POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

jueves, 20 de enero de 2011

AA URIEL - Las dimensiones de la vida



A medida en que comenzamos un nuevo año, sentimos que tenemos tantas cosas que hacer para poder cambiar el mundo y nosotros. Cada nuevo nivel de conciencia que alcanzamos nos abre los ojos a lo que está "mal" alrededor nuestro. Pero nuestra habilidad para movernos a un nuevo nivel de vibración energética es lo que nos permite volvernos conscientes de nuestra desconexión, pasos falsos, errores y pobres elecciones. Luego el pasado surge rápidamente a encontrarnos, y nosotros tenemos la opción de reconocernos como los poderosos cocreadores que somos o de sentirnos impotentes por cada débil paso que creemos haber dado. Así es como sabemos en cuál dimensión estamos viviendo y adónde vamos a partir de ese momento es nuestra ascensión a una vida más elevada o nuestro descenso a un impotente pasado.

La tercera dimensión es el hogar del ego, y una dimensión más elevada es siempre un paso más allá. La vida no se trata de vencer, destruir o desmantelar el ego, pues él sirve un importante propósito. Nuestro reto es llevar al ego a dimensiones más elevadas, a transformar su limitada forma de pensar a una asociación espiritual ilimitada con nuestro ser. Cuando tratamos de destruir el ego, estamos tratando de corregir algo que no es que esté mal. La transformación no se trata de destruir, sino de cambiar energías, cambiar la forma y crear una nueva vibración. Este proceso construye sobre lo viejo, reconociendo su importante papel en nuestra vida y estando dispuesto siempre a dar otro paso en una nuev dirección. Nosotros queremos siempre estar en un lugar diferente del que estamos, especialmente cuando ese lugar está fraguado de dificultades. Pero el ligar donde nos encontramos es aquel que hemos elegido, consciente o inconscientemente, y es el lugar de nuestro comienzo hacia una vida dimensional más elevada. Podemos disfrutar la vida y sus bendiciones desde cualquier dimensión, pues el vivir en una dimensión más elevada es un proceso espiritual reflejado en lo físico. Hemos creído durante largo tiempo que el estar en una dimensión más elevada nos saca de este mundo, pero no es así, ella simplemente nos proporciona una perspectiva diferente en el mundo.

La dimensión que elegimos, ya sea la tercera, cuarte, quinta o más allá, es la apropiada para nosotros. Y nos movemos constantemente de una a otra, por lo que a veces estamos en la tercera, luego nos movemos a una más elevada y luego algo sucede que nos hace resurgir nuestros temores y nos hace regresar a la tercera a fin de experimentar y liberar ese temor. Tras esto, podemos avanzar nuevamente. Pero con cada movimiento de ida y regreso liberamos un poquito más, por lo que nuestra estancia en una dimensión más elevada es más larga y se vuelve más familiar y cómoda. Eventualmente aprenderemos lo suficiente como para no tener ataduras y permanecer en una dimensión más elevada, y a medida en que nuestro ego encuentra su nuevo lugar dentro de la asociación espiritual encontramos la dimensión que nos hace felices, y nos movemos a una forma de vivir más poderosa y diestra.

Mensaje del Arcángel Uriel --¿Eres un líder o un seguidor?

Cada situación e interacción tiene una señal energética específica en la cual ustedes son un líder o un seguidor. Como líderes, ustedes determinan la energía y manifiestan los resultados de su elección. Como seguidores, se encuentran en la energía de la situación y su propia vibración energética cambia para adaptarse a esa experiencia. Ustedes no tienen poder de manifestación porque están en un nivel energético del pasado. Esto les impide manifestar cualquier resultado que no sea el que ustedes ya han creado. La elección es suya, ¿serán un líder o un seguidor?

Aparentemente es más fácil ser líder, y ciertamente eso crea resultados más beneficiosos y satisfactorios, pero también es un nuevo lugar para ustedes, un nuevo paradigma en su vida porque como líder ustedes manifiestan varios resultados que crearán una separación de su grupo espiritual. Como líderes, ustedes con frecuencia caminan solos y no se pueden conectar con otros porque ellos no se encuentran al mismo nivel energético. Pero su propósito de sanación se logra cuando actúan como líder porque esto es cuando pueden crear un fin, un cierre del karma, y finalizar estas antiguas energías.

La principal razón por la que ustedes son seguidores es para permitir a otros que experimenten una sanación. Como seguidor, ustedes se colocan en los niveles energéticos de otros a fin de que les permitan crecer, o por lo menos así piensan. Ya que son los catalizadores del cambio, cuando son seguidores ustedes limitan la posibilidad de cambio. Como seguidores, ustedes están rodeados por aquellos que tienen una energía similar, pero lo que tal vez no sepan es que ellos buscan que ustedes sean los líderes, que es la razón por la cual ellos los rechazan a ustedes y a su oferta de sanación.

Tal vez caminen solos por una temporada mientras son líderes porque ustedes se encuentran a un nivel energético de vibración diferente que el de los demás a su alrededor, y éste ha sido su molde o patrón en el pasado, el de seguir la energía para permitir la sanación. No teman fijar la intención de las energías en sus vidas, pidan claramente lo que quieren. Atraerán a quienes puedan equiparar estas vibraciones y crearán compañeros de vida que compartan sus más elevadas energías y quienes les permitan expresarse como su más elevado y como el mejor líder, un iniciador y cocreador de nuevos paradigmas de vida para ustedes y para el mundo.

Deben crear un espacio para su intención

Cada nuevo año comienza con resoluciones de ser mejores, más inteligentes, tener más éxito, y ser más felices. Y esto generalmente dura una temporada hasta que caemos en nuestros antiguos hábitos y el nuevo año se convierte en una repetición del previo año. ¿Qué pasó? Empezamos con buenas intenciones y no obstane, nada cambió. Hay un entendimiento muy sútil que los ayudará a crear resoluciones que sean capaces de cumplir para que vean los resultados en su vida, y se trata de la forma en que fijan su intención.

Hacemos resoluciones para el año nuevo a finales de año, cuando observamos todas las cosas que no hemos hecho, las que no sucedieron, o las que no funcionaron de la forma que deseábamos. Nuestras resoluciones entonces se convierten en nuestro enfoque para arreglar nuestra vida. Pero no hay nada que arreglar porque no hay nada equivocado. Todo está perfectamente bien siempre, y en orden divino, en ese momento. Podemos cambiar cualquier cosa que deseamos cambiar cuando hacemos la única cosa que permitirá el cambio, y eso consiste en cambiar nuestra forma de pensar. Sin esto, nada va a cambiar porque la energía de nuestros pensamientos es la que crea la realidad en la que vivimos.

Cuando sentamos la intención de que pase algo, se crea un vórtice energético que comienza a mover energía hacia nuestra intención. Este vórtice energético conecta con todo lo que apoya y está en alineamiento con él, y choca con todo lo que no está así. Sentimos estos alineamientos como eventos positivos que nos apoyan, y los choques como temores y resistencia. y si tratamos de afianzarnos a todo, vamos a ir en contra de las energías transformadoras de nuestra intención y no les permitimos manifestarse. Entonces nos sentimos atascados.

Para crear un cambio positivo, poderoso y duradero, debemos empezar realizando que todo en nuestra vida es perfecto. Entonces podremos permitir al vórtice energético que se expanda, y a medida en que lo hace, atraerá lo que resuena con él y empujará todo lo que no resuene. Una cosa que podemos aprender es la de liberar con facilidad y gracia lo que está tratando tan fuertemente de irse, a fin de que podamos invitar a su substituto. Este flujo liberador y recibidor es lo que permite manifestar nuestras intenciones. Para este año nuevo, fijen su intención en lo que desean tener en su vida en este momento, y estén preparados para dejar ir con facilidad y gracia cualquier necesidad a in de que puedan crear espacio para su intención y permitir el desarrollo de milagros en un flujo sin esfuerzo que crea la satisfactoriamente plena, poderosa y gozosa vida que han soñado y que pueden crear, con su intención.

A través de Jennifer Hoffman - enero 2011

Traducción: Gloria Mühlebach grmuhlebach@gmail.com









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada