POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

lunes, 21 de febrero de 2011

MAQUIVENTA MELQUIZEDEK- Un mundo Superior

" Nosotros somos tu familia y te estamos esperando. La tarea ya empezó en sus etapas finales, nos están faltando tu corazón, tus pies y tus manos.
La cita es en tu alma..."

Éste es mi último comunicado público. Ya he reunido a los que respondieron al llamado. A partir de la siguiente luna, empezaré a trabajar con ellos.
Cada uno de mis comunicados buscaba un propósito que ya he mencionado y que me gustaría repetir ahora:
El primero fue para hacer el llamado.
El segundo sirvió para confirmar a quién dudaba.
El tercero fue para convocar a los que tenían algo que decir y a los que debían escuchar.
El cuarto fue una charla tranquila en el centro de tu ser. El propósito fue despertarte a la luz de tu poder interior.
Y ahí terminó esa fase.
Este quinto escrito es totalmente distinto a los otros. Éste no va dirigido a los que respondieron, este va dirigido a los que ostentan el poder espiritual en las mentes de los hombres.
Es decir, que no voy a hablar a las masas. A ellas ya les hablé y respondieron los que debían responder. En este escrito voy a dirigirme a los líderes espirituales del mundo.
Estas palabras van dedicadas a ellos.
Si tú no eres líder de escuelas, de grupos espirituales o espiritistas, órdenes esotéricas o religiones estas líneas tal vez te parezcan huecas o demasiado duras, pero entiende que no van dirigidas a ti.
A los líderes les voy hablar claro, porque sé que me entienden, aunque el entendimiento no implica aceptación. Voy a conversar a veces con sus conciencias y a veces con sus almas. Algunas partes les parecerán confusas, sin sentido, pero llevan otro destinatario, les hablo a sus almas. Y el alma no se comunica con el lenguaje común. Al alma se le habla en símbolos. Para que no sea interferida por la mente que teme perder su hegemonía.
Hay un espacio para la mente y otro para el alma, ambos coinciden dentro del ser humano pero muchas veces no se tocan, la mente no lo permite.
Este escrito lo hará.
Así que no temas leer lo que te abrirá a tu alma. Si en el camino sientes que no puedes terminar de leerlo, no te preocupes, significa que no será tu tiempo. Significa que las palabras llevan un poder mayor al que tu mente puede resistir.
Pero si terminas de leerlo y al cabo de un cierto tiempo entras en crisis dentro de tu fe o de tu camino, tampoco te preocupes, significará que ha llegado el tiempo en que decidas si tu compromiso es con la verdad o con la institución a la que sirves.
Yo Soy Melquizedek el guardián de la luz.


1. A LOS QUE SE DICEN PASTORES DE HOMBRES

Hubo un tiempo en que el más alto servicio a Dios era guiar a sus ovejas. Eso fue, hace muchísimos años, cuando el hombre era otro, cuando otras eran sus necesidades y no había manera de que la educación espiritual llegara a todos por igual. Fue antes de que se inventara la imprenta y los libros, las computadoras y las televisiones.
Ahora es distinto. Los hombres no son ovejas.
Pero muchos guías espirituales siguen siendo pastores.
Y los pastores sólo saben hablar con las ovejas. Las guían con varas para que retomen el rumbo que el pastor quiere pues de lo contrario, recibirán golpes correctivos.
Las ovejas atienden al pastor y no deben salirse del rebaño, pues ellas no tienen libertad, pertenecen a ese pastor.
Sólo él puede guiar sabiamente a sus ovejas y se enfada en caso de que alguien ose quitárselas.
A las ovejas no se les puede dar razones del porque se les piden ciertas cosas y, por su parte, las ovejas no pueden entender a su pastor, sólo saben obedecer.
Pero las que no eran ovejas terminan siéndolo. Y las que ya eran, viven felices al lado de su pastor que primero las asusta y después las cobija cuando tienen miedo.
Por eso los pastores no sirven a Dios, sino sólo a su ego que por necesitar sentirse útil, busca ofrecer un servicio, a su juicio, noble y agradable a Dios, aunque en realidad, el único servicio que hace es esclavizar las mentes de los hombres y crearles una dependencia hacia su persona.
Si tú te haces llamar pastor entre tu rebaño, ten cuidado de no caer en esta categoría de líderes pues estás equivocando el camino.
También hubo un tiempo en que los guías debían cuidar a su pueblo de no caer en tentaciones. Y les hablaban de los 7 pecados capitales. En el mundo había tantas tentaciones que era muy difícil pasar limpio por el valle del pecado.
Nacías del pecado y por tanto debías ser purificado. El más leve pensamiento salido de tu mente impura y terrenal te condenaba. Pero gracias a que existía la iglesia, podías contar con el perdón de Dios.
Nada te podía salvar excepto tu entrega incondicional a Dios y a su iglesia.
El paraíso ya estaba apartado por la iglesia. Nadie llegaba al padre sino era a través de su hijo y, por supuesto, de su iglesia que como representante de su hijo podía en su nombre perdonar a cuantos se lo pidieran.
Triste mundo el de los hombres y mujeres que desde que nacían eran condenados al pecado y al infierno a menos que se acogieran a la iglesia que era la única que podía salvarlos de la condena eterna.
Triste herencia de una iglesia que se cubrió de costras, inspirando el miedo y tratando de ganar el control de las mentes de los hombres.
¿Cuántos de los feligreses van a la iglesia con el gozo de escuchar la palabra divina y cuántos lo hacen por el temor de caer en pecado? ¿Cuántos más por costumbre?
Y ¿ésta es la iglesia que busca salvar a los hombres?
Si tú perteneces a una iglesia que para ganar el control de sus feligreses les inspira temor, sería mejor que recapacitaras y retomaras el camino del amor, porque el tiempo llegará en que se te pedirá cuentas no por el número de personas a las que hablaste, sino por el número de personas en las que inspiraste el amor a Dios.
Si eres de los que pertenecen a las religiones que hablan más de los demonios que de Dios. Si en tu discurso invocas más al demonio que a Dios, entonces no te extrañe que el día de tu final el que llegue a recogerte no sea yo o uno de mis enviados, sino el mismo demonio al que tantas veces mencionaste.
Las iglesias están llenas de hombres y mujeres de buena voluntad que tenían sueños de servicio a Dios, pero terminaron sirviendo a su iglesia.
Anhelaban servir a los hombres y mujeres del pueblo y terminaron obedeciendo a sus jerarcas.
Esa es la tragedia de las instituciones religiosas: Nacen un día sirviendo a Dios y a sus criaturas, luego crecen y maduran, los que antes amaban al servicio, sienten ahora que deben amar a la iglesia que les permitió prestar ese servicio.
Luego, ese amor a la institución los va induciendo a cuidar de ella más que al servicio. La institución crece de la mano de aquellos que fueron beneficiados por ella y ahora la defienden a morir, poco a poco se va perdiendo el verdadero sentido de la iglesia y llega el día en que la institución ha crecido tanto que es menester cuidarla para que se mantenga fuerte, tiene entonces el sacerdote o pastor dos amos: el Dios del cielo a quién nunca deja de orar y su iglesia que ahora necesita de él más que nunca.
Pero la jerarquía eclesiástica está formada por los hombres y mujeres que mejor sirvieron a la institución... no a Dios.
Por eso, tarde o temprano todo sacerdote debe decidir entre seguir al Dios que siente dentro de él, en su alma, o a la iglesia que le pide hacer cosas que no son las que él desea. Ahí empieza la crisis del nuevo sacerdote.
Pero la iglesia tiene siglos de tradición y le sobra experiencia para atender estas crisis. Tiene respuestas para cada crisis posible que pueda aparecer en la pobre alma atribulada de un humilde sacerdote que sólo desea servir a Dios.
Pronto aparecerán sus mentores, el anciano y noble sacerdote que le aconsejará que mortifique a su alma para que aparte de él esas dudas mortales que sólo pueden provenir del demonio que lo está sometiendo a prueba.
Nuevamente el temor... para ganar el control.
Por eso hoy les vengo a decir: No teman, dentro de toda iglesia existen los guardianes de la verdadera tradición, o de la verdadera fe, aquellos que saben en su corazón de los desvaríos de su organización. Y son ellos a quienes hoy les hablo:
Antes que la iglesia está tu Dios, antes que tu iglesia está la verdad eterna. Antes que la iglesia fuera, el Hombre ya existía en el mundo.


2. A LOS JERARCAS DE LAS RELIGIONES

El Hombre ha querido honrar a Dios de muchas maneras y en su deseo de simplificar las cosas ha entregado su inocencia a las iglesias.
Las religiones son instituciones erigidas para acercar a Dios a la humanidad. Todas nacieron de seres inspirados muy espirituales, que se mostraron ante el mundo, como hijos de Dios realizaron grandes cosas y enseñaron un camino.
Ellos hicieron el camino. Ellos eran el camino. Ellos eran la muestra de cómo debe vivirse en la Tierra. De cómo debe amarse a Dios, de cómo debe servirse a los hombres.
Luego llegaron aquellos que defendían al profeta. Aquellos que fueron seguidores de él, del Mesías, del que les mostró el camino.
Después los siguieron los estudiosos, los que interpretaban todo, los que escribieron lo que el profeta dijo o los que interpretaron lo que el profeta quiso decir, o los que adaptaron las enseñanzas del profeta para los tiempos que estaban viviendo, o los filósofos, teólogos y pensadores que conformaron un sistema de vida, de pensamiento, construyeron una fe y sintieron la necesidad de que esa enseñanza no se perdiera, que trascendiera que pudieran recibirla todos los hijos de la Tierra en los años por venir y así, poco a poco, se fueron construyendo las iglesias.
Y vivieron sanas, hasta que hubo alguien que queriendo mejorar la iglesia, adaptó algún pasaje, alguna enseñanza que le parecía bella y necesaria, en una regla. Pero esa regla llevó a otra y a otra. Y en las justificaciones que se daban, fue necesario hablar de lo que pasaría si la regla no se respetara, entonces nacieron las amonestaciones y de ahí el código de ética y el reglamento... los seres humanos empezaban a cuidar "la iglesia de Dios". Y al mismo tiempo, los hombres y mujeres empezaron a olvidar la "Obra de Dios".
Y en algún momento surgieron los descontentos, los que motivados por las injusticias que vieron dentro de la institución, se apartaron, algunas veces inspirados por su alma y otras por su solo descontento y fundaron nuevas corrientes, nuevas formas de adorar a Dios y el ciclo volvió a empezar.
Esa ha sido la historia repetida una y otra vez. Los seres humanos son los mismos seres así hablen italiano, árabe, inglés o francés.
Mas la hora ha llegado. La revolución silenciosa ha iniciado. Por ahora sólo se les pide que hagan el cambio en su interior. No hagan nada que los revele como parte de este movimiento. Sólo mediten. Mediten mucho, entréguense a su alma. Ahí estaré yo. Esa ha sido mi promesa desde el primer comunicado, ahí los estaré esperando.
Yo les prometo que pronto, más pronto de lo que se imaginan, recibirán instrucciones ahí, en su interior, nuestra revolución está formada de almas entregadas al servicio, que aman a Dios y saben que él los escucha.
Sepan en su interno que por encima de la institución a la que pertenecen, se encuentra la humanidad y por encima de ella se encuentra Dios.
Estas líneas son para ustedes, que todavía vibran con el amor. A ustedes los llamo.
Pero si tú que lees esto formas parte de los que defienden la iglesia. Si tú eres de los que piensan que este escrito está inspirado por el demonio. Déjame decirte que hace mucho tiempo, el demonio ya se apoderó de ti. Y es él quien te impide ver la luz. Es él quien te dice que protegiendo a tu institución proteges al mundo, es él quien te mueve los labios al hablar y te inspira el temor, que luego difundes en tus discursos a los que tienen el infortunio de escucharte.
Contéstame sólo unas preguntas:
¿De dónde han salido los cientos de reglamentos (en algunas religiones miles) con que se protege la iglesia?, ¿fueron inspirados por Dios?
¿De dónde han salido las disciplinas con que encadenas a los que profesan tus creencias?, ¿de Dios?
¿Explícame cómo la vida sencilla y de amor que vivió aquél en quien basas toda tu enseñanza, se transformó en la institución compleja, llena de poder y riqueza, en medio de mafias y traiciones en la que hoy trabajas?
Observa la vida que llevas: ¿cuánto de tu tiempo lo dedicas a la obra de Dios y cuánto a tu iglesia?
Entonces... ¿a quién sirves: a Dios o a tu iglesia?
No te engañes. Hace mucho tiempo que decidiste servir a la iglesia y dejar que tus inquietudes personales las resolviera el tiempo.
Ya dejaste de ser el novicio que buscaba estar cerca de los seres humanos y servir a Dios a través del servicio a los demás.
Te has convertido en jerarca. Eres parte de una institución añeja que se torció.
Por supuesto que estoy hablando de todas las religiones. Puesto que todas ellas tienen más de 200 años de haber sido creadas.
Este será el último llamado que hago públicamente. Todavía tienes tiempo para recapacitar y entregarte a esta revolución silenciosa. Nadie se enterará, las citas son el corazón de cada uno. Nadie escuchará lo que digas ni lo que pienses, nadie sabrá que dentro de ti la chispa ha revivido, que vuelve a iluminar el sendero de tu alma.
Si decides encontrarme, sólo búscame dentro de tu corazón, todas las noches, ahí estaré, ten paciencia, yo te hablaré.
Yo Soy Melquizedek... el que conoce a todas las religiones porque las he visto nacer, crecer y torcerse.


3. ¿SIRVES A DIOS O A TU IGLESIA?

Pero no únicamente las religiones se han enseñoreado en el mundo. También las órdenes monásticas han crecido enseñando el servicio y promoviendo el amor a la humanidad.
Para ellas también tengo algunas palabras.
El Hombre fácilmente pierde la orientación entre lo que es el camino espiritual y la necesidad de mantener fuerte la institución que lo hace posible.
Uno es el camino que el ser humano siente en el corazón y que lo lleva a buscar a Dios y otro muy distinto el que ofrecen las instituciones que han interpretado de manera particular esa necesidad y han construido un medio para servir a la humanidad.
Toda institución de servicio requiere administradores. Ellos están ahí para dirigir la institución, para asegurar su sustentabilidad, su permanencia, su sana economía y demás requerimientos que las leyes de cada país les exijan. Pero ellos no pueden dictar las acciones que deben darse en el camino de servicio, que originalmente las inspiró a formarse. Esas acciones deben estar inspiradas en el amor a Dios, en esas entregas místicas que sólo aquéllos que son movidos por el fuego de la pasión al servicio pueden experimentar.
Los primeros sirven a la institución, los segundos son los que pueden servir como guías de los que inician, son los verdaderos servidores de Dios.
No se puede servir a dos amos.
El administrador debe tener su mente puesta en la organización.
El servidor, la debe tener puesta en Dios.
Los primeros deben estar a las órdenes de los segundos, porque primero es Dios y luego la institución que le sirve. Cambiar el orden significaría que Dios atiende a su iglesia primero y a los sus hijos después y nadie puede fijar a Dios una prioridad que no tiene.
Siempre será primera la humanidad y después las organizaciones construidas para ello. Primero el ente físico y luego el moral.
Cada religión y orden monástica tiene un consejo religioso, alguien que decide en el máximo nivel las acciones que deben emprenderse. Pero dentro de ese órgano máximo es fácil ver que quienes lo dominan están poseídos por el deseo de poder, de dominio. Es normal que las almas más sensibles a las irradiaciones del amor de Dios, aquellos que "saben" la voluntad de Dios y la perciben no son las almas de carácter ni las que dominan esos Consejos. Es natural que aquél que detenta el puesto sea la persona de carácter fuerte y firme, que cuida de que las cosas se lleven según el orden establecido, el problema es que siempre es "el orden como él lo entiende".
Esta es una consecuencia natural de la forma como las organizaciones están construidas en la Tierra. Siempre dominará aquél que puede hablar más fuerte, el que es capaz de tomar acciones más radicales y que de alguna manera ha adquirido el poder bajo cualquier tipo de maniobras, no siempre muy honestas.
Al final el jerarca es nombrado, ya sea como coordinador de una junta de consejeros o como máximo director de una institución, pero siempre será un administrador. Aquél que cuide a la institución, siempre su preocupación será primero la institución, luego Dios.
Pero esos administradores, cuando se quedan solos, en el rincón de su habitación. Cuando ya las luces se apagaron, cuando no quede nadie más que sus pensamientos y su oración a Dios, ellos se justificarán diciendo que todo lo que hicieron fue necesario por su iglesia. Que todo lo han hecho por la iglesia que es de Dios. Que si algún pecado han cometido ha sido por amor a Dios y a su obra... y esperarán... y esperarán... una señal, algo que les indique que Dios les escuchó.
... pero sólo el silencio recibirán como respuesta.
Porque a Dios no le interesa una iglesia que para mantenerse viva entre los hombres tenga que violar sus derechos, o construir intrigas, levantar falsos testimonios y tantas y tantas cosas más.
Por eso es que se requiere una revolución silenciosa.
Las iglesias están en crisis, las grandes organizaciones religiosas están en crisis porque el tiempo ha llegado en que la humanidad despierte.
Si pudiéramos comparar la historia humana con las estaciones del año, diríamos que la primavera está próxima y los retoños empiezan a asomar por entre las ramas.
Miles de hombres, mujeres y niños empiezan a despertar en todo el mundo. Ellos no requieren educación espiritual, no del tipo que las iglesias imparten. Ellos lo que requieren es un mundo de amor y de paz. Un mundo de manos enlazadas y trabajando por resolver los conflictos del pasado.
Para ellos es para quienes vamos a armar esta revolución silenciosa. Este movimiento de transformación social.
Un movimiento libre de fronteras, de egoísmos, de fanatismos, de clases sociales. Un movimiento que parta de lo más fundamental: El Ser Humano. Con todas sus necesidades y anhelos.
Es la nueva sociedad que ha venido despertando y que se apresta a brotar con tal plenitud que no habrá nadie en el mundo que pueda parar la cantidad de transformaciones que se generarán simultáneamente en cascada en todos los órdenes de la vida.
Pero es menester hablar del mundo superior. El mundo de donde procede la vida.
Y por eso he mandado este escrito.
Para decir al mundo lo que debe escuchar y lo que debe identificar como mentira. Lo que debe reconocer como una invención humana que busca ganar adeptos y reconocimiento.


4. LOS MECANISMOS DE LA MENTE

El ser humano siempre ha requerido de instrucción espiritual.
Pero la busca más en lo externo que en lo interno. Ése es su error.
Es aquí donde las religiones, las órdenes religiosas, las escuelas esotéricas y demás organizaciones espirituales lo confunden.
El mundo espiritual no se le revela de manera total y simultánea, la revelación es gradual y depende del desarrollo del que lo percibe.
La humanidad es una entidad en evolución, desde el principio de los tiempos el ser humano se ha ido acercando a Dios y poco a poco ha ido develando sus misterios. Por esta razón es que hay diferencias entre la fe que guiaba al Hombre de las cavernas y la que hoy inspira al ser humano moderno. Por esta misma razón, las religiones han tenido que ir transformando sus enseñanzas para adaptarlas a las necesidades más actuales.
Pero en esta búsqueda de comprensión, el ser humano ha desarrollado una serie de opciones que le han permitido caminar en paz consigo mismo y con los demás. Estos senderos son serios y muy necesarios, pues corresponden a la verdad que gradualmente el ser humano va develando de la divinidad. Corresponden a los siguientes capítulos de la permanente revelación que el cielo concede al Hombre.
Pero también las hay que sólo buscan el espectáculo y la sorpresa. Captar la atención de los creyentes y mantenerlos atentos a cualquier información que ellos emitan. Grupos y organizaciones que no enseñan nada, que no desarrollan a su seguidor y sólo lo llenan de temores e inquietudes. Hacen alardes de un lenguaje pseudocientífico y sólo confunden a los que no tienen la formación suficiente para desenmascararlos o descubrir la falsedad de lo que afirman.
Me estoy refiriendo a los maestros espirituales que se presentan con nombres extraños y como pertenecientes a dimensiones de existencia superiores que hablan de cosas impactantes y eventos que nunca se realizan pero mantienen a los creyentes atentos a todas sus palabras.
Algunos de ellos hablan de sucesos que nunca pueden ser demostrados o bien dan explicaciones de cosas que recién ocurren pero nunca con posibilidad de demostrarlos.
A ellos es a los que quiero dirigirme. Y no tanto a ellos sino a los hombres y mujeres que se dicen inspirados por ellos.
En primer término, deseo recordar que todos ellos buscan servir. En efecto, todos ellos tienen el firme deseo de servir a la humanidad, pero no han tenido la guía adecuada para entender lo que les está pasando.
Tienen gran capacidad para conectarse con una parte de su cerebro que es capaz de generar este tipo de información y con la suficiente independencia de su mente consciente que los hace creer firmemente que están recibiendo información de seres extraños a ellos mismos. La realidad es que es su propia mente la que les hace experimentar esos mismos estados.
No hay un problema cuando se busca de manera sincera la verdad espiritual. Lo hay cuando en el caminar, la persona se siente con capacidad para enseñar a otros el camino y tanto ella como los seguidores son engañados por el fenómeno mismo.


5. A LOS CANALIZADORES

El ser humano posee en su mente capacidades que todavía no terminan de estudiarse. Una de ellas es la capacidad para vivir varias existencias en una sola.
La mente humana puede crear otras realidades dentro de su cabeza y pensar firmemente que ellas son tan válidas como la que está experimentando físicamente.
El ser humano puede crear a otros seres con aparente independencia de su propia mente y fabricar toda una serie de experiencias que conformen una filosofía del espíritu. Para él, todo lo que afirme será válido y real, él no tendrá la capacidad de ver lo que para un observador ajeno y objetivo será obvio.
El hombre puede ser engañado fácilmente por su propia mente y hacerle pensar que está siendo guiado por inteligencias superiores. Así es como han aparecido toda una serie de supuestos maestros espirituales que han venido guiando a los sinceros buscadores de la verdad. Sinceros pero ingenuos.
Por eso es que en esta ocasión deseo dirigirme a estos hermanos que han venido canalizando estas comunicaciones y que circulan por todo el mundo entre los creyentes y seguidores de la filosofía espiritual.
No voy dirigirme a los seguidores, mis palabras van para los canalizadores, contactados, médiums o personas que se sienten tocadas por estos seres superiores.
Les he dicho que la mente tiene una enorme capacidad para crear realidades diferentes de las que normalmente percibimos. Les he dicho que ustedes pueden ser víctimas de su propia mente al hacerles creer que han sido contactados por seres espirituales que les traen anuncios y mensajes de cosas importantes que el mundo debe saber.
Yo afirmo que efectivamente estos contactos existen pero en la actualidad la mayoría de los que se dicen contactados en realidad están siendo engañados por su propia mente.
Les pido en honor a la verdad y a su compromiso con el servicio que han decidido prestar a la humanidad que hagan las siguientes pruebas a sus supuestos maestros espirituales.
Primero observen el tipo de comunicaciones que han estado recibiendo: léanlos de manera tal que extracten toda la enseñanza que les han comunicado. Busquen entre líneas y vean si esos escritos aportan "enseñanza", verifiquen que haya verdades ahí que realmente les hagan más sabios, que les permitan comprender mejor la vida y que los dejen más en paz consigo mismo.
Segundo: ahora vean si le esencia de los mensajes o comunicados son los anuncios. La mayoría de los supuestos mensajeros gustan de anunciar cosas como si fueran noticieros de lo espiritual: energías nuevas que llegan, dones que se otorgan, llegadas de seres espirituales a la Tierra, ascensiones de seres importantes, conspiraciones misteriosas que nunca se revelan en la realidad, etc. Si esa es la verdadera naturaleza de tus escritos, pregúntate si no estarás siendo engañado por tu propia mente que busca reconocimiento. Porque este tipo de comunicaciones, lo único que hace es captar creyentes que siempre están esperando a que les digan que el mundo se va a acabar o que grandes acontecimientos y eventos espectaculares están a punto de ocurrir, pero no aportan enseñanza.
Estos son los noticieros de lo espiritual. Nunca se puede demostrar lo que afirman, la mayoría de las veces se equivocan, nunca anuncian los grandes eventos que conmueven al mundo pero los explican a la perfección una vez que han pasado. Sólo predicen lo que no puede ser demostrado.
Si tú eres uno de estos generadores de anuncios. Tengo algo que decirte.
No estás siendo contactado por ningún maestro espiritual. Todo este tiempo ha sido tu mente la que te ha tenido trabajando creando anuncios para alimentar a todos esos seguidores que han venido creyendo en ti. Ahora te sientes comprometido con ellos que de alguna manera les debes mucho del reconocimiento que te han dado, pero no ha sido cierto nada de lo que has afirmado.
Sé, que sientes la necesidad de comunicarte con esa "inteligencia superior" para conocer su opinión acerca de esto que te estoy diciendo... No lo hagas aún. Déjame decirte algo más.
Quiero que recuerdes lo que afirmé al principio de este capítulo. La mente humana tiene la capacidad de crear mundos alternativos, tus propias creaciones, dentro de tu mente. De antemano te afirmo que tu "ser espiritual" se va a defender diciendo que él es tan real como tú o como yo. La mente trabaja para defender su propia visión de la realidad, hará lo que sea necesario para no cambiar su propia forma de pensar. Pero lo que has hecho demuestra que tienes la capacidad de acceder a esta facultad mental que pocos seres humanos han desarrollado: la de desconectar su mente consciente y entrar a otra realidad mental donde funcionan nuevos mecanismos y donde tus posibilidades son muchas, como te mencionaré a continuación.
Primero: tengo que decirte algo aunque te parezca duro pero, es la verdad. Deja ya de perder el tiempo creando mensajes que no provienen de ningún ser espiritual sino de tu propia mente conectada a otra realidad y empieza a investigar lo que tu mente puede hacer de esta otra manera.
Ya que has podido crear esta nueva realidad, tus posibilidades son infinitamente mayores para conectarte con el verdadero saber de la Tierra y de la humanidad. Es en la mente donde reside la posibilidad de que el ser humano se conecte a la sabiduría acumulada de todas las generaciones que le han precedido. Dicho conocimiento reside en estas regiones que aún no se descubren pero que la ciencia empieza a estudiar dentro del cerebro.
Haz la siguiente prueba. Relájate y háblale a ese supuesto maestro que ahora sabemos que fue creado por tu propia mente, él te llevará hasta donde se encuentra el verdadero conocimiento de la humanidad, al llamado inconciente colectivo por algunas corrientes de psicología pero que resume una infinidad de conocimientos acumulados por la sabiduría de los siglos vividos por la humanidad.
Pídele a este maestro que te hable de lo que tú ya sabes, de tu historia. Que te ayude a iniciar una serie de escritos o grabaciones, usa cualquier medio para dejar plasmado lo que te habla y donde vas a reunir todo lo que sabes de la vida.
Empieza por quién eres tú, donde naciste, quienes son tus padres, tu familia, etcétera. Sigue así, reuniendo todos los datos. Que tu maestro te ayude, reprime la tentación de que este maestro te de datos que no puedas comprobar, esa puede ser la inercia de lo mismo que hoy deseas corregir.
Después de varias sesiones, observarás que empiezas a descubrir cosas, a recordar cosas que ya tenías olvidadas. Empezarás a darte cuenta de que puedes comprender a las personas de una manera que te impresionará, estarás iniciando tu propio camino hacia el autodescubrimiento y lo que es más importante, ahora sí, estarás adquiriendo conocimiento nuevo de ti mismo y de los demás.
Sigue con estas prácticas por espacio de varios meses, hazlo diario, vale la pena. Muy pronto estarás siendo llamado para que hagas el pasaje al siguiente círculo interno de hermanos conscientes de su naturaleza espiritual.


6. EL GOBIERNO INTERNO DEL MUNDO

Tal como en las ocasiones anteriores cuando he afirmado que el ser humano busca fuera lo que lleva dentro, de la misma manera el ser humano ha venido ahora ensayando a desarrollar toda una serie de contactos con supuestos seres espirituales que están llenando rápidamente la realidad que el Hombre construye en su vida.
Ángeles, brujos, magos, maestros, seres mitológicos, dioses y diosas de la antigüedad ahora son parte de la realidad que el ser humano ha construido. Se ven en la televisión, en el cine, en las revistas, en los cursos abiertos y cerrados, están por todas partes y ahora son los protagonistas de la enseñanza que conducirá al ser humano a la nueva sociedad.
Pero el ser humano tiende a confundir lo maravilloso con lo real. Él quiere creer que la vida es como la imagina. La fe y la esperanza en un mundo mejor tienden a ser los motores de muchas de las enseñanzas de las nuevas corrientes espirituales.
Pero la vida no se ajusta a los caprichos de las personas. No es necesario abundar en este hecho inobjetable. El poder de los "decretos" se ha exagerado y las filosofías simplistas que afirman que una persona puede crearse el mundo que desee con solo desearlo, no pueden demostrar sus afirmaciones, aunque por supuesto convoquen a una inmensa mayoría de personas que buscan creer lo que en su opinión es cierto.
El ser humano está jugando a convertirse en Dios. Las últimas corrientes filosóficas espirituales están haciendo énfasis en las facultades humanas para lograr crear una realidad más acorde a los principios del espíritu. Yo afirmo que la dirección es la correcta, pero la metodología está equivocando el camino.
La necesidad de reconocimiento de parte de los guías de estas corrientes, los ha llevado a falsear las verdades y exagerarlas para hacerlas más espectaculares y atractivas a la humanidad. Los discípulos pierden la seriedad de sus investigaciones para envolverse en el glamour de las conquistas fáciles y la magia de los decretos.
Entendamos de una buena vez. El poder de la realización del verbo, la visualización creativa y la voluntad inteligentemente enfocada para influir en el mundo físico, son logros que el camino otorga sólo a aquél que ha hecho de su vida un acto congruente de armonía con el espíritu. No son juguetes que se den sólo porque la persona asistió a un curso con algún contactado.
En efecto, el camino bien llevado conduce al ser humano a toda una serie de logros espirituales que pueden ser comprobados en la realidad física, pero los discípulos que lo logran no necesitan del reconocimiento público para validar lo que ya hacen, por esta razón estos verdaderos discípulos o maestros espirituales caminan en la sombra al albergue del glamour de los grandes escenarios y de los públicos ávidos de fenómenos.
Hay toda una jerarquía de seres humanos que han venido caminando de manera seria en el sendero espiritual siempre en la sombra, en medio de la soledad que representa el comprender todo lo que ocurre a su alrededor sin poder compartirlo con las personas con las que conviven, ellos son los verdaderos guías de la humanidad, no los pseudos-maestros espirituales que sólo repiten lo que encuentran dentro de la mente de los propios canalizadores sin aportar elementos nuevos de enseñanza que ayuden a elevar el nivel de comprensión de los eventos del mundo y den la claridad que se requiere para tomar las decisiones correctas.
Estos seres que desde la sombra representan al gobierno interno del mundo, han venido trabajando desde hace miles de años bajo esta organización. Muchos saben de su existencia, muchos han querido descubrirla pero todos han fracasado por la simple y sencilla razón de que ellos son los que gobiernan a las "pequeñas voluntades de los hombres" conviven en el mundo pero son inaccesibles para el que los busca por razones equivocadas. Son ellos quienes tienen bajo su responsabilidad las grandes decisiones del mundo, trabajan desde ese punto "donde la voluntad de Dios es conocida" por lo que sus acciones son realizadas sin dudar y coordinadas por la jerarquía espiritual del mundo.
Tienen una estructura que se puede describir como círculos concéntricos en donde cada uno de ellos identifica a aquellas personas que han alcanzado un cierto nivel de evolución personal. A medida que se recorre en los círculos hacia el centro, la luz, la comprensión y evolución de estos seres es mayor. En el centro de los círculos, se encuentra el ánima mundi. El arquetipo humano, el análogo de Cristo en la Tierra.
A él corresponde decir lo que hoy estoy diciendo.


7. LA JERARQUIA HUMANA

Algunos de los grandes personajes de la historia han pertenecido a esta jerarquía de seres, pero ninguno de ellos lo ha hecho público.
La constitución de esta jerarquía constituye la garantía de que la humanidad no se encuentra perdida ni abandonada. Son ellos los que de cuando en cuando aparecen en medio del mundo y lo hacen para recordar a aquellos que detentan el poder que la humanidad no está sola y que son observados permanentemente.
Si cabe el término, podemos decir que son ellos los verdaderos ángeles guardianes de la humanidad, pero distan mucho de ser los ángeles místicos o etéricos con que a veces se identifican las visiones de los discípulos envueltos en el glamour de la espiritualidad.
No busco en este breve comunicado dictar una cátedra que explique porqué discípulos sinceros se desvían del camino, ya otros han explicado ampliamente este tema, sino llamar su atención a aquellos que estando presas de las travesuras de su mente o su ego, enrolan a otros en sus locuras y crean grandes movimientos que por decirlo suavemente, hacen perder el tiempo a grandes grupos de personas.
Todos los que asumen la responsabilidad de guiar a un grupo de seres, ya sea personalmente o a través de comunicaciones psíquicas deben saber qué están sembrando. Lo que deben averiguar es si siembran confusión o sabiduría, si siembran luz o temor, verdad o mentira, si están cultivando en sus seguidores el deseo de superación o simplemente el morbo de saber cual es la conspiración que en este momento se está gestando, o cuáles son los anuncios que de manera espectacular van a ser revelados en el siguiente mensaje.
Todos los canalizadores o mensajeros de la espiritualidad saben que el público que los sigue espera grandes anuncios de ellos, grandes promesas, grandes revelaciones que les permita satisfacer su curiosidad, deseo de aprender o simplemente su morbosidad. Saben también de la angustia que sienten ellos mismos cuando sus guías callan. Saben que muchas personas están pendientes de la siguiente instrucción para que les digan lo que hay que hacer.
Saben de la gran satisfacción que experimentan cuando reciben algún gran mensaje y también de la angustia que causa dar algún anuncio que no se realiza.
Es bajo esa presión que los canalizadores, médiums o mensajeros deben tomar una gran decisión: o son sinceros y se enfrentan a sus seguidores para informarles que sus guías en ocasiones deciden callar (aunque en realidad sean otras las razones que nada tienen que ver con los guías, tema en el que no voy a profundizar), o bien, continúan forzando un poco a su imaginación, aun a costa de falsificar algunos anuncios y sacrificar su desarrollo espiritual a cambio de satisfacer esa necesidad de guía que motiva a las masas que lo siguen.


8. LOS RIESGOS

Por esta razón este comunicado está siendo dirigido a esas personas que viven esas decisiones todos los días.
Me estoy dirigiendo a ellos para decirles que los fenómenos de la mente son infinitamente mayores de lo que imaginan. Los supuestos guías espirituales son símbolos creados por la mente del canalizador y esa necesidad humana de recibir esperanzas de un mundo superior que no entiende y del cual siempre ha querido formarse una idea.
Esto fue comprendido hace muchísimos años desde la época de Moisés, cuando se dio el ordenamiento de que "no debería formarse el ser humano ninguna imagen de lo que se encuentra en el cielo". Burdamente fue traducida e interpretada como no formarse imágenes de piedra o madera cuando en realidad la advertencia era para evitar desviarse del camino que estaba siendo marcado por estos seres del gobierno interno.
Vengo a decirles que esa capacidad de poder trabajar en los niveles mentales extrayendo información de zonas de la mente que pueden percibir extractos del conocimiento universal y me refiero a ese que subyace en la psiquis de la humanidad como raza, es una ventaja que bien utilizada puede conducir al Hombre por el sendero correcto de la evolución espiritual.
La entrada a cada círculo interior es guiada por alguno de nuestros enviados quien contacta a la persona para conducirla. Poco a poco el Hombre estará entrando en contacto con esta realidad y dejará de lado la búsqueda psíquica de realidades que no son demostrables y que sólo hacen desviar la atención de las cosas verdaderamente importantes para la evolución de la humanidad.
Hoy hago una invitación a todos aquellos que han sido contactados por entidades superiores para que observen y estudien sus escritos con un espíritu crítico y analítico.
Disóciense de ustedes mismos y vean lo que hacen mirándolo con los ojos de alguien que llega por primera vez a leer lo que ustedes reciben.
Ahora pregúntense: "esa persona ¿realmente aprende?, ¿lo hace más sabio?, ¿lo invita a mejorarse?, ¿lo ubica para que dé el siguiente paso en su evolución?, ¿lo libera de los miedos que estorban o más bien lo llenan de temor?, ¿le hacen anuncios que no puede demostrar, le informan de energías nuevas y misteriosas que están llegando y causan sentimientos de ansiedad, inquietud y mareos entre las personas sensibles del mundo?
Estas últimas frases, está claro que se cumplirán siempre, independientemente de en qué momento se pronuncien, son tantas las personas del mundo, que en algunas de ellas estos anuncios serán ciertos sin importar si tales fuerzas existan o no. Es a esto a lo que me refiero cuando digo que las habilidades de la mente son tantas que los mismos canalizadores resultan engañados por sus propias palabras.
Cuando la humanidad decidió seguir caminando satisfaciendo a sus sentidos externos en lugar de buscar satisfacer sus necesidades espirituales, definió un sendero que lo ha llevado a desarrollar enormemente su ciencia, su tecnología y su mente racional. Pero lo ha hecho increíblemente insensible a las necesidades del espíritu, el Hombre sigue siendo un analfabeta en términos de lo espiritual. Y es en estos caminos del espíritu que el ser humano debería volver a estudiar las antiguas tradiciones y a algunos de los pueblos indígenas que crecieron de manera natural siguiendo las necesidades de su ser interno. Ellos pudieron desarrollar capacidades que ahora se antojan increíbles para los científicos, pero que no son sino la consecuencia natural de atender los llamados del ser interior.
Y son estos llamados los que ahora quiero remarcar.
Como guías de multitudes o de pequeños grupos, deben entender que ustedes están satisfaciendo las necesidades de aprendizaje y de conocimiento de aquellos que los siguen. Todo lo que ustedes digan o publiquen, ya sea que afirmen ser ustedes o sus guías, va a ser seguido y escuchado atentamente por los que están atentos a sus voces y sus plumas. Entiendan la responsabilidad que tienen en este proceso. Sé que muchos de ustedes son sinceros en lo que hacen, sé también que muchos de ustedes no lo son.
Ahora voy a explicar la responsabilidad de estos hechos en términos claros para que lo tomen en cuenta cada vez que publiquen lo que reciben.
Sea que lo hayan recibido, inventado o imaginado, ustedes son responsables de todo lo que se envía a la mente de los demás. Cada idea que sale de sus mentes (independientemente que sea propia o ajena) lleva la responsabilidad de aquel que la afirma. Ustedes son sembradores de ideas y no importa quien firme lo que ustedes digan, ustedes han sido los mensajeros y eso conlleva una responsabilidad, de la misma forma como esto que escribo me confiere una responsabilidad a mí que lo estoy diciendo.
Esta responsabilidad lleva inevitablemente a consecuencias en la evolución personal que ustedes están siguiendo. Si siembran confusión, recogerán confusión, si siembran verdades recogerán verdades, si siembran luz recogerán luces.
Vuelvo a repetir, no estoy afirmando que todos los comunicados espirituales o que todos los guías etéricos sean falsos, de ninguna manera. Afirmo que más del 90% de lo que se distribuye en el mundo como mensajes de autores espirituales no tienen como autor al que afirman tener. Lo que el mensaje diga puede ser o no falso, pero los autores la mayoría de las veces serán los mismos canalizadores o médiums, haciendo uso de esa facultad especial que no se ha sabido aprovechar.
Ahora quiero comentar del mundo espiritual y de su jerarquía, tanto en los mundos superiores como en nuestro mundo.


9. COMO TRABAJAMOS

El ser humano es la máxima creación en manifestación en la Tierra. Tiene en su ser grandes facultades que desconoce y sólo ha empezado a vislumbrar ahora que la conciencia de la humanidad se ha vuelto más abierta y necesitada de guía interior.
Las religiones han fallado en su mayoría para satisfacer estas necesidades urgentes porque han desviado el camino al servir más a la institución que al Hombre.
Las nuevas corrientes filosóficas espirituales han crecido en gran medida desorganizadas y guiadas por seres que han despreciado en su momento las disciplinas de las tradiciones, para lanzarse solitarios por el camino y han despertado de manera silvestre, sin la guía de alguien que pudiera compartirles las experiencias propias del despertar espiritual. Han cometido el error de pensar que cualquier mensaje proveniente de su espíritu es verdadero, sin detenerse a pensar que el despertar es gradual y lleno de riesgos, que deben ser cuidadosamente atendidos por alguien que ya los haya vivido antes.
Hoy, muchos consideran un motivo de orgullo declararse libre pensador y no pertenecer a ninguna escuela u organización. Esta manera de pensar es ingenua y sólo revela un deseo de caminar sin responsabilidades.
Existen tradiciones que por milenios han conducido al ser humano hacia las puertas de su ser interior, a la verdadera y única Universidad Interna, aquella formada por los seres humanos que han trascendido sus limitaciones físicas y se reúnen en lo etérico para orientarse en las necesidades de la familia humana y aprender lo que sea necesario hasta convertirse en un verdadero servidor del mundo. Pero estas tradiciones no se encuentran bajo los reflectores. No hacen campañas para obtener alumnos, no afilian al que lo desea, sólo se llega por invitación de alguien que ya está dentro.
Estos hombres y mujeres espirituales han venido sirviendo de manera callada en el mundo desde hace milenios de años, y sólo de cuando en cuando se hacen públicos para alguna misión particular que es menester realizar, pero inmediatamente vuelven, si les es posible, al abrigo de la soledad para seguir con ese camino que es mil veces más valioso que cualquier reflector del mundo exterior.
He afirmado que el sendero al centro del mundo está formado por círculos concéntricos de conciencia. En cada uno de ellos se localiza un grupo de seres que han alcanzado un nivel de conciencia necesario para mantenerse trabajando desde ahí. Es desde ahí que se influencia en el mundo. Es desde ahí que se trabaja para conducir a las naciones. Ahí se toman decisiones que tienen que ver con el devenir del mundo. Ahí se atienden las crisis y desde ahí se observa al ser humano.
Sé que sus mentes preguntan porque hay tantos problemas en el mundo si está siendo dirigido por seres sabios y espirituales. La respuesta es sencilla. Nosotros no podemos contravenir el libre albedrío de cada ser humano, nosotros somos la porción consciente de la humanidad que sabe las consecuencias de cada acto y decisión que se toma, nosotros intervenimos a través de consejeros que tenemos en muchos partidos políticos, y en ocasiones a través de presidentes de países que hemos podido colocar en medio de la sociedad, pero competimos contra otros seres humanos que también tienen sus propias ideas y aún cuando nosotros propongamos acciones específicas, la humanidad puede decidir hacer otra cosa. Nuestro trabajo se divide en proyectos que vamos planeando según la prioridad que tengan en cada comunidad en que participamos, pero no decidimos todo lo que se hace en el mundo.
Nuestra organización concéntrica es análoga a la jerarquía que existe en el cielo, donde los guías espirituales de la humanidad, encabezados por el Cristo Cósmico, toman decisiones sobre la mejor manera de guiar al mundo. Ellos no pueden intervenir en la humanidad por no ser parte de ella, ellos actúan sólo a través nuestro que somos su reflejo y manos trabajando en el mundo.
Ellos conceden guía e instrucción a grupos de hermanos alrededor del mundo, tienen sus propios discípulos, pero sus comunicados siempre tienen el propósito de guiar y educar a la humanidad. Los guías de la humanidad que no educan trabajan con propósitos específicos en misiones especiales y jamás pierden tiempo ni energía revelando anuncios que sólo desvían la atención de los seres humanos o los llenan de incertidumbres sin ningún propósito superior. Además, ellos se retiran tan pronto la misión fue completada. No hay razones importantes para mantenerse en la Tierra si no hay un fin específico alineado a la Voluntad de Dios.
De la misma forma, puedo afirmar que los guías que imparten instrucción en la Tierra a través de mentes de hermanos que han alcanzado esa capacidad, siempre presentan enseñanzas que gradualmente irá subiendo el tono vibracional de los que la siguen. Siempre habrá un propósito de trascender a través de la instrucción. Cuando el grupo no sea obediente o dócil a la instrucción, el guía se retira para dar tiempo a que el grupo madure sus propósitos y reconsidere su disposición a trabajar, difícilmente encontrarán a un guía verdadero que haya trabajado por mas de 30 años con algún discípulo particular, aunque los y las ha habido en el pasado.


10. EL SALTO CUÁNTICO

La Jerarquía Humana se ha venido reuniendo desde el principio de los tiempos para decidir la mejor forma de guiar a la humanidad en el descubrimiento de sus capacidades y el cumplimiento de su misión como raza. En estas reuniones se han escrito muchas veces los destinos del mundo. En ellas se han atendido crisis que la propia humanidad ha generado básicamente por su ingenuidad y deseo de poder.
Somos nosotros quienes hemos resguardado la sabiduría del mundo, somos nosotros quienes hemos iniciado las verdaderas tradiciones espirituales de la humanidad, y mantenemos el vínculo con muchas de ellas a través de guardianes que nosotros mismos hemos enviado con ese propósito. Actuamos desde atrás de la escena pública, no buscamos reconocimientos ni necesitamos autenticar nada, no demostramos quienes somos, ni estamos interesados en debatir nuestras formas de trabajo, no hay necesidad. De cuando en cuando, alguien de nosotros sale al mundo a recordar que hay una jerarquía de seres conscientes vigilando al mundo y les pedimos que reconsideren alguna cosa. Así es como se han escrito algunos libros que hablan de contactos con nosotros.
Esta vez es diferente.
En esta ocasión, los tiempos han marcado un momento importante que debemos todos reconocer, y es por esta razón que me hago presente para decirles esto de manera clara y sin dejar dudas.
En estos cinco comunicados he mencionado lo que considero más importante para todos ustedes. Todos ellos llevan el propósito de orientar a ciertos grupos de pensadores y personas influyentes en la sociedad, juntos forman un camino para la conciencia. En ellos se ha vertido todo el sentido del caminar espiritual de manera muy sintética. Todos los estudiantes, guías y líderes espirituales del mundo harían muy bien en estudiarlos con detenimiento porque cada palabra ha sido medida en sus consecuencias y lleva encerrada ciertas claves que cuando son puestas en práctica, revelan toda su plenitud.
EL Mundo Superior al que me refiero en el título de este último comunicado tiene que ver con la Jerarquía Cósmica que dirige los destinos de este planeta.
Nosotros somos el reflejo de ellos en la Tierra, y como he mencionado mucho de nosotros, no necesito repetir lo mismo para hablar de ellos. Debo decir, sin embargo, que en este trabajo que se viene desempeñando desde el principio de los tiempos, cada uno de los que leen estos escritos tiene un rol que debe cumplir. A cada uno de ustedes le corresponde un hilo dentro del gran tejido cósmico que todos venimos tejiendo. Somos una gran familia que hemos venido creciendo en número y en conciencia. El crecimiento es natural por ciertas leyes cósmicas que deben cumplirse, el despertar de conciencia va inscrito en el ADN espiritual que cada ser humano trae al nacer y que al igual que en el cuerpo, gobierna los tiempos en que el organismo humano debe desarrollar tal o cual función, así en la raza humana, decide el momento justo en que la humanidad debe despertar a tal o cual conocimiento.
La evolución de la especie humana ha sido regida desde el génesis, por leyes cósmicas que escapan a la comprensión humana, simplemente porque el Hombre decidió estudiar mejor al mundo de los sentidos en lugar de estudiar el mundo interior. Esa es la única razón, los tiempos marcan que el ser humano ahora se prepare para un salto cuántico de conciencia. Aunque me gustaría aclarar el significado del salto cuántico.
La evolución de la especie humana es gradual, lo he afirmado y en ese sentido es fácil verlo en la evolución de la sociedad. Sin embargo, al igual que ocurre en las mutaciones de la biología, de pronto aparecen especies que se diferencian de las predecesoras en algo significativo "que no fue gradual", a esto le llamamos un salto cuántico de la evolución; se dice en la ciencia que no todas las mutaciones son benéficas para la especie y muchas de ellas mueren, nosotros decimos que esos no son saltos cuánticos, son simplemente ensayos que fallaron.
La especie humana ha tenido muchos de esos ensayos que han fallado en producir saltos en la evolución, los hemos tenido presentes en la historia, el último de ellos produjo la que ustedes llamaron segunda guerra mundial. Pero el tiempo ya ha producido la experiencia adecuada, los preparativos se están terminando, éste es, de hecho, uno de los últimos preparativos.
Mi llegada y mis cinco comunicados son parte ya no de los anuncios que se dieron desde principios del siglo pasado sino una muestra de que efectivamente el cambio ha iniciado.


11. PALABRAS FINALES

Muchas cosas estarán pasando que los harán recodar estos comunicados. La humanidad está viviendo momentos especiales de decisiones importantes. Dentro de los laboratorios, dentro de los gobiernos hay decisiones que hoy más que nunca definirán los rumbos que la humanidad tome como especie humana.
La investigación en la genética y las inversiones para la búsqueda y desarrollo de nuevos combustibles estarán fijando los nuevos caminos que la humanidad irá tomando en el futuro inmediato. Este tipo de decisiones que se dan en la sombra de las pequeñas oficinas de algún despacho de gobierno, o en la obscuridad de los privados de los jefes de grandes laboratorios, son las que determinan los rumbos y la historia que la humanidad estará escribiendo en el futuro. Es ahí donde nosotros buscamos influir. Una vez que la decisión se toma, el resto es simple trámite burocrático.
Nuestros enviados están por todo el mundo, se hacen presentes en medio de muchas compañías que trabajan en creaciones que definirán al mañana y en gobiernos que buscan soluciones para los males de sus pueblos. Nosotros actuamos desde la raíz del problema, muchas veces antes de que los propios protagonistas sospechen siquiera que van a tener que decidir entre dos opciones importantes para la humanidad. Es por eso que difícilmente salimos a la escena pública, los reflectores apuntan a los frutos maduros y nosotros buscamos sembrar las semillas adecuadas o retirar los malos frutos antes de que hagan daño.
Quisiera dedicar mis últimas palabras al verdadero buscador de la verdad espiritual. Más allá de si viste un sencillo sayal1 o una lujosa túnica de seda y lino.
El camino es el mismo para las sandalias que para las zapatillas de cristal.
Las pruebas son las mismas para el peregrino que para el líder de multitudes.
Los hermanos mayores no hacemos distinción por la vida pública o privada que cada uno de los hermanos realiza, nos interesan las conquistas privadas que han realizado en su corazón y que se reflejan en el alma.
No hay mérito especial en dirigir una organización mundial si no se hace con la luz inspirada del alma y la obediencia que nace de la humildad.
Nosotros somos tu familia y te estamos esperando. La tarea ya empezó en sus etapas finales, nos están faltando tu corazón, tus pies y tus manos.
La cita es en tu alma. Ahí estamos y ahí estaremos. No te preocupes si al principio sólo recibes soledad y silencio. Esas son las primeras cámaras que conducen a la luz del alma, hay que recorrerlas para llegar hasta donde te esperamos.
No intentes buscar a quienes han difundido estos comunicados, ellos han sido sólo los difusores, a ellos se les encargó esa tarea. Ellos no están trabajando directamente conmigo, tienen otras misiones. Yo soy quién me he acercado a ellos y les he pedido este trabajo. Ellos lo realizaron y muy pronto van a dejar este proyecto para seguir con su camino.
No te hagas más preguntas vanas, simplemente entra en meditación y empieza a recorrer el camino.


12. EL FUTURO INMEDIATO

Te voy hablar del futuro inmediato.
Nada especial pasará en los próximos días por llegar. No te voy hablar de anuncios espectaculares ni de profecías que te mantengan asomándote a la ventana o al televisor. No. Te voy hablar de tu futuro inmediato.
No me interesan los acontecimientos que ocurren fuera de tu ser. Me interesa lo que ocurre dentro de ti.
Tu futuro, es el único que me importa. Si de verdad estás en la búsqueda del Reino de Dios ya te he dejado instrucciones sobre cómo hallarlo. Tu mente está herida de muerte. He sembrado semillas que la transformarán. Poco a poco, esas semillas irán creciendo conforme vayas viendo las señales.
Señales que siempre han estado pero que ahora empezarás a observar. El mundo te parecerá distinto. La verdad espiritual se asomará a tu vida y pronto encontrarás un sentido diferente a cada una de las cosas triviales que hacías.
El mundo espiritual ha dejado de ser una mera aventura intelectual para transformarse en una realidad cercana a ti pero invisible a los demás. Te reconocerás como un caminante espiritual que viaja por el mundo siguiendo la luz interior, sabiendo que alguien te espera. Te reconocerás actor o actriz de muchos roles que ahora jugarás divirtiéndote porque de pronto empiezas a saborear la libertad de saber que lo que haces es opcional. Que tú tienes la decisión de mantenerte en esa obra o escoger otra. Verás a tus hermanos como compañeros de viaje, tal vez dormidos, porque no aciertan a descubrir que todo lo que se vive en el mundo es la fantasía de la mente, ella lo ha creado y luego la ha transformado en el único mundo que ve. Son esclavos de sus propias creaciones.
Esa es la libertad que empezarás a saborear, y con esa conciencia poco a poco te preguntarás si todo esto que has leído en realidad se puede cumplir en tu vida. Empezarás a considerar que tal vez, lo que decían los comunicados era cierto y hay alguien esperándote. Poco a poco te estarás acercando a esa cita mística que sólo los que caminan pueden disfrutar. Tu mente empezará primero a analizar posibilidades, luego se volverá un deseo inmenso de que se haga realidad, tal vez llegues al punto de obsesionarte con el hecho de que hay hermanos que te observan tan sólo para esperar a que des el paso definitivo para llegar y presentarte ante la verdadera hermandad de la luz.
Quiero que sepas que si todo esto te ocurre... estarás cerca.
Te voy a pedir paciencia. La mente juega también un papel importante en el momento que te estás acercando. Recuerda que todo es cuestión de vibración. La puerta se toca con una nota adecuada, sólo si la nota es la correcta la puerta se abre. Por eso es importante la actitud, la firmeza, la preparación, la disposición a trabajar y no tanto el deseo de llegar.
Hay un momento en que se es niño espiritual y se busca al papá Dios que conceda todo por amor. En esa etapa, a Dios se le ve en los sueños, en las fantasías y en las oraciones. Hay otra etapa donde se alcanza la adolescencia espiritual, el ser se siente capaz de cambiar al mundo, se siente impaciente por arrancar el trabajo, se sobreestima en sus capacidades y piensa que él es necesario a los hermanos del interno, no entiende porque no le abren la puerta. En esa etapa las respuestas que recibe son que ya casi llega y que no desespere en su intento. Después viene una etapa de maduración, es la edad adulta, es cuando el ser siente que no necesita estar dentro de la puerta para estar trabajando por la humanidad, es justo aquí cuando la puerta se abre. Cuando el deseo de entrar ha sido trasladado al deseo de trabajar, esa es la nota correcta, esa es la clave que abre la puerta. Por esta razón hoy te explico que tu futuro está en este recorrido que haces hacia tu ser interior.
¿Ves por qué no me interesa hablar de eventos externos? ¿Ves por qué no me interesa pronosticar guerras o descubrimientos, terremotos o tsunamis? Esos eventos no son sino oportunidades para que personas como tú puedan demostrarse que ya están listos para servir en los círculos internos de la humanidad.
Te hablo con todo mi amor y con el gran deseo de que puedas tomar de estas líneas todo lo que necesitas para reanudar tu camino.
Como habrás observado esta no ha sido una obra como las demás. Este es un trabajo cuidadosamente planeado desde lo interno para ser entregado a la humanidad que busca ser consciente de su realidad espiritual. Es un mensaje que orienta y marca rumbos. Define lo que debe hacerse y no escatimó palabras de corrección cuando fueron necesarias.
Me retiro, el mensaje está concluido con este último comunicado. Me retiro a trabajar con los que respondieron. Lo que sigue será comunicado a los que se han atrevido a buscarme en su interior. Hay una comunidad de hermanos que en lo externo estarán coordinando trabajos y difundiendo ciertas cosas que he enviado. Pero el verdadero trabajo será dentro de ustedes.
La revolución silenciosa está en marcha, ya en estos momentos muchos han respondido y mi pueblo ha empezado a llegar. Con ellos he empezado a trabajar. Los preparativos para la gran Ascensión han arrancado, lo cual no quiere decir que la próxima semana se realizará. No confundan los tiempos del espíritu con los tiempos del calendario, aunque les pese lo que voy a decir, nada tiene de extraordinario que se reúnan en una fecha varios 7 o varios onces. El calendario es una creación humana que nada tiene que ver con los momentos cósmicos, nuevamente han sido atrapados por las veleidades de la mente. El tiempo espiritual viene marcado por un reloj que camina según las decisiones que la humanidad tome. El tiempo que verdaderamente importa es el que está regido por los cambios en la vibración de la humanidad. Las agujas del reloj espiritual, se mueven cada vez que alguien de la humanidad despierta, toma una decisión importante o hace un renunciamiento que cambia su tono vibratorio, es ahí cuando el cielo se viste fiesta y se puede decir que la humanidad ha avanzado en su camino de retorno.
Separemos las fiestas humanas que ocurren en las fechas que a ustedes les gustan, ya sea porque combinan ciertas cifras o porque coinciden con algún evento especial, de las fiestas del cielo que se celebran cada vez que el mundo hace algo verdaderamente importante. Si por medio de fechas especiales el mundo puede llegar a estar más cerca de Dios, bienvenidas estas fiestas, pero no es necesario que ensayen explicaciones complicadas para justificar una convocatoria que a ustedes les parece conveniente.
Les envío mi amor y mi promesa que los estaré esperando. No se confundan. Ya no enviaré más comunicados a través de estas vías.

Mi amor y mi paz quedan con ustedes.

Melquizedek



Grupo en Español: http://www.egrupos.net/grupo/discipulos_melquizedek
Suscripción: http://www.egrupos.net/grupo/discipulos_melquizedek/alta
Informes: Red*Ant (redant33@gmail.com)
Intercambio de comentarios:
http://groups.msn.com/OrdendeMelquizedek/ordenmelquizedek.msnw

Se recomienda que al leer los mensajes, escuchen las palabras, sientan las palabras e integren dentro de su corazón y dentro de su ser, el conocimiento que nos brindan.
No basta con leer y leer sin integrar dentro de su ser verdaderamente el mensaje. Se recomienda usar su discernimiento e intuición siempre guiado por su corazón.
Si no resuena dentro de su corazón, simplemente descártelo.

2 comentarios: