POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

domingo, 11 de abril de 2010

El camino de los portales / Gaia por Abjini Arraiz

Visitar estos lugares si quieren acelerar el proceso de despertar, especialmente Khem , es indudablemente conveniente pero no absolutamente necesario. En toda mi superficie hay lugares disponibles con estas características que son fractales del gran remolino de la tierra Khemita.

Mis queridos y queridas lectores y lectoras. Les escribo desde Roma, este mes los Signos vienen con la inconfundible marca del transitar por los portales del antiguo Egipto. En esta ocasión la cuarta vez que visito los antiguos templos de iniciación con muchas experiencias diferentes para mi, en especial por haber cumplido anos en el viaje, haber ido acompañada por mi pareja, esto especialmente importante, haber compartido con un grupo pequeño de maestros y haber encontrado en el camino gente especial y particular, historias que impartiré con ustedes en alguna otra ocasión.

Gaia se manifestó en mi vida por primera vez en este país, el de los antiguos Khemitas cuya civilización originaria se remonta a mas de 50.000 años y cuyo origen viene de Sirio, la estrella azul llamada Sotis por los antiguos. Egipto nos acerca a los Sirios, seres de la sexta dimensión, de quienes somos herederos de nuestro ADN original de 12 filamentos.

Viajar a Egipto es en si una iniciación, no importa en cual nivel de consciencia se encuentre la persona, siempre va a experimentar un cambio. Nuestros viajes tienen la intención de que ese cambio se realice en alerta y con consciencia, por que transitar los portales, abrir los planos multidimensionales, es algo que solo en ese primer vórtice de la red de energía de la tierra se puede realizar. La experiencia del viaje entonces siempre va a ser transformadora, pero cuando unimos la intención y la atención se obtienen asombrosos resultados.

En este viaje planee y tuve la gracia de pasar mi cumpleaños, un día con la frecuencia 3/3/3, en Abydos, este es un pequeño poblado en el centro de Egipto bastante alejado de las hordas de turistas y hermosamente construido alrededor del templo dedicado a la resurrección de Osiris por el Faraón Seti I, detrás de este se encuentra el templo llamado el Osirion, que muchos investigadores no modelados por las escuelas de arqueología clásica califican junto a la Esfinge como el mas antiguo de Egipto. Allí en el Osirios en una de sus paredes se encuentra impresa en una técnica desconocida para nosotros hoy en día, la imagen de la flor de la Vida, el mandala de círculos que representa la base de la geometría sagrada. Siempre en Abydos tengo experiencias tope, como la de recibir una iniciación de activación del ADN oficiada por el propio Osiris dentro de su cámara de resurrección. En este día súper especial tuvimos la dicha de reencontrar Amir el guardián de los templos, quien con solo su presencia cambio la energía llevando la magia a nuestro grupo.

La presencia de Sirio se hizo sentir desde ese momento hasta el final de nuestro viaje , unos días después relajados mirando las estrellas en un hermoso Resort frente al Mar Rojo, vivimos otra experiencia tope, esta vez colectiva, la de un avistamiento con señal en el cielo de una estrella o merkaba de luz, piloteada por nuestros hermanos estelares de Sirio, un signo inesperado que asombro mágicamente a todos los integrantes de nuestro grupo y permitió que Gaia
hablará sobre nuestra historia a través de mis labios.

Gaia en Egipto se manifiesta como en su propia casa, su energía la siento en cada paso, sus mensajes me llegan en múltiples formas, con sincronicidades, visiones, sensaciones, emociones intensas, revelaciones y mucho amor.

Estas son algunas de sus amorosas palabras.

Gaia habla sobre La tierra de Khem y las redes de luz

Muchos cambios de consciencia se han producido, cada vez hay mas humanos que se abren a recibir las nuevas energías, cada vez mas los sitios de poder con su templos y pirámides se manifiestan en su mas alta frecuencia. Y recibir es la cualidad sin ecuanon para entrar al nuevo estado de consciencia. La receptividad es parte de mi energía primordial y es la que ha estado en desequilibrio hasta ahora, por eso la importancia de ser receptivos, de permitir que las cosas pasen y de dejar que el espíritu actúe a través de todos.

La consciencia expandida solo puede ser recibida, no es en la acción en la que está se encuentra, es paradójicamente en la quietud de la no acción, pero esto a su vez no significa que no se tenga que hacer nada, por el contrario y he allí la paradoja, es solamente dirigiendo la intención hacia la búsqueda que pueden expandir la consciencia. Esto es como poner la intención pero relajadamente, ya que la tensión y el deseo anulan la posibilidad de recibir.

Desde tiempos ancestrales la búsqueda ha sido interna e individual, es así como la han realizado monjes, religiosos, buscadores y finalmente sigue siendo así, desarrollando la cualidad receptiva que solo puede ser individual. Sin embargo ahora se ha desarrollado una búsqueda colectiva, a cambiado a ser grupal sin dejar de ser interna, que tiene que ver con la potenciación de la energía cuando se camina hacia el espíritu en conjunto, por eso muchos se han asociado y agrupado en estos tiempos para buscar.

Igual sucede en este sentido muchos buscadores han peregrinado a los lugares sagrados de mi superficie, por que en esos lugares la energía se potencia y la posibilidad de ascensión se multiplica. Se han transitado caminos que de tanta huella espiritual se han convertido en líneas de luz sobre mi piel. Se han construido templos donde se han oficiado ceremonias sagradas hacia el cielo y de nuevo la impronta a quedado creando túneles de luz para
la comunicación con lo divino. Con el tiempo esos caminos sagrados, esos templos y esos centros ceremoniales se fueron convirtiendo en puntos de luz que con su brillo se conectaron creando una gran tela geométrica o las llamadas redes que hoy forman parte se mi cuerpo de luz.

En estos centros de poder loa buscadores experimentan una expansión mayor de la consciencia, una gran claridad, asombrosas sincronicidades, recuerdos de vidas pasadas, sueños vividos, percepción expandida de los sentidos, cambios radicales en la forma como perciben al mundo. Son lugares donde mi energía eléctrica y magnética giran en forma de remolino creando lo que ustedes han llamado vórtices.

Hace muchos eones poblaron mi superficie otras culturas procedentes de las estrellas, que como ustedes vivieron el desarrollo y los retos de estar en mi superficie, así fue en Egipto, en Afrika la antigua tierra donde el Espíritu se manifestó por primera vez dejando la semilla de la vida humana. Este continente esconde los misterios de la creación de la raza humana, especialmente de los muy antiguos pobladores que fueron dejados por las jerarquías angélicas para evolucionar.

Es por eso que muchos buscadores van a la antigua tierra de Khem ( nota: así le dice Gaia a Egipto y a los antiguos egipcios) donde vivieron los khemitas , a recordar su origen, a purificar su alma y a despertar a las otras dimensiones que se encuentran allí impregnadas en las rocas. La tierra de Khem es tan antigua como la Atlántida y la Lemuria, sus huellas son la pirámides y estas son mas antiguas de lo que ustedes creen.

Por eso el visitar estos lugares si quieren acelerar el proceso de despertar, especialmente Khem , es indudablemente conveniente pero no absolutamente necesario. En toda mi superficie hay lugares disponibles con estas características que son fractales del gran remolino de la tierra Khemita.

Estos portales de luz han subido su frecuencia en la medida que la mi consciencia se ha despertado junto a la de ustedes y se encuentran también en franco proceso de evolución. Por que todo está conectado y somos parte de un todo mayor que incluye los seres de las estrellas que en otras dimensiones habitan mi entorno.

Me despido recordándoles sobre la cualidad de lo receptivo, busquen el silencio, la tranquilidad, el espacio interno, el camino del corazón es suave, lento, amoroso

Bendiciones
Gaia

No hay comentarios:

Publicar un comentario