POR FAVOR

Seguidores

NUEVA PÁGINA

Que día es hoy? (pasa el cursor)

martes, 25 de enero de 2011

MADRE MARÍA: CON LA ESPERANZA, DE QUE OTRO HIJO MÍO, DESPIERTE



Madre María - Hoy he venido para reiterar la importancia de vivir desde el corazón, desde el honor y la luz., con la experanza de que otro hijo mio despierte. SaräAmma. 24-1-2011



Canalizado por:


SaräAmma
24/01/2011

10:08pm

Amada niña, es Madre, al fin te decides a atenderme.
No te preocupes, también entendemos que a veces te canses de recibir nuestros mensajes.

Madre lo siento, tu sabes mejor que yo…

Tranquila mi niña, no es reproche, te entendemos… te cansas de recibir lo mismo siempre, así como nosotros nos cansamos de transmitir lo mismo, sin encontrar respuestas en nuestros hijos.

Así que no es reproche, pues te entendemos perfectamente, pues por lo mismo pasamos muchos Maestros, y el mismo Creador.
Pero, no he venido para esto hoy.

Hoy he venido para reiterar la importancia de vivir desde el corazón, desde el honor y la luz.

Muchos de mis hijos, siguen creyendo que para estos tiempos, aún será valedero, actuar desde la discordia, desde la deshonestidad, desde la mentira, la intriga, el enredar a las personas, para lograr que hagan lo que ellos deciden, quitándole el poder de cada uno.

No se dan cuenta, que con esta forma de actuar, se están creando aun más karma, aun más deudas que saldar, que por supuesto, ya no serán en la nueva tierra, después de la ascensión, sino en otro planeta, menos evolucionado, donde irán las almas que no superen la prueba de pasar junto a Gaia a quinta dimensión.

Mis hijos, cambien su manera de proceder ahora, enrúmbense en el camino que les indica el corazón. Dejen la ira de lado, dejen el orgullo de lado, pues esos son caminos que no los conducirán a nada bueno. Solo podrán guiarlos hacia un error, que en esta vida no podrán remediar.

Ya se los hemos dicho, una y otra vez, y una y otra vez… les entra por un oído, les resuena en algo en su corazón, pero el orgullo es tan grande, que prefieren hacerse los desentendidos y proseguir, aun sabiendo que no están actuando, de la manera que deben actuar.

En fin mis niños, nosotros insistimos en abrirles los ojos, y ustedes insisten en no escucharnos, en no hacernos caso. Y por eso mi niña amada, no sabes cuánto te entendemos, cuando nos sientes, y piensas que venimos a repetir un mensaje.

Lo siento madre.

No mi niña, no lo sientas. Está bien, ya te dije, te entiendo, porque es el mismo sentimiento que me embarga a mí, al ver, que mis mensajes y el de muchos Maestros, caen en sacos rotos. Y aun así, ya ves… volvemos una y otra vez, a ver si en algún momento, logran captar una palabra, una frase, que resuene y llame la atención de su corazón, y entonces, puedan enderezar su camino a tiempo.

Mi niña, es el trabajo que nos queda, y lo seguiremos haciendo, aun cuando muchas veces nos canse hacerlo. Y a ti te agradezco, que aun sabiendo que podría ser algo repetitivo, me hayas recibido y permitido enviar este mensaje, con la esperanza de que algún otro hijo mío, despierte y pueda disfrutar de la nueva tierra, de la era dorada, que está a la vuelta de la esquina, que está más próxima de ustedes, de lo que muchos creen.
Hasta pronto mi niña, gracias por recibirme, y perdona…

Madre… perdóname tú…

Te amo mi niña adorada, no te angusties, ni te preocupes, ya te dije, te entendemos mejor de lo que imaginas.

Hasta otra oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada