POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

miércoles, 12 de mayo de 2010

15 – Enseñanzas del Padre Celestial – 11/1/2010. Starr

Aprovechad cada circunstancias de vuestros días, para hablar de mi amor, reconoced en vosotros cada falta, cada falla cuando estas se produzcan, pues las habrá, no cerréis vuestros ojos diciendo, estoy en la verdad, los demás no, eso es una falla tremenda en un maestro, nunca digáis eso, más bien sed humildes, perdonad cada ofensa, incluyendo las propias, sanad a todos, los enfermos de alma y de espíritu, por sobre todas las cosas, poneos en sus zapatos, caminad con sus zapatos, vivid la realidad que ellos viven para entender lo que ellos están pasando. Por eso os he dicho sed una luz en el mundo, buscad, construir y no destruir, llevad mi gente a casa, esa es vuestra tarea.

¿Hija mía puedes seguir? – Si Padre, siempre puedo para estar contigo.

No digas eso, recuerda transparencia, no está mal decir Padre no puedo, Padre es demasiado para mí, acaso crees que yo no comprenderé.

Sí perdona Padre, no pidas perdón, estás pidiéndote perdón a ti misma.

¿Recuerdas? Tú eres Yo.

Ahora Padre estoy mal.

¿Lo sé, sientes dolor verdad?

Si Padre.

Pues descansa.

Aquí estoy Padre escuchándote eternamente.

Dime hija que es para vosotros eternidad

Tu Padre.

No hija, vosotros sois eternidad.

Pero tenemos un fin.

Terrenal hija, solo terrenal, pero sois eternos, como eterno es vuestro Dios. Ya os he dicho que la muerte no existe para vosotros.

Si Padre ha sido derrotado por Jesús.

Así es.

Y por Jesús hemos sido liberados.

Os dio la posibilidad de recrearos, pues en la tierra, Él se recreó a si mismo, y cuando se recreó a si mismo, os recreó a vosotros en Dios.

¿Dime Padre donde van los que murieron sin el bautismo?

¿Donde crees tú que van hija mía?

Al mismo lugar donde iras tu, pues si mi hijo murió en la cruz, y sufrió el martirio que sufrió, ¿Crees acaso que lo hizo por un grupo de personas? ¿Por aquellos que tuvieron la suerte de ser bautizados?

Entonces aquellos que en el mundo están, y son muchos, que no han sido bautizados y que nadie les ha dado a conocer a Dios ¿Dónde crees tu que van?

Al mismo lugar donde irán todos.

Dime Padre entonces aquellos que hicieron mal en el mundo, a tantas personas ¿Dónde van?

¿Dónde crees tú que irán, si os he dicho que no existe el infierno?

No existe otro lugar donde ir, irán allí y te sorprenderás de encontrar a muchos de los que tu creías perdidos, pero acaso ¿Vosotros sabéis lo que sucede en el último momento de vuestras vidas?

Todos tienen la oportunidad para decir, CREO, y allí se liberan las almas.

Entonces Padre no me parece justo, perdón por decirlo.

No hija mía, está bien que no estés de acuerdo siempre conmigo, acaso crees que por decir no es justo ¿Yo te aplastaré como un insecto? Que clase de Padre crees que Yo Soy, si os amo, no es cuestión de justicia, hija mía es cuestión de amor, por eso os he dicho sed una luz en el mundo, buscad, construir y no destruir, llevad mi gente a casa, esa es vuestra tarea.

Dime Padre hay muchos maestros aquí en la tierra, cada uno con su verdad, y son muchas veces fuente de división.

Si lo se, los he enviado para derramar mi mensaje de amor sobre la tierra, nunca pensé en dejaros solo son instrucción, a pesar que mi hijo os instruyó con sus actos, sus palabras y sus obras, pero vosotros siempre habéis necesitado de guías espirituales, hasta llegar ahora a lo que sois, uno conmigo, pero no todos lo logran, pero debo reconocer hija mía que los maestros no han cumplido con mi mandato, os he dado un solo mensaje y los he instruido como instruyo a vosotros, para unificar a la humanidad, no para dividir, y han hecho todo lo contrario, los he visto con profundo dolor y tristeza, cada uno sentado en un trono y cuando los he convocado a rectificar el rumbo, me han cerrado las puertas, han dicho aquí estamos nosotros y nada tenemos que escuchar ya.

Por eso hijos míos, con vuestro ejemplo brillante buscad solo la divinidad, hablad solo la verdad, actúen amorosamente, por eso hoy les hablaba de la historia de hijo, sed hijos que regresen al hogar a los hijos perdidos por el mundo, pero no seáis esos hermanos mayores en los que se han convertido vuestros maestros, orgullosos, soberbios, envidiosos, inútiles ya para mi reino, de nada me sirven ya.

Vosotros actuad con amor, ante todo el amor, dad todo, no requieran de nada, evitad lo mundano, ¿Qué comeré hoy? ¿Qué me pondré? ¿De qué me vestiré? Eso no debe ser vuestra preocupación, no la de mi hijos, mis elegidos, no es eso lo que os he pedido. ¿Por qué os perdéis tan fácilmente en el camino? Y lo que es peor ¿Por qué cerráis las puertas a mis elegidos?

No es ese mi mandato, nunca lo fue, lo que escribís con la mano, lo borráis con el codo, necios, nunca acepten lo inaceptable, enseñad a todos los que buscan aprender de mi, no dejéis nada oculto, ni cerréis nunca vuestros labios, a la hora de dar conocimiento, pues sino mentiríais, a Mí y a vuestros hermanos, convertir cada momento de vuestras vidas en una efusión de amor, con esto glorificáis vuestro ser sagrado, y así también me glorificáis a Mí. Llevad paz a la tierra, paz a todos aquellos, con cuyas vidas estáis vinculados. Hay tanta sed de paz y a vosotros os he convertido en manantiales de paz, dad pues de beber a los hombres de esa paz, que fluye dentro vuestro, pues es mi paz, sentid y expresar a cada momento vuestra divina conexión con el todo, Yo mismo, vosotros mismos, pues os repetiré hasta que se haga carne en vosotros, vosotros sois yo, YO SOY, VOSOTROS SOIS.

Aprovechad cada circunstancias de vuestras días, para hablar de mi amor, reconoced en vosotros cada falta, cada falla cuando estas se produzcan, pues las habrá, no cerréis vuestros ojos diciendo, estoy en la verdad, los demás no, eso es una falla tremenda en un maestro, nunca digáis eso, más bien sed humildes, perdonad cada ofensa, incluyendo las propias, sanad a todos, los enfermos de alma y de espíritu, por sobre todas las cosas, poneos en sus zapatos, caminad con sus zapatos, vivid la realidad que ellos viven para entender lo que ellos están pasando, no anuncies nada, desde la vereda de enfrente, pues nadie os creerá, proteged los derechos de todos los seres humanos, respetad la dignidad de todos vuestros hermanos, nunca los humilléis livianamente, nunca los señaléis con el dedo, pues no está en vosotros juzgar a nadie. No los juzgo Yo, ¿Los juzgaréis vosotros?

Promoved el bien de todas las personas, siempre velad porque ese bien sea justo para todos, y no para unos cuantos, así está hoy el mundo, y por eso tantos reniegan de Dios. Sed una viva representación de la verdad más elevada que reside en vuestro interior YO. Hablad de vosotros con humildad, para que nadie confunda vuestra verdad más elevada, con alarde, hablad suavemente para que nadie piense que les estáis llamando la atención, y menos con aquél con quién habláis, aún no me ha sentido dentro.

Hablad con amabilidad para que todos puedan conocer acerca del amor. Hablad abiertamente para que nadie piense que tenéis algo que ocultar. Mi hijo hablaba abiertamente y a todos, nunca busco un lugar solitario para hablar, nunca escondió i su persona, ni su voz, y sobre todas las cosas, no adivinéis el futuro, es algo que me molesta.

Hija mía el futuro lo hacéis vosotros, que pretendéis ver en las estrellas, ni en las cartas ni en todo aquello que hacéis para saber vuestros designios. ¿Qué pretenden ser?

Allí se colocan por sobre de Mí. Yo Soy vuestro futuro, y si Yo Soy vuestro futuro, vuestro futuro lo forjáis vosotros mismos.

Deseáis el bien, pues pensad en el bien.

Y el bien vendrá a vosotros,

Deseáis el mal, pues pensad en el mal,

y todo lo malo vendrá a vosotros.

Me he cansado de decir esto a mis maestros, están sordos, están ciegos, no proclaman mi verdad.

Hablad con sinceridad, para que no se interprete erróneamente,

Hablad con frecuencia para que mi palabra se propague por todas partes,

Hablad respetuosamente pues todos merecen tu consideración,

Hablad amorosamente para que cada palabra sirva de alivio,

Nunca levantéis la voz, ni aún para defender mi verdad,

Pues el grito solo engendra ira, en aquél que recibe vuestra voz,

Que cada expresión de tus labios, sean expresión de mi amor.

Recordad siempre vosotros, sois el don, y no otro, haced de vuestra vida un don.

Cada persona que entra en vuestra vida, tiene un don para vosotros,

Y vosotros tenéis un don para ellas,

¿Por qué creen que os envío a las personas a vuestro encuentro?

Dime guerrero, a ti te he enviado a varias y los has recibido, llegan para recibir de ti un don, tus dones, y al hacerlo, estas cumpliendo con mi mandato divino.

Guerrero mío, hija mía, Yo no os envío sino ángeles necesitados de ti,

Perdidos, a ellos hijo mío te suplica tu Padre, trae de regreso al hogar.

Amén.

Canal: STARR

e-mail: igashu.starr@gmail.com

blog. http://igashu-starr.blogspot.com

http://escritores-canalizadores.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada