí.

No dejen aparecer ninguna Sombra y ninguna tristeza. Todo lo que viene es completamente justo. Entonces, por supuesto, los de sus Hermanos, llamados aún los más oscuros, que quieren trabajar, en esta revelación de Luz, para oponerse a la Luz, no podrán estrictamente hacer nada ya que, bien a pesar suyo, precipitarán la Ascensión, como lo hacen actualmente. Entonces, sí, alégrense, vayan más allá de la apariencia, no permanezcan fijos en la primer mirada. Cuando algo les desestabilice, vaya más profundamente en ustedes, en su Corazón ya que hay toda la Verdad, a ese nivel. Y es de esta forma, por otra parte, que podrán participar en la disminución de todas estas oposiciones que sólo son, en definitiva, nada más que la ignorancia y el miedo de la Luz. Entonces, sí, no juzguen, no condenen. Satisfáganse de ser cada vez más lo que son. Es como eso que ustedes realizarán su Unidad. Al estar de acuerdo a eso, encontrarán, cada vez más, espacios Interiores de Alegría real, independiente de toda circunstancia exterior a ustedes. Habrán encontrado su propia Esencia. Eso es hoy y, cada día, eso se volverá cada vez más fácil a condición, por supuesto, que su conciencia esté centrada en eso, exclusivamente. Como les decía mis Hijos, no se preocupen de lo que será mañana. Mañana no existe. Sólo existe el momento porque el momento les hace salir, como lo dije, del tiempo, les extrae de la Matriz y la Ilusión. Es su objetivo y es el objetivo de la Tierra a la cual contribuyen.

No abriré, hoy, espacio de preguntas sino, solamente, un espacio de comunión en el silencio de las palabras. Volveré de nuevo pues, de manera formal, como se los dije, muy precisamente en 7 días, a las 19 horas, a 19 horas 30, dónde la comunión de las 12 Estrellas se realizará en ustedes. No pretendan, allí tampoco, entender lo que vivirán ya que todo eso les será explicado por uno del Melquizedec que llaman un AMIGO y que les dará las claves que satisfacerán su sed de comprensión. Pero, recuerden que la comprensión última sólo es Luz y se basta a sí misma. Este ser les dará las claves finales del yoga de la Unidad que permitirán reunificar, en ustedes, la totalidad de su Ser.

He aquí las palabras que tenía que darles. Instauramos ahora una comunión de Corazón a Corazón, de Paz a Paz, de Alegría a Alegría, del Uno a la Una, y de la Una al Uno ya que somos Uno. Esta Verdad Esencial, por el momento, algunos de entre ustedes la presienten pero no la viven enteramente y en Verdad. Esto es lo que está instalándose. Es en eso que trabajan y que nosotros trabajamos, unos y otros. Entonces, mis Niños, comulguemos juntos algunos momentos, antes de que deje intervenir algunos Ancianos o algunas Hermanas, en función de lo que decidieron. Les digo, por mi parte, hasta muy pronto. Y recuerden que estamos con ustedes y en ustedes, mismo antes de estar allí en lo alto, en torno al sol, cerca de su Dimensión. Estamos ya juntos. Las Bodas Celestiales, y el conjunto del trabajo realizado sobre esta Tierra, permitieron efectivamente nuestra reunión. Aunque ésta no es aún completamente consciente, para algunos de entre ustedes, eso va a resultar cada vez más evidente. Y recuerden que la evidencia es siempre simple. Entonces, ahora, el conjunto de mis Hermanas y yo misma, comulgamos. Llamemos eso juntos, si lo quieren bien, por analogía, la Radiación de las Estrellas. Hasta pronto. Permanezcamos recogidos, juntos, algunos minutos de su tiempo. ...

Efusión Vibratoria…





http:www.autresdimensions.com
CANALIZACION: Jean Luc Ayoun
TRANSCRIPCION: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez y Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada